Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Dónde estás Chinichi?:
Nombre: ¿Dónde estás Chinichi?.
Rango de la misión: D
Paga de la misión: 250 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Kusagakure no sato.
Número de post: 30 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Un conocido niño de la aldea ha desaparecido, es un huérfano que siempre da vueltas por los locales de comida tratando de subsistir, dicen que se le ha visto vagar en los bosques cercanos a la aldea y se ignoran los motivos de su huída. Un grupo de comerciantes ha encargado la misión de traerlo de vuelta pues pretenden darle a Chinichi un hogar definitivo. Es preciso mantener la seguridad del pequeño.

El día había alumbrado cargado de nubes. Una lluvia primaveral, de esas que parecen traer consigo los últimos recuerdos del invierno, estaba al caer en cualquier momento. El viento soplaba fuerte y el aire estaba húmedo. Los árboles parecían vibrar ante la espera, e incluso los insectos trataban de buscar cobijo. Yatsuha, junto a una familia de tenderos en el centro de la aldea, se apoyaba en los respaldos de uno de los puentes colgantes, mirando hacia abajo, hacia la arboleda, al bosque. Tenía un semblante despreocupado y no parecía prestarle mucha atención al comerciante, que le explicaba los detalles de su misión.

-Siempre venía por las sobras del arroz, pero ya han pasado más de tres días y nadie le ha visto. Lo hablamos y decidimos que puedo darle un trabajo al chico, aquí en la tienda, para que viva con nosotros. Un mercader nos dijo esta mañana que lo había visto vagando por el bosque de las afueras cuando venía llegando y... niña, ¿me estás oyendo?
-Sí... -dijo Yatsuha tras un suspiro cansado, aburrida ya de escucharles -Iré a revisar los alrededores de la aldea y lo traeré a ustedes... si sigue con vida.
El hombre frunció el ceño ante la respuesta desubicada de la kunoichi, pero para cuando había pensado algo que decirle para reprocharle, ella ya había saltado puente colgante abajo, adosándose con chakra al tronco de un árbol, bajando verticalmente.

Había estado buscando por horas. Ya era pasada la hora del almuerzo y el estomago le exigía algo. Antes de salir esa mañana, se había traído tres bolas de arroz dulce para el refrigerio. No le gustaba la idea de detener la búsqueda, no era su estilo dejar las cosas a medio hacer para darse un descanso, pero lo cierto era que ni siquiera un rastro había encontrado entre la hojarasca, y salvo por las huellas de un jabalí -y los enormes insectos- el bosque parecía completamente vacío. Finalmente, se detuvo cerca de uno de los altares de tortura del Shuha Shinto, para almorzar.

No era el altar principal, sino más bien uno familiar, del tipo que una familia noble mandaría a construir para sus necesidades espirituales personales. Se veía muy antiguo, no había sido utilizado en muchos años, pero aún así estaba despejado de hojas secas, y el suelo solo estaba cubierto de hierba muy blanda. Al verse así, tan tranquilo, parecía casi hermoso, pacifico, espiritual. "La herencia cultural del país de la Hierba", pensaba Yatsuha, sonriendo sarcástica ante la idea. Qué estúpida le parecía la gente y qué estúpida también aquella que protegía la "tradición" o la "cultura" sin importar lo que éstas implicaran.

Sacó de entre sus ropas las bolas de arroz y se sentó sobre una roca que alguien había dejado allí. Estaba húmeda y el moho comenzaba recién a trepar por ella, pero era mejor que sentarse en la hierba. Claramente, alguien había estado allí despejando el lugary trayendo la roca. Apoyó la comida en su faldilla y comenzó a masticar la primera bola. Pasos. Un ruido de pasos muy ligeros le llegó a sus oidos en el silencio natural del bosque. Un crujir de ramas, veinte metros a su espalda. Yatsuha continuaba comiendo como si nada. Quien se le acercaba no parecía tener ninguna clase de entrenamiento, pues aunque se notaba que no quería ser descubierto -se aproximaba muy lentamente, ocultándose árbol tras árbol- no evitaba pisar ramas, ni ocultaba el ruido de sus pies en la hojarasca.

Cuando ya estaba muy cerca, se detuvo. Estaba tras un árbol a unos cinco metros. Pasaron los minutos y la kunoichi seguía comiendo su almuerzo, yendo ya por la segunda bola. Giró ligeramente su cuello, apoyando la barbilla en la mano izquierda -con el codo del mismo brazo sobre su regazo- con gesto despreocupado. Utilizando su visión periférica, de esta manera, consiguió observar una pequeña figura que la espiaba desde el árbol. Debía tratarse de Chinichi. Habría sido muy fácil para la chica simplemente haber ido a por el crío. Pero por alguna razón, estaba intrigada por las razones que el niño pudiese haber tenido para dejar la aldea. ¿Se había perdido? Era una posibilidad, pero no la más probable, pensaba.

Se puso de pie y limpió su falda de los granos de arroz que habían quedado. Miró hacia arriba, hacia las altas copas de los árboles por entre las cuales se adivinaba un pedazo de cielo nublado. Respiró fuerte y profundo el aire frío. -La lluvia comenzará en cualquier momento -dijo queda en voz alta. Dejó su tercera bola de arroz sobre la piedra y se marchó caminando muy lentamente. Cuando estuvo fuera del alcance de la vista de quienquiera que hubiera estado tras ella, comenzó a escalar verticalmente un árbol. Volvió así hasta el altar pasado unos minutos, sigilosa, observando.

Un niño de unos seis o siete años, mal abrigado con ropa deshecha y sucia, estaba de rodillas frente al altar. Comía con avidez la bola de arroz que le había dejado. A su lado había un montón de ramas y leños que seguramente habría estado recogiendo. Las primeras gotas de la anunciada lluvia por fin empezaban a caer. El chico comenzó a tratar de hacer un fuego sin mucho éxito. Cuando Yatsuha pensaba bajar para hablar con él, un crujir fuerte de ramas y el alarido desesperado de un animal, le detuvo, al igual que al crío. Chinichi, si es que se trataba de él -aunque estaba ya casi segura- salió corriendo en dirección al ruido, con una rama gruesa en la mano, que bien podía ser usada como garrote.

Le siguió desde las alturas, de árbol en árbol, hasta que llegaron a la fuente del ruido. Un jabalí parecía haber caído en una especie de trampa rudimentaria. Estaba en un agujero y no podía salir. Chinichi se acercó al peligroso animal y le dio un par de garrotazos en la cabeza hasta dejarlo inconsciente. Era casi del porte del niño, y seguramente mucho más pesado, pero se las arregló para amarrarle las patas y arrastrarlo fuera del agujero. Quizás debería haberlo ayudado, pero sospechaba para donde iba todo aquello. En su lugar continuó observando, siguiendo al chico hasta el altar, donde dejó al jabalí inerte.

-Madre, padre... Soy Chinichi. Traigo este presente al altar de nuestros antepasados para que los dioses me traigan la fuerza para seguir viviendo. -Su voz era aguda y temblaba, fuera por el frío o la pena. La lluvia comenzó a caer un poco más fuerte.

De entre sus ropas, Chinichi sacó un puñal. Se puso frente al jabalí y levantó sus pequeños bracitos. Parecía listo para el sacrificio. La kunoichi no tenía intenciones de detenerlo, si bien no le gustaba lo que hacía. Así era el mundo, salvaje y bárbaro, y no podía evitar que éstas cosas sucedieran. Pero Chinichi se demoraba. Finalmente no pudo apuñalar al animal. -Lo siento -le oyó murmurar mientras cortaba las ataduras de las patas del jabalí, que seguía inconsciente. Le dio la espalda al altar y volvió a intentar avivar un fuego.

Yatsuha desde su árbol, sonrió sinceramente. A veces olvidaba que la gente es capaz de una enorme cantidad de bondad. La religión, sin duda, era una cosa detestable. Fue en ese momento que el jabalí reaccionó. Chilló con fuerza y se lanzó directamente contra Chinichi. Sus colmillos eran largos y peligrosos. No se podía esperar otra cosa de un animal asustado, y el niño apenas por los pelos logró evitar una embestida directa. Yatsuha no podía seguir esperando.

De un salto bajó del árbol, empuñando un kunai en su derecha, cayendo entre el chico y el jabalí que se lanzaba nuevamente a por él. Moldeó rápidamente una buena cantidad de chakra en su pierna izquierda, lanzando una patada al suelo, que destruyó el piso, haciendo trastabillar al animal, que se vio indefenso ante una puñalada directa entre los ojos. La cuchilla se hundió hasta el fondo y animal perdió la vida rápidamente. Lamentaba haber tenido que matarlo, pero al menos fue con el mínimo de dolor posible.

El niño, asustado, estaba en shock mirando a Yatsuha, que quitaba el cuchillo de la cabeza del animal muerto. Se dio vuelta hacia el chico mientras guardaba el kunai entre sus ropas. -Mi nombre es Imano Yatsuha, ninja de Kusagakure. Eres Chinichi, me enviaron para llevarte de regreso. Una familia de tenderos quiere...
-Quiere que sea su esclavo -la interrumpió el niño. Ya no se veía asustado, pero un fuego de rabia se adivinaba en sus ojos. Apretaba los puños y miraba hacia un lado y al suelo -mientras les sirva me dejarán vivir con ellos. Mis padres eran grandes ninjas de ésta aldea. Y yo también lo seré. Pero no viviré con ellos. Nunca... yo...
-¿Vivirás del bosque? Eres solo un crío -con el que no podía evitar identificarse -morirías. No digo que no será duro. Pero vivirás. Y si quieres ser un ninja podrás entrar a la academia cuando tengas la edad. ¿Que vas a servirlos? Haz que ellos sirvan a tus objetivos y conviértete en un hombre fuerte. Vamos, vendrás conmigo.
-¡No! Me quedaré aquí. Me comeré éste jabalí y seguiré cazando. Seguiré haciendo sacrificios a los dioses y ellos me mantendrán a salvo... yo, yo no te haré caso
- ¿Como sacrificaste al jabalí? ¿Alguna vez te han ayudado los dioses, niño? Yo te ayude. Ningún dios. Tú debes ayudarte a ti mismo, ahora, en este momento. Vendrás conmigo, no te lo estaba preguntando. -Y tras decir éstas palabras se movió velozmente hasta el costado del chico, asiéndolo del brazo con fuerza y comenzando a caminar con él a la rastra.

Aunque forcejeó y tiró, Yatsuha no le soltó, y después de un rato, ya caminaba junto a ella sin necesidad de que le obligara. Hicieron el camino a pie, si bien la kunoichi pudo haberlo cargado para ir más rápido. El niño necesitaba tiempo para pensar, y ella se lo estaba dando. Estaba anocheciendo cuando llegaron a la aldea. La lluvia para entonces había acabado, aunque ambos estaban mojados. Habían caminado en completo silencio hasta entonces. Yatsuha no podía evitar verse reflejada en el crío, pues si bien aún tenía a su padre, éste nunca la había tratado como a una hija. Parecía amar más al clan Fuma que servía, que a su propia hija o a sí mismo. Nunca iba a comprender ese sentido tan rígido de lealtad. Chinichi al igual que ella, parecía tener en gran estima su libertad. Esperaba que algo de lo que le había dicho le hubiera hecho algún sentido, pues el crío la había ayudado a ella recordar lo que hace algún tiempo, antes de volverse tan cínica, creyera con todo su corazón: la destrucción del Shuha Shinto.

-Nunca les serviré, ¿me escuchas? -le dijo cuando ya estaban llegando a la casa del comerciante. Yatsuha golpeó la puerta y el hombre salió a recibirlos, dándole las gracias, mientras revolvía el pelo mojado del muchacho.
-No espero que lo hagas -dijo la kunoichi ignorando lo que decía el tendero, dándole la espalda, y marchándose en dirección al despacho para cobrar su paga. Tenía pensado volver al altar donde había quedado el jabalí muerto. No estaba bien desperdiciar toda esa carne. Después de todo, ella también era una sierva, y llevar un jabalí recién cazado le ganaría buenos puntos con su amo. La puerta se cerró a su espalda y Chinichi estaba en su nueva casa. Había cumplido, por el bien del chico. Ahora dependía solamente de él.
Off Rol:
120 lineas
30 lineas requeridas
90 lineas extras (15+25: 2pts Kenjutsu; 25: 1pto Ninjutsu; 25: 1pto Fuerza)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.