Últimos temas
» Misiones rango C
Hoy a las 2:44 pm por Hawk Eye

» [Trama personal — Tobi Sarutobi] La desgracia
Ayer a las 11:32 pm por Tobi Sarutobi

» [Pacto con Bestias: Halcón] - Yhazid J. Sirha
Ayer a las 6:20 pm por Iron Fist

» [Evento] ¡Festival Odayabasu!
Ayer a las 4:17 pm por Akira Senju

» [Evento] Festival Odayabasu: Lanzamiento de dados
Ayer a las 3:10 pm por Staff SJ

» [Evento] Festival Odayabasu — Li Ming Vs. Taeko Uchiha
Ayer a las 11:35 am por Li Ming

» Do you want a doll in particular? [Búsqueda de rol]
Ayer a las 8:47 am por Alice Margatroid

» [LIBRE] Soledad ¿Eres tu?
Ayer a las 5:02 am por Jun Matsuoka

» Ephemeral Academy — Élite.
Ayer a las 2:00 am por Staff SJ

» [15/10/2017] Censo de Actividad
Ayer a las 1:46 am por Staff SJ

» [Armería] Svel
Dom Oct 15, 2017 10:38 pm por Svel

» Misión rango D nº8: Aracnofobia [privado con Inshun]
Dom Oct 15, 2017 9:45 pm por Svel

» [Evento] Festival Odayabasu — Akira Senju Vs. Ino Yamanaka
Dom Oct 15, 2017 8:48 pm por Akira Senju

» Misión Rango D [No le Quites el Ojo]
Dom Oct 15, 2017 8:09 pm por Hawk Eye

» Misión rango D: La casa del árbol
Dom Oct 15, 2017 8:03 pm por Hawk Eye

» {MISIÓN D} — Entrenamientos especiales (con Saigo Uzumaki)
Dom Oct 15, 2017 7:54 pm por Hawk Eye

» Registro de Temas Cerrados
Dom Oct 15, 2017 7:44 pm por Hawk Eye

» Misiones rango D
Dom Oct 15, 2017 7:42 pm por Hawk Eye

» Registro de Aldea
Dom Oct 15, 2017 7:41 pm por Hawk Eye

» Registro de PB
Dom Oct 15, 2017 7:37 pm por Hawk Eye




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura lentura y pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que puedes hacer el expediente, el perfil ninja y las cronología y relaciones al mismo tiempo, sin embargo hasta que el expediente no te sea aceptado NO PODRÁS hacer los registros ni de aldea ni de PB.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

14:00 PM.
Primavera.
Campos de entrenamiento de Kumogakure No Sato.


-Vamos a ver...- árboles, varios troncos lisos puestos uno al lado del otro, suciedad, y varios detalles de marcas de elementos punzantes tales como cortes, tajos, líneas, podían observarse desde las estructuras puestas para el entrenamiento de cualquier shinobi como, inclusive, el mismísimo suelo, marcado por doquier. Éstos detalles, aunque imperceptibles para el pelimarrón debido al motivo por el cual se encontraba allí, se podían observar en la gran mayoría de elementos posicionados en su alrededor: Árboles desgastados (Inclusive, ¿Algo quemados?) podían notarse no muy lejos de su posición actual.

No demoró prácticamente nada en, una vez detenida su marcha, dejar impactar su mochila tan típica de excursión contra el ligeramente tierroso suelo y, acto seguido, abrir el cierre principal (El frontal, con forma de gran "D") de ésta y así, introduciendo su mano y rebuscando dentro de ella durante unos segundos -A ver...a ver, cualquiera.- Mencionó, concentrado, observando, desde la poca luz que ingresaba al interior de aquel equipamento provisorio que había traído desde su hogar y, su mano anteriormente desnuda, sacó, con agilidad, un pequeño rollo hecho en papel madera que, al estirarlo, contenía las siguientes especificaciones:

Seiden hōden no jutsu (Rayo:

• Rango de alcance: Propio usuario.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Carnero.
• Duración: Dos turnos, el de ejecución y el próximo,también las respuestas del rival a dichos post.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción:  Técnica básica del elemento Raiton. Tras una serie de sellos el ninja usuario puede envolver su cuerpo con una leve capa de electricidad que se encargará de potenciar sus movimientos de Taijutsu provocando en el rival ligeros entumecimientos en la zona afectada.
• Extras:  A este nivel, la capa que recubre al ninja es tan leve que resulta complejo verla a simple vista salvo por usuarios de Dojutsu; El resultado de los golpes en los que ésta habilidad se vea involucrada será un ligero entumecimiento en la zona de impacto más no una quemadura ni la paralización del lugar en cuestión. Únicamente aportará a que los movimientos del rival sean menos fluidos.

-Hmmm...bien. A ver, cuál...- y, cuando comenzó a enrollar aquel pergamino nuevamente para dejarlo como estaba, sus ojos se elevaron ligeramente hacia arriba, como si quisiese verse las cejas aunque, conjunto a la mueca que tenía en ese momento, parecía más perdido que otra cosa -...era el sello del carnero.- pensó, ágilmente, juntando ambas manos y, tratando de recordar el entrenamiento que había tenido, formar el sello equivocado: El de la rata -...Espera. ¡Ah no! ¡Era así!- Exclamó un poco más motivado, corrigiéndose a sí mismo y, así, modificando la postura de sus manos, ahora sí, realizando efectivamente el sello del carnero.

Decidió serenarse rápidamente mientras mantenía aquel posicionamiento de manos, cerrando sus ojos y, en un instante, liberando aquella sonrisa simpaticona a una mueca más pacífica y seria, como si estuviese meditando con absoluta concentración y profundidad. Realizó una profunda inhalación que retumbó un poco por todo su alrededor y, como si realmente de magia se tratase, de aquellas palmas comenzaron a brotar pequeños chispazos, como los que se originan con los cables pelados -¡!- el joven, obviamente, se impacientó apenas escuchó el primero, abrió los ojos, para encontrarse con las palmas desnudas y sin ningún tipo de particularidad -...Hmmm.- No separó sus manos, mantenía el sello del carnero, pero su rostro, en ese instante modificó su aspecto a uno más reflexivo, apretando sus labios y elevando una de sus cejas, enfocando ambas perlas negras en aquellas palmas -No debo desconcentrarme, a ver.- acotó, en aquel momento y, acto seguido, volvió a exactamente la misma posición segundos atrás: Cerró ambos ojos, serenó su cuerpo, respiró con profundidad y, otra vez, los chispazos comenzaron a replicar su sonido de igual manera que lo habían hecho con anterioridad. La curiosidad del shinobi picó automáticamente, pero no sucumbió ante ésto: Mantuvo el porte, la estructura y, cada vez más, éstos chispazos podían oírse replicando con mayor intensidad y repetición, llegando a mantenerse resonantes en un determinado momento -...Vamos a ver.- y, lentamente, los ojos del joven de banda naranja comenzaron a abrirse con lentitud, observando entre sus manos (Con el sello aún mantenido) aquella intenso chispear que se repetía como si se tratasen de palomitas de maíz aleatoriamente -Guau. Así que el papel tenía razón.- Minutos atrás y en el camino, el joven ninja había tomado (Regalo de la academia ninja) su "Papel elemental". Éste, según la naturaleza de chakra que posee cada ninja en su vida, reacciona de distinta manera; Hoy, antes de salir de su casa y prepararse para precisamente desarrollar su elemento, lo tomó entre sus manos y, rápidamente, éste se arrugo hacia adentro de los dedos completamente, propio de la naturaleza Raiton. Así, obviamente, comenzó su búsqueda y entrenamiento.

Dominada las bases de la primera técnica, no dudó en continuar con la siguiente. A su vez, realizó exactamente el mismo procedimiento: Se acercó a su mochila, sacó otro pergamino de ella, ésta vez, apenas lo abrió frente a su rostro, decía lo siguiente:

Raiken (Rayo:

• Rango de alcance: Propio usuario.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Carnero.
• Duración: Dos turnos, el de ejecución y el próximo,también las respuestas del rival a dichos post.
• Gasto de chakra: 35.
• Descripción:  Técnica variante del Raiton: Seiden hōden no jutsu, en ésta oportunidad la concentración de chakra derivará únicamente hacia una extremidad o zona del cuerpo en específico, la cual poco a poco se irá cargando con chakra elemental provocando que la energía acumulable si sea visible para cualquier persona. Un golpe propiciado con ésta habilidad resultará en una rápida y fuerte descarga que podría incluso empujar el cuerpo del enemigo.
• Extras:  Contrario a lo que se pudiese pensar, la descarga que produce ésta técnica se produce momentos antes del contacto físico mismo por lo que no es una habilidad que permita atravesar carne u objetos. El resultado de la descarga no será tan solo un entumecimiento sino que provocará una leve quemadura en la zona afectada.

-Opa, ésta si me llama la atención.- Sosteniendo cada extremo del pergamino, el muchachito pelimarrón se mostró un poco más sorprendido: Hasta ahora, todas las técnicas aprendidas (Inclusive la anterior) resultaban más de un dominio básico, del arte del escape o, en el caso inclusive de su especialidad (Las técnicas de sellado) necesitaban un elemento de por medio para poder funcionar, o éstas no provocaban un daño real al oponente. Motivado, soltó el pergamino abierto de par en par. Éste, cayó sobre el anterior, apilándose de forma desprolija -...Vamos de nuevo, a ver.- Nuevamente, el sello del carnero se hizo presente; Ésta vez, parecía necesitar un poco más de esfuerzo de su parte si deseaba lograr ésta nueva técnica. -Concentrémonos.- y, volviendo a cerrar sus ojos y modificando su expresión a total serenidad, otra vez, aquel chisporroteo aleatorio comenzó a resonar entre sus manos -Necesito un poco más que éste sonido.- Y, ahora, realizó un pequeño impulso más de su energía, provocando que la intensidad de éste chispar resonara con mucha más violencia, inclusive, teniendo que elevar la voz un poco y abrir los ojos, en sorpresa, al observar éstos micro-relámpagos visibles entre ambas palmas -...Guau, ¡Ésto es increíble! ¡Cómo mola!- exclamó tremendamente motivado, ampliando su sonrisa que se encontraba en la totalidad de su plenitud, alegrado de que, poco a poco, sus habilidades shinobi comiencen a ampliarse en sobremanera: Primero su capacidad innata para realizar diversos sellados y, ahora, su control elemental, que parecía resultarle tremendamente sencillo.

Pese a que éste tipo de entrenamiento le estaba resultando particularmente natural, el joven no debía tener tanta confianza: La electricidad es impulsiva, inestable y, por sobre todas las cosas, muy destructiva. Si bien la concentración es importante, la manipulación y el control sobre éste elemento, por sobre todos los demás, conlleva a evitar el daño propio: Todos sabemos el efecto de la electricidad en el cuerpo, y por esa razón, necesita ser manipulado con mucho profesionalismo al principio para...lógicamente, evitar problemas mucho más adelante -Bien.- el joven pelimarrón se acomodó, soltó sus manos y, sin venir a cuento y mirando hacia adelante con una expresión claramente desafiante, acotó -No me tengo que confiar, es la primera vez que estoy en contacto con mi elemento.- rápidamente, cerró su palma izquierda como si cazara una pelota, quedando sólamente con sus nudillos -...Tendré que tener bastante cuidado, justo me ha tocado un elemento muy inestable y que puede causar problemas con facilidad.- aunque serio y decidido, se tenía bastante confianza: Sabía que, con el aprendizaje adecuado, no tenía nada que temer y menos él que resulta ser tan temerario; Sin importar la dificultad, frontera o necesidad, él buscará explotar todo su potencial a como de lugar.

-Sigamos.- otra vez, a un paso un poco más apresurado (Muy motivado, por los resultados positivos que comenzaba a tener con la práctica de sus habilidades) se dirigió nuevamente a su bolso, repitiendo la tarea que había hecho en ambas oportunidades: Mano adentro de su bolso, tomar cualquier pergamino de adentro, y, abriendo con cada mano cada extremo, mirar lo que decía en su interior:

Raiton:

• Rango de alcance: Propio usuario.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Unión de manos.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 35.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en la palma de ambas manos para luego unirlas en un gran aplauso. Al momento del contacto entre ambas palmas cargadas de electricidad se producirá una descarga cuyo poder se verá enfocado a la energía lumínica producida. Inmediatamente una gran fuente de luz se generará frente al ninja usuario permitiendo cegar momentáneamente al oponente ya sea para atacarlo por sorpresa o para huir del lugar.
• Extras: Usuarios de Dojutsu no se verán afectados por la repentina luz producida así como también el efecto de la técnica en cuestión se verá reducido en lugares que ya presentan buena iluminación. En caso contrario, lugares oscuros como una cueva, la luz se verá más intensa provocando un fuerte malestar en ojos comunes y corrientes.

-¿Eh? ¿Luz?- el joven, instantáneamente comenzaba a leer, su rostro comenzaba a fruncirse con bastante confusión, ¿Cómo sería capaz de originar luz de sus palmas? ¿Acaso necesitará concentrar la electricidad suficiente como para generarla? Realmente, resultaba hasta complicado pensarlo, notando así, como gradualmente, el grado de complejidad de las técnicas comenzaba a aumentar conforme las iba atrapando -Así que...energía lumínica,- y apenas comentó éstas palabras, descendió el pergamino enfrente suyo, soltándolo a los pocos segundos y que éste impactara con los otros dos anteriores que se encontraban apilados desprolijamente -Habrá que intentarlo y seguir intentando.- comentó por lo bajo, realmente, no siendo capaz, aún, de imaginarse exactamente desarrollando ésta técnica.

Se alejó un poco de su bolso como acostumbró en las anteriores dos oportunidades, evitando dañar los pergaminos. Posicionándose, de forma pausada, realizó su proceso de relajación propia: Inhalar, exhalar y relajar su cuerpo hasta sentirlo tan liviano como una pluma. Una vez hecho ésto, ¡Clap!, ambas palmas chocaron entre sí, manteniéndolas juntas y, luego de unos instantes, las separó. No había sucedido nada, nisiquiera algo cercano a algún efecto lumínimo -¿? ¿Y cómo es, entonces?- se preguntó, mirando ambas partes anteriores de sus manos con las marcas que éstas poseen, las cerró y abrió un par de veces, como si quisiese realizar algún ejercicio muscular -...Espera.- y ahí, se detuvo, miró unos instantes de manera recta y, luego de una breve pausa, volver a observar sus manos -¿Y si genero una pequeña carga de chakra en las manos y aplaudo rápido?- comentó, como si desarrollara un rápido plan para lograr su objetivo. Volvió a ponerse en posición, puso ambos brazos en forma de "L" con los dedos juntos y, ágilmente, ¡Clap! -¡!- un fogoz resplandor impactó contra la visión del joven que, de un instante para otro, comenzó a observar todo de color blanco, como si no existiese otra paleta de colores -¡Mierda, me he cegado yo!- comentó en el mismo instante en el que le afectó, llevando, por acto reflejo, ambas palmas hacia su rostro y frotar con bastante fuerza sus globos oculares, sintiendo la enorme molestia que generaba -Tendré que tener un poco más de cuidado con ésta cosa.- decía por lo bajo, mientras lenta y pausadamente, recuperaba su visión con normalidad.

Luego de una pequeña aunque muy necesaria pausa, el shinobi (que ahora se encontraba en el suelo sentado), decidió levantarse -¡Bien!- y, utilizando ambas palmas, comenzar a dar pequeños golpecitos en su parte posterior y así, limpiar toda la tierra y suciedad que estuvo acumulando allí -¡Sigamos!- Exclamó con efusión y su tan clásica hiperactividad, dando así continuación con la siguiente técnica; De nuevo, se aproximó a su bolso y quitó otro pergamino, abriéndolo delante de sí:

Raiton:

• Rango de alcance: Gennin: 5 metros.Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Perro, carnero y jabalí.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 35.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en la palma de ambas manos para así poder generar poco a poco dos medianas esferas de electricidad que estarán dispuestas para ser lanzadas contra el enemigo buscando dañarle. Dichas esferas al contacto con el oponente o cualquier objeto sólido estallarán en una moderada descarga que paralizará la zona afectada por algunos momentos además de propiciar quemaduras leves.
• Extras: La trayectoria de las esferas es completamente unidireccional no pudiendo cambiarse en ningún instante. El mantener las esferas en las manos del usuario por mucho tiempo podría resultar en quemaduras y entumecimiento del propio shinobi, por lo tanto se recomienda el lanzamiento rápido de las mismas.

-¡Oh! ¡Ésta sí que mola!- Ésta vez el joven se sintió sorprendido y de esas sorpresas tremendamente gratas: Se trataba de una técnica dañina, fuerte y sumamente peligrosa como lo indicaba -..."El mantener las esferas en las manos por mucho tiempo podría resultar en quemaduras"...bien.- comentó por lo bajo y con un tono más pausado, como si analizara aquella situación, y vaya que lo personificó: Llevó su mano hacia el mentón con el dedo índice y pulgar acariciándolo de forma totalmente pensativa -No sé cuánto tiempo sería el máximo que podría aguantarlo.- acotó, como si fuese una información relevante que, en realidad, lo era un poco; Un combate shinobi puede durar desde segundos hasta minutos. Pensar el momento exacto en donde debe ser utilizada cada habilidad es crucial para evitar que uno no caiga en las redes de su rival.

Volviendo a estructurar su cuerpo para ponerlo en su típico transe meditativo, y rápidamente, comenzó a realizar los sellos que recordó con facilidad aunque algo de torpeza, y luego, como si tuviese dos esferas en ambas manos, las colocó en los laterales de su cuerpo en un ángulo de 45°, observando como, de un pequeño chisporroteo comenzaba a brotear una pequeña fuente lumínica y, acto seguido, ese chisporroteo se intensificaba en un sonido bastante metálico y propio de la electrocidad. El joven, alternando su rostro, observó ambas esferas, primero mirando su mano izquierda un segundo, y luego a su derecha -Qué...interesante.- dijo, alternando su rostro entre una y otra, mientras comenzaba a sentir, progresivamente pasaban los segundos, mayor calor en cada una de ellas. En el momento en donde el calor se volvió poco tolerable (Es decir, más o menos, tres o cuatro segundos de mantenerse quieto con ellas) no dudó en lanzarlas con rápidez, apuntando directamente contra un tronco liso clavado en el suelo, tan típico de los entrenamientos. En su camino, pudo escucharse como aquel zumbido metálico iba desapareciendo poco a poco hasta que decidió impactar, desapareciendo como si fuese un globo de agua y difuminándose con el propio ambiente -Bien,- y, rápidamente, se volteó -Otra menos.-.

-Continuemos.- sin demorarse ni un sólo segundo más, el procedimiento se repitió por cuarta vez: Bolso, mano, pergamino, abrir con cada una de las manos hasta tenerlo delante de su rostro y poder leerlo con facilidad:

Raiton:

• Rango de alcance: Propio usuario.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Jabalí, unión de manos.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 35
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en la palma de ambas manos y las coloca de frente a su cuerpo a modo de barrera. Poco a poco se irá generando una capa de chakra electromagnético que será capaz de rechazar toda arma arrojadiza de tamaño menor desviando su trayectoria. La técnica será efectiva hasta que el shinobi usuario baje sus manos o sus energías se agoten además de no poder desviar armas de mayor tamaño
• Extras: Al ser una técnica de estas características, únicamente cumplirá su función con objetos metálicos menores más no surtirá efecto ante ataques físicos del oponente o habilidades elementales. Tampoco podrá desviar la trayectoria de un arma como una Katana más si ralentizará su movimiento.

-¿Un escudo? Hmmm...puede ser bastante sugerente ésta técnica.- comentó con agilidad, para comenzar nuevamente con su posicionamiento y, lógicamente, entrenamiento de ésta técnica que proponía una nueva particularidad: la concentración para desviar un arma ninja menor.
El joven pelimarrón diseño un sistema que podría surtir efecto: ¿Cómo haría para que algo, o alguien le lanzara un shuriken, o un kunai? Es más, aún había sido incapaz de comprar siquiera uno. Por suerte, en sus días en la academia, se había tomado el tiempo de tomar un pequeño fragmento de de madera que, con unas tijeras, fue puliendo poco a poco, volviéndolo una detallada estrella ninja con un grosor moderado, obviamente, con bastantes desprolijidades propias de la mano artesanal. Siempre, en su bolsillo, la conservaba, no como un arma (Puesto que nisiquiera tiene filo) sino, como un recuerdo, y un amuleto simbólico a sus primeros pasos. De las cercanías, tomó una rama placa y algo gruesa que se encontraba no muy lejos de uno de los árboles, la colocó cerca de donde se encontraba con anterioridad y, acto seguido, colocó ésta representación en madera en el extremo de la rama, bien al borde de ella. Realizó el sello correspondiente, juntó las palmas, y de sí mismo apareció un pequeño y algo deformado círculo amarillento, donde se podía observar pequeños destellos luminosos aparecer aleatoriamente por doquier. ¿Cuál era el objetivo del joven? Sencillo: Utilizando su pie al pisar la rama, ésta estrella saldría volando directamente hacia él a modo de catapulta. Con la fuerza suficiente (Y sabiendo que es algo que podría repeler) podría ser bastante de utilidad. La pisó, ésta salió disparada hacia el shinobi y como si hubiese impactado contra una pared de metal, ¡Plumbh! rebotó, saliendo disparada hacia el suelo y desplazándose, primero con velocidad, un metro lejos del joven, deteniendo su marcha progresivamente -¡Ha funcionado! Hey, ésta técnica si que es genial, hay que admitirlo.- aclaró el muchacho de banda naranja, realmente motivado y alegrado de que su elemento sea tan prolífico, interesante y posea una enorme variante de habilidades, tanto en su defensa como en su ataque. Así, separando sus palmas y haciendo desaparecer éste escudo, caminó ese metro y pocos centímetros para buscar su amuleto, tomarlo con su mano derecha y, estando con el cuerpo recto, darle palmaditas con la izquierda, buscando eliminar toda la tierra posible.

-¡Me parece que podemos agilizar mucho más ésto!- exclamó el muchachito chocando su puño contra su palma extendida frente a sus costillas, sonriente, desafiante y algo altanero, se dirigió con extrema rápidez hacia la mochila y, repitiendo el mismo proceso que realizó ya cuatro veces, ésta vez, sacó dos pergaminos de su bolso, con el objetivo de aprender dos técnicas en simultaneidad. Si bien algunas compartían ciertas características, su estilo de ejecución, siempre, resultaba ser distinto. Sin embargo, el muchachito se encontraba algo confiado: Luego de, pese a fallar en los primeros intentos, acertar en la realización de cada jutsu en cuestión de minutos, creía que sería capaz de ahorrar un poco más de tiempo jugando con ambos a la vez -Vamos a ver...- colocó el de su mano izquierda debajo de la axila, utilizando ambas manos, abrió el primero:

Raiton: Chikyū no daunrōdo (Rayo:

• Rango de alcance:  Gennin: 5 metros.Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Ninguno.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 35.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en la palma de ambas manos para colocarlas inmediatamente en el suelo. Una vez allí, desde las mismas emanará una rápida descarga de corriente que será conducida a través de los minerales de la tierra hacia la posición del enemigo para así paralizarle y provocarle un leve grado de entumecimiento en el cuerpo que frenará por algunos instantes sus acciones.
• Extras: Si  no se utiliza concretamente sobre la tierra, se necesitará de algún material conductor presente para poder realizar correctamente la habilidad. No se recomienda su uso sobre agua pues el poder de la descarga resultaría incontrolable y podría dañar al usuario mismo. Para que la descarga se produzca el enemigo debe estar en contacto directo con la zona electrificada, no se podrá electrocutar a una persona que se encuentra en el aire o que da un salto.

-Bien, no usa sellos y no usar en agua. Concentrar chakra en las palmas y hacer lo primero que hice pero a la décima potencia.- trató de resumir en su cabeza el muchacho de banda naranja que, rápidamente, lanzó el pergamino catapultado sobre los otros que se encontraban abiertos de par en par, dejando éste último por encima de los demás, torcido y mezclado -Y vamos con...- y, utilizando la mano derecha, tomó el pergamino bajo la axila izquierda -...Éste, a ver.- y, de igual manera, utilizó los dedos para aferrarse a los extremos y leer con algo de prisa su descripción.

Raiton: Hansha dageki (Rayo:

• Rango de alcance:  Gennin: 5 metros.Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Perro, Jabalí y Rata.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental y lo concentra en sus manos para así poder lanzarlo en forma de un potente rayo eléctrico hacia el enemigo. Este rayo tiene la particularidad de poder “rebotar” en cualquier objeto conductor que se encuentre dentro de su trayectoria hasta un límite de dos veces pudiendo así cambiar su dirección y aumentando su velocidad con cada rebote para sorprender al enemigo
• Extras: Para uso óptimo de esta técnica el ninja usuario requiere necesariamente de un objeto conductor que en este caso puede ser un arma arrojadiza como un Kunai el cual puede ser lanzado en el aire para desviar el rayo o ser utilizado de ancla clavándolo en otro lugar. El uso de esta habilidad por sí sola sin rebote alguno dará como resultado un ataque bastante lento y fácil de esquivar. La mano que posea la carga eléctrica no podrá ser utilizada para otra cosa más que para lanzar el ataque, en caso de que la mano cargada sostenga un arma u objeto similar, el propio ninja usuario sufrirá una fuerte descarga.

-Hmmm...ésta está buena. Recordemos: Perro, Jabalí, Rata. Lanzarlo como si fuese un arma y ver si rebota. Si rebota, salió bien.- el pelimarrón comenzó a memorizar con rápidez éstos detalles importantes, propios de especificaciones que ambas técnicas tenían; Si deseaba salir ileso, exitoso y conforme, necesitaba tres cosas cruciales: Ser detallista, ser preciso, y ser sereno, cosa que, hasta ahora, no parecía haberle fallado en lo más mínimo. Lanzando el otro pergamino como lo hizo con el antes mencionado, se tronó los nudillos de la mano izquierda y, automáticamente, se puso manos a la obra.

Decidió conservar aquella postura serena, decidida y en transe que mantuvo en las anteriores oportunidades, con ambos puños cerrados y, de ellos, repentinamente, comenzó a brotear aquel llamativo chispear que se presentó en más de una oportunidad -...Bien, y ahora,- y, con agilidad, apoyó ambas palmas como si se tratasen dos pies de pato (Generando una especie de "V", si queremos representarla de alguna manera) observando como, aquel chispear abandonó sus manos y comenzó a desplazarse como si se tratase de algún animal sumamente ágil, viajando por el mismísimo suelo tierroso. Se puso erguido, aplaudió un poco para quitarse el polvo y tierra generado por aquello -...Esa está. La que sigue.- se concentró, deteniéndose dos segundos, mientras cerraba sus ojos y su aspecto, notoriamente, se volvió mucho más serio que de costumbre -...Era...¿Jabali? No, espera.- continuaba pensando en voz alta, hasta que, como si de un flechazo a su cabeza se tratase, recordó las mismas palabras que él había pronunciado -...Perro,- realizó el sello -Jabalí,- nuevamente, lo volvió a hacer -Y rata.- y, abriendo su palma como si tuviese un pequeño balón de tennis en su mano, se originó un pequeño e inestable chispear en su mano izquierda. Utilizando su cuerpo como torsión y girando la cintura mientras reclinaba una de sus piernas, lanzó la esfera como si de un pequeño balón se tratase directamente sobre un tronco a aproximadamente cinco metros de su posición. Éste, como si se tratase de un arma arrojadiza, comenzó a volar como si se tratase de un destello sumamente fugaz y, al impactar con el árbol, rebotó hacia la izquierda ascendente aunque continuando su movimiento hacia adelante al menos un metro más, cayendo, así, frente a un pequeño arbusto. Fusa pudo observar todo éste movimiento debido a la luz que la técnica originaba de por sí, inclusive, también, cuando ésta sucumbió: Al caer al suelo y no tener una fuente de energía que mantenga su estructura, aquella electrificada bola comenzó cada vez más a dejar de emitir luz, para finalmente, ceder y desaparecer en el mismo aire -¡Bien! ¡Si rebota, es porque salió bien!- exclamó el joven pelimarrón emocionado de, lentamente, estar cada vez más cerca de lograr su objetivo: Dominar las bases de su elemento natural, el Raiton.

Ya, más experimentado, confiado y bastante egocéntrico, comenzó a caminar como si se llevase el mundo por delante, con una gran sonrisa soberbia y unos ojos que decían una sola cosa: Soy un genio con ésto. Nada más alejado de la realidad: Si resultaba ser tan exigente el dominio de un elemento en un rango tan pequeño como el Gennin, nisiquiera podría ponerse en los pies de ser Chunnin -¡Vamos a ver qué más tenemos!- Exclamó, emocionado de, ahora sí, estar próximo a finalizar su entrenamiento.
Se dirigió a aquel típico bolso del cual extraía cada uno de los pergaminos y, ésta vez, cuando su mano ingreso dentro de éste, notó que ya sólo quedaba un solo pergamino -¿? ¿En serio? ¿Queda...- y, luego de extraerlo tomándolo con su mano izquierda, lo colocó frente a sus ojos con una expresión muy lógicamente confundida -...sólo éste?- su ceño se encontraba fruncido a medias, típicamente, expresado como una persona que se perdió en la situación. Abriéndolo con ambas palmas, no dudó en leer su interior, como lo había hecho con las demás:

Raiton: Kaminari mainā (Rayo:

• Rango de alcance: Genin: 5 metros || Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Perro, Jabalí y Ternero.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en una de sus manos para así generar una descarga visible al ojo humano, dicha descarga eléctrica será enviada como un pequeño rayo de energía en dirección del enemigo buscando con ello dañarle, la particularidad de la técnica consiste en la posibilidad del shinobi de cambiar la trayectoria del proyectil una única vez antes de impactar propiciando así una mayor probabilidad de acertar.
• Extras: El mantener acumulada energía eléctrica demasiado tiempo puede resultar perjudicial para el propio usuario, se recomienda el lanzamiento rápido de la técnica. El impacto de este rayo eléctrico contra el enemigo resultará en una descarga que más que paralizar, provocará una quemadura en la zona afectada así como también un fuerte flash de luz.

-...Parece ésta como si fuese la técnica definitiva, la más difícil de todas.- Su tono altanero se volvió serio en un sólo segundo. Su sonrisa, tan brillante, se apagó tenuemente hasta dejarla en una pequeña mueca plana y recta, decidido, finalmente, a terminar con su tedioso aunque muy satisfactorio entrenamiento.

Soltó el pergamino como había hecho con los demás, y luego de sentirse a gusto nuevamente, comenzó a realizar aquella secuencia de sellos. Ahora, luego de haberlos practicado con tantas oportunidades, le resultó un poco más sencillo y veloz finalizarlos, dando así, como pasó en anteriores oportunidades, la aparición de relámpagos que, en ésta ocasión, se volvieron sumamente inestables y brillantes en menos de medio segundo -¡! Ésto es lo que advertía la téc- y apenas hablaba, con el relámpago en las manos, aquella sensación de calor que había aparecido con una de las técnicas anteriores se presentó muy rápidamente, acumulándose hasta el punto de volverse una molestia tal que tuvo que lanzarlo abruptamente -...nica.- y, luego de haberlo lanzado como si se tratase de una roca de tamaño pequeño-mediano, ésta luz comenzó a viajar directamente hacia el nublado cielo tan típico de Kumogakure No Sato. En el medio de éste viaje, el shinobi realizó una reacción -¡!- abriendo sus ojos con espontaneidad y poniendo una expresión impresionada en un mínimo instante sin quitarle la vista a aquel relámpago, como si, analizándolo en breves instantes, estuviese dándole algún tipo de orden a su técnica. Efectivamente, así lo fue; Apenas el muchacho de cabellos marrones realizó éste gesto el rayo dobló muy exageradamente su movimiento rectilíneo hacia la derecha, desviándose cual misil teledirigido. Así, luego de unos segundos, siguió viajando por el cielo hasta desaparecer del todo -...PUF!- exclamó el Gennin que derrumbó su cuerpo en el tierroso suelo de entrenamiento, acostando la totalidad de su cuerpo y dejando su vista apuntando directamente sobre el viciado de nubes cielo de la aldea, tomándose un pequeño respiro de tan agitado entrenamiento -Ya está Fusa, ya está todo.- dijo, sonriente, alegrado, brillante y sonriente como tan típico le resulta ser a él, cerrando sus ojos con una enorme satisfacción -Cada paso que das...estás más cerca de lograrlo.- y así, contento, pleno y feliz, aquel joven promesa de la Aldea escondida entre las Nubes comenzaba con su lento, complicado, aunque increíble y sumamente grato camino ninja. Todo un poder que explotar, y una realidad de la cual...jamás se imaginaría que tendría que vivir.

Off Rol:


Buenas! Entrenamiento terminado, aprendizaje 8/8 técnicas raiton de Gennin.

Si mis cálculos no me fallan creo que hice...¿245 líneas? JAJAJAJAJAJA, ME PASÉ UN POQUITO.

Si tengo razón, yo había consultado si también puedo pedir puntos de entrenamiento, y quería solicitar lo siguiente:

+3 Resistencia (25 + 25 + 25 Líneas)
+2 Velocidad (25 + 25 líneas)

Muchas gracias!


-Hablo- , Narro , -Pienso-

✓ ENTRENAMIENTO ACEPTADO
Shinobi's Justice


Tienes 255 lineas por lotanto te sobran 10 lineas


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.