ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura lentura y pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que puedes hacer el expediente, el perfil ninja y las cronología y relaciones al mismo tiempo, sin embargo hasta que el expediente no te sea aceptado NO PODRÁS hacer los registros ni de aldea ni de PB.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo


Hacía ya un par de días que Satoru había regresado de aquella misión tan extraña, la cual para muchos de los habitantes de Yukigakure no Sato era suicida, sin embargo, él y sus aliados de Iwagakure no Sato habían logrado cumplir la misión con éxito. Aquella mañana él se encontraba despierto ya, a pesar de ser temprano todavía y es que la noche anterior le habían informado que tendría que realizar su primera misión de rango C, en la que contaría con la ayuda de un par de kunoichis que también pertenecían a Yukigakure no Sato. Terminó de desayunar y se dirigió a su habitación para vestir su atuendo habitual, tomó todas las herramientas ninja que poseía y se dirigió hacia la puerta que conducía al exterior de su residencia, mientras pensaba: — “A ver que me depara este día… Sin duda ninguna, será uno de los retos personales más importantes a los que me he enfrentado a lo largo de mi vida, pero después de lo del otro día, me siento capaz de hacer todo lo que me proponga” — pensó el peliblanco.

El clima en el exterior era húmedo y frío, como de costumbre, pero a Satoru no le incomodaba, más bien todo lo contrario, le gustaba aquel clima. En las calles de la aldea todavía no se veía mucho tránsito, como era de espera, pues la mayor parte de los habitantes de la villa todavía se encontraban en sus respectivos hogares, durmiendo o preparándose para salir de sus casas. El Suneku no perdió tiempo en tonterías y se dirigió a la entrada principal de la villa, sin perder tiempo, pues era allí el punto de encuentro que había sido acordado para que él se encontrase con sus dos compañeras. Mientras recorría el itinerario más rápido para llegar a su destino, el joven ninja no pudo evitar hacerse varias preguntas bastante curiosas: — “¿Quiénes serán las chicas que me ayudarán a completar la misión? ¿Serán guapas o feas? ¿Serán mayores que yo o no? ¿Qué tipo de habilidades tendrán? ¿Qué opinarán de mí al verme?” — fueron algunas de las preguntas que se formuló Satoru.

El peliblanco llegó al punto de encuentro antes de tiempo, no le gustaba hacer esperar a otras personas, al igual que no le gustaba que le hiciesen esperar, para él la impuntualidad era uno de los peores defectos que podía tener una persona. En aquel sitio se podían observar varias farolas que daban luz en la oscuridad, unos cuantos bancos de piedra, un par de rectángulos de hierba a sendos lados del camino adoquinado y unos cuantos árboles esparcidos aleatoriamente. Satoru se acercó con parsimonia al árbol más cercano a su posición y apoyó su espalda y su pie derecho contra el tronco del mismo, también se cruzó de brazos y cerró los ojos para sumirse en sus pensamientos una vez más: — “Espero que las chicas no tarden mucho, porque según tengo entendido, tienen fama de hacer esperar a los demás mucho tiempo. Que si me olvido de algo, que si retoque por aquí, que si retoque por allá… No entiendo esa forma de comportarse, para mí es todo más simple” — reflexionó Satoru.

31




El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje





Historia contada por Invitado, el Mar Mayo 16, 2017 4:44 am




Volver arriba Ir abajo

Había solicitado una misión de Rango C era su primera misión de ese rango, lo cual cada vez más se estaba haciendo más peligrosas las misiones, pero esta vez no iría sola sino más bien junto con dos Shinobis. Había preguntado quienes eran, posiblemente los conocía, pero al escuchar sus nombres no les sonaba de ninguna parte, ni si quiera su amigo el Jounnin le acompañaría "Puede que este en una misión" pensó para si misma, ya que no lo había visto después de que ella había terminado hace una semana una misión de rango D.

La siguiente misión se realizaría mañana muy temprano, por lo que había puesto el reloj para despertar, aunque ya prácticamente tiene su reloj biológico.

Al día siguiente se levanto alrededor de las 6 de la mañana, se dio un baño, se vistió y tomo un rico y nutritivo desayuno. Antes de irse había tomado las armas de su padre, siempre se le olvidaba pasar a la armería y comprar, aunque en realidad nunca ha querido luchar con armas. "Debo hacerme un par de armas propias" En ese momento se le olvido preguntar a que hora se realizaría la misión o a que hora se juntarían, por lo que no sabía a que hora salir de casa, bueno ya no importa, se arregló y salió a paso rápido. Como Ivy tiene las piernas largas el paso se le hacía mucho más cortó.

No conocía sus compañeros pero se quedaría de juntar. Pudo notar que la gente aún seguía durmiendo lo que era bueno, le gustaba caminar en lugares completamente silenciosos. Al llegar a la entrada de la aldea vio a dos chicos. Se detuvo un momento ya que creyó que había llegado algo tarde, esperaba que no fuera así, sino tendría que sacar alguna excusa.

Al acercarse a los dos ninjas pudo notar la gran diferencia de estaturas, algo que ella ya esta acostumbrada (Ivy mide 1.78) -Espero no haberles retrasado, que tal mi nombre es Ivy es un gusto compartir con ustedes.- Sonrió.  Bajo la mirada y vio una loba blanca, extendió su mano para que el can la oliese y supiera que no es una amenaza.

A pesar de ser personas conocidas para Ivy, solía ser un tanto tímida pero después de que comparta más tiempo con ellos dejara de ser la chica tímida de siempre.

25

Satoru se sobresaltó al escuchar una voz que venía desde encima de él. Abrió los ojos despacio y pudo observar como desde el árbol caían dos figuras bastante diferentes entre sí. Se trataba de una chica llamada Yukiko y de su loba, llamada Shiro. El peliblanco se acercó con parsimonia hacia las dos figuras, manteniendo una distancia corta. Tragó saliva para no escupir de manera accidental a nadie y procedió a seguir el protocolo frecuente de presentación formal ante ninjas, shinobis y demás:

Es un placer conoceros a ambas las dos. Yo me llamo Satoru, tengo dieciséis años y soy Gennin desde hace no mucho porque anteriormente no había vivido en Yukigakure no Sato — mencionó el ninja del clan Suneku.

Satoru reparó por primera vez en el aspecto físico de la persona que tenía ante él y de su amiga. Yukiko era una chica de tez más bien pálida, de aspecto físico delicado y altura normales. Su pelo era de color rosa pastel y liso, tenía unos preciosos ojos de color aguamarina y unos delicados labios. En su rostro se veían dos marcas a ambos lados, rasgo que junto al hecho de llevar una loba acompañándole, indicaba que pertenecía al clan Inuzuka. Respecto a la loba que le acompañaba, resaltaba a primera vista su pelaje perlado con reflejos plateados y sus preciosos ojos de color zafiro, los cuales mostraban una mirada penetrante. También destacaban sus impresionantes patas y sus garras, las cuales parecían ser capaces de destrozar todo lo que se le cruzase por el camino y unos colmillos afilados, dispuestos a arrancar la carne de sus oponentes en caso de ser necesario.

Antes de que cualquiera de los dos pudiese tener la ocasión de continuar con la conversación o con los detalles acerca de la misión, una segunda mujer apareció en el lugar. Se trataba de una chica de tez pálida, similar a Yukiko, de cuerpo voluptuoso y bastante más alta que la chica de cabello rosa y que la media. Su pelo era de color castaño y ondulado, sus ojos eran todavía más bonitos que los de la otra chica, siendo estos de color celeste y sus labios eran muy femeninos. Sin duda alguna, su belleza eclipsaba a la de Yukiko pero, ¿serían sus habilidades tan feroces como las del clan Inuzuka?

Aquella chica interrumpió la conversación entre Satoru y Yukiko, presentándose de manera formal y añadiendo a la típica presentación que esperaba no haberles retrasado. El peliblanco caminó con lentitud hasta quedar situado enfrente de aquella chica y se presentó cuidando sus modales:

Es un placer conocerte a ti también Ivy. Mi nombre es Satoru, tengo dieciséis años y seré uno de tus compañeros en la misión de rango C — dijo mostrando una amplia sonrisa — Ellas dos son Yukiko y Shiro, serán nuestras otras dos compañeras — finalizó Satoru señalando hacia la posición en donde se encontraban la Inuzuka y su loba.

La compañía iba a ser bastante buena, ahora quedaba por ver como se compenetrarían en aquella misión de rango C.

31


El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje





Historia contada por Invitado, el Jue Mayo 18, 2017 6:11 am




Volver arriba Ir abajo

Se percató sobre todo en la peli-rosa que no le fue muy agradable, que le podía hacer no a todos le pueden agradar. Ivy siempre dice que nunca puedes prejuiciar solo por la tapa de un libro, pero al parecer eso a muchos no les importa. Por otro lado por más que tratara de acercarse a la loba esta retrocedió, lo cual Ivy enarcó una ceja con curiosidad, así que solo se alejo de la can ya que por más que tratara de darle confianza no lo iba a lograr de esa manera.

Se percató otra cosa más sobre la peli-rosa, rápidamente mostró su liderazgo en el grupo, puede ser que esta no sea la primera vez que  trabaje en grupo, no era quien para reclamarle que este grupo no es de ella. Ivy no es de esas personas que crean problemas, ni menos tomando el liderazgo en el grupo. Lo importante es poder terminar la misión de la mejor manera.

La chica mostró un mapa, el cual a la rubia le entregaron exactamente la misma y algunas informaciones sobre los criminales. -Bueno no tenemos mucha información respecto a los criminales me refiero cuales son sus debilidades, cual es el que pescara primero el cebo por así decirlo. Sabemos las cosas que están haciendo actualmente y que debemos neutralizarlos.-

.
Ivy no podía calentarse la cabeza por saber más de sus enemigos, aunque le hubiera gustado solo tenía lo básico. -Creo que antes de atacar deberíamos analizarlos más de cerca.- Pueden que la tachen de loca, pero Ivy no es de esas personas que le gusta luchar, siempre trata de ver la manera de hablar, pero si eso no sirve, pues no le queda más que recurrir a la fuerza. -Se que es temprano para decir esto pero sería bueno que unos de nosotros ser el sebo, así creo que veríamos más de cerca al enemigo y estudiarlo.-
No quería ver solo la parte de afuera de sus compañeros, pero por lo poco que a visto departe de Yukiko como es tan reservada, no sé si sería un excelente cebo. Vio a su loba y se imagino el momento en que un lobo de la nada saliera. "Creo que no sería una buena opción" Por otro lado al muchacho, se veía gentil, pero no creo que a esos hombres quieran ver un par de piernas peludas. 
24

Una vez hubieron terminado las presentaciones, Yukiko enseguida fue al grano, no parecía ser alguien a quien le gustase perder el tiempo socializando cuando había una misión que cumplir y eso en cierto modo estaba bastante bien. La Inuzuka llevó una de sus manos a un compartimento de cuero, el cual rodeaba uno de sus mulos y sacó una especie de plano. Después hincó una de sus rodillas en el suelo y Satoru hizo lo mismo que ella, dispuesto a prestarle atención. Al parecer a ella le habían dado aquel plano para la misión, a Satoru tan solo me habían dado fichas con toda la información recopilada sobre los enemigos. Quizás cada uno de ellos tuviese información distinta al resto para una vez juntada, conocer toda la información disponible para la misión de rango C. El peliblanco sacó de su bolsa la información que le habían dado para aquella misión (datos referentes a los cabecillas de aquella oposición y de sus habilidades) y se la pasó a sus compañeras, mientras le respondía a la kunoichi de pelo rosa:

En efecto, te has informado bien… Por lo que a mí respecta, yo poseo la información relevante de los cabecillas de la oposición, seguro que nos es de utilidad — hizo una breve pausa para tragar saliva — Aunque pienso que lo primero que deberíamos hacer es conocernos, pienso que es importante que sepamos nuestras habilidades individuales si queremos saber la manera en la que podemos afrontar la misión como grupo — finalizó el Suneku con un tono de voz calmado.

Ivy les entregó a sus compañeros unos transmisores para comunicarse por si tenían que alejarse los unos de los otros. Satoru se colocó aquel aparato electrónico en su oído izquierdo, mientras volvió a dirigirse a la chica de voluptuosas curvas y a Yukiko:

¡Demos cumplir la misión con éxito, el fracaso es intolerable! — comentó el peliblanco mostrando una amplia sonrisa — Por lo que a mí respecta, soy hábil en el Fuinjutsu y un buen estratega, ¿y vosotras dos? — dijo Satoru con calma.

21


El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje


ATENCIÓN
Shinobi's Justice

Este foro no tiene una ambientación compatible con objetos como los transmisores. Debéis de modificar tal parte del rol.






Historia contada por Invitado, el Mar Mayo 23, 2017 3:18 am




Volver arriba Ir abajo

FdR: ya edite mi parte

A medida que iban conociéndose de a poco e intercambiado palabras sobre su misión. El que tenía la palabra era Satoru, los estudio un poco y pues esperaba que llevarse bien con este.  Cada uno dio sus habilidades lo cual fue interesante. A simple vista noto en que la peli-rosa les daba bien las luchas cuerpo a cuerpo, sonrió levemente ya que cada uno tenía habilidades geniales.

-Yo me manejo en lo que es la fuerza y rapidez. Aunque más rapidez que fuerza.- Siendo Namikaze es normal ya que ese clan son muy hábil en la rapidez.

Yukiko le hizo entrega del plano, Ivy le sonrió con gentileza. –Gracias.- observo detenidamente para poder grabárselo en su mente. Podía ser que la chica sea un tanto olvidadiza pero jamás olvidaba un rostro, por mucho tiempo que allá pasado. Solo demoró un par de minutos para poder grabárselo. Le hizo entrega del mapa. –Gracias no lo necesitare más.- Sonrió nuevamente. Recuerda las palabras de un joven siempre decía que una sonrisa solías salir de cualquier problema que podías afrontar sin importar que esta sonrisa fuese falsa.

Era momento de dejar la aldea y caminar hacía donde nos iba a deparar nuestro futuro que es la misión que debían realizar, no sabía que sucederá en el transcurso del viaje, pero esperaba que todo resultara muy bien y sin problemas. Esperaba que la misión no fuese un total fracaso, ya que el fracaso en Ivy no está en su diccionario y por lo visto supuso que para la peli-rosa tampoco existe en ello, por lo menos tenían algo en común.

Creo que a nadie le gusta ser derrotado, pero siempre en una derrota sea en la que sea maduras y no tropiezas con la misma piedra dos veces.

A medida que iban dejando la aldea el silencio menguo por bastante y eso no era muy cómodo para la rubia. Si bien esta era su primera misión en grupo para la chica, no quiere decir que sea una antisocial, así que decidió intercambiar algunas palabras con sus compañeros.

-Les tengo una pregunta, es más una curiosidad, espero que no me lo tomen a mal. ¿Cuál es su razón o porque decidieron ser ninjas?.- Ivy tiene una respuesta a ello y más que nada es su venganza y ser como su padre. Sabe que la venganza no conlleva a nada pero lo había prometido.
25

TEMA EN TRANCE
Shinobi's Justice

*A toda persona que se inscriba, se le cortarán los temas iniciados menos los sociales, hasta el día 26. NO podéis subir stats hasta el día 26, TODOS los temas, quedan clausurados hasta que acaben las inscripciones y se os subirá directamente lo que hayáis pedido hasta el momento. Para pedir las cosas, comprar y prepararos para el examen tenéis hasta el último día.
No seguir esta regla, se contará como una falta grave.*

En el caso de NO participar en el examen, podréis seguir con normalidad.



✓MISION CORREGIDA PARCIALMENTE POR PETICIÓN DE YUKIKO
Shinobi's Justice


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.