Últimos temas
» Misiones rango C
Hoy a las 2:44 pm por Hawk Eye

» [Trama personal — Tobi Sarutobi] La desgracia
Ayer a las 11:32 pm por Tobi Sarutobi

» [Pacto con Bestias: Halcón] - Yhazid J. Sirha
Ayer a las 6:20 pm por Iron Fist

» [Evento] ¡Festival Odayabasu!
Ayer a las 4:17 pm por Akira Senju

» [Evento] Festival Odayabasu: Lanzamiento de dados
Ayer a las 3:10 pm por Staff SJ

» [Evento] Festival Odayabasu — Li Ming Vs. Taeko Uchiha
Ayer a las 11:35 am por Li Ming

» Do you want a doll in particular? [Búsqueda de rol]
Ayer a las 8:47 am por Alice Margatroid

» [LIBRE] Soledad ¿Eres tu?
Ayer a las 5:02 am por Jun Matsuoka

» Ephemeral Academy — Élite.
Ayer a las 2:00 am por Staff SJ

» [15/10/2017] Censo de Actividad
Ayer a las 1:46 am por Staff SJ

» [Armería] Svel
Dom Oct 15, 2017 10:38 pm por Svel

» Misión rango D nº8: Aracnofobia [privado con Inshun]
Dom Oct 15, 2017 9:45 pm por Svel

» [Evento] Festival Odayabasu — Akira Senju Vs. Ino Yamanaka
Dom Oct 15, 2017 8:48 pm por Akira Senju

» Misión Rango D [No le Quites el Ojo]
Dom Oct 15, 2017 8:09 pm por Hawk Eye

» Misión rango D: La casa del árbol
Dom Oct 15, 2017 8:03 pm por Hawk Eye

» {MISIÓN D} — Entrenamientos especiales (con Saigo Uzumaki)
Dom Oct 15, 2017 7:54 pm por Hawk Eye

» Registro de Temas Cerrados
Dom Oct 15, 2017 7:44 pm por Hawk Eye

» Misiones rango D
Dom Oct 15, 2017 7:42 pm por Hawk Eye

» Registro de Aldea
Dom Oct 15, 2017 7:41 pm por Hawk Eye

» Registro de PB
Dom Oct 15, 2017 7:37 pm por Hawk Eye




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura lentura y pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que puedes hacer el expediente, el perfil ninja y las cronología y relaciones al mismo tiempo, sin embargo hasta que el expediente no te sea aceptado NO PODRÁS hacer los registros ni de aldea ni de PB.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Patrulla sin fundamento
Misión de rango C

La luna no acompañaba a la joven, ya nadie velaba sus sueños, ya nada quedaba, mejor dicho, solo quedaba la nada. La sudoración era evidente, los gemidos, los sobresaltos en media noche, todo apuntaba directamente a su yugular, sintiéndose constantemente amenazada, estaba perdiendo la razón mucho más de lo normal. Quizás, no era la más indicada para hablar de locuras, conocía varias, entre ellas la de una mujer de su antiguo poblado,, que ya pereció bajo los sables del propio feudo del país de las rocas, o quizás, de la locura que otorgaba la codicia y el poder, que corrompía a todos aquellos que lo poseían, aunque fuera por un tiempo demasiado breve. Este caso o quizás en único que ella conocía de buena mano era el del asqueroso y repudiado feudal, jodido rubio de apellido Kamibara. Lo maldecía constantemente, la sangre le hervía al hablar de él, y lo más importante, su escuálido cuerpo, el de aquel niñato, quería que fuera sepultado bajo sus pies, bajo sus pobres y magullados pies. Levantarse de la cama era algo habitual, las intromisiones en los sueños todavía más, y el quedarse frente a la puerta mirando como si de un momento a otro fuera a entrar una criatura mitológica como un dragón, no era nada que sobresalía de la monotonía.

La morena ya no sabía qué hacer para apaciguar sus sueños, tomó incluso hierbas medicinales gastando sus escasos ahorros, pero nada parecía tumbarla, ni siquiera en sueños. La mujer musculada parecía darle miedo al mismísimo Morfeo, ella se jactaba en su cara cada noche, y cada madrugada, augurando su despertar como una nueva lucha.

Los sueños eran siempre los mismos,  cargados de tonos grisáceos, solo un rojo carmesí brillaba por el escenario, una muchacha sin saber que hacer, perdida y desolada vagaba, con pelo largo, recogido en una densa y mal hecha trenza, mostrando ya que su cuidado no era nisiquiera el minimo, y de pronto, su mirada, eran tristes, lloraban a nuestra protagonista pidiéndole clemencia y desesos de ser salvada, pero ¿Qué podía hacer ella para ayudar a aquel alma moribunda? Nada. De pronto el ojo de este comenzaba a brillar, a brillar de manera extraña, casi imposible, tanto que parecía relampaguear, dando un sendero de luz a la joven, esta parecía morir del dolor, pero caminaba vagamente por aquel extraño camino. Todo, para darse cuenta que era ella, ¿Acaso esto era normal?  No, creemos que no. Parecía que trataban de avisarle de algo, advertirla, pero ella solo podía despertarse llorando para pegar nuevamente algún puñetazo perdido al aire, buscando respuestas, dado que ella se las arreglaba siempre con la demostración innecesaria de fuerza física.

Acaso…. No imposible, a la muchacha solamente se le pasaba el pequeño dragón recientemente conocido en el evento, de nombre peculiar, Mushu.
Pero era imposible que tal pequeño y frágil ser, le mandara señales a la Matsuoka, así que disipó aquel pensamiento de su cabeza, pero, sin embargo, recordó a aquel gilipollas, perdón, a aquel tonto lava que se encontró de camino a este, Diarmuid le había dicho, fuese un nombre real o no, cooperaron bastante bien (hecho casi imposible para Jun), pero si, fue todo un éxito. Quizás fuera así por el miedo de ser reprendida por Masao Hon, el líder de su nación, aquel hombre fuerte que admiraba casi tanto como si fuera un hermano, tratando constantemente de continuar inutilemente sus pasos.Un hombre con tanta carisma que dio esperanza al pueblo de aquel ruinoso país, y aunque fuera de una manera algo pobre, incluso el mismo construye edificio, un hombre con talante, noble y respetuoso, sin duda un claro ejemplo de vida, para alguien abandonada a su suerte, como nuestra querida.

No eran momentos de paz, pero decidió por unos segundos darse algo de tiempo. Encendió la vela a la luz de la luna llena, y cogió un pergamino en el que tenían las normas básicas y documentos sobre aquel mundo, quizás así podría dormir, y ver a aquel peliblanco leyendo con tanta claridad y ligereza, le hizo entender, que aunque ella no pudiera leer rápido ni por asomo y no reconocía apenas los kanjis, decidió esforzarse, quizás , tardaría siglos.- El Estilo "Externo" de artes marciales es un estilo de lucha que se caracteriza por el énfasis en los movimientos rápidos y explosivos y el desarrollo de la fuerza física del practicante y la agilidad. Los regímenes de entrenamiento para los estilos externos se centran en torno a la potencia muscular de velocidad, y la aplicación, el desarrollo de la memoria muscular del usuario y su resistencia, la construcción de todo el cuerpo hasta llegar a un nivel "duro" de físico para el combate real. Un Estilo "Duro" de artes marciales es un estilo de lucha que se caracteriza por un enfoque mediante la interpretación y la lucha contra la fuerza y contrarrestar la fuerza entrante de un oponente con la misma fuerza y/o mayor: En estos estilos, el médico, ya sea directamente bloquea el ataque de entrada con un ataque de su propia o cortando a través del ataque en un ángulo. Estos estilos se basan en el poder externo, en el caso de un profesional de puño fuerte, es la fuerza superior del usuario y el acondicionamiento físico, que crea el éxito. El practicante de combate va de frente con la ofensiva, y su ofensiva se convierte en su defensa. Un Estilo "Interno" de artes marciales es un estilo de lucha que se caracteriza por su énfasis en el uso de la mente del ninja para coordinar la influencia del cuerpo relajado, (en comparación con el uso de la fuerza bruta), y el desarrollo interno, la circulación, y la expresión de su chacra. Un practicante de un estilo interno entiende que es un rival tan fuerte como la más débil de las articulaciones. Los regímenes de entrenamiento para los estilos internos incluyen la meditación y el control en relación con su flujo de chakra interno.Un Estilo "Suave" de arte marcial se caracteriza por su enfoque de recibir la fuerza del agresor y el impulso y luego la dirección de la fuerza del oponente, lo que lleva el ataque en otra dirección. En estos estilos, el usuario busca convertir a su fuerza propia y la de los opositores en contra de ellos, para llevarlos fuera de balance, la difusión de la energía del ataque entrante, y, en el caso del puño suave, para hacerlos caer desde el interior. Un estilo "suave" es menos uso de fuerza física y más uso sobre la energía interna.-[/colo] Sus palabras eran lentas, casi tanto como una anciana subiendo a la cima de un montaña, para leer aquella frase, pudo estar perfectamente un minuto, tiempo que obviamente era demasiado, pero cuando terminó, lo entendió, ella solo basaba sus peleas, todas ellas simplemente en golpear, en no reparar nunca en el uso inteligente, no se paraba jamás a mirar todo de manera fría, simplemente su instinto de supervivencia era suficiente, para mantener a la joven con vida, pero quizás , y solo quizás debería de pensar un poco más en su bien estar físico, y dejar de ir a lo loco, destrozando árboles por donde pasaba como si fuera un mastodonte, sabía sin duda alguna, que era una de las Gennin de Iwagakure no Sato que más asustaban, que más querían evitar, que más temida era, pero no le importaba, aquellos que la conocían se acercaban a ella, aunque sus voces dijeran siempre lo contrario. El olor de la mañana llega a sus fauces, a sus narices, olisquea, como si de pan recién hecho se tratara, el sol aun no salía apenas, pero lo suficiente como para verse las manos, sin tener que usar aquella vela de bajo coste, como todo en ella.

Acomodo sus manos, y sus vendas, colocándose sus nuevos guantes de batalla forjados por un herrero de la zona, preparándose para salir a batallar al campo de entrenamiento de la aldea, así quizás se espabilaba, ya que apenas había dormido unas dos horas tras aquella movida noche, que ya era algo que hacía recurrente, como si se tratara prácticamente de un hobbie, ojala fuera así ¿Verdad, Jun? Pensó que quizás de camino podría comprar algo para comer, como algo de pan, con el dinero que conseguiría seguramente hoy en el día, haciendo cualquier bajo encargo del que ella se pudiera encargar. Las calles estaban desiertas, solo algunos lugares de la aldea se encontraban abriendo sus puertas para preparar todo el material, para atender a los agradecidos clientes, pero quizás, cuando ella llegara a por  algo de picar ya no podría catar nada, es lo que tenía ser un shinobi, o eso pensaba la joven, aunque algunos aplaudieran aquella parte de ella, yo no estaría tan seguro de apoyar a alguien que está como una jodida cabra, y hace las cosas simplemente por inercia, por deseo he impulso. El olor llegaba a su pequeña nariz, y comenzó a olfatear, el olor a huevos, harina y azúcar era más que obvio, estaban realizando posiblemente uno de sus alimentos favoritos, el pan, el pan simple, sin apenas azúcar, más bien bastante insípido para muchas bocas, pero este no era su caso, de pronto, un tropiezo llamó su atención, todos sus sentidos se puso sobre ella, no quería quedarse sin dientes por estas como siempre muerta de hambre, nada fuera de contexto, al alzar la mirada con avidez hacia arriba, sudando la gota gorda tras salvar su bonita, pero manchada cara, como de costumbre, frente a sus orbes, otro humano. Uno diferente al que siempre aparecía en los momentos más extraños de la joven Matsuoka. Este era moreno, bastante moreno, además con el cuerpo lleno de tatuajes de carácter azabaches, con colores inexistentes. La piel de este era también era bronceada, parecía que había estado demasiado expuesto al sol, y tenia cicatrices visibles en su piel, que posiblemente eran los únicos trazos de piel clara en el cuerpo de este, sus ropajes tampoco dejaban demasiado poco a la imaginación. Llevaba unos pantalones muy anchos, cerrados en su final, parecidos a los de la joven, de color negro, y su pecho estaba galardonado con unos abalorios de mala calidad, de cuero con armas extrañas portadas en estas, y en dicho lugar, brillaba la placa de la aldea en la que se cernían ahora mismo, Iwagakure no Sato, capitaneada por Masao Hon, el Tsuchikage.

El joven de manera ruda agarró el hombro de la joven, con fuerza, como si fuera a descolocarlo, y la miro con muy mala ostia, parecía que de un segundo a otro, iba a pegarle una ostia, con tanta fuerza que la volvería a llegar a casa, además el barro de la lluvia de aquella tormentosa noche, la haría resbalar, llevándola todavía más rápido.
La mañana ya era más entrada, más cercana, el sol culminaba sobre toda la población muy lentamente y la noche, terminaba completamente de evacuarse. El joven pronunció con palabras bastante agridulces, con una voz demasiado ronca ‘’Ya están aquí, ayúdame a avisar a todos’’ directamente la joven abrió los ojos, sabía a qué se refería, era obvio que no eran extraterrestres, ya que ni siquiera ella misma se lo planteaba, pero era obvio que el feudo, las tropas del rubio egocéntrico habían vuelto a traspasar las puertas de la villa, sabía que eso significaba mal ambiente, niños llorando y algún que otro secuestro para sonsacar información, como si el tsuchikage, no tuviera nada mejor que hacer la verdad, como si el tuviera una conspiración más que física contra el imperio, era totalmente falso, pero, tenía miedo, bastante de hecho, no era la primera vez que esto sucedía, eran muchas veces en este año, en lo poco que llevaban, corría, corría endemoniada tras asumir la acción del joven y corresponderle con un sí, simplemente aceptando la acción.

Corrió como alma que lleva al diablo, tanto, que las piernas le empezaban a doler, las personas de la aldea comenzaban a despertar, la calle empezaba a llenarse, como cada mañana, aquellas señores llevándose las manos a la cabeza al verla, y el grito no le salía. Pero su cara de miedo asustaba a todos los de alrededor, miraba y directamente giró su rostro, estaba siendo perseguida por los tejados de colores azulados dos personas, sin saber su género, completamente cubiertos, y unas pañoletas rojas tapaban su rostro, no era la primera ver que algo así sucedía, pero si la primera contra ella, llamaba la atención, eso era obvio. Agarró un kunai de su bolsa y directamente lo soltó contra el tejado, uno de ellos lo esquivo hábilmente, y obviamente iban a por ella, no eran imaginaciones ni voces.
Sin dudarlo agarró una caja, esta caja estaba llena de tomates y la atravesó son sus garras, girándose con tanta fuerza que la envió directamente pensando que iría directamente hacia ellos, error. Su trayectoria se paró a menos de medio metro, estaban justamente detrás de ella, una velocidad asombrosa, aun anclada a la caja, uno de esos cuerpos la empujo contra el interior del local y la Matsuoka, sorprendida calló hacia el fondo del lugar, desplazando la mesa hasta aquel pobre verdulero, que miraba con miedo la situación, este se apartó, algo malo iba a suceder, era evidente. Cerró los ojos por el dolor del aporreo contra aquel suelo sin estar asfaltado, cuando volvió a mirar de pronto estaban lanzados sobre ella, a la que iban a golpear, sin razón alguna, simplemente correr. Alzó la mano y la puso en su rostro,uno de los golpes fue propiciado en su mano directamente, y sin problema le agarro, girándole sobre su cuerpo con ayuda de sus piernas, haciéndole una llave contra el suelo, y barriendo rápidamente al otro encapuchado con sus pies, tratando de evitar el golpe ante todo, no dudaba que esto fuera a suceder, pero suponía de alguna manera, que los golpes, no iban a ser demasiado duros contra ella, ya lo noto en su mano, parecían bastante débiles. Dio una voltereta, una voltereta de lo más sencilla hacia atrás, sin separarse del cuerpo y quito del rostro de aquella persona con muchísima dureza el color carmesí. Los ojos azules eran lo único visible, y al ver a una mujer bastante, pero que bastante joven y bella frenó el golpe, a unos simples centímetros de la cara de aquella mujer.De pronto su mente recordó ‘’ Tenían cualquier nombre, a cada cual depreciaba mas nuestra manera de no seguir la corriente. Nos decían, que no éramos estéticos, que no teníamos un orden, que éramos unos bohemios.
Insultaban nuestras maneras de hacer. Nos veían incívicos, nos perseguían por los supermercados, nos registraba la policía, nos invadían. Si había culpables, era nuestra siempre la culpa. Nuestros familiares no nos entendían, y sus amigos, pensaban que éramos de familias desestructuradas. Nos decían que no teníamos respeto por esta sociedad. Nos importaba una jodida mierda. Solo un pez muerto, sigue la corriente’’ Recordaba aquellos versos que profesaban a la semana algunos jóvenes, con la cabeza comida por el joven Shinichi, pero ella sabía que estaba de parte de los buenos, jadeó, pero se separó de la muchacha.

-Vete, ya. O te mataré aquí mismo- Sus ojos desafiantes confesaban su mal carácter, pero no, no pensaba matarla, le daba sentimiento, le recordaba a ella, perdida hace algunos días, quizás algo más de tiempo, pero no recuerda, o no quiere recordar aquellos malos tiempos luchando en la calle para sobrevivir.La joven susurro, algo inaudible, y se separó de la morena, agarrando el otro cuerpo, ayudándole a levantarse y a marchar del lugar. La Matsuoka fue alentada a abandonar el lugar, había protegido a aquel pobre hombre, y no dudo, no debía dudar, ese hombre le había agradecido con mucha rapidez a la muchacha, y esta volvió a correr, algo más lento, pero cuando se quiso dar cuenta, estas parecían bastante dispersas, las tropas no parecían demasiado grandes ni rebeldes, desaparecieron del lugar, y esta volvió con lentitud a las oficinas del Kage, para buscar a aquel muchacho y si no fuera así , al menos informar a cualquier superior de lo ocurrido, para pagar de alguna manera a aquella pequeña tienda alejada del lugar principal. Parecía según las habladurías que hubo bastante más problema en la plaza inicial del país de la roca. Susurró en las puertas de este, esperando su turno para decirle al joven Tsuchikage, pero sin problema alguno, y sin esperárselo, fue de nuevo molestada, por el mismo muchacho ‘’Te estaba buscando’’ Dijo con demasiada voz, como si les estuviera regañando de alguna manera, y la cara de Jun no fue de miedo, la tranquilidad llegaba a su mente, a su desequilibrada mente y susurro, casi sin voz – Quizás yo también – este afinó la oreja con cara de ‘’¿Qué cojones dices, niña?’’ ella no iba a volver a responder pero dijo con bastante mala baba -No pienso repetírtelo, jodido niñato de mierda – Eso si lo escucho y la miro bastante mal, ella no había pensado quien era, ni le importaba la verdad.

’Yo soy Dai, uno de los nuevos Jounnin de la aldea’’. Esta no pareció advertir nada, se la soplaba mucho la verdad, suspiró hondo y dijo – Yo soy Jun, pronto seré chunnin. Bueno, dale la noticia aquí en el despacho, Jounnin- Dijo algo bastante retintín, buscando molestar a aquel muchacho. No le importaba quien era quien, si él era su superior, simplemente le importaba el líder de aquella rebelión, y grabar su nombre en la historia, como la posible mano derecha de aquel guerrero. Suspiró y se giró sobre ella misma, regresando al lado totalmente opuesto, dejando a aquel hombre completamente apartado del lugar, volviendo sin dudas a su lugar de vuelta, a descansar con miedo de volver a tener pesadillas, sabía que la de la noche anterior no era la última, pero tampoco era la primera, así que se acostumbraría, como siempre a aquel ambiente desagradable.
La luz se apagaba de nuevo, la joven ya estaba demasiado cansada, suspiraba, jadeaba, y deambulaba casi como una muerta hasta su hogar, quería volver a entrar por aquella puerta reventada. El lugar se remitia a los hechos, no sabia nada de aquel joven que la había interceptado y tenía curiosidad por volver a verlo, su nombre era curioso, Dai. Como aquella tierra en la que se ubicaban, en aquella tierra que tanto odiaban como ‘’Daichi’’, pero ella, la adoraba, todo, desde el olor de los campos de arroz, al olor de los tomates… hablando de comidas, ella era subnormal, había vuelto a no comer, pero tranquilos, mañana volvería a comer algo, quizás, si no se le olvidaba. Suspiró, traspasó aquel muro y sin duda, y sin ningún reparo volvió a tumbarse sobre aquel colchón de paja recubierto de una sabana, era hora de apagarse, y prepararse para el día de mañana, el día que le esperaba seguramente.

By JeuNMF


Nombre: Patrulla sin fundamento.
Rango de la misión: C.
Paga de la misión: 450 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Iwakagure no sato.
Número de post: 60 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Las patrullas vuelven, pero esta vez por los barrios más bajos de toda la aldea. El hambre, los anarquistas y los rebeldes atraviesan todas estas calles y desean abatiros a todos aquellos que apoyáis al gobierno. Ahora vuestro deber es proteger al pueblo de estos hechos.

Total de líneas: 210 líneas {calibrí 11} -60 líneas de misión = 150 sobrantes.
Entrenamiento: +6 en velocidad, llegando a los 20.
Justificación: Al correr por todo el lugar evadiendo a los rebeldes.



✓MISION ACEPTADA
Shinobi's Justice


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.