Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sol se ocultaría en un par de horas, y su momento de mayor esplendor había concluido hacia unos instantes, dejando la piel de la morena un poco ardiente. No llevaba mucho tiempo en aquel pais, y la aldea del sonido era totalmente diferente, y al parecer, haberse criado allí le había concluido en una especie de dermatitis. Comenzo a rascarse sus brazos y su espalda con agresividad. - Ahhhhhh.- Suspiraba de placer, en el momento en que encontraba el lugar exacto de la picazón.

Aún no tenía donde quedarse, y al parecer nadie recibía bien a la pequeña por alguna u otra razón. Su dinero, o el de sus padres, se había esfumado en alcobas y comida, y Lilith comenzaba a sentir en todo su ser, las consecuencias de haber estado una semana entera, comiendo solo dulces. Su estomago gruñía con ferocidad; era una mierda estar en esa aldea, nada era como en los cuentos de sus padres. Sin embargo, allí se encontraba sentada en una pared que daba a la plaza de la aldea, y metros más abajo cientos de rostros de todo tipo deambulaban, el olor a sangre era encantador, y uno que otro ritual se veía a las afueras, acá todo el mundo era shusha shinto y eso alegraba a la pequeña, quien a pesar de sus dolencias, se encontraba sonriendo de oreja a oreja.

Paso unos segundos allí, mientras una ráfaga de viento terminaba de pasar junto a ella, y jugaba con su cabellera plateada. Ladeo su cabeza de un lado al otro, moviendo su cabellera hasta uno de sus hombros, el derecho. Comenzó así a hacerse una cola de caballo. Un sonido hizo llamar su atención, y a unos 15 metros de distancia, los pagos veloces de un ninja que se desaparecía en los tejados de Kusagakure, aquello ilumino la mente de la infante, quien como pudo salto al suelo torpemente, y termino cayendo de culo contra este. - Auuu.- Grito con dolor, mientras se levantaba y se acariciaba sus nalgas con dulzura.

Comenzó a correr entonces hasta la puerta de el edificio del Kage, allí como era costumbre ninja se repartían las misiones a todos los que deseaban hacer una, y al ser aldeas aliadas, seguramente tendrían una para Lilith, quien necesitaba entretenerse y ganar algo de dinero, para poder comer y dormir en un lugar decente.  Por fortuna, solo al entrar se escucho un gran alboroto, y la intriga la invadió al instante, por lo cual termino junto a toda la muchedumbre observando lo sucedido. Una señora regordeta, movía dinero de un lado al otro, y gritaba cosas que no entendía, un enfermo, una planta, misión. Las personas chismosas comenzaron a hablar entre ellas. - Un ninja? donde hay un ninja?.- Murmuraban por todos lados, Lilith se acerco un poco más con su sonrisa cotidiana, y ese par de ojos abiertos totalmente.

Observo como la señora gritaba desesperada, y es que en esa aldea no había nadie dispuesto a ello, que tan difícil podría ser. Uno de sus invasores, comenzó a asomarse, por debajo de su falda, y se poso en su dedo derecho. - Nosotros lo haremos!!.-  Grito entusiasmada, dando un salto y alzando el brazo, como intentando ser vista. Se abrió campo para dejar ver a la pequeña, un silencio incomodo, y después risas.  Pero la pequeña comenzó a avanzar a saltos cortos, como jugando en la pradera. - Lilith, ninja de Otogakure.- Saludo a la gorda, y le rapo el papel de las  manos.

Dio un salto más largo, para esquivar así a todos, y en un lugar más tranquilo leyó la misión. Su cuerpo comenzó a temblar un poco, el susto la invadió al instante, era una ninja de otra aldea, y necesitaba cumplir la misión, pero ella y el agua nunca habían sido buenas amigas. - Mierda.- Dijo la pequeña con voz dulce, y tras esto, se tapo su boca con ambas manos. Termino de leer, y al parecer, se trataba de una misión en conjunto, y a cierta hora, y en cierto punto, tendría que encontrarse con una ninja de Kusagakure, al parecer, no confiaban del todo en la pequeña kunoichi, esto la molesto un poco.

Sin embargo se fue caminando lentamente, para cumplir la cita. Llego a las afueras de la aldea, y una gran puerta estaba allí, ya le era familiar para ella, y creía que de camino hasta allí habían pasado por el rió, que podría salir mal?, no era mas que una plantica, y con fortuna, seria una planta de colores como si fuese un arcoiris. Sus mejillas se volvieron rojas solo de pensarlo, tendría que encontrar esas plantas mágicas rápido. Empezó así, a dar vueltas con los brazos extendidos, mientras esperaba la llegada de su compañero. - la cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar.- Aquella canción le gustaba mucho, le hacia recordar su infancia.

La misión debería ser muy importante, por que según entendía aquel tipo se estaba muriendo, y no entendía por que simplemente no se lo entregaban al dios y ya, pero por la plata baila el perro, y aquella pequeña niña necesitaba aquellos ryos para poder continuar con su propósito.

Lineas: 52
Mision: 30 Lineas.
Velocidad: 16 = 2 puntos.  
Sobran: 6 lineas.



"Cada quien muestra un disfraz, todos tienen una mascara".
Una coleta, dos coletas, cero coletas, siempre dependía de ello su personalidad y su rotación en este mundo, su forma de ver las cosas, su manera de oír y oler, su odio o su amor… esta ocasión fueron dos, dos grandes coletas en un peinado desordenado, en una obsesión por mostrar esos piercing negros y permitir a sus ojos azules y grandes ver al mundo totalmente errado, ver una ilusión en las calles y paredes, no ser capaz de discernir un color de otro, eso no importaba, la esquizofrenia estaba a full y se acentuaba con unos hongos mágicos que la joven sacerdotisa estaba guardando para una ocasión especial, pero que por asares del destino y la poca resistencia a los impulsos que le daban volver a probar dichos hongos la joven se los devoro, no uno, no dos ni tres, simplemente la bolsa entera, casi al borde de la sobredosis, casi al borde del desmadre, eso no interesaba, estaba particularmente callada… no podía ver directamente nada, nada le importaba, la joven estaba absorta mirando el horizonte, mirando aquel papel levantado en el cielo por aquella esfera con brazos y voz irritante, Yuki no se movía, no daba palos para el puente, su realidad era distorsionada por un sinfín de imágenes y colores, un arcoíris redondo a su alrededor, el piso moviéndose y el candelabro hablándole.

El techo se abría en dos y se movía cuáles hojas de un libro para llegar hasta ella, observo sin mover la cabeza al cielo y pudo ver como aquel lector estaba leyendo esta zarza de estupideces sin sentido, viéndola ahí, riéndose de ella y gozando de su mera existencia… pero había otro escritor, alguien más estaba controlando el destino, una niña de piel oscura estaba revoloteando en el lugar, era lo más normal en aquel mundo de fantasía… era un ser racional, diferente de ella, era un hada de blancos cabellos que volaba por aquel pasillo… tomaba un cilindro de arroz y cartón y se marchaba sin rechistar…

Clack, clack, clack, replicaban así los dedos al chistar frente a ella… la baba de su boca caía por la comisura de sus labios y sus ojos desorbitados se centraban nuevamente… su pupila dejo de estar dilatada y enfoco un mundo nuevo, uno sin lectores ni escritores, un mundo con colores caobas y maderas raras, verdes por aquí y por allá, un sistema de decorosas paredes y aquel balón extraño se convertía en el cuerpo de una mujer… el grito desesperado de esa mujer por atención le causaba repudio… escuchaba como la regañaban, pero eso no le importaba… aparto con su brazo a aquella persona de en frente y camino hasta la ventana, se apoyó sobre el marco y, mirando de reojo, esta dijo – la cena está servida… - y salto al techo más cercano.

La carrera era innecesaria, solo quería ver a aquella niña nuevamente, no sabía que traía en su poder, solo recordaba aquella pluma con tinta describiendo sus pisadas, no podía comprender por qué aquella ilusión también la marco a ella como una actriz de esta novela escrita por aficionados, no lo entendía ni le interesaba realmente, lo que ella deseaba era alcanzarla, analizarla, revisar si era una creyente y luego olvidarse de ella nuevamente… o tal vez, recordarla durante su eterno viaje… no importaba, quería volver a drogarse, quería volver a sentir esa sensación y dilatar sus ojos nuevamente a una realidad que poco comprendía… la joven empezó a gritar y reír a medida que aumentaba su paso, a medida que corría más y más rápido en dirección contraria a donde esa niña había ido… buscándola, pero no le importaba, corría cada vez más y más fuerte esperando dar vuelta al mundo y llegar hasta ella… no importaba, solo debía alcanzarla…

La joven sacerdotisa llego hasta la catarata del norte, llego a donde esta iniciaba y no le importaba, solo buscaba bajo cualquier roca, bajo todos lados, no importaba donde estuviese… solo necesitaba volver a encontrar… hongos? Esos eran hongos? La joven se olvidó de su cometido…

Revoloteo entre los matorrales y encontró algas de color azul… las olio profundamente y luego desecho, siguió buscando… no estaba en ninguna parte, no parecía correcto, tenía que encontrarlos… pero no eran importantes? No, para nada… ella necesitaba drogarse nuevamente, aunque nunca comprendió como ni porque la joven termino recostada sobre un tronco a la deriva por aquel rio, mirando al cielo y tapando los rayos de aquel sol con la punta de sus dedos… era imposible, pero no dejaba de tratar… que hacía en aquel tronco? No le importaba… que estaba buscando? Hace rato se había olvidado… tenía que hacer algo? No lo sabía.

Sin saberlo y sin pensarlo, la joven volaba sobre esa valsa improvisada en dirección al lugar de encuentro, en la pradera del oeste donde el rio pasaba tranquilamente… y su paso era lento, era el que el rio le había dado, estaba descansando de aquella maratón… iba a llegar casi a la hora pactada y sin siquiera imaginárselo o planearlo, solo estaba intentando atrapar aquella pelusa frente a sus ojos, solo intentaba tapar aquel sol molesto, solo miraba el cielo que cambiaba una y otra vez de colores en forma de un arco despreciable, una imagen de aquellos maricones que adoraban a dioses paganos… su mano estaba en el agua… era rico, era tranquilo… aquel tronco varo en la poca profundidad del rio, su cuerpo mantuvo instintivamente el equilibrio, dormitaba… no era importante… no sabía que estaba en el lugar que habían pactado para juntarse… tampoco sabía que le habían asignado esa misión, solo estaba ahí.

Entrenamiento de velocidad: 58 lineas = 7 puntos




~ Are you talking to me? oh... sorry, i'm talking with my voices right now ~

El sol en poco desaparecería, y aquella misión de búsqueda comenzaría a trotarse mucho más compleja. Lilith era una pequeña kunoichi, pero sus habilidades la habían puesto al frente en muchas ocasiones en su academia, su vista era bien desarrollada en las profundidades más oscuras de su aldea. Por lo que tal vez, ver en la oscuridad no era el gran problema, pero algo en esta misión no le terminaba por dar buena espina. Aún así, alli se encontraba dando vueltas en su propio eje, con sus manos estiradas, ya llevaba allí casi media hora, y su cabeza comenzaba a darle vueltas también, era una sensación extraña que la alejaba de la realidad, y la mandaba a su mundo de maravillas. Freno de pronto, y su cuerpo se ladeo de un lado al otro, y perdiendo el equilibrio comenzó a  dar El sol en poco desaparecería, y aquella misión de búsqueda comenzaría a trotarse mucho más compleja. Lilith era una pequeña kunoichi, pero sus habilidades la habían puesto al frente en muchas ocasiones en su academia, su vista era bien desarrollada en las profundidades más oscuras de su aldea. Por lo que tal vez, ver en la oscuridad no era el gran problema, pero algo en esta misión no le terminaba por dar buena espina. Aún así, alli se encontraba dando vueltas en su propio eje, con sus manos estiradas, ya llevaba allí casi media hora, y su cabeza comenzaba a darle vueltas también, era una sensación extraña que la alejaba de la realidad, y la mandaba a su mundo de maravillas.

Freno de pronto, y su cuerpo se ladeo de un lado al otro, y perdiendo el equilibrio comenzó a dar pasos y pasos, lo que su cuerpo ordenase, pues su mente aun daba vueltas, y el mundo a su alrededor, parecía que subía y bajaba y aún, bailaba junto a ella; era la única manera de bailar con algo o alguien, pues allí en aquella aldea, la pequeña aburame se encontraba sola y desconcertada, hambrienta, y adolorida. Mordió sus labios y maldijo su suerte, aún dando pasos agigantados sin sentido alguno, a donde la estaba llevando su cuerpo?.

No supo así, ni como ni cuando llego aquella Kunoichi que sería su compañera, pero el grito alterado de una mujer que lavaba unos trastos con el agua del rió, hizo que Lilith regresara prontamente a la realidad. Se mantuvo inmóvil, y con su mano derecha comenzó a sostener su cabeza, intentando que esta dejara de dar vueltas, y observo, al parecer la mujer se encontraba el cuerpo inerte de otra mujer. Movió su mano con destreza, mientras tomaba de su porta armas, su barita mágica, y la sostenía con firmeza, apuntando a la mujer muerta.

Se acerco a la gritona, y sin pensarlo dos veces, le lanzo una cachetada con fuerza, y la miro. No era su mirada normal, en sus ojos brillaban los recuerdos de sangre, muerte y destrucción, tantas cosas con las que había crecido, tantas cosas en las que creía firmemente. - Perra.- Le dijo amenazante a la mujer que lavaba al parecer ropa. - Ahí adentro pasan cosas peores por el bien de nuestros dioses.- Se mordió el labio, y apunto a la mujer con su varita, y sonrió.
Abrio sus labios, y de ellos, comenzaron a salir cientos de pequeños bichos que comenzaron a apoderarse del rostro de la kunoichi, y estarían dispuestos a devorar a aquella mujer, sin embargo, esta se alejo aterrada al ver lo que le pasaba a la pequeña.

Sus compañeros se desplegaron, era la única forma de mantener segura a la pequeña, quien aunque no estaba en terreno enemigo, si se encontraba sola, y tenia que defenderse. Miro de reojo al tronco, y había una mujer acostada en el. Lilith se acerco aún más, siempre apuntando aquella varita mágica contra el cuerpo que, podría estar muerto?, tendría que averiguarlo, pues al parecer no había nadie más cerca. Su rostro se veia sobreexcitado, y aunque se veia que la joven era pálida, el color rojo por los rayos del sol, la habian convertido en un pequeño tomate.

Se acerco aún más y sorprendida, comenzó a moverle uno de sus gigantescoz pechos can la barita Mágica. - Ohhhh yo quiero.- Se dijo para si misma, mientras intentaba agarrarse sus tetas, pero no las tenia igual de grandes como a la chica de las dos coletas- -Hey vaca, quiero tener unas así de grandes.- Guardo su varita, y comenzó a tocarlas con las manos. - Eran duras y suaves a la vez, como lo habría logrado?. - ¿Estas muerta?.- Preguntaba a la mujer, moviendola de un lado al otro con rudeza, y si no se despertaba pronto, terminaría tumbándola al agua.

Se olvido por unos instantes de la misión, no era muy buena con las artes medicas, y es que Lilith no era de las que daba primeros auxilios, para ella, todo era una oportunidad para bendecir a sus dioses. - Ohhh creo que he entendido el mensaje de mi señor, deseas que este cuerpo sea dado en tu honor.- Hablaba para ella misma, mientras sonreía, algo le debería servir para rematar a la kunoichi drogada hasta las tetas, y justo, cerca al tronco. una gran roca puntiaguda brillaba ante sus ojos, tenia aun rastros que mostraban que antes había sido usada para lo mismo, todo era una heramienta si era para complacer a nuestros dioses.
Lilith la tomo con su mano izquierda, y se dispuso a acercarse, un golpe contundente, y fuerte en la cabeza seria más que suficiente, pero tenia que prepararlo todo. - Alzo los brazos al cielo antes, y agradeció por este regalo divino. - Ohhh señor mio, como si yo soy una estúpida, por que me premias con esta pechugona. Señor mio, que te deleites con el baile de sangre.- Se estremeció, hacia varios días no le obsequiaba nada a su dios.

Alzo sus diminutos brazos, y a uno de sus lados, el sol comenzaba a esconderse entre las montañas, y un color naranja bañaba todos los cuerpos, y regalaba por unos instantes el ultimo abrazo del sol. Todo estaba preparado, hasta el color tenue volvía a ese lugar adecuado para demostrar su fé ciega. - Mierda.- Su mirada, volvió a ser cálida, y sus brazos bajaron, mientras unas personas pasaban a unos metros. No debería ser estúpida, aquella mujer podría ser cualquier tipa, y no necesitaba preguntas, ni más ninjas, movió el tronco con sus manos, y dejo que volviera a la corriente, siguiéndola, pero esta vez, Lilith se encontraba sentada sobre la otra kunoichi, con aquella piedra en sus manos, esperando el momento perfecto para arrebatarle la vida, de la manera más sangrienta que era posible para ella. Sonrió de alegría, mientras ambas seguían la corriente a algún lugar. Lilith se había olvidado por completo, de su misión ninja.
Lineas: 59 + 8 sobrantes.
Velocidad: 8 puntos.
Sobrante: 1



"Cada quien muestra un disfraz, todos tienen una mascara".
El viento sopla… mamadas… no importa, como siempre el mundo es igual, como siempre las nubes no se pueden tocar y siempre el sol molesta cada vez más… el agua es fría, que novedad, es como el alma de aquellos lectores empedernidos que solo se dedican a contar líneas y renglones en la historia de una humanidad controlada por la mente del narrador de nuestra historia, como siempre, como todo lo que ocurre, no hay vida que no sea contada, no hay historia nueva al cien por ciento y por sobre todas las cosas, no existe nadie realmente único en esta vida… al final somos todos simples borregos de aquellos que mueven los hilos, los dioses del averno y los putos Yokais que solo sirven como excusa de dios para matarnos a destajo una y otra y otra vez… pero eso no importaba realmente, lo importante era lo bien que se sentían sus pechos… un movimiento leve y ahogaba su gemido… aquellos hongos la hacían sentir algo erótica, más que de costumbre, pero no era capaz de levantar la vista… más que un poco al abrir la comisura de sus ojos y ver a una niña a punto de sacrificarla con una roca…

oh si nena, hazlo, no sabes lo mucho que me encantaría morir en este estado… pero… aun no puedo… no puedo hablar ni decir nada… tengo miedo… solo… no lo hagas todavía… primero debo cumplir mis sueños… debo saber para que estoy aquí… para que mi existencia fue creada, por qué mi padre me odia tanto… debo… dejar de hablar tan cuerda, que me está pasando? Hablo igual que una mojigata… ja ja ja, nada que tontera mátame! PUTA ENANA CLAVAMELA EN LA YUGULAR!! HASME SANGRAR!! OH SI LO DISFRUTARE!! QUIERO SENTIR LO QUE MIS VICTIMAS SIENTEN… pero no, la tonta solo juega con mis tetas y sigue rumbo… que es eso que se mueve? El mar? Estamos en el mar? Increíble… debe ser un mar de sangre… esta balsa no parece muy adecuada… debería levantarme… los dragones se ven raros desde esta postura… y aquella pequeña monada estaba muy sentada piernas abiertas sobre mi regazo… agradecida debe estar que no sea hombre, o de seguro ya hubiese hecho más que mil cosas, con lo mona que era…

un golpe seco al agua, un mareo leve, mis ojos se desorbitan al este y al oeste, no importa, mi mano izquierda ya se posaba en la madera y mi brazo derecho tomaba la muñeca que sostenía la roca de esa niña – te pille maldita desgraciada! – le dijo, acercándose directamente a su rostro y sonriendo de oreja a oreja – tu eres la tinta de aquel escritor! – dijo en su yugo al recordar aquella fantasía vivida por los hongos, la joven entonces perdió el equilibrio completamente y sus pies se dejaron caer al mar de sangre y… algas? Piedras? Eso no era el mar, eso era… una pequeña costanera rota? No, aún estaban en el bosque? Que bosque? Había un bosque en su casa? Donde estaba? Oh si, cierto… el arroz y cartón de la enana… ella tenía ese algo… pero porque el cielo estaba bajo de sus pies? Era extraño, no importaba, volteo y se paró sobre el cielo oscuro del fondo del mar, que extraña experiencia, estaba mareada, sus brazos pesaban y había perdido de vista a la enana morena… miraba a su alrededor de nuevo y perdió la noción de la realidad… tenía su cuerpo cubierto de algas azules moradas y verdes… que desastre, que putada más grande… se afirmó el estómago y se puso a vomitar ahí mismo. Oh, su desayuno acababa de irse, su almuerzo ni recordaba haberlo tenido, esos hongos de color negro y verde también estaban fuera… pero la sensación continuaba y el fluido interno realmente parecía más un arcoíris amariconado saliendo por su boca. La joven sonrió – que bonita mierda… - dijo perdiendo el equilibrio y sosteniéndose como podía con sus pies erráticos. El atardecer estaba llegando… si querían entregar la misión que no recordaba ninguna, deberían apresurarse en volver…

42 lineas:
30 de misión + 12 para entrenamiento y 2 que sobran del post anterior = 14 lineas entrenamiento.




~ Are you talking to me? oh... sorry, i'm talking with my voices right now ~
La temperatura comenzaba a descender, y aquel tronco se movía de una manera un poco torpe y lenta por aquella corriente. Aquel charco, no era especialmente torrencial, por lo que el viaje por unos minutos fue bastante placentero, sus bichitos como le gustaba llamarlos, se encontraban volando sobre ella desde hacia mucho, no les agradaba mucho el agua.

Mientras tanto, la pequeña, quien llevaba su faldita rosada, se posaba sobre las piernas de aquella Kunoichi que seria posteriormente entregada al señor, su sonrisa era hermosa y grande, y su cuerpo se estremecía de placer, por alguna razón le encantaba acabar con la vida de las personas, pero obviamente siempre para su dios, Lilith no era una asesina desquiciada, ni mucho menos. Su mano izquierda, aun se encontraba en su pecho, mientras la otra se alzaba al cielo, esperando acabar con la vida de la mujer.
Un repentino movimiento hizo que la pequeña gritara de terror. - AHHHH HIJA DE PUTAA!!.- Grito desconcertada, mientras en su rostro se dibujaba el pánico, la vieja se había levantado mágicamente y tomo su brazo con firmeza, y se acerco con su cara de loca, y comenzó a decir incoherencias, que clase de mujer era esta?.

Aun a su merced, Lilith se hundió junto con la ninja de Kusa hasta el fondo el lago. Comenzó amoverse descontrolada, sus piernas y brazos se agitaban como un perrito, nunca le había gustado nadar, y no era para nada su fuerte, en el cielo, una nube negra de bichitos revoloteaba por el lugar, esperando que la pequeña saliera. Era horrible aquella sensación de frió, y la promesa de aire, que terminaría en una sentencia de muerte, pero no era posible que la vida de nuestra protagonista, acabase en ese instante, pues solo se trataba de una misión sin importancia alguna.

Observo la poca luz en el horizonte, mientras cerraba sus ojos entumecida, una corriente, la embistió contra una de las orillas, y como pudo logro salir de allí, era una chiquilla estúpida, que casi moría por nada, sus ojos se humedecieron de rabia, iba a entrar en llanto cuando,- los poderes de cristo si existen.- Grito enrusiasmada la pequeña, que ya le importaba un culo que casi se meure, una mujer estaba vomitando arcoiris, que clase era, dios, era una putada. - QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.- Grito como loca saltando de un lado al otro. - Eres un puto unicornio.- Se encontraba invadida de la excitación. - Muéstrame como hacerlo por favor, diosa de los unicornios, eso es un ninjutsu o un genjutsu, o es magia?.- Nunca antes había visto algo parecido. Se acerco al vomito, y lo toco, lo olfateo, y miro a la mujer que aún vomitaba aquello.

Fue allí, lo bastante cerca que logro ver como vomitaba unos hongos, comida, y algas, y colores, la mujer como tal estaba llena de algas de colores, corales, y hasta un pescado se había quedado enredado en aquellos pechos gigantes. - El viejo se va a morir.- Era una tonta, se le había olvidado por completo la misión, pero el horizonte delataba la posición de  aquella aldea aliada, deberían llegar cuanto antes. Tomo a aquella kunoichi por las manos, y aunque estuviera vomitando, comenzó a  jalarla a la aldea. - Venga que nos vana  dar plata por eso.- Le dije a la otra mientras la llevaba al hospital, alguna de todas esas algas debería ser la mágica.

Se la llevo como pudo, y aun parecía estar en un estado un poco extraño. - Tienes que enseñarme a hacer eso.- Le repitió a la mujer, lo que la pequeña no sabia era que todos esos colores eran por que la otra vieja era una loca drogadicta, que ya hasta vomitaba colores. - Quiero que seas mi sensei arcoiris- La miro con su rostro de loca, mientras daba saltitos de princesa. Pronto llegarían al hospital.

La mujer regordeta, aun se encontraba allí, y al ver a una mujer llena de algas, comenzó a buscar ya buscar entre ella, la alga indicada, pero que iba a saber Lilith, ella era ninja, no matemática. Se tiro al suelo, y miro sus manos, aún tenia unos colores en ella, y pensar que quería matarla, que tonta era esa gennin. Se encontraba estupefacta ante la impotencia de la mujer, que clase de personas vivían en aquella aldea. Tal vez, si había tomado una buena decisión, su panza sonó de nuevo, esta vez con un dolor punzante muy agudo, necesitaba concluir esa misión lo más rápido posible.
Se acerco a la mujer y extendió su mano, en señal de merecer su recompensa, no obstante solo hasta que encontró el alga indicada, lanzo como si fueran miserias, dos pequeñas bolsas de dinero, una para la pequeña kunoichi de Otogakure, y otra para aquella mujer unicornio, que acababa de conocer. - Vamos a vomitar arco iris juntas.- Le dijo la pequeña, mientras le daba un abrazo fraternal, Lilith no tenia idea en donde se estaba metiendo, pero Kusagakure seria su nuevo comienzo como ninja.
Lineas: 50 + 1
Velocidad: 6
Sobrante: 3 lineas.



"Cada quien muestra un disfraz, todos tienen una mascara".
La joven sacerdotisa no paraba de sorprenderse de cuanto podía botar desde la boca… algunas cosas eran lindas, otras asquerosas, otras cosas simplemente le volvían su cuerpo en sí, no importaba, el atardecer estaba por llegar y el ocaso solo estaba ahí molestando su mirada… era arrastrada como antes, pero esta vez su cuerpo se unía al paso y trote… volvió a vomitar, nada era más molesto que pensar que ella no podía llevar el ritmo de sus pies, pero no le importaba… por mucho que quisiera detenerse no le interesaba, ella quería llegar y se puso a correr, corrió junto a esa niñita y por un momento vio flores y arcoíris alrededor de su trote, un campo de flores amarillas y un repentino jalón al saltar nuevamente a los árboles, a aquellas piñas sostenidas por los troncos y esas edificaciones en las alturas que conformaban kusagakure, estaba siendo guiada a un hospital… oh, la iban a internar? De nuevo? No gracias… pero no parecía realmente oponerse… estaba absorta a lo que iba a suceder, cuando repentinamente ella ya estaba ahí, parada y siendo observada como mono de laboratorio, quitándole capas de piel? No, era distinto… algas… su concepto de la realidad estaba volviendo… algo raro… una coleta menos? Si… se le había desatado mientras estaba en el rio… su minifalda escalaba por una de sus nalgas y su piel estaba entumida, como de gallina luego de aquel baño improvisado… era molesto, frio y de mal gusto.

La joven vio a la niña entonces a su lado y pudo notar su felicidad, ella la intento asesinar… ella era… creyente, pero, le faltaba experiencia, aun no sabía nada del Sintoísmo… Yuki se agacho ante ella y le tomo la mano – ven a mi iglesia, pequeña, está en el bosque a kilómetro y medio del centro por el sur, te enseñare ahí gustosamente… - dijo, sin saber que la niña quería aprender a vomitar como ella… bueno, igual y le convidaba un par de hongos de vez en cuando.


Lineas:
20.
Total: 34
Puntos: 4 para Kenjutsu




~ Are you talking to me? oh... sorry, i'm talking with my voices right now ~

MODERACIÓN EN PROCESO
Shinobi's Justice


Yuki Tsuyo: Todo en Orden. Stats Modificados

Lilith Aburame: La distribución de lineas para tus Stats esta mal,  te recomiendo leer la Guía de Stats. Cuando hayas editado, postea y me paso a corregir
Editado.



"Cada quien muestra un disfraz, todos tienen una mascara".
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.