Últimos temas
» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Volver arriba Ir abajo

Tomo el café con sus manos mientras los miraba, Jhin y Khára lo acompañaban en aquel pequeño restaurante, le dolía el bolsillo, pero que bien sabia cada cosa que probaba. Haber terminado su primera misión juntos resulto ser una buena experiencia, divertido y relajante. Tener algo de dinero en sus bolsillos tampoco venia mal, pero cierta melancolía le inundaba el cuerpo cuando los tenía en frente. La mayoría de las personas se sentían bien siendo ellas mismas con alguien, para él, era una tortura que conocieran su realidad, aun si solo era el hecho de que no tenía dinero ni la clase que intentaba aparentar. Jamás les había contado nada de su familia.

Sonrió levemente sosteniendo el café con fuerzas bajo su boca, sintiendo el humo que le hablaba desde dentro. —¿Recuerdan…? —Levanto el rostro mientras algunas pequeñas lagrimas empezaban a recorrerlo. No explico nada, no fue capaz de decir nada, solo mostró como poco a poco sus fuerzas se desvanecían. Su taza empezaba a temblar levemente, y él tan solo se mantenía allí, agradeciendo por dentro, ¿a su dios?, ¿al destino?, qué más da, tan solo se conformaba con tenerlos frente a él. Y seguro nadie más que el lo entendía, pero la soledad de la que se había librado, la realidad que había empezado a vivir con aquel primer trabajo, el mundo empezaba a tener color.


Si… ¿Recuerdan?


Su hermana había desaparecido hacía ya cerca de 3 meses. —¿A dónde vas? —Pregunto desconsolado, con lágrimas en los ojos, era la única persona capaz de hacer desesperar a alguien tan desinteresado como el, la única persona capaz de hacerle sentir que el mundo se acababa si no estaba, no sabía vivir sin ella, tantas cosas le había enseñado para sobrevivir, para ser fuerte, pero jamás una tan crucial como esa. Por desgracia para él, no recibió la respuesta que esperaba, un fuerte abrazo y pocas palabras más —Adiós pequeño —Al menos pudiste haber dicho hasta luego… Se marchó sin mirar atrás, dejando un vacio en su corazón, que poco a poco terminaba de destrozarse, pero no te preocupes, para Daimon, seguirás siendo su amada hermana, sin importar cuantos años te tome volver.

La noche no era precisamente acogedora. El frío polar le hacia temblar de una manera absurda. Pero no era como si pudiese volver a casa a dormir aun, necesitaba cenar, y su cena estaba en aquel fantasmagórico paisaje, junto al resto de los animales sin hogar, ¿la diferencia? Él era el depredador de cada uno de ellos. No había bestia capaz de destrozar a una serpiente como esa, prácticamente inmune al dolor, tanto tiempo aprendiendo a dominar esa habilidad de mal gusto que su hermana le había mostrado. De hecho Daimon veía todo aquello como otro entrenamiento más del montón. Aprender a moverse, atacar sin ser descubierto, cada pequeña acción podía ser crucial. Por más que pareciera un juego, era algo que no podía tomar con total seriedad, al fin y al cabo, su alimento dependía de ello, y no tener alimento, significaba no tener plegarias que dedicar.

Serpenteaba por las calles con la mayor parte de sus huesos dislocados, movimientos agiles, veloces e inesperados, buscando una presa que le pudiera llenar el estómago. Quizás resultase un poco triste que hubiese mandado al carajo la hominización de esa manera, ni andar como un bípedo normal podía desde hacía un tiempo, nada se comparaba a andar como lo que el consideraba sus iguales.
Casi no había nadie, ni los guardias salían de sus posiciones habituales, el frió era demasiado para hacerlo sin razón. Por desgracia, hasta los pequeños roedores estaban escondidos, se estaba tornando un infierno encontrar algo para comer. —Por favor ratas, gatos… —Musitaba rogando, conservando aquella seca expresión de siempre. No le hacía ninguna ilusión volver a comer de los contenedores de basura o de las cosas que encontraba tiradas. Si bien no agradaba especialmente el sacrificar animales, era la mejor comida que podía pedir, no estaba dispuesto a renunciar a ella por moralidades.

Se adentro sin darse cuenta en un pequeño jardín, tampoco le importaba. De hecho, podría conseguir algo de comida allí dentro, había luz, había gente. Les servía, tanto a él como a su dios. Un sacrificio humano era incluso mejor, aunque sería la primera vez que probase su carne. Esperaba supiese bien.
Forzó la tranca de una de las ventanas con su dedo destrozado, cual lengua de serpiente. Entro en silencio, aun reptando. Aquello era un pequeño salón bastante bien arreglado, muy vivo. Y con calma de felino, empezó a investigar el resto del lugar, si era más peligroso de lo esperado, simplemente huiría.

Entrenamiento: Velocidad.
51 lineas. 6 puntos.
Dicen que todo buen trabajo merece una maravillosa recompensa, y que mejor para el trío que acudir a un café para pasar no solo el rato, sino sacar provecho de esos deliciosos ryous por la casita de madera que bien hubiese sido el escondite perfecto para el grupo, habían adquirido el conocimiento necesario para hacer una igual o muchísimo mejor. Saben en qué estaba pensando. Mencionó la peli verde recibiendo su café capuchino bien cargado de azúcar y un postre de presentación tan elegante que no daban ni ganas de comerlo. Que deberíamos hacernos carpinteros y ganar mucho dinero… O hacer una casita para nosotros, por qué no. Y arrancó la fresa jugosa del postre, mordiendo y deleitándose con el jugo ácido del mismo, no pudo terminar de saborear la fruta tal cual cuando la voz de Daimon fue la segunda en interferir, aunque no tuviese nada que ver con el tema. De pronto, comenzó a llorar. ¿Sus padres fueron carpinteros o algo? Acabo de cagarla mal.

Su primer instinto fue mirar a Jhin, pero supo sin siquiera saberlo que él no haría nada al respecto, era muy idiota para hacerlo. Por debajo de la mesa pellizcó el muslo de Jhin sencillamente para que dijese algo rápidamente pero ella había captado un poco más rápido a qué se refería exactamente. ¿Hablas de ese día…?

Ese día, no fue ni más ni menos que la primera vez que conocieron a Daimon.

— Hace 9 meses atrás.  —

Para ella, la celebración de bodas resultaba incómodo, no solo porque se trataba de una ceremonia con toda la familia reunida y desconocida para ella (por no reiterar que era adoptada). Ni siquiera sabía de qué primas se trataban o tías, de hecho, no sabía ni quién se casaba; pero su madre no había dejado de insistir en que trajese a Jhin a la ceremonia no tanto por el hecho de que lo adoraba, sino para que su hija no se fuese a sentir tan… Extraviada.

El lugar era enorme una casa antigua bien adornada con un millón de cuartos por recoger, mejor aún, habían platillos de comida por todos lados. Si veías a la izquierda, podrías hacerte la boca agua con la mejor selección de sake y otras bebidas alcohólicas, a la derecha, todo tipo de bocadillos tradicionales que iban en un arcoíris de sabores desde lo salado hasta lo dulce pasando por lo amargo. Fuera del mismo “castillo” (como pensó al entrar) estaba el más exuberante pastel de bodas color blanco con millones de copas para brindar a los lados del pastel. Todo digno de una princesa aunque no fuesen parte de la realeza como tal.

Ella había optado por quedarse al lado de Jhin, temerosa, aferrándose al brazo del albino en un fuerte abrazo con la mitad del rostro escondido en el mismo. No iba a negar que tenía miedo, mismo que se aumentó cuando de reojo por el mismo jardín detalló muy por encima una cosa roja comiendo bocadillos de fuera. J-Jhin… Tartamudeó con una ceja alzada, estaba más intrigada que asustada. Creo que hay alguien afuera, o puede ser un animal más… Entrecerró los ojos como si aquello le fuese a otorgar una increíble vista biónica, evidentemente no funcionó pero no la desalentó a querer investigar. ¿Podemos ir a ver?

Número de líneas, 33.
Puntos extra: 4. (2 en percepción, 2 en velocidad.)



HablarPensar — Narrar —





Historia contada por Jhin, el Sáb Mar 03, 2018 10:26 pm



Expediente

Ficha Ninja

Cronología

País de la Hierba

Taoismo


Volver arriba Ir abajo

Una vez finalizada la primera misión en conjunto de los tres ninjas, decidieron que celebrar con una rica taza de café era buena idea. Jhin apoyo la moción sin pensarlo dos veces. Además, el local elegido por los chicos era nada más y nada menos que "el grano colgante", lugar al que el mismo Jhin acudía unas dos o tres veces por semana como mínimo. El moccachino de aquel establecimiento era sencillamente perfecto y fue lo primero que el Suneku pidió a la mesera, acompañando la bebida con una torta de calabaza pequeña y algunas galletas de avena que sin duda alguna compartiría con Khára pues era bien sabido por los tres que amaba aquellos bocadillos. Nos iría de maravilla con un negocio de ese tipo, pero necesitaríamos ADN Senju para mejorar las cosas... ya saben, manejar la madera con chakara y todo el tema. bromeó el chico mientras disfrutaba de su pan y extendía un galleta hacia Khára.

La reunión se mantuvo bastante normal hasta pasados algunos minutos, pero algo muy raro ocurrió: el llanto de Daimon. La personalidad del chico le convertía en el más jodón y fuerte de los tres, razón por la cual verle llorar era algo muy raro. Jhin creyó que él o Khára había dicho alguna cosa que le hizo sentir mal, pero unas pocas palabras del chico fueron suficiente para caer en cuenta de que se trataba. Lo recuerdo, si. exclamó sin muchas ganas mas obligado a sumergirse en sus memorias. No era de quienes elegían recordar su pasado, en especial por todas las crueldades en las que sus padres le habían metido de pequeño.

Nueve meses en el pasado, cuando Jhin ni siquiera sabía que Daimon existía. Había sido invitado a una reunión de la que sabía poco y nada, una a la que aceptó ir solo porque en ella se encontraba Khára. El lugar estaba repleto de comida, alcohol, gente extraña, muebles caros y demás, pero al chico no le interesaba la mitad de todo eso. Estaba más preocupado por comer cada bocadillo y hablar con la desde mucho antes era su amor platónico. ¿De qué hablas? preguntó tras notar cuan asustada se encontraba una Khára que no le había soltado en toda la noche.

A las afueras del lugar en el que se encontraba estaba todo sumido en la oscuridad, con unas pocas luces alubrando el jardín y algunos metros más allá. También hacía un frío horrible y Jhin lo recordaba perfectamente porque esa noche había decidido vestir con poca ropa. Que mala costumbre la del pobre. Pero más allá del clima, Jhin notó la presencia de algo -o alguien- que rondaba por el jardín. Era justo lo que la peliverde había descubierto y que, hasta ese preciso instante, permanecía como una incógnita para la pareja.

Atraído por el misterio que envolvía a la supuesta criatura y por el mismo interés de Khára, el miembro del clan Suneku aceptó la propuesta de salir a investigar. Muy bien, vayamos. Pero tomemos algo de esa mesa antes de irnos. Por si acaso. Los adultos estaban muy ocupados con su celebración como para prestar atención a los chicos cuando tomaron unos pocos bocadillos y se largaron de la casa un instante después. ¡Eh, tú, ¿qué haces?! gritó Jhin con la esperanza de que su voz tuviese lugar en los oídos del desconocido con todo el ruido que hacían dentro de la casa. El chico se mantenía frente a la fémina en todo momento y no retiraba la mirada de su "objetivo". ¡RESPONDE! ¿qué coño era aquello? ¿respondería a sus palabras? él no sabía muy bien en que pensar, tan solo llevaba consigo los bocadillos para arrojarlos en caso de que las cosas salieran mal, como una distracción para poder correr junto a Khára de regreso a la reunión. Nada más.

Líneas: 40 usadas en: 5 Puntos en Fuerza.





Hablo  | Narro | Pienso




Historia contada por Daimon, el Miér Mar 07, 2018 11:51 am



Expediente

Ficha Ninja

Cronología

País de la Hierba

Shuha Shinto


Volver arriba Ir abajo

Remember.




Cuanta vida, que mezcla de aromas tan fantásticos le inundaban las fosas nasales, se sentía en éxtasis en aquel lugar. ¿Era una fiesta? ¿Los demás comerían así a diario? Cualquiera de las dos opciones era una fascinante novedad para un chico que tan solo comía ratas y basura. Si lograba quedarse con toda la casa aquel festín sería suyo, valdría la pena intentarlo. Pero sin duda alguna había más personas de las que imaginaba; sus voces se escuchaban por todo el lugar y aun con ciertas dificultades, era capaz de distinguir la posición de la mayoría, sus entrenamientos no habían sido en vano.

Un montón de gente que no podía ni diferenciar estaba en lo que al parecer era la sala principal, podía sentirlos como una gran masa de calor, poco más. Parecía haber alguien más en un cuarto en el segundo piso y una última persona alejada en… Bueno, no sabía realmente donde estaba. Por otra parte, e independientemente de aquellos, había dos pequeñas masas saliendo hacia el patio, quizás escabulléndose de sus padres para salir a jugar. Con ese clima se iban a terminar congelando, podría comérselos con toda la calma del mundo. Pero de momento había otras opciones mejores.

Se acerco por la puerta de aquella sala, que por cierto, daba unas ganas de quedarse a dormir que no veas, y observo lo que se estaba perdiendo. Que puto manjar, hasta así se notaban las mesas llenas alrededor de la gente, malditos burgueses, que maravilla, ni entendía que eran la mitad de las cosas que estaban allí, pero realmente tenía unas ganas insoportables de tirarse de cabeza a llevarse cada cosa que pudiera a la boca. Por desgracia sabía que era una estupidez. Había al menos unas 13 personas allí, no tenía ninguna chance de matarlos a todos, de momento, la única opción era pasar de largo y subir al segundo piso, donde parecía estar su mejor víctima. Así lo hizo.

Se escabullo sin ser visto subiendo las escaleras a una velocidad de vértigo, sin prácticamente hacer ruido. Después de todo estaba entrenado para mejorar su sigilo contra animales, las personas normales, con sus sentidos infra-desarrollados no tenían muchas oportunidades de notarlo. Y así fue, entro al cuarto que, sin saberlo, estaba justo contra la salida, es decir, justo sobre los pequeños que habían ido a investigar.
Allí estaba una joven de unos 18 o 19 años acostada, rubia y dicho sea de paso, también tenía un cuerpo bastante bien desarrollado y cuidado. Sin duda le resulto atractiva, pero no, no de la manera convencional, en aquel momento el hambre superaba cualquier otro deseo, ante sus ojos solo había un manjar.

Se acerco rodeando la cama, serpenteando sin hacer ruido y subió hasta donde ella estaba. Un pequeño grito logro escapar de sus labios cuando lo vio, pero seguramente resultara camuflado por las conversaciones de la reunión. Un instante después su boca estaba tapada con la mano del pelirrojo. Su cuerpo entero estaba apresado, envuelto por un chico que, en ese instante, era puramente una serpiente, cual boa constrictor. Sin pensarlo dos veces, hinco los dientes en el cuello de su hermosa víctima, que no podía hacer más que soltar ahogados gemidos de dolor. La cena estaba servida.



36 líneas. Fuerza 4 puntos.






Parámetros:

Resistencia
=
15
+
0
+
0
+
0
=
15
Fuerza
=
15
+
0
+
0
+
0
=
15
Velocidad
=
10
+
5
+
7
+
0
=
22
Percepción
=
10
+
0
+
0
+
9
=
10
Ninjutsu
=
10
+
0
+
6
+
0
=
16
Fuinjutsu
=
10
+
5
+
9
+
0
=
24
Genjutsu
=
10
+
0
+
0
+
0
=
10
Kenjutsu
=
5
+
5
+
0
+
5
=
5
Taijutsu
=
5
+
0
+
0
+
0
=
5
Iryoninjutsu
=
10
+
0
+
0
+
0
=
10

Inventario:
Mochila (12.75 kg / 20 kg)

Kunai x2 (1.0 kg)


Acceso directo a la Tienda




Yuki Love:


Y me convertí en la persona perfecta, para la mujer incorrecta.
DaixYuki (Thanks Lili <3):




Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.