Últimos temas
» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

• Saizen •
























Kirigakure no Sato
Gennin
Sin clan
13 años
Fuinjutsu
Kenjutsu
Suiton (Agua)
Doton (Tierra)
N/A
N/A


Físico
Delgado como los juncos de un rio solitario, pálido como el reflejo de una luna extraña sobre piedra blanca, Saizen podría ser calificado como un niño de constitución enfermiza, propensa a la debilidad y en una forma que difícilmente llegaría alcanzar la madurez. Su situación económica aunado con su particular abstracción han convertido su cuerpo en un macabro espejo de cuanto le acosa en sus pensamientos. Naturalmente, su nutrición se ve afectada, mostrando un rostro casi cadavérico, de facciones afiladas, boca pequeña y acostumbrada a apretar los labios entre si a modo de repulsa y silencio autoimpuesto, una nariz en perfecta sintonía con los rasgos de su rostro pequeña y delicada. Saizen no podría decir que es espantoso, y aunque eso no le importa lo mas mínimo, de ahí su desinterés por su apariencia, tampoco es propenso a autoflagelarse por ello.
De pelo lacio, dejado caer desordenadamente sobre su cara y con unos agradables tonos robados a la noche mas oscura, se ve reforzada por esos luceros extravagantes que tiene por ojos. Dos faroles de estrellas pavorosas y tan azules como el mas profundo de los océanos allende los mares, sembrado de minúsculas motas, manchas de color negro absoluto y ominoso que se reparten inusualmente a lo largo de su iris denotando aun mas el salvaje color que lo posee. Aquellos ojos, provocan en conjunción con su pelo negro azulado, una armonía, como anteriormente mencionada, agradable y consecuente.
Es costumbre, detestable por cierto, que sus ropas no sean mas que andrajos tristes y raídos, suficientes para protegerle del frio pero insuficientes para dar un aspecto saludable, algo que de por si su rostro mal alimentado no parece contradecir. De miembros ágiles, rápidos y delgados, Saizen no es precisamente la muestra mas evidente de eficiencia física, no obstante, existe gracilidad en sus formas, en sus movimientos parsimoniosos que conducen a un estado de leve hipnosis, como si aquellos movimientos presenciados pertenecieran a un patrón oculto, celestial y demasiado excepcional para resultar genuinamente humano. Algo, que con una voz suave, dulce como solo un niño callado puede tener, refuerza la impresión. Es casi como un susurro, incapaz de alcanzar notas altas y con un equilibrio casi perturbador entre lo agudo y lo grave, decantándose mas por lo primero, sin romper la suave tonada de sus palabras.
Principalmente estos rasgos le hacen parecer sumamente extraño, exagerado, a veces forzado, cosa que no le ha reportado excesiva popularidad entre sus semejantes que lo acusan de una falsa vanidad. Naturalmente, por mucho que resulte inconcebible, estas formas, esta voz de plata intensa y continua, esos ojos robados del cielo sembrado de envidiosas estrellas conforman un niño reflexivo, gentil de entereza y porte indescifrable y cautivador.
Psicología
Alguno de nosotros, todos, se asume, en algún momento de nuestras vidas en pleno despertar, cuando el mundo parece abrirse por completo a nuestras atenciones y el cielo se expande junto a nuestra percepción hemos sido asaltados por aquella pregunta; veloz y relampagueante, que irrumpe entre las preguntas a las que estamos acostumbrados y siembra el germen de una incógnita que no todos logramos responder. Es una cuestión que al principio se nos muestra como una posibilidad amable, un desconocido bien arreglado, con un aspecto afable que no dudamos en recibir con los brazos abiertos de quien empieza a comprender el mundo. Solo el tiempo, y nuestra incapacidad para responder convierten a aquel invitado en un ser abominable, una carga demencial que comienza a resultar asfixiante. La comida deja de tener el mismo sabor que siempre, entre los pensamientos mas vulgares lo hallamos, observando, exigiendo respuestas que no logramos darle con plena satisfacción. Siempre hay un pero, otra posibilidad... y es que ¿Quien podría decir cual es su lugar exacto en el mundo? Un lugar al que pertenezca con toda seguridad, excluyendo toda duda, despejando toda bruma de sospecha y otorgando el descanso por el que nuestro psique se desgarra.
Claro, no todos tienen los mismos problemas. Para otros tantos, es tan sencillo como pasar a otra cosa. Ignorar lo que no puede solucionarse con la celeridad con la que se quiebra el cuello de una gallina. Saizen, a su desgracia, no logra hallar la calma de la ignorancia.
Como todo joven de desarrollo intelectual prematuro, comenzó a vislumbrar con ojos temerosos aquella posibilidad ¿Acaso el mundo se detendrá cuando su ultima exhalación fuera libre en el viento del que vino? ¿Quien es él? Aquella pregunta convirtió sus días en una incógnita que templo su temperamento, los días de juego se difuminaron, su cara adoptó un rictus de abstracción del que nunca se desharía. Por aquella pregunta asesino su infancia, no por la importancia de la misma, quizás en el fondo la halló inútil, probablemente su tristeza necesitaba de un vehículo para ser justificada. Tan solo, tan simple como la luz del día que nos envuelve, Saizen dejó de ser niño no con una desgracia, no con el hambre, no con la violencia. Cuando todo aquello hubo pasado y se encontró a solas consigo mismo, observó aquellos orbes del azul mas oscuro que la noche puede otorgar y se pregunto con frialdad... ¿Esto es todo?

De pensamiento reflexivo, Saizen se ha visto azotado por toda clase de preguntas autoimpuestas, de toda clase. Es la carga de quien no puede hallar la paz de la ignorancia, de nuevo apresando su joven garganta. Este comportamiento le convirtió en un niño de apariencia taciturna, reservada y aislada en sus pensamientos. Aquellos que se convierten en cadenas de una persona que permanece caminando hacia delante, arrastrando cada vez mas dudas nunca resueltas, separándose del mundo que le rodea, quizás convirtiéndole en justo lo que desea ser. Nunca podrá saberlo del todo. Aquel que se provee de tantas dudas nunca se deshace de ellas del todo. Las respuestas comienzan a saborearse con rechazo, saben a ceniza, derrota e insatisfacción. Y aunque tan solo es un niño siente que el mundo ya no lo desea con el. Los demás siguen adelante, pero el no se ve capaz de hacerlo, lo contempla con terror... ¿Que le depararán los días que están por venir? Ya ha dejado de buscar respuestas. En su lugar, se esfuerza tanto como su cuerpo le permite. Sonríe cuando debe hacerlo, asiente cuando amerita, se muestra cortés con las personas que le rodean en un vano intento de sentirse parte de un todo, de no perturbar a nadie en sus propios caminos pretendiendo que entonces, nadie lo haga con él. Y es que su mente no halla descanso, aun cuando carga con la espantosamente soportable carga de ser incapaz de definirse, se halla consternado por lo que le rodea. Se preocupa, siente una empatia acuciante por lo que los demás sienten y aquello se transformo en curiosidad. Entre leves lágrimas se pregunta si todos los demás habrán pasado por lo mismo por lo que el atraviesa, se siente aterrado de preguntar y descubrir que sencillamente, se ha condenado a si mismo a una vida de insatisfacción crónica. Todos parecen tener sus propias preguntas, pero ninguna respuesta que el encuentre ciertas en su totalidad.
Debe seguir, debe llorar cuanto quiera y continuar andando. La vida no es lugar para hallar verdad alguna, y es algo que no deja de aterrarle por la ambigüedad con la que se le muestra.
Aun siendo presa de semejantes castigos inmerecidos, Saizen no deja de ser la persona afable, gentil y cercana que nunca dejará de ser. Se esfuerza de sobremanera, mucho mas de lo que puede imaginarse en comprender a quienes le rodean sin esperar por ello que hagan lo mismo. Porque aunque se halla solo en su sendero a un final incierto, detestaría que otros padecieran semejante destino. Aunque en e fondo, no puede negar que todos estamos solos, desposeídos y bajo un cielo al que no le importamos. La insignificancia, lo transforma con avasalladora constancia, aunque mas que ella, es ser consciente del proceso. No por ello deja que sus piernas tiemblen y permitan que un mundo nuevo para él, obtenga una rápida rapiña. Conoce y trata de ser consecuente con lo que sabe, halla la responsabilidad como un bien importante, el único valor que puede permitirse. Sin duda, cree en el libre albedrío de los hombres, en un mundo donde quien observa el cielo mientras permite como su vecino ausente sea desprovisto de sus bienes, es tan responsable como quien perpetra el acto. Ver, es ser testigo, te implica y ello, aunque no siempre compartido, es otra de las cargas de un niño triste, de sonrisa forzada que no halla su lugar bajo el cielo, de modales respetuosos y miradas profundas y llenas de preguntas. Aun con todo, Saizen se encuentra incomodo en los estándares que se aplican a los seres humanos. La moralidad, la religión, el dogma por el que vivimos diariamente, la sociedad tratando de encontrar el día de mañana. En su mente inquieta, con demasiada frecuencia se ha hallado directamente en desacuerdo. Con sus propias preguntas, reservadas a ojos del mundo y cantadas con triste pesar, observa un mundo distinto al que todos vemos. Una casa no es tan solo un hogar, un caballo podría ser algo mas que una pesarosa bestia de carga, un arma representa mucho mejor un alma humana que un retrato confeccionado con el mas elevado talento. Esta división no le desalienta, trata de convencerse a su vez que debe hacer un esfuerzo por entender lo que otros hallan evidente. Pero los días pasan sin esperar a nadie, el tiempo, esa irreflexiva tormenta que nos arrastra contra nuestra voluntad no tiene intención de dejarnos



Historía
“Madre, vuelvo a escribirte tras tanto tiempo. Lamento que mi silencio te haya causado consternación, pesar por que puede estar sucediendo y cuanto mal puede hacerme este mundo del que ahora formo parte. Quisiera pedirte perdón por todo, por mi mismo y todo el mal que pude causarte, el como te he perjudicado inconscientemente. Te pido perdón, por mucho que tan solo sean palabras, no me atrevo a escucharte cara a cara. Con lágrimas escribo estas lineas, en mi habitación de la academia, temiendo que mi excesiva sensibilidad me coloque de nuevo en una posición de vulnerabilidad entre mis compañeros. Pero... no puedo soportarlo, Madre.

No duermo, pienso en vosotros continuamente. Veo vuestros rostros danzantes entre el gentío y he comenzado a obligarme a no prestar atención, contener las lágrimas y apretar los labios tratando de olvidar a donde pertenezco y que vosotros, estáis allí o donde quiera el cielo que estáis, me echáis tanto de menos como yo padezco vuestra lejanía. Te ruego por favor, que me dibujes el jardín, me describas los animales y los gatos que rondan por la casa y cuentes las estrellas como solíamos hacer. Y aunque temo que esta carta nunca llegarás a recibirla, quiero que sepas cuanto me aterran las noches desde aquel momento.
Tengo pesadillas, Madre, tanto como vosotros las tenéis y siento de veras que tengamos que pasar por esto. Pero no logro olvidarlo, por mucho que me lo implorases, a pesar de cuanto mal me hago... no puedo obviar lo que vi. Y siento que mi alma se quiebra, que me arden los ojos y mi corazón pugna por escapar por mi garganta. Aunque todo eso y mas me acosa en las horas donde las salvajes estrellas aparecen para recordarme aquella noche nefasta, mi cuerpo se niega a concederme la paz del olvido ¿Por qué? ¿Acaso le hicimos algún mal para que la macabra Estrella Polar se burle con sorna de nuestro sufrimiento?
Por favor, no te enfades conmigo... se que querías que olvidara, pero soy incapaz y tu sabias que eso iba a ser de esta manera. Me perseguirá toda mi vida, como te perseguirá a ti y a todos. Encuentro que negarlo no hará mas que dificultarlo, que enterrarlo solo me hace un mal que no me siento capaz de describir con palabras apropiadas. Daría mis brazos, mi salud y mi vida por descansar en tu regazo, abrazar a mi hermana y decirle que la quiero, muchísimo. Y aunque no fue mi culpa, siento de verdad que todas aquellas incógnitas fueron arrastradas por mi. Aun soy capaz de recordar el vergel de cuerpos, aquella masa de miradas fijas en el cielo, los brazos que sobresalían siendo iluminados por la espantosa luz estelar y las incomprensibles formas especiadas con el olor de las heces y la orina. Al cielo agradezco no haberlo visto en aquellas condiciones... ¡Perdóname! No es mi intención volver a recordarlo... pero no consigo arrancarlo de mi memoria. Me persigue, es obstinado, incansable y con toda certeza, a pesar de cuanto tiempo y recursos invertiste en evitarlo, terminará también conmigo.

Prométeme, Madre, que al leer esta carta no llorarás por mi. Y siento de nuevo como mi pecho tiembla por oírte decir mi nombre en términos amables, lloro al pensar en tu cálido abrazo, y en como las noches no eran sino unos momentos de calma y concilio familiar. Perdóname... porque no se si sabré vivir con esta carga que tu soportas por nosotros dos.
Cuando mi instrucción termine, correré hasta que mis piernas se quiebren, hasta que mi aliento me abandone y mucho mas allá de lo que en mi desesperación me permita mi cuerpo.

Madre, quiero que sepas que no puedo permanecer en silencio siempre. No puedo olvidar, y si el dolor que te causan mis palabras es demasiado insoportable... encontraré la forma. Quiero que sepas, que siempre os he querido. Mis miradas silenciosas, mi inacción no eran síntomas de indiferencia, mi rostro paralizado por el miedo aquella noche no significaba que no echaba de menos o que sentía menos del insoportable dolor que sentíais vosotros. Yo... te veré pronto.

Siempre, siempre, siempre... tu hijo, tuyo por toda la eternidad; Saizen."


Otros Datos


PB
Ganglim Dolyeong {Ghost Messenger}


• SHINOBI'S JUSTICE •


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.