Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La subida a Chunnin se había notado mucho, misiones más complejas, mucho más movimiento, a todos lados, de arriba a abajo, ya no sabía ni como había cambiado tanto. Es cierto que algunos de los sitios a los que ido no eran debido a lo que había desbloqueado al ser Chunnin, pero sí podía ser un hecho el que había cambiado la cantidad de veces que salía de Kusa, o me alejaba de mi habitual casa-entrenamiento en la arboleda. Esta vez, decidí coger otra misión B, de las que eran más complejas, a cambio de más dinero. El dinero no era algo importante del todo, puesto que ya tenía ahorrado bastante, pero sí me lo parecía el simplemente hacerla, poder saber que soy capaz de meterme en embrollos más difíciles de resolver, a los que no se me permitía ni pensarlo cuando era Gennin.

La misión que había decidido coger era una de investigación. Era una de las dotes que se requería en un shinobi, y tenía que usarla después de todo. Lo malo de la misión es que no era en Kusa, si no en los Volcanes, en eso recaía la importancia de dichas misiones, en que te mandan a lugares lejanos a resolver misiones más o menos complejas de resolver. El viaje había decidido hacerlo en un carro mejor que al que me había acostumbrado a ir, básicamente porque esta era una misión que había cogido esa mañana desde la oficina del Kage, y no era algo que quería hacer realmente por voluntad, como ir a un festival o entrenar. En este misión no me podía llevar a Nina, puesto que, aunque ella fuera fuerte, no tenía el título que le permitiría acceder a esta misión, puesto que tendría que realizarla, de nuevo. El carruaje me esperaba en la salida de la aldea, listo para irse. ¿Qué piensa el kage cuando manda a gente a misiones como esta?, ¿espera realmente a que sean capaces siquiera de volver? No sabía si esta misión era de verdad importante, fuerte, como para dejársela a alguien como yo, que apenas había aprobado hace poco un examen. Puede que necesitara una fuerza más fuerte, o puede que no, que lo ignorara completamente y lo que hubiera que resolver no fuera lo suficientemente importante, que solo fuera algo pasajero que no tendría mucha importancia, pero a la que no podías enviar un Gennin, ya que sería como mandarlo a la muerte, sobretodo si es algo nuevo. Me subí en el carro y empezamos el viaje. En el camino, se podría acortar perfectamente por el País del Fuego, haciendo que durara uno o dos días menos, pero debido a su política, y a la nuestra, no eran aldeas aliadas, y si vieran mi placa podrían fácilmente atacarme sin siquiera preguntar. Nunca llevaba mi placa encima, ya que no me gustaba que se me viera tan de lejos que era una ninja, los ataques sorpresa, los misterios sobre una persona, era algo que me apasionaba. Podías básicamente ir un paso por delante del enemigo con solo saber que él no sabe lo que sabes, o que no sabe lo que eres, a lo que juegas, qué puedes hacer. Por eso, la llevaba escondida. Era un planteamiento sencillo y que me gustaba, pero contradictorio con mi aspecto y cantidad ingente de tatuajes, que vienen de clan. Seguramente fueran capaces de saber igualmente como soy o como ataco, ya que es una marca característica de un clan que, si has oído hablar de él, sabes como son. Era lo que menos me gustaba de ello, así que para esta misión decidí llevar ropa para ponerme en cuanto entrara al País de los Volcanes. Una camiseta sencilla que cubriera mis brazos, pero con algo de escote, no por el escote en sí, si no porque el corazón tatuado era algo que nunca, de ninguna manera, tapaba.

El camino que tenía que coger era a través de el País de las Cascadas, un país muerto, incapaz de mantener vida dentro debido a sus leyendas y misterios, y que había atravesado ya varias veces. El carruaje tenía cobertura por encima y unas pequeñas ventanas, para que diera la sensación de que era alguien importante, así lo había pedido y así se me había concedido. El problema de ir por el País de las Cascadas es, que atravesarlo era algo aburrido debido a la falta de fauna humana, nunca había nadie, era extraño encontrar una sola persona que apareciera por ahí. El viaje se hizo largo, costoso, como todos los demás que había realizado hasta aquí, básicamente. La única diversión posible que podías encontrar era tener un poco de contacto humano en cuanto pasaras una frontera, contacto que muchos países mantenían pues, sin ir más lejos, el País de la Hierba tenía fronteras con el del fuego, y, es cierto que a menos que estén en actual fuego nada iba a pasar, pero las fronteras era como eran, y estaban armadas. Pero no fue así, como había dicho, las Cascadas no tenía nadie que custodiar, podía ser realmente invadida por cualquier otra fuerza en cualquier momento pero, simplemente decidían no hacerlo, ¿qué iban a sacar de ahí?

54 líneas.

Misión:
Nombre: ¿Qué planean?
Rango de la misión: B.
Paga de la misión: 650 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Kusagakure no sato.
Número de post: 90 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Se ha filtrado información de que el País de los Volcanes está ocultando un plan que nos involucra y el Kage desea saber que es ya que pueden estar planeando algo contra nosotros o nuestros aliados. Se te ordena infiltrarse en la Otogakure y encontrar información contundente de qué relación tienen con nosotros. Se te exige discresión total y bajo ningún criterio revelar que sos de la Hierba, si te llegan a descubrir Kusagakure negará tu relación con la misma.


~~
Conforme llegué a el País de los Volcanes, pasar la frontera fue sencillo, por la razón mencionada, y seguir a dentro también. En el pergamino de la misión decía más o menos el sitio donde tenía que encontrar lo que tuviera que investigar, y databa de una cueva o algo así. Poco a poco me acercaba al lugar del destino, y tenía que forzarme a, abandonar el carruaje, guardar la cinta que me identificaba como shinobi de Kusagakure, dato que exigían dentro de la misión, puesto que a nadie le gustaría que el Kage pasara de ti, te tachara incluso de hereje y te dejara libre en otro país, con las consecuencias que decida ese mismo país, justo después de haberte pedido él mismo que hagas la misión. Me lo imaginaba diciendo cosas como “oh, ¿teníamos siquiera una Songai en nuestras filas? Me hubiera dado cuenta si de verdad hubiera sido así, es decir, es algo extraño encontrar un fabuloso, precioso, de bonito pelo naranja y...” me estaba yendo ya del tema, no sabía nada del kage, ni su personalidad, ni apenas su físico, de echo, lo único que sabía prácticamente era que es un chico, y poco más, no me interesaba. Me puse la ropa, de modo que conjuntara en un mínimo con la falda. No sabía de moda, y tampoco me interesaba, pero le había pedido consejo en eso a Nina. Si necesitara hablar, puede que, si la ropa fuera muy dispar, se dieran cuenta de que algo iba mal, y necesitaba de verdad ponérmela. De esta forma pensarán que no sé vestir, pero ya está. El sitio era algo amplio, y la zona marcada recorría bastante territorio a decir verdad, no sabía como abordarlo bien. Seguramente fuera un laboratorio que haría, alguna cosa. Los Volcanes son conocidos por ello y sus experimentos humanos, mientras no incluyera niños, más no por favor. No me gustaban pero les había empezado a coger cariño porque, son los más débiles y no paran de ser secuestrados, violados, cortados en pedacitos, masacrados constantemente. Últimamente veía un niño en la calle y lo primero que pensaba era, “anda, aún no le ha pasado nada, que inocente, no sabe como es la vida”.

La ceniza cubría el lugar, y la temperatura, aunque no lo pareciera, era agradable, se podía estar perfectamente, de echo, ahora mismo podría decir que en Kusagakure haría más calor. Peiné la zona con la mirada en busca de algún dato relevante que fuera a decirme exactamente lo que tenía que buscar. Nunca sabes si vas a encontrar de repente un clavo gigante que sale del suelo y recolecta energía del ambiente, y eso debías parar, o algo así. Bajé andando por lo que parecía una colina, y al mirar un poco mejor, se podía ver varias aperturas, pero tenían forma de cueva natural. No soy una experta en cuevas naturales, pero si la hubieran excavado, no se vería así. Al lado había una central , y era algo pequeña, por lo que no la pude ver bien hasta que no me acerqué unos metros más. Parecía vieja, ruinosa, pero funcionable, es decir, no abandonada. Miré de nuevo el mapa que me habían dibujado, y eché una mirada a lo lejos para ver si había algo cerca de aquí. Parecía que no, que lo único que había era esta central, y las cuevas de al lado. A lo lejos se escuchaban pisadas y ruido, y lo primero que se me ocurrió fue tumbarme en el suelo y hacerme la dolorida. Podía haberme presentado con algo que les gustara, o haber usado la técnica de camuflaje, o viento para levantar arena y que no se me viera, pero tampoco. Me había tumbado como una drogadicta en el suelo en un acto reflejo antes de que me vieran.

39 líneas.


~~
Al acercarse, no dudaron en preguntar que qué hacía ahí, y mi respuesta, al haberme tumbado como tal, fue diciéndoles que necesitaba agua, y droga. -Buenass...- Intentaba estirar la última sílaba de las palabras más importantes de la frase. -Necesitoo algo de aguaa, porfavoor llevo mucho sin ellaa, no la encontrabaa porque había venidoo en busca de algo dee...- Estaba diciendo lo del agua como si viviera en el desierto y no hubiera encontrado nada más que mi sudor en días. -...Dee, ya sabéeis, eso que vendeen aquí.- Me la había jugado, así que sin escuchar siquiera su respuesta, hice dos cosas, la primera era, como había visto la cara de los dos tíos que tenía delante, parecían dos científicos algo locos, uno no tanto, pero al otro se le notaba en la cara. -...Ahora no tengoo dinero pero puedo pagar con... sexo, si me daais aguaa antes claro.- Tenía que colar. Me agaché con toda naturalidad a buscar entre mis cosas, y sin que se dieran cuenta, me empecé a poner los guanteletes. -¿Quée decís?- Dije mientras agitaba mi precioso trasero delante suya. -Qué dice, ¿sabe acaso dónde está? Está prohibida la entrada a gente ajena al sitio durante estas semanas importantes de investigación, debido a la radiación oportuna, nosotros nos sacrificamos para ello y qué recibimos, ¿esto?- Vaya, no había colado. Me giré y al instante atravesé el pecho del que parecía más débil, pudiendo meter mi puño dentro de su caja torácica, y sacándolo después lleno de sangre. -Joder que asco en serio, siempre igual, me obligáis y después tengo que limpiar esto.- Miré con una mirada asesina al otro y le salté a la cabeza como si de un animal salvaje se tratara. No gritó ni pidió ayuda por ello, por lo que habían dos opciones por ello, o estaban solos y daba igual, o alguien se había dado cuenta y venía, y no podía enterarme yo. Dejé que mi puño cayera con suavidad y gentileza sobre su cabeza, adornando su expresión con bonitos cumplidos físicos. Le había partido un poco la mandíbula. No me había quedado satisfecha porque me esperaba más daño. El otro había sido mucho más débil, y había recibido más daño en un solo golpe, quizá porque no se lo esperaba. Sin siquiera ver que tenía detrás, o si tenía algo, salté delante mientras giraba en el aire y me colocaba como si del anterior animal mencionado se tratara. No había nadie. ¿Porqué no gritaría?, ¿sería mudo? Daba igual. Cubrí el cadáver del que estaba ahí con algo de tierra y arena por encima y me camuflé con una técnica de él. Fui por la puerta trasera a tocar. Estaba lo suficientemente lejos como para que no se dieran cuenta. Bueno no, tuvimos una pequeña conversación. ¿Porqué fui a la puerta trasera si no sabía si había puerta trasera? Fácil, siempre hay puerta trasera. Toqué y en cuanto abrieron un bisturí salió disparado a mi estómago, y se introdujo unos cuantos centímetros. El que lo estaba sujetando tenía cara de loco y se le notaban las ganas de sangre en la mirada. Cogí su brazo y en un forcejeo leve pude quitármelo de encima, no sin antes caerme al suelo. Me quité el bisturí y esa parte empezó a sangrar levemente. Mi siguiente reacción fue dar un salto para atrás, y nada más caer, realizar un salto apoyándome en cargas de chakra que había acumulado en mi arma para saltar y dar un fuerte golpe en su cabeza, dejándolo en el suelo inconsciente. La misión pedía discreción total, pero todo se fue a la mierda en cuanto tuve la genial y estúpida idea de hacerme pasar por drogadicta. Una voz sonó de dentro de la cabaña que parecía haber ahí. -Muy bien, muy bien, chapó. Me presento, antes de que hagas nada.- Medía aproximadamente dos metros, y parecía tener el doble de cuerpo que yo, no me intimidaba, pero infundía respeto. -Mi misión era proteger a esta gente, y se me había encomendado a mí, porque después de todo, espero que sepas quién soy, conocido en el mundo entero.- No me sonaba ni sabía quien era, puede que tuviera los humos subidos. -Espero que en tu aldea también sepan quién soy.- No sabía quien era y me daba hasta repulsión, pero lo que había entendido es que, puede que, parte de su estrategia es hacer al rival decir de qué aldea era y poder contrastar información con su base de datos mental, así que había que decir algo para complacerle. No creo que en ningún momento este tío fuera famoso, pero me parecía buena estrategia ante la gente bocazas y orgullosa. -No te preocupes viejo, en Konoha no hemos oído hablar de tí.- Era obvio que había mentido en su cara, y seguramente, con la naturalidad, hubiera colado, así que el mejor plan era seguir con la naturalidad. -Así que, qué, qué te trae por aquí y porqué te presentas.- Le pregunté. -Joo, fácil, el tío del que le sale una pequeña fuente de sangre del pecho, era el que no sabía luchar y había que proteger, porque era el principal... principal.- Algo se le pasaba. -Como lo has matado sin que ninguno de nosotros se enterase, mi misión había fracasado completamente, pero ahora tenía algo que darle a los ricos que me habían contratado por lo que, tu eres mi objetivo.- Era claro y conciso, me esperaba una batalla. -Como quiero una batalla justa te diré que había un ninja médico al que le gusta jugar con venenos entre nosotros.-

58 líneas.


~~
Cómo veneno, ¿veneno? -Y ciertamente está ahí, en el suelo, tirado inconsciente, pegas duro.- Mierda como que VENENO. -Así que ahora es mi turno.- Se abalanzó corriendo hacia mí, y antes de llegar saltó hacia atrás y me lanzó una bola gigante de tierra. Me había dado la sensación de que sería un luchador a cuerpo a cuerpo. Salté 3 metros hacia atrás y siguió con más bolas de tierra, pero esta vez más pequeñas, una detrás de otra. No era un tipo cuerpo a cuerpo, me había engañado, estrategia que a mi me encantaba usar. Me sentía fluidamente más débil, mi cuerpo empezaba a sentirse más cálido, pero a la vez frío. Mierda, había un veneno de verdad, no era un farol. Esto tenía que acabarlo de un golpe. Entre él y yo había aproximadamente 12 metros, pero era algo que yo podía abordar fácil en dos golpes. Le di un trago a mi botella, y después otro igual de grande. -Medicina ¿hah? Venías preparada, pero no se te irá el veneno al instante.- No pretendía eso, me gustaba que lo confundieran con medicina. Presioné mis puntos de chakra para abrir dos puertas. Miré enseguida a mi enemigo. Se había alejado otros 5 metros y no paraba de llegarme bolas de tierra que apenas esquivaba. ¿Cuanto tiempo había pasado? Tenía que intentarlo ya. Abrí otras 2 puertas. No había llegado a ese extremo prácticamente nunca, pero necesitaba no sentir dolor, no sentir nada. Estaba algo aturdida así que no podía moverme en la dirección que pretendía del todo, pero bastaba. Le utilicé la técnica de la almohada de viento tras avanzar unos 4 metros en un rápido lapso de tiempo, para antes de aterrizar, lanzar otra técnica, esta vez una que creara un pequeño vendaval de tierra, algo de lodo y sobretodo arena, para desaparecer detrás de él y poder avanzar, usando puntos ciegos, hasta debajo suya. Estaba justo debajo, y usando un potente salto de piernas y mis guantes, le di un golpe en su parte derecha del cuerpo, apuntando a su hígado, para dejarlo ko de un solo golpe, en el suelo, sin poder moverse por un rato. El golpe fue duro, rápido y conciso. Necesitaba cerrar las puertas ya, no podía seguir de esa manera. Entré rápido dentro de la casa y el veneno me seguía haciendo efecto, pero no era mucho. En todo caso de haber sido así, el veneno estaba en el filo de el bisturí, y eso no me causaría mucho, si hubiera sido más cantidad, me hubiera dado más problema, pero digamos que tuve suerte. Dentro había pocas cosas, pero un pasadizo secreto. Rápido, tenía que mirar, irme y reportar, nada más. Cuerpos y cuerpos de muertos, recientes, aún sin pudrir, ahí abajo. Cerré al instante y me fui. Putos laboratorios, vale ya, no podía ser otra cosa, si es que no tendría ni que haber mirado. Fui de camino de vuelta a donde había dejado el carro y su conductor. Me subí y me tumbé rápidamente en el suelo de él, haciendo que por las ventanas no se me pudiera ver. Le dije que arrancara y tirara de la manera más rápida que podía, ya que no había mucha gente alrededor. En Kusa normalmente no está mal visto sacrificar gente en pos de los dioses, el Shuha Shinto, pero no imaginaba que alguien trataba de exportarlos para poder usarlos en investigaciones o experimentos en el lugar más, prolifero a investigaciones y experimentos que había. Durante todo el camino estuve dormida, y para cuando me desperté, estábamos a medio día nada más de llegar al destino. A mi cuerpo le quedaba apenas una pequeña herida en el abdomen, que se me curaría rápidamente sin dejar marca en pocos días. Al llegar a la aldea mi reacción fue simple, escribí una carta explicando que, alguien de la aldea estaba exportando cadáveres. Lo pensé de nuevo y no tenía sentido. Los cadáveres estaban frescos, por lo que no eran exportados. Cambié la carta que quería escribir. “En ese lugar estaban usando gente recién fallecida, o sin morir aún, para experimentar, los cadáveres estaban frescos por lo que parece que fueran más gente a la que nadie le importa, puede que expresidiarios, criminales o, quién sabe. La relación parece ser la importación de gente para dicho destino a los Volcanes. Fui descubierta, pero los que sobrevivieron a mi ataque, creen que soy de Konoha.” Cerré la carta y con asco la miré, no sabía si el Kage iba a confiar en mí o no, porque yo no confiaba mucho en él, pero después de todo era el que debía protegernos. No había mirado las cuevas de alrededor, puede que fueran pasadizos, puede que no, no lo sabía, pero sabía que ya estaba de vuelta y que no me gustaban la forma de hacer las cosas de los Volcanes.

50 líneas.

Líneas totales: 201 (50 + 58 + 39 + 54)
Líneas pedidas: 90
Líneas sobrantes: 110
Stats pedidos: 4 de fuerza (80 líneas, de 49 a 53), 1 de resistencia (20 líneas, de 39 a 40) y 1 de ninjutsu, de (12 a 13)


~~
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.