Últimos temas
» Una olvidada a las filas [Priv. Moka & Kaname]
Hoy a las 9:30 am por Amaru

» {Recurso} Code de rol básico
Hoy a las 6:44 am por Renji Sakurai

» Registro de Temas Cerrados
Hoy a las 6:03 am por Shin Kagutsuchi

» [Misión Rango D] Leche, pañales y llantos (Con Shin Kagutsuchi)
Hoy a las 6:01 am por Shin Kagutsuchi

» (Técnica Gennin) Katon: Hinoken
Hoy a las 4:42 am por Shin Kagutsuchi

» Marioneta 1. Konchû
Hoy a las 3:41 am por Chôen

» Solicitud de Cambio de Especialidad
Hoy a las 3:30 am por Shin Kagutsuchi

» Narētā. Progresión del arma a Chunnin.
Hoy a las 2:17 am por Jisamu

» Veneno 1. Yôgan Shita
Hoy a las 1:03 am por Iron Fist

» Marioneta Hourai. (construcción)
Hoy a las 12:30 am por Alice Margatroid

» Misión de rango C "Ayuda" || Priv. Chôen
Ayer a las 7:09 pm por Kurashima Shidou

» [Entrenamiento] Vértigo (Privado con Idama y Jisamu)
Ayer a las 3:06 pm por Jisamu

» Una serpiente… ¿GIGANTE? (Misión B con Renji)
Ayer a las 1:12 pm por Renji Sakurai

» Decide rápido muere despacio | Resurgimiento (Trama Personal)
Ayer a las 12:27 pm por Uchiha Dyon

» [Entrenamiento privado con Kami] Escaramuza en el puente
Ayer a las 8:02 am por Hawk Eye

» [Juego] ¿Que estas escuchando?
Ayer a las 12:19 am por Astolfo

» {Guía & Petición} Logros
Dom Ene 14, 2018 11:43 pm por Bunny Tail

» La Ocarina del Sueño (Entrenamiento de Objeto)
Dom Ene 14, 2018 11:14 pm por Bunny Tail

» [Trama] Los Olvidados; Preludio — Privado con Li Ming
Dom Ene 14, 2018 8:21 pm por Hawk Eye

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Dom Ene 14, 2018 4:10 am por Kaname Arashi




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que debéis hacer el registro de pb, aldea, y expediente primero antes de poder rolear. Podéis rolear sin ficha ninja y sin cronología, sin embargo, para participar en un evento o vayáis a terminar un tema debéis tener creada ambas, tanto la cronología como la ficha.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Olvidados; Preludio | 1 |






¿Qué era eso que sentía? Desde hace casi una semana estaba inquieto, no se encontraba a gusto en su casa. No podía dormir casi, no paraba de dar vueltas en la cama. Daba paseos nocturnos sin importar lo oscura que estuviese la noche. ¿Qué había cambiado? No podía concentrarse, no tenía hambre, algo estaba causando estragos en su cuerpo. Solo se acordaba de haber tenido una pesadilla recientemente, una pesadilla que no le dejaba dormir. Una pesadilla de la que solo recordaba trozos. A diferencia de la mayoría de los sueños que tenía, de este no se había olvidado completamente. Siempre estaba recordándolo de un momento a otro. ¿Tan traumatizante había sido? Intentó recordar pero no podía. Era como si se mantuviese en su subconsciente, siempre acechando. Había una sombra, de eso estaba seguro, una figura oscura y poco clara, sin límites definidos, algo vaporoso pero a la vez sólido. ¿En qué demonios estaba pensando?

Agitó su cabeza para disipar aquel pensamiento. Siempre se pillaba intentando recordar fragmentos de aquella pesadilla. Quizá fuera por eso que no podía olvidarlo. Agarró su mochila cuando ya había finalizado de preparar las cosas. Se iba de viaje, no podía soportarlo más. Era como si algo le empujara fuera de la aldea. ¿Qué le estaba pasando exactamente? Intentó recordar una vez más por si se le había pasado algo. Por si efectivamente algo había ocurrido que le dejara en este estado. ¿Algo triste quizá? ¿Algún shock? Recuerda, recuerda, ¿Qué pasó la semana pasada? “Oh.” Se dijo encontrando tal vez una pista. “Me llegó una carta de mis padres, dijeron que un tío lejano había fallecido…” Era una información trivial pero no se le ocurría nada más. Había visto a su tío una sola vez de pequeño, en casa de sus abuelos maternos en el País del Rayo. Sus padres le contaron que no se casó y nunca tuvo hijos por lo que su apellido murió con él. Al parecer Kami era la descendencia más cercana que tenía. Una vida solitaria y triste, la de ese hombre. Ahora ni siquiera se acordaba de su nombre. Se pilló juntando las palmas y rezando para que descanse en paz. ¿Qué estaba haciendo exactamente? Él no creía en todo aquello, tal vez fuera fruto de costumbre, de haberse criado en una familia taoísta.

Cerró la casa y dejó la llave en el buzón de Rina. Ella sabría qué significaba. Lo hacía siempre que se iba de viaje, si la chica encontraría la llave de todas formas y se colaría en su casa era más fácil dejársela en el buzón directamente. Al menos así se aseguraba de que fuera ella quien la cuidase. Se montó en el primer carromato que encontró que saliera de la Aldea. Dirección al sur, aunque no es que le importase para ser sinceros. Él sólo quería salir de allí. El conductor azotó las riendas una vez que había suficiente gente en el interior del carro y comenzó a moverse con un lento pero constante traqueteo. ¿A dónde iba? ¿A dónde quería ir? Era cuestión de tiempo que lo descubriese.

32 Líneas






Datos:

Parámetros

Resistencia = 65
Fuerza = 31
Velocidad = 38
Percepción = 31
Ninjutsu = 65
Fuinjutsu = 25
Genjutsu = 10
Kenjutsu = 10
Taijutsu = 10
Iryoninjutsu = 10
Chakra = 820/820

Acceso directo a la Guía de Stats

Mochila (12,1 kg / 30 kg)
[Evento: Pesadillas en la Oscuridad] Kurogofu {Talismán con Onice}
Bi Dama x14 (2'1 kg)
Kunai x2 (1 kg)
Shuriken x6 (3 kg)
Cadena x2 (1'5 kg)
Sellos explosivosx2 (0'5 kg)
Fuma Shuriken x1 (2 kg)
Pergamino de Invocación x1 (2 kg)

Acceso directo a la Tienda



Combate:

Técnicas empleadas
—Ninguna


Acciones Ocultas
—Ninguna


Estado
—Ninguno



OFF:


¡Con esto empieza la gran saga de los Olvidados! Chan chan chaaaaaaaaaaan~



~~ Hablo (#990033) - "Pienso" (#009966) - Narro -  Umeko Rina (#ff6666) ~~
LOS OLVIDADOS; PRELUDIO — | 1  | — UNA SENSACIÓN FAMILIAR




Pocas veces me había sentido tan extraña en mi propio hogar. No era capaz de dormir, o de pensar. No era capaz de sentir nada más a aquella sensación que no paraba de agobiarme, de introducirse en mi estómago, en mi pecho, en cada una de las células de mi organismo. Era una sensación extraña, que nunca había sentido, pero al mismo tiempo era familiar. Era como estar en medio de un mar salado, denso, en el que me costaba moverme. Daba igual los cortes que hiciera en mi cuerpo para honrar a los dioses, éstos no parecían estar conformes. ¿Era un castigo por mi falta de movimiento en estos meses?

No podía reprochárselo a los dioses. No encontraba en lo que me rodeara la motivación para continuar. No sabía qué era lo que debía hacer con mi vida, cuando, hasta hacía tan poco tiempo, estaba tan segura de lo que debía hacer. Esta sensación me acompañaba desde hacía varios días, como una sanguijuela que no paraba de chupar la sangre de mi cuerpo. No sabía el motivo, solo sabía que así era.

Me despertaba en medio de la noche con fríos sudores, con el corazón acelerado por el sueño que acababa de tener. Toda las noches era el mismo sueño. Era yo, pero al mismo tiempo no era yo. Tenía el cuerpo de otra persona y me encontraba en un sitio frío, oscuro, y aterrador. Y los… los yokais venían por mi. Eran decenas, quizás cientos de ellos. Corrían hacia mi, me embrujaban, me intentaban atrapar. Una voz en mi cabeza me decía que me diera la vuelta, que luchara, que encontrara la fuerza en mi misma. Eran seres demoníacos, y no podía enfrentarme a nada así. Yo solo corría por un lugar oscuro por largas horas, sintiendo como si mis piernas me fueran a fallar, como si correr estuviera mal. ¿Qué otra cosa podía hacer? ¿Qué más pretendía de mi?

Ayer, durante la madrugada, me desperté con ese mismo sueño. Esa insistencia solo podían ser señales de los dioses. Solo podía ser obra suya. Los dioses trataban de decirme algo. Durante horas estuve rezando a los dioses por respuestas, por que me dieran claridad para entender qué pretendían decirme. Recé y derramé mi sangre en un altar para que pudieran darme respuestas, pero no fue suficiente. Salí de mi habitación, vendando mis manos tras aplicarles una pomada que conservaba en mi habitación.

Iba ataviada por mis ropajes oscuros que cubrían mi cuerpo, y algunos objetos y artilugios ninja, preparada para cualquier imprevisto mientras salía de la aldea, preparada para cazar algo que ofrecerle a los dioses a cambio de su visión, cuando esa extraña sensación se hizo más presente, haciendo que se me encogiera el corazón, obligándome a detenerme. Miré hacia el suroeste, en línea recta. Sentía algo al mirar en esa dirección. Una llamada, una voz. Debían de ser los dioses. Ellos me decían que continuara caminando, que simplemente siguiera esa voz. Di el primer paso, y desde entonces continué caminando en línea recta, pasando por las rocas calcinadas y las cenizas de volcán que cubrían una buena parte del país, yendo en línea recta sin detenerme.

Durante dos días continué caminando, dando un largo rodeo para no pasar por las tierras de la Nación del Fuego. Me aseguré de bordear por el país de la cascada, pasando tan rápido como pude el territorio mitad montañoso mitad boscoso que caracterizaba esa nación en apenas ocho horas. Cuando llegué a la nación de la Hierba, todo fue muy distinto, pero para mal. No quería perder tiempo, pero esos bosques estaban infestados de yokais y seres malignos. Pasé un día entero recorriendo esos bosques, refugiándome en un poblado que por unas monedas accedió a acogerme y dejarme dormir, refugiada de lo que había más allá de las puertas de madera.

Antes de que amaneciera partí, atravesando lo que quedaba de la nación en la que había nacido la gloriosa religión del Shuha Shinto, y me adentré en la nación de los pantanos, cuna del Jashinismo. Una de las naciones cuya historia resultaba más interesante, a la par que aterradora. Personas que veneraban y rezaban a los yokais… Eso era algo deleznable. La nación debió de haber sido destruida completamente, y sus gentes purgadas. Siempre diré que la educación y el tiempo hacen a los herejes y falsos creyentes ver la realidad y abrazar la auténtica religión. Pero el caso del Jashinismo es distinto… sus almas, su esencia, está corrupta, y deben ser eliminados por el bien de los demás.

Los pantanos oscuros y densos de esa nación eran difíciles de atravesar. Sin embargo mi instinto actuaba, y algo me decía por dónde ir, los atajos que me llevaban por uno y otro lugar. No era consciente del motivo, pero algo me llamaba, algo me decía qué debía hacer, qué no debía hacer, pero no me explicaba el por qué. Solo esperaba que ese lugar me diera las respuestas que por mi cuenta no lograba comprender.

Líneas: 53






































Parámetros:

Resistencia
=
20
+
0
+
0
+
0
=
20
Fuerza
=
15
+
0
+
6
+
0
=
21
Velocidad
=
15
+
5
+
0
+
2
=
22
Percepción
=
20
+
0
+
4
+
0
=
24
Ninjutsu
=
10
+
0
+
11
+
0
=
21
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
4
=
5
Kenjutsu
=
7
+
5
+
18
+
0
=
30
Taijutsu
=
10
+
0
+
0
+
0
=
10
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1

Inventario:
Mochila (8 kg / 20 kg)

[Evento: Pesadillas en la Oscuridad] Noroi (Máscara maldita) -Rota-

Kunaix3 (1.5 kg)
Shuriken x5 (2.5 kg)
Cuerda de alambre x1 (0.5 kg)
Cascabeles x4 (2 kg)
Mecanismo oculto de kunai x1 (1.5 kg)

Acceso directo a la Tienda

Datos:

—Estoy por ahí, buscando por qué tengo esta sensación...



PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN
Los Olvidados; Preludio | 2 |






Desde las cumbres nevadas, los profundos y fríos valles del País de la Tierra y pasando por las húmedas y frondosas junglas del País de la Hierba, Kami continuaba su viaje. Sin saber muy bien a donde se dirigía ni por qué hacía esto, simplemente continuaba hacia adelante, sin bajarse nunca del carro, sin mirar hacia afuera para ver el paisaje. No le importaba, no le importaba nada de lo que había afuera, no quería ver nada del exterior porque bastante tenía ya intentando comprender lo que había dentro. Su estómago se sentía revuelto y un profundo malestar inundaba sus pulmones cada vez que inspiraba. A cada hora que pasaba más al sur se encontraban y más fuerte era aquella sensación.

Habían pasado horas y horas, días y días desde que se subió a aquel carro y por alguna razón algo no le dejaba bajar. No era físico, aunque podría interpretarse como tal, más bien era mental. Un pensamiento, una duda, un deseo, una mezcla charcosa y estancada de todas esas cosas y a la vez ninguna de ellas. Era ajeno, el chico no se sentía como él mismo, era como si estuviese alienado de su propia mente, como si le hubieran echado de su cabeza a patadas. Como si ese espacio estuviera siendo ocupado, a la fuerza, por alguien más. ¿Por qué le pasaba esto? Era la primera vez que se sentía así. Había estado deprimido antes pero aquello sobrepasaba lo ordinario, estaba completamente fuera de su control y comprensión. Pero algo era seguro, fuera lo que fuese no iba a marcharse solo. Esa sensación no le abandonaría a menos que hiciese algo al respecto.

Al quinto día de viaje y tras varias paradas el carro paró una última vez. El conductor se bajó y comenzó a desalojar, era el fin del trayecto y el vehículo iba a darse la vuelta. Kami se bajó y vio ante sus ojos un paraje completamente desconocido. Jamás había estado en aquel lugar pero, por alguna razón, tenía un encanto especial. Era su primera vez en el País de los Pantanos. Aquel páramo desolador de bosques mustios y aguas estancadas le resultó, de alguna forma, reconfortante y poco tardó en darse cuenta de que aquello que le atormentaba había parado. ¿Se había ido? No, seguía ahí, en lo más profundo de su alma, pero estaba… feliz. Esa sensación de desasosiego se tornó en algo agradable, algo que le calentaba, y por primera vez en todo ese tiempo se sintió como en casa. Como si al fin hubiera llegado al lugar que estaba buscando, como si el camino no había sido en vano, algo en su interior le decía que todo iba bien y que ese sitio era, sin lugar a dudas, donde debía estar. Seguía sin entenderlo pero se adentró cada vez más en aquel cenagoso paraje. El olor a putrefacción no le molestaba en absoluto y sentía alegría al escuchar el burbujeo del metano saliendo del agua.

Iba con la nariz tapada con un trapo para no acabar envenenado por los gases que emanaban de los pantanos pero le parecía que había lugares en los que ni siquiera lo necesitaba. Se hallaba fascinado por aquel sitio, pero su gozo no venía de él sino de esa cosa que se había asentado en su pecho y no le dejaba en paz. ¿Era algo bueno, era correcto sentir alegrarse con una felicidad que no es la tuya? No lo entendía muy bien pero era un pensamiento que de pronto le vino a la cabeza. Miró al cielo, entre las colgantes hojas de los árboles perfectamente adaptados para vivir en aquellos lares. Había pasado tanto tiempo en aquel carro que ni siquiera sabía en qué día estaban, menos aún qué hora era. Al menos pudo ver que el sol comenzaba a ponerse lentamente, en un amanecer que se cernía cada vez más cercano. Debía encontrar algún sitio en el que pasar la noche, sí, pero aquello no le preocupaba. Su pecho estaba tan lleno de satisfacción que pocas emociones cabían ya en él y su cabeza tan llena de preguntas que la preocupación de pasar la noche a la intemperie rebotó de ella como una pelota de goma contra una pared.

Anduvo así un buen rato, sin rumbo ni razón presenciando aquel paisaje como el que presencia la tierra en la que nació y creció después de un volver de un largo viaje. Un viaje muy, muy largo. Esa sensación reconfortante le mantuvo tan ocupado que ni siquiera se dio cuenta del lugar al que había llegado. En un valle rodeado por dos cordilleras sumamente extrañas, con picos irregulares y punzantes, nada que había visto nunca en la naturaleza, había un lago pantanoso y en su centro, unas enormes ruinas. No distinguía muy bien lo que era pero podía ver parte desde dentro del bosque en el que se encontraba. Si seguía caminando en esa dirección llegaría al lago pero ante esa idea lo que había en su interior se estremeció. ¿Qué demonios era eso que incomodaba incluso a la pesadilla que habitaba en sus tripas? Kami miró al cielo, aún había algo de luz pero la luna ya se mostraba en lo alto del cielo. Blanca y redonda, preludiaba el comienzo de una larga, larga noche.

53 Líneas






Datos:

Parámetros

Resistencia = 65
Fuerza = 31
Velocidad = 38
Percepción = 31
Ninjutsu = 65
Fuinjutsu = 25
Genjutsu = 10
Kenjutsu = 10
Taijutsu = 10
Iryoninjutsu = 10
Chakra = 820/820

Acceso directo a la Guía de Stats

Mochila (12,1 kg / 30 kg)
[Evento: Pesadillas en la Oscuridad] Kurogofu {Talismán con Onice}
Bi Dama x14 (2'1 kg)
Kunai x2 (1 kg)
Shuriken x6 (3 kg)
Cadena x2 (1'5 kg)
Sellos explosivosx2 (0'5 kg)
Fuma Shuriken x1 (2 kg)
Pergamino de Invocación x1 (2 kg)

Acceso directo a la Tienda



Combate:

Técnicas empleadas
—Ninguna


Acciones Ocultas
—Ninguna


Estado
—Ninguno



OFF:


Fucking hell no se si tiene sentido lo que he escrito, simplemente he puesto todo lo que se me venía a la cabeza sin orden ni cuento.



~~ Hablo (#990033) - "Pienso" (#009966) - Narro -  Umeko Rina (#ff6666) ~~
LOS OLVIDADOS; PRELUDIO — | 2 | — NO PUEDO PENSAR




Era tan pacífico estar en ese lugar. Sentir las hojas de los árboles rozar mi ropa, llegando a sentirlas como si me estuvieran rozando directamente mi piel. La humedad de ese ambiente, tan viciado y perturbador, era como respirar aire limpio, puro, y relajante. Sentir el frío, denso, y viscoso lodo bajo mis pies mientras miraba hacia la inmensidad de aquellos pantanos era como estar en la orilla de la playa, mirando fijamente hacia el horizonte, donde el mar se perdía en el horizonte y el cielo, tan hermoso y celeste, nos contemplaba.

Sabía que no debía hacerlo. Sabía que era incorrecto y que era un riesgo innecesario, pero no pude evitarlo. Me senté, apoyando la espalda en aquel lugar tan siniestro, tan tétrico, tan familiar y acogedor al mismo tiempo. Respiré hondo y me quité la máscara. Era extraño, era como no ser yo. Cuando miraba las sucias aguas pantanosas siquiera reconocía mi reflejo. Parecía otra persona, como si algo hubiese cambiado en mi interior, como si algo extraño estuviese afectando mi cuerpo y haciendo que todo cambiara a mi alrededor. O quizás era yo la que estaba cambiando. Entonces reaccioné, me volví a poner la máscara y me puse en pie, mirando todo lo que me rodeaba, con un kunai desenvainado.

Debía ser un genjutsu. No cabía duda de que era un engaño, una farsa, una especie de técnica destinada a hacer que me evadiera de mi misma y permitiera a otros atacarme. Bajé el kunai al darme cuenta de que eso no tenía sentido. ¿Qué tipo de habilidad me afectaría dos días enteros de viaje hasta llegar a este lugar? Los humanos no poseen tal control de la realidad, ni muchos menos de nuestra propia psique. Volví a caminar, obviando todo lo que había pasado, abstrayéndome. Me sentía como si estuviese mirando al mar, como si mis pies desnudos sintieran la arena de la playa rodeando, siendo cubiertos por la arena mecida por el viento.

Era como estar en casa, pero sin estar en casa. Notaba una presencia, algo que centelleaba en el horizonte. Agradable, una sensación cálida y tranquila que recorría mi cuerpo, reconfortándome, como si un amigo estuviese en esa dirección. Me mordí el labio y comencé a ir en esa dirección, guiada por la convicción y esa extraña sensación, oculta entre las sombras, con las armas preparadas, manteniendo una gran distancia y prefiriendo los sitios altos desde donde pueda ver, pero no puedan verme a mi.

Líneas: 26



























Parámetros:

Resistencia
=
20
+
0
+
0
+
0
=
20
Fuerza
=
15
+
0
+
6
+
0
=
21
Velocidad
=
15
+
5
+
0
+
2
=
22
Percepción
=
20
+
0
+
4
+
0
=
24
Ninjutsu
=
10
+
0
+
11
+
0
=
21
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
4
=
5
Kenjutsu
=
7
+
5
+
18
+
0
=
30
Taijutsu
=
10
+
0
+
0
+
0
=
10
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1

Inventario:
Mochila (8 kg / 20 kg)

[Evento: Pesadillas en la Oscuridad] Noroi (Máscara maldita) -Rota-

Kunaix3 (1.5 kg)
Shuriken x5 (2.5 kg)
Cuerda de alambre x1 (0.5 kg)
Cascabeles x4 (2 kg)
Mecanismo oculto de kunai x1 (1.5 kg)

Acceso directo a la Tienda

Datos:

—Estoy por ahí, buscando por qué tengo esta sensación...



PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN
Los Olvidados; Preludio | 3 |






La luna estaba en lo alto del cielo, el sol acababa de posarse y la noche se veía iluminada por un sinfín de estrellas que no parecían querer dejar el bosque sin luz. Algunos farolillos se veían en las montañas, en la lejanía, luces de gente que aún ahora proseguía viviendo en aquella obsoleta y condenada nación. Era curioso, tenía su encanto, si todo el mundo se sentía como él al pisar esa tierra Kami casi comprendía por qué decidirían quedarse a vivir ahí. Se sentía cansado pero no agotado, como si estuviera en un mundo de ensueño, el mundo a su alrededor se movía más lento, a su cabeza le costaba girar.

Miró a la luna y de pronto todo comenzó a dar vueltas, como si se estuviera mareando. Algo se le agarró del pecho, cortándole la respiración. No, no se la había cortado, seguía respirando, solo que sentía que no era él. No tenía control sobre sus pulmones, intentó girar la cabeza para mirar a su alrededor pero tampoco podía. Estaba completamente inmóvil, incapaz de dar un solo paso, mirando al cielo, la luna se veía igual que siempre pero el resto… El resto era extraño, era como si no estuviese allí, como si aquel sitio y la realidad no coincidiesen en absoluto, a pesar de ser exactamente iguales. Cuando por fin logó mirarse las manos no eran las suyas. De pronto se rompió el agarre que le estaba oprimiendo y cayó de rodillas, jadeando. Unas gotas de sudor cayeron por su nariz. Volvió a mirarse las manos pero todo estaba igual que siempre. ¿Qué carajos había sido eso? Estaba asustado, era la primera vez en su vida que se sentía… ¿poseído?

Escuchó un ruido, a sus espaldas, y de golpe salió de su ensimismamiento. Estaba en territorio enemigo, casi lo había olvidado, agarró un kunai mientras miraba al bosque, en la dirección del ruido, Se sentía extremadamente tranquilo por alguna razón. Comenzó a caminar en dicha dirección, adentrándose un poco en la espesura. Con la luz de la luna y las estrellas le bastaba para ver lo que tenía delante, pero no podía distinguir con precisión mucho aparte de las formas. Entonces lo vio. En la lejanía había alguien, alguien pequeño, sin mucho volumen, una forma humana que, al igual que él, estaba en guardia. ¿Quién sería a aquellas horas? Se le ocurrieron varias respuestas; un enemigo que le había seguido… pero había escondido su bandana, ¿desde cuándo lo llevaría siguiendo sin que se diera cuenta? Entonces, un lugareño… ¿pero por qué se mostraba hostil de repente? Espera, ¿siquiera sabía dónde estaba? Esa pregunta era importante, Kami había escuchado el ruido proveniente de allí pero su enemigo no le estaba acechando, si es que había que llamarle enemigo. Aquella persona estaba igual que él por lo que dudaba que fuese alguien de por allí. Entonces ¿quién?

El chico pensó en acercarse pero recordó de golpe su encontronazo con la muchacha en el País de las Olas. Aquello resulto en un desastre y eso que eran de la misma aldea. ¿Por qué iría a acercarse ahora, sin saber absolutamente nada del otro? Decidió quedarse donde estaba, agazapado entre la maleza.

33 Líneas






Datos:

Parámetros

Resistencia = 65
Fuerza = 31
Velocidad = 38
Percepción = 31
Ninjutsu = 65
Fuinjutsu = 25
Genjutsu = 10
Kenjutsu = 10
Taijutsu = 10
Iryoninjutsu = 10
Chakra = 820/820

Acceso directo a la Guía de Stats

Mochila (12,1 kg / 30 kg)
[Evento: Pesadillas en la Oscuridad] Kurogofu {Talismán con Onice}
Bi Dama x14 (2'1 kg)
Kunai x2 (1 kg)
Shuriken x6 (3 kg)
Cadena x2 (1'5 kg)
Sellos explosivosx2 (0'5 kg)
Fuma Shuriken x1 (2 kg)
Pergamino de Invocación x1 (2 kg)

Acceso directo a la Tienda



Combate:

Técnicas empleadas
—Ninguna


Acciones Ocultas
—Ninguna


Estado
—Ninguno



OFF:





~~ Hablo (#990033) - "Pienso" (#009966) - Narro -  Umeko Rina (#ff6666) ~~
Ya que esto ha quedado algo abandonado me gustaría pedir las líneas ya realizadas pero sin cerrar el tema en caso de si se continuara en un futuro.

Lineas realizadas: 32 + 53 + 33 = 118


Petición de stats:
-Fuinjutsu 25 -> 30 (5 puntos) 8 líneas por punto ; 40 líneas total
-Velocidad 38 -> 42 (4 puntos) 16 líneas por punto ; 64 líneas total

Líneas sobrantes: 14


~~ Hablo (#990033) - "Pienso" (#009966) - Narro -  Umeko Rina (#ff6666) ~~

Líneas asignadas
Shinobi's Justice


Se acepta la petición de mantener el tema abierto


Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.