Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hacía un horrendo día, no objetivamente, pero sí para mí. El día anterior estuve investigando en los archivos sobre 2 temas en concreto, el antepasado de mi clan, y sobre el Shuha Shinto, que llevaba unos días atormentándome, solo me llevaba sorpresas de ambas partes. Al contrario de lo que podría pensar de mi clan, no eran tan horribles como pensaba, era grandes gladiadores y luchadores pero no era del todo su rollo o eso escribía en los pergaminos, ese dato me parecía bastante curioso, había escuchado eso mismo en algún otro lugar, pero ni recordaba donde ni de quién, ni si quiera muy bien cuando. Los rumores nunca son lo que parecen, supongo. Por el otro lado, la religión que ciegamente estaba siguiendo no era de cerca lo que pensaba, siempre intuí que una religión calmaba tu interior y te llevaba a una paz interior, o bien podías hablar con tus propios dioses. Según la mitología Songai, una diosa era la encargada de dar a sus guerreros mas fieles una espada, la diosa del amanecer Hinode, además de otros detalles que lleva a una diosa que le gusta la guerra pero siempre presente esa calma del amanecer. Esta opción me parecía más real, y fiel a lo que me gustaba a mí del mundo y me parecía, ese toque guerrero hasta el final, con esa calma final. Y no requerría sacrificios, eso era algo que seguía sin aceptar, y no creía que aceptara en ningún momento. Todo eso lo estuve pensando e investigando ayer hasta que me acabó doliendo la cabeza, y acabé agarrando mi botella para hacer más amena la noche. De ahí mi gran noche y mi mejor aún despertar, irónicamente claro.

Tras salir de mi casa, fui a visitar el lugar donde las misiones aguardan, donde el despacho del kage. Me sentía aburrida de las misiones D últimamente, andar, recoger, construir. Entrenar siempre te ayuda a pasar el día, pero hay que usar tu entrenamiento en algún momento, ¿no? No tardé en mirar las misiones de nivel C y darme cuenta de cual podría ayudarme en todas las dudas que tenía hasta ese momento. Una secta. Primero, tal cual decía en el pergamino, fui a hablar con los ciudadanos más molestos por el tema. Antes siquiera de hablar con el primero, sabía perfectamente lo que me iba a encontrar, sabía que la gente estaría asustada de los sacrificios, es decir, ¿quién no? Pero según decía en el pergamino, se sacrificaban animales, no personas, y menos niños. También se mencionaba algún lenguaje extraño que usaran, bueno, siempre se tiene miedo a lo desconocido. Fui a hablar con la primera persona, tras ella, la segunda, después, una familia, y otra, y otra... Todos con las mismas ideas y opiniones, sacrificar animales y hablar un idioma extraño está mal, para seguir a unos dioses “paganos”, mientras más de la mitad de ellos no solo veían bien el sacrificio de las almas puras, si no lo apoyaban, ¿era la única en ver la hipocresía?, era la primera vez que me disgustaba tanto la hipocresía de otra gente, normalmente solo la veía graciosa. Tenía algo en claro, yo tenía mis propias opiniones lejos de esta gente y lo veía de otro modo, así que fui a la secta directamente. No sabía muy bien donde estaba ni como entrar. Busqué por el pueblo citado en el pergamino hasta ver alguna casa extraña o lugar con guardias, o simplemente gente atenta a su alrededor, suele ser una característica común. Anduve por el pueblo sin encontrar nada claro, no sabía donde buscar realmente fuera de las características anteriormente mencionadas, que sinceramente, no ayudaban mucho. A la primera persona que vi fui a preguntar si sabía algo, pero, ¿qué preguntaba?, ¿si conocía una secta que realizaba sacrificios y no gustaba a la gente de alrededor?, si fuera de la secta me diría que no, y si no la conocía, pues tampoco, pero las probabilidades me indicarían que esa persona estaría en contra de la secta igualmente, era algo difícil. -¿Sabe de la agrupación de gente que está causando alboroto por sus... extraños lenguajes?- a lo que respondió -Sí hija, están aquí haciendo mucho ruido siempre, molestan al pueblo y dan muy mala espina, a ver si viene algún ninja a acabar esto y echarles de aquí.- Vaya, la respuesta no me ayudaba en nada. Pregunté a más personas pero no pude conseguir ni un dato, solo que la gente estaba molesta, y como de molesta, y eso me molestaba a mí. Fui a descansar un momento contra un árbol, no sin antes darle un golpe mientras decía. -Sólo quiero saber de esta organización más, solo eso...- Lentamente me caí mientras miraba el pueblo atentamente, y un joven chico se me acercó. -Sabes, parecías una ninja en un momento buscando perseguir nuestra religión, pero por lo que puedo ver, no es eso, te sentirás frustrada pienso de ver que la gente no te ayuda.- Un momento, ha dicho, ¿nuestra? ¿Había topado con alguien de la secta? Suponiéndolo, seguí la conversación como si de eso tratara. Aunque, me molesta bastante que me ignoren y no me consideren siquiera una shinobi, entiendo que soy una gennin, pero, ¿tanto me alejo al concepto de ninja? -Sí, exactamente, pero, ¿tu crees que podrías ayudarme? No veo la manera ni la forma de como, y menos aún tras todas las conversaciones anteriores que he tenido con la gente del pueblo.-


~~
Diría que no lo habría hecho mejor, debería funcionar. -Ja ja ja, sí, claro, te has dado cuenta rápido, acompáñame.- Me llevó a una casita algo apartada del resto, aunque en cuanto llegamos la ignoramos y seguimos hacia adelante. Estaban algo escondidos, normal que la gente solo supiera quejarse pero nadie tuviera información aparte. Llegamos a una cueva y nos metimos en ella, al fondo de lo que parecía ese agujero de mal olor y oscuridad, había una pequeña puertecita. Al entrar, vi un enorme espacio, bien formado e incluso amueblado, con habitaciones, despachos, o incluso una jaula para mascotas. No parecía para nada que sería así por dentro desde fuera. Me llevaron ante el aparente líder, un hombre algo mayor que se parecía un poco al violador pedófilo que hace un tiempo até contra un árbol. No tardé en preguntar sobre la historia del sitio, quería informarme, saber más. -Somos una rama algo alejada del Shuha Shinto, que venera la creación de la paz interior mediante las ofrendas a los dioses. No nos gusta la forma de ser de la religión más influyente del país y su forma de sacrificar personas, pero sí pensamos que los sacrificios sean necesarios. Todo de acorde a las antiguas escrituras, que seguimos, y repetimos. Veo que te ha traído Shinte aquí, eso es que debe confiar en ti a primera vista, ven, acompáñame.- Tenía tantas cosas que pensar en ese momento, estaba terriblemente decepcionada, todo este sitio había sido creado para seguir una parte de la misma religión que existe ya en Kusagakure. Solamente no les gusta la forma de ser de la religión y la siguen, desde otro punto de vista. Puede que eso en algún parezca una buena idea, pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Encima de ello, las mascotas de fuera no eran mascotas, si no futuros sacrificios, ya me extrañaba a mi la jaula. Fui a un armario que tenía detrás y me dieron una capa. Ya no quería quedarme, había sido todo un poco en vano y quería irme, pero no estaba ahí por gusto propio desde un primer momento, si no por una misión, así que seguí con ella. Ciertamente, según el pergamino, en la luna llena harían otro de sus rituales, y hoy era ese día, ciertamente por ello estoy aquí hoy. Descansé en una de las habitaciones, y unos minutos después de entrar apareció el chico que me reclutó. -Al parecer le has gustado al jefe, es algo extraño sin duda.- Vaya, llevo agradando a dos personas seguidas en un mismo día, un récord. Puede que se deba a mis anteriores y ahora no existentes ganas de saber sobre los “terribles encapuchados”. -Mi nombre es Shinte, como antes ha dicho, y quería simplemente decirte que cualquier cosa que dudes o quieras saber, dímelo a mí, estaré encantado de contestarte.- Espera, ahora resulta que le gusto, en dónde me había metido. -Y no se si lo sabrás, pero hoy es noche de ofrenda, llevamos varias lunas llenas haciéndolo y estamos cerca del paso final, descansa que esta noche va a ser una gran noche, aunque para ti pueda ser todo muy rápido ya.- Sí, ciertamente, dos cosas habían pasado, una, no le había respondido, me había girado y había empezado a dormir, o fingirlo al menos, y segunda, tenía razón, era muy rápido para alguien que el primer día que se suponía que entrara, estuviera ya pendiente de ver la gran noche. No podía dormir del todo, estaba planeando como atacar o cuándo, pero no sabía bien, sabía que se sacrificaba y que se cantaba, pero no como, y menos aun, cual sería la sorpresa de la noche. Miré a la habitación de al lado y había otra chica de mi edad, que aparentaba más frágil, y porqué no decirlo, guapa que yo, ciertamente esa chica ya me atraía por su físico más que el otro. No tardó en darse cuenta que la estaba mirando y entabló conversación conmigo. -Vaya, eres nueva también, yo he llegado ayer, y ya esta noche dicen que es una gran noche, todo es muy rápido para mi, no sabría que decir.- Es justo lo que había pensado yo, pero yo desde el punto de vista de que pretendo tirarlo abajo de una manera u otra. -Sí, tienes razón, yo he llegado hace unas horas y todo me parece muy nuevo, y sí, me da miedo que pueda pasar esta noche.- Ciertamente no me daba miedo ni mucho menos, más curiosidad. -No estoy segura de qué debo hacer ahora, o de que debería hacer respecto a esta noche, se está acercando y no estoy segura, creo que debería salir de aquí, aunque parece que está mucho más controlado el salir que el entrar.- Esta chica tenía agallas y a la primera de conocer una extraña había confiado en ella para contarle que quería irse. -No te preocupes, pase lo que pase dudo que sea malo, y si no nos gusta, salimos de aquí y ya, sin ningún problema, por cierto, soy Svel, ¿Cómo te llamas?- Parecía convencida con mi idea de esperar a ver que sucede y después huir. -Nina, me llamo Nina, encantada.- Pasaron un par de horas más, y Shinte llegó de nuevo para avisarnos de que era la hora, había que ir, era el momento. Nos pusimos las capuchas, y yo y Nina salimos a fuera y vimos el gran ritual que tenían preparado en el bosque. Nos mantuvimos algo detrás mientras veíamos como cantaban extraños cánticos, o se colocaban en una posición extraña, mientras en el centro, llegaban los animales de la jaula, todos parecían dormidos. Ahí empezó todo, uno tras otro, empezaron a sucederse degollamientos de pequeños o no tan pequeños animales. Todos parecían magullados ya anteriormente, superaba un poco mi idea de sacrificio.


~~
Ciertamente no tardé en darme cuenta de que no eran tan pocos, pensé que habría menos gente, pero no era así, había unas 40 personas, contándome a mi. Siguieron sus cánticos mientras la sangre corría por el suelo y manchaba las raíces y pequeñas hierbas de la zona. A mi no me parecía del todo algo desagradable, eran animales, aunque no estaba de acuerdo con el hecho de que los pegaran o debilitaran a golpes antes de eso, Nina no parecía tampoco del todo sorprendida, después de todo, estamos hablando de que vivimos en una zona controlada por una rama de la misma religión. De repente, el jefe sacó una espada y empezó a recitar unas frases, no lo entendía, no porque hablara en el otro idioma, si no que no sabía que quería decir. -Hemos, todos, juntos, llegado a este momento, hemos entregado a los generosos y benévolos dioses nuestras ofrendas animales, pero ahora, tocan las nuestras propias.- ¿Cómo que nuestras propias, no se supone que no apoyaban el sacrificio humano? ¿Qué pasaba? No lo entendía hasta que lo vi mejor, uno de ellos se cortó su propia yugular con la espada. ¿Que estaba pasando? Shinte llegó de nuevo por detrás para ofrecerme una espada, no era la única al parecer, mientras me explicaba: -No nos gusta el sacrificio humano, matar a otra persona nos parece horrible, pero a cambio se lo hacemos a nuestro propio cuerpo y ascendemos junto a los dioses a otra vida.- Estúpido, era aún más estúpido y sin sentido que la anterior, no podía simplemente creérmelo, estaba cabreadísima, todo no tenía sentido, no sabía por donde verlo, ni por donde cogerlo, la gente no paraba de caer una tras otra, ¿era yo la única? Miré a mi compañera y vi que estaba altamente horrorizada, estaba consternada y no podía ni moverse del miedo. No podía más. Cogí mi capucha, la tiré, no podía ver ni mirarla de nuevo. Fijé mi mirada en el que trajo hasta aquí y no lo dudé, saqué mi botella de donde la tenía y bebí un trago. Rápidamente cogí de la mano a la consternada chica de a mi lado y me la llevé conmigo detrás de unos árboles, a lo que no siguieron, dos personas. Las personas de la secta eran más de lo que esperaba para una, a mi parecer, improvisada secta, que no llevaba mucho tiempo en vigor ni se había extendido mucho fuera de la aldea, pero no eran shinobis, quitarlos de en medio no sería difícil, pero ni de lejos esperaba que cometieran suicidio en ese mismo instante. Los dos que me siguieron si parecían tener madera de luchadores, Shinte y otra persona de mediana edad, que no aparentaba ser muy fuerte. Mi cabreo había llegado a niveles insospechados, que jamás pensé que llegarían, ese chico quería que cogiéramos una espada y cometiéramos suicido en ese mismo momento, sin importar lo demás, y quería hacerlo a las malas. Había bebido pero no era suficiente, abrí dos puertas, no debería haberlo hecho, no quería alarmar ni llamar la atención demasiado, pero no estaba pensando muy bien en ese momento. Recuerdo poco de ese mismo momento, solo dejar apartado a uno de ellos para ir al que de verdad más me cabreaba. Me levanté en mi cama, en mi casa, a la mañana siguiente, llena de vendas por mi cuerpo, sobretodo en brazos y piernas. A un lado estaba Nina, preparando algo con lo que tenía en mi nevera. No lo entiendo, como he llegado aquí, como sabe donde vivo, y sobretodo, que pasó esa noche. No tardó en ver que me había levantado y me lo contó. Según ella, esa noche estuvo demasiado asustada para pensar bien, o saber bien que había pasado, y no sabía de que tener más miedo, si de la secta, o de mí. Se la veía algo asustada aún y no me miraba mucho, se dedicaba a mirar a mis cosas o a otro lado. -¿Y como supiste donde vivo, y como me ayudaste?- Me cortó para decirme, -Todo a su tiempo Svel, te tenía miedo en ese momento, no había visto algo tan espantoso y agresivo nunca, ni había visto algo con 4 brazos.- Vaya, de verdad era una chica que no dudaba en contar las cosas como eran. -Pero, aún así, me salvaste, no me atacaste desde esa forma tuya, y eso que lo parecía en cualquier momento.- A ella no, pero... -¿y los demás?- Su cara se retorció un poco, -Mataste a Shinte, y a su acompañante, yo me ocupé de dejar la espada al lado y clavada en uno de ellos para que pareciera un suicidio, aunque Shinte no tenía esa pinta del todo por las heridas que dejaste... En cuanto a los demás, siguieron cayendo, unos pocos de ellos no se atrevieron y huyeron, no sé que pasaría con el líder, pero ciertamente no creo que vuelva por aquí en uno o mucho tiempo. Te debía una por salvarme, llegué y pregunté por tu casa, al parecer la gente de alrededor sabía donde era, no se porqué.- ¿Porqué? Jeje, las noches de guerra que doy sirven para algo al final. Le debía una a esta chica, y no al revés, de momento quería seguir descansando. -Te prometo algo, no eres la que me debe algo, yo te debo algo a ti, quédate hasta que te lo pueda devolver porfff...- En ese momento, caí dormida.

Líneas requerridas: 60
Líneas realizadas: 174
Líneas sobreantes: 114
Stats a pedir: 9 de taijutsu (110 líneas) de 23 a 32.


~~
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.