Últimos temas
» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dicen que la confianza es el pilar fundamental de una familia, hace que los lazos se mantengan fuertes y estables, finalmente luego de semanas guardándoselo el chico escapo todo a su padre, no era la persona ideal para aquello pero su hermana aun luego de dos días no volvía de su misión, así que si, era necesario que Ao lo supiera. Luego de escuchar todas las historias, escuchar los nombres de las contrapartes, analizar detalladamente las pruebas físicas y de meditar cuidadosamente la situación, Ao dio un gran abrazo a su hijo, el pelirrojo no entendía absolutamente nada, él estaba preparado para recibir algún castigo o algo parecido.

-Mi hijo es muy valiente, realmente eres un digno hyuga… esto lo deben saber los altos mandos- Ao estaba convencido de que todos lo verían desde su misma perspectiva –No, ¡alto!- Le quito rápidamente los papeles y volvió a guardarlos con la misma velocidad –No puedo dejar que les muestres esto, di mi palabra de que no lo haría, solo te lo conté a ti porque eres mi padre- El anticuado hyuga no entendía del todo la reacción de su hijo, en estas ocasiones el clan se apoya y protege, si les dicen podrán actuar todos en conjunto y solucionar el problema mucho más rápido –No lo entiendes ¿cierto?- Amaru podía ver la incertidumbre en el rostro de Ao, a pesar de tener un pensamiento diferente al de los ancianos, en el fondo de su corazón sigue siendo un hyuga y aun piensa que el clan funciona como una verdadera familia cuando definitivamente no es así.

-El clan no creerá en mi palabra y si tú me defiendes ellos pondrán en duda la tuya, eso no puede pasar por ningún motivo padre…- El muchacho se acercó a su padre y le dio un gran abrazo –Estoy muy agradecido de que confíes en mí- Parecía un buen momento entre padre e hijo, pero fue interrumpido por la madre del chico o más bien por Yuna, ya que odiaba que la relacionaran con el bastardo del clan –Al fin te encuentro mi amor, los familiares de Konoha llegaran esta tarde, ven y acompáñame a preparar algunas cosas para ellos- El pelirrojo simplemente se limitó a mirarla fijamente, no la odiaba pues ella no tenía la culpa de sus creencias pero si se podía notar rencor y dolor en sus ojos por las cosas que hacía, decía y aun en la actualidad sigue haciendo en su contra.
-Espérame, en un momento te acompaño- Ao se agacho junto a su hijo, saco un papel de su bolsillo y anoto una dirección en él –Aun te estoy esperando… esto es mucho más importante- Amaru volvió a clavar su mirada en ella, quien levanto sus ojos y movió su cabeza en signo de desprecio –No la tomes en cuenta, ve a este lugar y di que vas de mi parte, si no confías en los altos mandos de la familia, en el sí podrás confiar y estoy seguro que te podrá ayudar- Padre e hijo chocaron sus puños y luego se alejaron el uno del otro, Yuna miro con odio aquella escena, a pesar de llevar tantos años haciendo planes para alejarlos ambos parecían estar más unidos que nunca e incluso sus demás hijos que antes le ayudaban ya se había dado por vencidos, si bien aún no aceptan al pelirrojo, ya no les interesa se este se pasea por el templo o usa su apellido, mientras no se entrometa en sus planes simplemente hacen como que no existe, inclusive muchas veces le han aconsejado a su madre que haga lo mismo pero ella siente que fue despojada de su honor como madre cuando Ao tuvo la idea de adoptar a ese pequeño engendro.

La dirección que Ao le dio al chico se encontraba en los estratos más bajos de los barrios del norte, barrios en los que anidan muchos ladrones, asesinos y ninjas de gustos extraños, son lugares incluso más peligrosos que los estratos bajos del sector sur. A pesar del riesgo, el chico no dudo en adentrarse en el lugar, recorrió varias calles antes de encontrar la casa, una humilde morada de piedras con un tejado de maderas desgastadas, la verdad es que no estaba muy bien construida y solamente parecía un refugio de drogadictos. Dio algunos pasos dentro de la propiedad y una mano alcanzo su tobillo desde el piso –¿Tienes alguna moneda?- Escucho una voz casi de ultratumbas, sin siquiera pensarlo jalo su pierna y la devolvió con mucha fuerza, dando una gran patada en el rostro de aquella persona, hombre, mujer o yokai de lo que estuviera en el piso, luego de sus viajes en el país de la nieve ha estado muy susceptible a pensar en los espíritus, aun cuando en su círculo no se hable mucho de ello y apenas se crea que existen –¿Quién osa golpear a los chicos que dejo guarecerse en mi jardín?- Desde dentro de la morada o pocilga de morada, salió un anciano con un bastón y un gran sombrero de paja haciendo sombra en su rostro –Hyuga Ao me envió a esta dirección…- Al escuchar aquel nombre el anciano se giró extraordinariamente rápido para alguien de su edad –Entra rápido- Si limito a responder con aquella invitación y luego se metió en su casa, Amaru miro a su alrededor algo extrañado, solamente vio a algunos vagabundos durmiendo en la entrada, era todo muy raro pero si su padre lo había mandado a este lugar es porque de verdad aquel anciano puede ayudarle.

Una vez dentro pudo ver claramente el rostro del anciano, muy acabado como se lo imaginaba pero con un blanco muy particular en sus ojos ¿Un hyuga? ¿Viviendo en esas condiciones? Sin duda extraño, más aun si toma en cuenta que el clan se jacta de honrar a sus ancianos, les tratan como grandes sabios, aquel hombre debió hacer algo para que el clan se encargara de desterrarle –Siéntate chico y cuéntame como se encuentra Ao- La voz del hombre parecía más dulce, incluso se le veía emoción en el rostro –Se encuentra muy bien…- Intento decirle mientras se sentaba pero el anciano le interrumpió de inmediato –¿Tú debes ser uno de sus alumnos cierto? Lo más probable es que te enviara para que te cuente sus hazañas de gennin, ese Ao es un mundo- Amaru negó con su cabeza y saco algunos de los papeles que traía consigo –La verdad es no… soy el menor de sus hijos y necesito contarte algo…- Con aquellas palabras los ojos del viejo se bañaron en lágrimas y estiro sus manos intentando tocar el rostro del pelirrojo –Entonces tu eres el pequeño Amaru… no pensé que viviría tanto para verte ser un ninja- Incluso paso sus manos por sobre la bandana que colgaba del cuello del chico, era extraño, Amaru ni siquiera sabía quién era ese hombre, pero el si le conocía –Puedo ver por tu rostro que Ao aún no te cuenta nada sobre mí, es una larga historia y no me gustaría contar en este lugar, además por todos esos papeles parece que tu historia es mucho más importante- La intriga de saber quién era el anciano se estaba comiendo al muchacho pero tenía razón, lo que debía contarle era mucho más importante y no puede perder más tiempo.

72 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
La historia del chico ni inmuto al anciano, inclusive en algunas partes se adelantaba a los hechos, como si ya supiera algunas cosas de lo que estaba sucediendo –Espera anciano… ¿Por qué sabes algunas cosas?- Soltó una risotada y dio un pequeño golpeteo en la mesa –Porque tengo contacto con tus aliados y me contaron algunas cosillas de lo que está pasando, incluso tenemos nuestros propios problemas en un bosque al norte de la aldea, seguramente por eso no se han podido contactar contigo- ¿Problemas por ambos extremos de la aldea? Seguramente están buscando la entrada más fácil pero por suerte aun no consiguen el acceso -¿Qué tipo de problema tienen en el bosque?- Amaru se intrigo por aquello, él tiene claro que los problemas en el sur son fuertes, inclusive los integrantes de la organización son ninjas experimentados, quizás en este lado de la aldea también enviaron a ninjas igual de fuertes o más aun –La verdad es que no lo sabemos con exactitud, los nendo se han preocupado de reforzar a sus aliados y lo del bosque son solo rumores- Dudo un poco de aquello, de él como aliado ni siquiera se han acordado -¿Rumores?- Amaru realmente estaba interesado en aquello –Los pueblerinos dicen que han visto “demonios” en lo profundo del bosque, claramente los demonios no existen… lo más seguro es que sean bandidos con algún tipo de mascara- La idea del anciano no era muy descabellada, los últimos oponentes del chico fueron shinobis que ocultaban sus rostros bajo mascaras –Me gustaría verlo con mis propios ojos… ¿Puedes decirme con exactitud dónde es?- El anciano miro con algo de temor la gran valentía del muchacho, no lo veía desde que era un bebe, verlo ahora tan grande y valeroso le causaba algo de emoción, pero no dijo nada en absoluto no podía seguir mostrándose débil sentimentalmente ante un crío, así que para disimularlo se levantó de la mesa y fue en busca de un pequeño mapa de las afueras de la aldea, específicamente en el norte.

Cuando volvió de la otra habitación se dio cuenta que el chico había guardado todo su material, aun no confiaba en él –Aquí tienes el mapa, te marque el pueblo cercano, cuando llegues allí puedes preguntarle a la gente del pueblo, ellos te darán más detalles- Amaru tomo rápidamente el mapa y lo guardo junto a los demás papeles, miró con agradecimiento al anciano e hizo una pequeña reverencia, después de todo es un hyuga, es familia –Gracias por tu ayuda, estoy seguro de que nos volveremos a ver- Estaba tan intrigado por saber si la organización estaba buscando entrada por el norte no dio tiempo a que el anciano le respondiera, simplemente se fue del lugar en busca del pueblo que tenía marcada en un viejo y pequeño mapa.

El viaje fue en extremo corto, el pueblo estaba más cerca de la aldea de lo que creía, inclusive a lo lejos en una montaña se podía ver el inicio de lo que parecía ser el bosque. Cuando se adentró en las calles del pueblo pudo notar como las miradas iban fijas a su cuello en donde estaba colgando su bandana -¿Vienes a salvarnos de los demonios?- Un hombre con un rostro muy asustadizo se acercó a él y le tomo del hombro casi tiritando –Algo así… cuéntame un poco de ellos- Cuando las personas de los alrededores escuchar las palabras del chico se arremolinaron a su alrededor como si se tratase de una gran celebridad, pero la realidad era que no les interesaba quien fuese él, solo se agruparon para escuchar la fantástica historia de aquel loco leñador.
-Con mi grupo de colegas somos los leñadores más osados, siempre nos adentramos en lo profundo del bosque o al menos más que los demás, solamente para encontrar las mejores maderas- Se podían escuchar algunas risas de fondo y como algunas personas le tildaban de loco –Las últimas veces que nos adentramos, pudimos ver como los demonios nos acechaban, son gigantes y tienen grandes cuernos… creemos que están esperando el momento justo para atacarnos y robarnos nuestras almas- El relato culmino con un grito de auxilio que provenía del bosque, seguido de un grito de ultratumbas que estremeció al pequeño pueblo por completo -¡¡SON LOS DEMONIOS, VIENEN POR NOSOTROS!!- El hombre en plan predicador comenzó a aumentar el pánico en las personas con su grito, fue tanto que hasta el joven pelirrojo comenzó a sentir un poco de miedo ya que se imaginó los demonios del relato.

Un segundo grito de auxilio volvió a estremecer al pueblo y despejo la mente del shinobi, parecía ser una chica o un niño en apuros, no se podía distinguir claramente pero no importaba, alguien necesitaba ayuda y nadie parecía tener la valentía de adentrarse en aquel bosque, así que el pelirrojo se dispuso a investigar –Muchacho, el bosque no es una llanura, el bosque es un maldito agujero rodeado por montañas, mientras más profundo más abajo estarás y para escapar de allí todo será en subida así que ten mucho cuidado- A pesar de sembrar el pánico, aquellas palabras del leñador hicieron que Amaru se creara una especie de mapa mental del bosque y no se sorprendiera cuando se encuentre bajando a la supuesta guarida de los demonios.

55 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
A pesar de que el bosque no era muy espeso en sus inicios, la noche estaba cayendo lentamente y la posición del lugar no ayudaba en nada a la iluminación del mismo. Un tercer grito de auxilio se escuchó muy cerca, inclusive se escucharon algunas voces a un par de árboles de donde se encontraba el pelirrojo ~En este lugar cualquiera creería que existen los demonios…~ Apenas llego al lugar de donde provenían los gritos pudo ver a una mujer en el piso con unos de sus tobillos dañados, junto a ella un niño de unos diez años aproximadamente, era quien emitía los gritos esperando que alguien les socorriera ya que su madre no podía correr –Uff… solo es esto… por un momento me imagine lo peor- El temor se podía ver claramente en el rostro de ambas personas, inclusive el niño estaba “armado” con piedras y muy alerta de lo que pasaba a espaldas del shinobi –¿Los demonios están detrás mío cierto?- Preguntó casi burlándose de lo que estaba sucediendo y sin poder hablar el pequeño muy asustado solamente apunto con el dedo, mientras la mujer se levantaba e intentaba apoyar su pie en el piso.

Al voltearse pudo ver entre las sombras dos especie de cabezas que les asechaban, una de ellas tenían grandes cuernos y la otra unos más pequeños, por momento un escalofríos recorrió su espina dorsal pero el diseño sobre aquellos rostros le pareció muy familiar, era el mismo que tenían las máscaras que había usado los sujetos que quería el extraño objeto de Li –Ayuda a tu madre y sácale del bosque, yo me encargare de estos bastardos- Los sujetos se percataron que la mirada del shinobi era diferente a la de las personas, no estaba asustado y no les veía cómo demonios, así que se propusieron huir inmediatamente, solamente estaba allí para causarle un susto a esas personas, un no querían involucrarse con los soldados de iwa.

La persecución fue extensa, cada vez la luz se perdía más y el bosque se volvía más extraño, el pelirrojo sentía que se estaba adentrando en una verdadera boca de lobo pero no podía dar marcha atrás, debía averiguar quiénes eran aquellas personas. Finalmente los enmascarados se detuvieron en una especie de planicie a las faldas del agujo y se voltearon para hacerle frente al muchacho, inclusive se dieron el gusto de sacar sus cimitarras y blandirlas de un lado a otra como si le estuvieran intimidando -¿Quieres esto maldito ninja? ¿Quiere ser cortado y asesinado en este bosque?- La emoción se apodero de los hombres, sin duda estaban seguros que entre ambos podrían con el muchacho, así que se abalanzaron sobre el a gran velocidad, incluso despreocuparon su defensa totalmente, solo querían cortarle con sus espadas ~Demonios… si claro...~ El pelirrojo movió su cabeza en negativa de derecha a izquierda, estaba frente a los supuestos demonios, desprotegidos y atacándole a saco, sin preocuparse de algún contragolpe por su parte ~Les enseñare quien manda~ Se dio el tiempo de tomar un kunai con su mano derecha y lanzar dos shurikens con la izquierda, clavando un en cada sujeto, exactamente en sus muslos lo que provoco que detuvieran su carrera a poco más de dos metros del pelirrojo, quien les miro con una sonrisa en su rostro y se abalanzo sobre los enmascarados que parecían estar congelados por el asombro o quizás por el dolor. El kunai de su mano derecha corto directamente el antebrazo del sujeto que estaba a su derecha, al mismo tiempo que su pierna izquierda golpeaba el interior del muslo izquierdo del otro enmascarado y esto maximizaba el dolor que estaba provocando el shuriken –¡¡Serás bastardo!!- Para su mala suerte el tipo de la izquierda era más resistente que su compañero y aguanto el dolor lo suficiente para poder arremeter con su espada, buscando realizar un movimiento vertical directo al torso del shinobi. Gracias a que la velocidad del sujeto parecía ser uno de sus puntos débiles, Amaru tuvo el tiempo suficiente para reincorporarse y esquivar el ataque con un movimiento pendular hacía la izquierda, fue así como quedo a la altura perfecta para conectar un descomunal izquierdaso a la altura del hígado de su enemigo, esto definitivamente rompió todo esquema de dolor y provoco que el sujeto soltara la espada inmediatamente, así que el chico aprovecho para seguir con un gancho al mentón que prácticamente lo mando a la lona, lo malo es que no contaba con un golpe del otro sujeto que le llego a la altura del pecho y le hizo retroceder un par de pasos –¡¡Tu si pegas duro eh!!- Su tono burlesco provoco que el tipo quisiera acertar otro golpe, esta vez en su rostro pero no contó con el kunai que Amaru tenía en su brazo, el cual uso para realizar una seguidilla de cortes en el brazo izquierdo del tipo, uno a la altura de las muñecas, el segundo en el codo y termino con un corte sobre el hombro, quedando a espaldas de su enemigo –Por fin conoceremos al enmascarado- Con su pierna golpe la parte posterior de las rodillas del enmascarado provocando que este cayera de rodillas al piso, y cuando se dispuso a sacarle la máscara le pareció familiar el sonido de una aguja cortando el aire que se dirigía a gran velocidad a su posición, así que tuvo que apartarse rápidamente dando algunos saltos y aun empuñando el kunai en su mano derecha.

56 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
A su alrededor aparecieron unos ocho enmascarados aproximadamente, es posible que entre las sombras del bosque hubieran más, pero todos parecían ser iguales, lo único que les diferenciaba era la forma de algunas mascaras –Tu eres quien está venciendo a mis queridos guerreros… pero si solo eres un crío- Solo un crío, últimamente todo el mundo disfrutaba de llamarle crio, parece que les hacía gracia encontrarse con un gennin de catorce años que les ganase en combate -¿Qué hacen en este bosque? ¿Qué es lo que quieren?- Todos largaron a reír al unísono, el pelirrojo aún no se daba cuenta cuál de los enmascarados era el que le había hablado, todos estaban completamente quietos mientras él se mantenía muy alerta en caso de alguna sorpresa –Tranquilízate un poco y hablemos, ellos no te atacaran si yo no sé los ordeno- Definitivamente la voz no era de ningún de ellos, pero la escuchaba tan cerca, incluso podría pensar que estaba dentro de su cabeza, pero no, eso no era posible -¿Dónde estás? ¿Ven aquí y hablaremos todo lo que quieras- Estaba comenzando a desesperarse, querían tener frente a frente a su interlocutor y solo veía enmascarados por todos lados –Me temo que eso no será posible, ahora mismo estoy un poco alejado de tu posición y si te lo preguntas, te estoy hablando telepáticamente- Por un momento se le ocurrió que estaba dentro de algún tipo de genjutsu y que le estaba tomando el pelo, pero parecía no ser así –Puedo sentir tu miedo pequeño, mis hombres están allí solamente para investigar, no planeamos atacar civiles ni tu aldea, aunque puede que más pronto que tarde nos encontremos frente a frente así que para ese entonces será muy importante que recuerdes al hermoso Gun-

Aquellas fueron las últimas palabras que resonaron en la cabeza del chico, los enmascarados tomaron a sus compañeros vencidos en batalla y se fueron rápidamente del lugar, el pelirrojo quedo completamente solo en lo profundo del bosque, tales demonios nunca existieron y tampoco pudo resolver sus dudas sobre si eran o no los mercenarios que contrato Surusuke, es más quedo con muchas más dudas que antes ¿Pertenecían esos hombres al mismo grupo de mercenarios? ¿Quién es el Hermoso Gun? Sin duda todo muy misterioso, ahora solo debía volver al pueblo y tranquilizar a las personas.

Su camino de regreso al pueblo fue sin duda agotador, subiendo el cerro lleno de ramas y raíces no es para nada cómodo, cuando llego allí nuevamente la gente se arremolino a su alrededor, pero esta vez para escuchar las nuevas historias sobre los tan famosos demonios del bosque –Lamento decirles que no existen tales demonios- vocifero a toda voz, inmediatamente comenzaron los cuchicheos y las típicas frases “pero si yo los vi con mis propios ojos” , “yo también, tenían grandes cuernos y eran muy feos” pero en realidad nadie les había visto tan de cerca como él –Solo agregare que ya pueden adentrarse en los bosques y no correrán ningún peligro- No tenía tiempo para explicarles todo a las personas, tenía cosas más importantes que hacer ahora, su investigación le estaba llenando de muchas más dudas que antes, inclusive debía averiguar quién es aquel anciano que le ayudo… a quedar mucho más colgado que antes.

Su mente estaba en todas partes, no sabía por dónde comenzar, no sabía si contarle a su padre la nueva información, ver si Saeko había vuelto de su misión o intentar contactarse con los nendo para planear mejor las misiones de investigación, eran tantas sus dudas que prefirió volver al templo. Grande fue su sorpresa al ver gran cantidad de personas junto a la entrada, parecía que estaban esperando recibir alguna especie de noticia o estaba mirando algo ~Que extraño pareciera como si estuvieran alrededor de una zona atacada~ Sus propios pensamientos hicieron clic en su interior y se abría paso empujando a las personas, pero antes de que pudiera siquiera ver lo que pasaba una mano le empujo, delante de él se encontraba un Anbu de iwa que le miraba fijamente –Déjale pasar, es parte de la familia- Ao tomo del brazo al chico y lo llevo inmediatamente dentro del templo -¿Qué paso padre? ¿Alguien está herido?- En el rostro del hyuga se podía notar su angustia, pero no decía nada, solamente se limitó a llevarle prácticamente volando hasta una sala de reuniones donde se encontraban todos las cabezas del clan y un par de Anbus –Les contaras todo lo que me dijiste a mí y quieren ver todas las pruebas, ten por seguro que te creerán- Las miradas recelosas de los hyuga se posaron sobre los ojos temblorosos del pelirrojo, todo parecía haberse descontrolado en solo un día y Amaru ni siquiera sabía lo que de verdad estaba pasando, ahora debía contarles a todos casi por obligación ¿Qué pasaría con su pacto con los nendo del norte? ¿Sería prudente contarles sobre sus sucesos en el bosque?... definitivamente todo se estaba complicando cada vez más y Saeko no aparecía por ningún lado para poder ayudarle.

55 Líneas

Misión Seis:
Nombre: Demonios de las tierras.
Rango de la misión: C.
Paga de la misión: 450 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Iwakagure no sato.
Número de post: 60 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Los leñadores de la ciudad están avistando demonios en las montañas. No saben realmente de que se trata, pero tú solo has de ir hasta las profundidades y informarte de que pasa. Los hombres encapuchados y violentos a los que llaman demonios, usan cimitarras.

Conteo de líneas: 238
Líneas requeridas: 60
Líneas restantes: 178

+4 Percepción (50 líneas)
+6 Taijutsu (60 líneas)
+1 Fuerza (20 líneas)
+2 Ninjutsu (40 líneas)


Líneas sobrantes: 8



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.