Últimos temas
» Akemi Hana || [ID] (En construcción)
Hoy a las 2:50 am por Akemi Hana

» {Aviso} ¡400 usuarios!
Ayer a las 11:32 pm por Gohu Grimmer

» [Misión privada con Shouske] Buscando el maldito
Ayer a las 11:24 pm por Shouske Hyuga

» [Inscripciones] El ocaso de la luz
Ayer a las 10:08 pm por Shouske Hyuga

» MISA ITO [ID] - Incompleta.
Ayer a las 9:03 pm por Hawk Eye

» [Arma gennin] Tiburón de tierra
Ayer a las 7:50 pm por Hayato

» Registro de Recompensas
Ayer a las 6:02 pm por Hawk Eye

» Registro de PB
Ayer a las 5:56 pm por Hawk Eye

» Registro de Aldea
Ayer a las 5:51 pm por Hawk Eye

» [Ficha] Kaito
Ayer a las 5:46 pm por Hawk Eye

» |Profile| Akira Ryôko
Ayer a las 5:30 pm por Hawk Eye

» Cronología & Relaciones| Akira Ryôko
Ayer a las 5:22 pm por Hawk Eye

» |ID|Akira Ryoko
Ayer a las 5:13 pm por Hawk Eye

» Shikiri. (Armería de Gohu)
Ayer a las 3:06 pm por Gohu Grimmer

» Kuiaratame (Armería de Gohu)
Ayer a las 1:02 pm por Gohu Grimmer

» Busco alguien con quien rolear de entrenamientos.
Ayer a las 11:26 am por Gohu Grimmer

» El final de la peregrinación. (Tema de entrenamiento)
Ayer a las 3:50 am por Gohu Grimmer

» Pájaro de Jian. Agata Katsuhira
Ayer a las 1:18 am por Agata Katsuhira

» [El Ocaso de la Luz] La férrea defensa del Shuha Shinto
Dom Feb 18, 2018 11:30 pm por Dream Maker

» Misiones rango D
Dom Feb 18, 2018 9:46 pm por Bunny Tail




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que debéis hacer el registro de pb, aldea, y expediente primero antes de poder rolear. Podéis rolear sin ficha ninja y sin cronología, sin embargo, para participar en un evento o vayáis a terminar un tema debéis tener creada ambas, tanto la cronología como la ficha.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pequeña casa que ocupaba junto con sus padres se había convertido en la sede del más intenso debate, comandado por sus progenitores. Era una guerra sin cuartel entre su madre y su padre, cada uno defendiendo su punto de vista respecto al tema más reciente que había perturbado la paz en su hogar: La misión que le habían encomendado tan sólo unas horas atrás, en su breve visita al edificio del Hokage. Opciones como ir a demandar una anulación del encargo o asignárselo a otro shinobi eran barajadas por la mujer que le había regalado la vida, quien intentaba argumentar su rechazo ante la idea de que su hijo fuera enviado a hacer de seguridad en un bar de mala muerte. En el otro extremo estaba su padre, quien le había nutrido de gran sabiduría durante su crecimiento, convirtiéndolo en el chico que era a día de hoy, defendiendo la decisión que había tomado y alegando repetidamente que era decisión suya el tomar o no una misión, y que ellos no tenían ni voz ni voto al respecto.
¡Es increíble que estés de acuerdo con esto! ¡Tiene dieciséis años! ¡¿Cómo van a mandarlo de seguridad a un bar donde se juntan viejos borrachos y seguramente abunden las mujeres?! Y no precisamente decentes señoritas… —Su madre en verdad daba miedo cuando se ponía en ese plan, gritando a pleno pulmón y soltando pequeños acotamientos en un tono que reflejaba tanto reproche que te dejaba un mal sabor de boca aunque no estuviera discutiendo contigo.
Tiene dieciséis años… y es un gennin —La voz de la razón siempre venía de su padre, un hombre tranquilo que contaba con una gran labia. No conocía a persona más sabia, nutrida en conocimiento tras años de viajes y numerosos desencuentros con personas de todo tipo— En cuanto la bandana de la aldea ocupó su frente, él comenzó a representarla. Las cosas son así, mi amor: Desde su graduación de la academia Ryuji pasó a formar parte de otro mundo, se convirtió en un shinobi, y como tal, a los ojos de todos los demás, debe ser visto como alguien mayor y autosuficiente —Ese último agregado la pesaba, pues pese a ser supuestamente autosuficiente seguía viviendo con sus padres… No por decisión propia, sino por cumplirle el capricho a su madre, pero una cosa no quitaba la otra.
El infierno se desató nuevamente. Había algo que debía reconocerle a su madre, y es que era persistente como ella sola. Algunos la llamarían terca, cabezota y demás sinónimos de la palabra, pero a él le gustaba más llamarla persistente, sonaba más como una cualidad en lugar de un defecto. Notó la mirada que su padre le dedicó, parado a unos metros de su posición, en pleno campo de batalla. Era una mirada que reflejaba resignación, y que a la vez denotaba cierta complicidad. Conocía esa mirada, era la mirada de “No podré con ella, mejor vete antes de que te ate a la puerta de tu habitación y no puedas hacer nada”. Asintió, captando el mensaje, y disimuladamente se fue moviendo, dando pequeños pasos al costado sin despegarse en ningún momento de la pared. Mantenía un gesto impasible, tratando de que su madre no se diera cuenta de que poco a poco se iba acercando a la puerta de salida. Ya tenía todo lo que necesitaba para la misión encima, así que sólo era llegar fuera y…
¿Y tú a dónde te crees que vas, jovencito? —Tragó saliva de manera sonora, no había nada en este mundo que diera más miedo que escuchar a su madre llamarlo “jovencito” en lugar de Ryu.
¡Vete! —De un segundo a otro se vio protagonizando una escena digna de la más dramática película, girándose para no ver el momento donde su padre se ponía entre él y su madre para evitar que la mujer lo detuviera. Un gran sacrificio, pensó mientras se alejaba corriendo por el corto pasillo, abriendo la puerta de golpe para cerrarla de manera rápida pero controlada; dar un portazo en una situación así sería como echarle más leña al fuego.
Salió a la calle, sumiéndose en la Konoha nocturna; hacia va un par de horas que el sol se había ocultado y la mayoría de familias convencionales se estaban preparando para ir a dormir tras la cena, misma que él había culminado avisándole a sus padres de la misión. No tenía por qué hacerlo, dado que, como había dicho su padre, era una persona adulta ante los ojos de la aldea y no dependía de sus progenitores, por mucho que viviera con ellos, pero igual quería mantenerlos al tanto de lo que hacía y dónde estaba, más que nada para no preocupar a su madre, a la pobre le afectaban muchos los nervios cuando se trataba de él y las misiones que le asignaban.
Espero que papá pueda tranquilizarla para cuando regrese —Un pequeño suspiro se escapó entre sus labios, iniciando el camino hacia la cantina donde debería de trabajar esa noche. No le gustaba abandonar así su hogar, dejando las cosas como estaban, pero su padre tenía razón: No llegaría a nada si se quedaba a discutir con su madre, así que lo mejor era ir a hacer lo que tenía que hacer y luego ver cómo lidiaban con el humor de la mujer— No quiero imaginar cómo se pondrá el día que tenga que salir de la aldea por una misión peligrosa —Musitó a la oscuridad del cielo nocturno, llevándose ambas manos tras la nuca. Le tenía preocupado la posibilidad de que la salud de su progenitora se viera afectada por los nervios que le generaba saber que salía de misión, y si hasta el momento sólo había realizado encargos simples de rango D, no quería ni siquiera pensar en cómo estaría su pobre madre el día que el Hokage decidiera enviarlo a una misión algo más compleja. Aunque fuera algo todavía simple, como ir a buscar una carta a un pueblo lejano, estaba viendo que su madre se estaría comiendo las uñas de los nervios hasta que no lo viera de regreso, vivito y coleando, sin el más mínimo rasguño porque si no era así… Un escalofrío lo subió por la espalda; definitivamente no quería imaginarse algo así.



Líneas: 64

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.