Últimos temas
» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las últimas misiones del joven pelirrojo lo estaban introduciendo en un mundo de alianzas poco deseadas, traiciones y mercenarios externos al país, cosas muy extrañas y que no lo mantienen muy contento. Tuvieron que pasar algunos días para que las cosas se calmaran en su diario vivir, días en los que no supo absolutamente nada de sus nuevos aliados, razón por la cual no podía calmarse del todo.

-¿Qué pasa hermanito?- Le sorprendió Saeko mientras se encontraba sentado en su árbol preferido en los patios del templo –Te noto muy extraño, estos días has perdido tu brillo ¿Tendrá algo que ver la chica de la otra vez?- Soltó una pequeña sonrisa al venirse la imagen de Kokoha a su cabeza y procedió a bajar del árbol, parece la que voz de su hermana le tranquilizaba un poco aunque aún se encontraba dudoso si debía contarle o no todo lo que estaba pasando… ¿Cómo se lo tomaría? ¿Le apoyaría o lo delataría con el consejo del clan?... la verdad es que no lo sabía, aunque en su interior quería confiar en ella, su mente algo confusa no le dejaba.

-No me pasa nada hermanita, solamente estaba pensando en mi última misión, nada preocupante la verdad- Esta vez su sonrisa reflejo algo de nervios, los cuales trato de disimularlos refregándose un poco el pelo y dando un gran bostezo –Misiones… hablando de misiones, una muy buena amiga necesita tu ayuda- El rostro de la chica reflejaba muchas esperanzas como si estuviera mirando a su propio hijo convertirse en un adulto -¿Una amiga?- Por un momento se creó un ambiente de silencio incomodo -¡¡¿Tienes amigas?!!- Aquella pregunto algo burlesca rompió resonó en todo el patio y provoco un cambio brusco en el rostro de Saeko.
-Claro que tengo amigas, tarado, en realidad no le gusta la idea de que tú le ayudes pero yo estaré algo ocupada por eso te confiare mi lugar- A decir verdad extrañamente Saeko portaba su katana y su equipo de combate, algo extraño dentro del templo -¿A dónde iras?... ¿Estas aceptando misiones peligrosas nuevamente?- La preocupación envolvió por completo al pelirrojo, la última vez que Saeko comenzó a realizar misiones importantes la perdió por casi dos años y cuando volvió ya no era la misma –Tranquilo, tranquilo, solamente es una misión para el bien de nuestro clan y sus alianzas- Escuchar aquello lo descoloco por completo, ella realizando misiones por el bien del clan y ¿las alianzas?, siendo que hace poco personalmente había descubierto que uno de los aliados de su clan era completamente turbio -¡DENUEVO! ¡¡¿ACASO QUIERES QUE TE USEN OTRA VEZ??!! ¡SABES QUE NO SOPORTARE PERDERTE DOS VECES!- Los gritos del muchacho resonaron en todo el lugar llamando la atención de las personas que se encontraban dentro del templo, e incluso de Ao que interrumpió su proceso de meditación al darse cuenta que era su hijo el que estaba causando aquel alboroto.

Varios asustados por los gritos salieron a ver que sucedía en los patios, otros molestos porque ya sabían de quien se trataba y algunos dispuestos a darle alguna escaramuza por aquello, pero todos quedaron en silencio al darse cuenta que solo basto un abrazo de la joven Saeko para calmar los sentimientos del muchacho. El más sorprendido por la escena fue Ao, había escuchado claramente las quejas de su hijo y sabía a lo que este se refería, incluso compartía sus sentimientos a pesar de no poder decirlos tan abiertamente pues igual tiene un lazo profundo para con su clan.
-Por favor… no lo hagas más difícil, ambos sabíamos que esto tendría que pasar de nuevo en algún momento- Algunas lágrimas corrieron las mejillas del pelirrojo, no lograba entender como Saeko podía perdonarles siendo que la habían tratado como un títere de batallas y ahora menos, que nuevamente puso sus habilidades a disposición de tan despreciables personas –Dime… mejor prométeme que estarás bien y que apoyaras mi decisión- El chico paso de la rabia a la pena para luego volver a molestarse con aquella extraña petición –No prometeré algo que no cumpliré- Las lágrimas había alcanzado a Saeko, al darse cuenta que su propio hermano le tomo los brazos y le alejo de su cuerpo, le alguna u otra forma le estaba despreciando su muestra de cariño –Si tú quieres perdonarles es tu decisión, la respeto, pero no me pidas que yo lo haga y no me pidas que te apoye en eso- Esas palabras fueron un completo balde de agua fría para la chica, no sabía si sentirse bien porque su hermano estaba siendo fiel a sus palabras o sentirse muy mal porque no estaba recibiendo el apoyo de su persona más importante.

Nuevamente un silencio se apodero del lugar, las personas ya había vuelto a sus tareas diarios, solamente quedaba un espectador quien se encontraba angustiado al ver como sus dos hijos discutían, y quien no, si ambos son muy unidos, verlos discutir o tener diferencias es algo que prácticamente nunca se ve. Por un momento dudo en si debía acercase a darles algún consejo de padre pero recordó que ambos ya son grandes e independientes, deben solucionar sus problemas solos y no depender de él.
-Está bien… se me hace tarde- La chica limpio sus ojos que ya se había llenado de lágrimas y procedió a sacar un pergamino que traía amarrado a su cinturón –Aquí tienes los detalles de la misión- Estiro su mano y busco los ojos de Amaru con su mirada –Gracias…- El chico tomo el pergamino pero no volvió a realizar contacto visual con su hermana, simplemente guardo el pergamino sin siquiera leerlo y se fue del lugar, estaba molesto, realmente molesto y al mismo tiempo muy triste, entendía que Saeko no tenía la culpa de todo pues es su clan quien se lo está pidiendo, más su molestia es con quienes están a cargo de eso, los altos mandos de su clan, los mismos que le desprecian y le consideran un decepción para los Hyuga.

64 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
El lugar de encuentro especificado en el pergamino marca unos senderos en las cercanías de la aldea, rodeado por montañas y acantilados que podrían matar a cualquier, también ideales para realizar emboscadas ya que solamente existe una salida y una entrada. Amaru no tardó mucho en llegar ya que conocía bien el lugar, habían transitado por allí hace muy poco con Kido y es la entrada a la Aldea que su clan ocupa regularmente. En la intercepción del lugar pudo ver a dos shinobis un par de años menores que él, parecía recién salidos de la academia e incluso estaba un poco asustados, en el centro se encontraba una chica, parecía muy ruda y algo molesta.

-Tú debes ser Amaru, llegas tarde tarado- El pelirrojo levanto una ceja algo sorprendido, no solo la apariencia de la chica era tosca, su forma de hablar también –Tenemos un gran problema y ya no podemos quedarnos más tiempo en este lugar- La chica se hizo a un lado dejando ver a un gran hombre con las manos amarradas a su espalda y una gran sonrisa en su rostro. Extrañamente el pelirrojo ya le había visto antes, era uno de los hombres que estaba en la posada pero no estaba completamente seguro si pertenecía o no al grupo de mercenarios, quizás se trata de alguien que trabaja en solitario o trabaja con un grupo más pequeño.
-Lo tienen amarrado… ¿Cuál es el problema?- Amaru estaba un poco dudoso si aquellas cuerdas serían capaces de soportar algún tirón de aquel gran hombre. La chica solamente el miro y lo tomo del brazo alejándolo, mientras los dos gennins se quedaban custodiando al prisionero –Esperas espera ¿¿¡dejaras a ese hombre a cargo de dos pequeños!??- Un risotada interrumpió el momento –Que no te engañe su cuerpo, no es exactamente peligroso, la peligrosa es su organización él es una especie de contador o algo así, pero debemos llevarlo rápido, no sabemos si lo están buscando o no, aunque…- Definitivamente todo era confuso, estaban llevando a un contador que tenía la apariencia de un furioso guerrero –¿Me estás diciendo que es inofensivo?- Su mirada era incrédula, volteaba a cada segundo a mirarlo para ver si estaba en su lugar o no –Como te dije, es completamente inofensivo, ahora lo importante…- La chica saco un dibujo de su bolsillo –Este bandido tenía un objeto consigo, creemos que lo tiro por el camino y debemos recuperarlo pero como verás no podemos volver todos, así que deberás volver tú con uno de esos gennin y encontrar el objeto, es muy importante- ¿Solo buscar un objeto?... algo extraño estaba pasando, el hombre seguía sonriendo sin parar y todo tenía muy mala espina.

Uno de los chicos se ofrecio para volver con el joven pelirrojo mientras los demás llevaban al hombre a la aldea –Cuando lo dejemos volveremos para ayudarles y por cierto… mi nombre es Lia Uchiha, suerte- La chica parecía un poco más aliviada al contar con la ayuda del joven hyuga, aunque este no estaba para nada convencido de que la idea fuera buena, adentrándose en las montañas bosquejosas con un dibujo muy malo del objeto que deben encontrar y sin siquiera conocer con exactitud el camino.

-¿Cuál es tu nombre amigo?- Su nuevo compañero parecía muy serio, nervioso y se podía ver como las manos le temblaban, seguramente también tenía algo de miedo pero ¿Por qué? –Yu… Yu Uchiha- Inclusive su voz estaba un poco temblorosa –Muy bien Yu, tu estarás a cargo del camino y dime algo ¿A que le temes? ¿Es tu primera misión?- El Uchiha novato se sorprendió con aquellas preguntas –No sabes nada… Aquel hombre pertenece a una nueva organización, prácticamente lo raptamos desde una posada en donde se reúnen y no me hace gracia tener que volver a ese lugar, por eso espero que encontremos el objeto antes de llegar allí- ¿Una posada? ¿Centro de reuniones? Todos los cabos sueltos se ataban lentamente y no siendo nada seguro, las sospechas del pelirrojo son casi ciertas, aquel hombre pertenece al grupo de mercenarios que contrato Surusuke y si deben volver a la posada ambos corren un gran peligro –Comprendo… ¿Sabes algo más sobre aquella organización?- Yu parecía tranquilizarse con solo hablar, así que Amaru siguió conversándole para que el chico al menos dejara de temblar –No mucho, la verdad es que nadie sabe porque están rondando la Aldea, solo se tienen reportes de que son una especie de mercenarios y están muy bien organizados… algunos de sus miembros solo son ladrones pero se habla de que otros son shinobis muy peligrosos de aldeas enemigas y que adoran trabajar por mucho dinero- Ahora sí que todo calzaba para Amaru, ellos estaban aquí por culpa de Surusuke pero parecía que los nendo del norte se guardaron la información y no quisieron compartirla con su aldea, parece que buscan solucionarlo con sus propias manos.

Los jóvenes shinobis recorrieron todo el camino montañoso de vuelta y no había nada que se pareciera al objeto, solamente les separaba una gran llanura antes de llegar al pueblo –Estamos muy cerca del pueblo… es peligroso- El miedo volvió a introducirse en el cuerpo de Yu, aunque una mano que se posó sobre su hombro le entrego un poco de tranquilidad –No te preocupes, estoy seguro que lo encontraremos sin la necesidad de entrar en el pueblo- El pelirrojo le regalo una calidad sonrisa mientras ambos ninjas miraban con recelo el pueblo a lo lejos.

58 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
En lo profundo de su corazón Amaru no estaba tan tranquilo como se le veía, estaba rogando no tener que volver a entrar en aquel lugar con tanto mercenario suelto, aunque quizás no tendría problema con ellos, pero no estaba seguro si había visto o no a Yu. No fue mucho lo que caminaron desde aquel alto en donde podía ver todo y junto a unas piedras se podía ver una especie de marca como el dibujo –Es extraño, no parece un objeto real- Yu se acercó corriendo, todo parecía muy fácil e incluso estaba demasiado tranquilo –Aquí algo pasa…- El pelirrojo desconfiado tomo un kunai y no se movió de su lugar.

Cuando el pequeño Uchiha estuvo a punto de llegar donde se veía el objeto se escuchó como una especie de aguja comenzó a cortar el aire a gran velocidad, para cuando el chico pudo darse cuenta el kunai que lanzo Amaru la intercepto a un par de metros de su rostro -¡¡Cuidado!!- Una segunda aguja se dirigía a toda velocidad desde el otro lado, esta vez Yu logro esquivarla con facilidad gracias al famoso sharingan que se pudo notar en sus ojos ~Es una maldita emboscada, no podía ser tan fácil~ Con algunas piruetas el Uchiha logro llegar a donde se encontraba Amaru, algo cansado y muy asustado por todo lo que había pasado –Debes ser más cuidadoso la próxima vez…- Sobre la roca aparecieron dos shinobis con unas mascaras algo extrañas, no eran exactamente de anbus, tenían muchos colores y unas especies de colmillos en sus bocas.

-Estos ladronzuelos solo son unos críos- Uno de ellos tomo el objeto entre sus manos y lo guardo dentro de sus ropas –No te confíes, son ninjas de Iwa… algo interesante deben tener- Ambos se largaron a reír –Solo tenemos que matarlos y asunto arreglado- Los extraños ninjas estaban muy confiados y decididos, cada uno lanzo dos agujas en contra de los shinobis de iwa y se abalanzaron corriendo a gran velocidad –Muy bien Yu… lucha con todo lo que tengas y no dudes en darle un golpe mortal… yo iré por el objeto- La voz del pelirrojo parecía alentadora e incluso se veía totalmente seguro de lo que estaba diciendo, pero la verdad es que por dentro se estaba muriendo de miedo, no sabía quiénes eran aquellos shinobis, sus máscaras le intimidaban pero estaba seguro de que si llegaba a mostrar miedo Yu no lucharía y los terminarían asesinando a ambos.

Dando un gran respiro y regalando una sonrisa a su compañero antes de luchar, Amaru esquivo fácilmente las dos agujas que venía en dirección a él, al mismo tiempo que realizo un sello del tigre y esperando que su oponente estuviera a un par de metros frente a él –Que pasa pequeño, ¡¡¿¿te congelaste??!!- El shinobi solo vio a un chico realizando un simple sello, parecía totalmente indefenso así que no dude en abalanzarse de frente para propinarle una estocada con una aguja que tenía bajo su manga –¡¡Katon: Chisana furea no jutus!!- Ya era muy tarde para que el enmascarado pudiera esquivar la llamarada que alcanzo su rostro, gran parte de su torso y finalmente termino por quemar los brazos que uso para cubrirse las otras partes de su cuerpo, para su suerte las piernas no fueron alcanzadas y pudo alejarse de las llamas dando un par de saltos hacía atrás aunque las heridas en los brazos ya eran irremediables, necesitaba asistencia médica, su rostro solamente se salvó por la máscara que lleva puesta. Amaru no dio tiempo para que el shinobi pudiera reincorporarse por completo y mucho menos para que hullera con el objeto, se acercó dispuesto a dar una gran patada en su zona abdominal, la cual le llego de lleno y le hizo caer de rodillas al piso –Esto te enseñara a no jugar con nosotros, los ninjas de Iwa- Termino con un gran codazo en las cervicales de su enemigo, golpe que lo dejo inconsciente inmediatamente y creo la oportunidad para que pudiera conseguir el objeto que este escondía entre sus ropas, también aprovecho la oportunidad para sacar algunos papeles que este tenía junto al objeto, en un principio pensó en dejarlos pero se volvieron muy importantes cuando se dio cuenta que tenían el sello del clan nendo en uno de los extremos, así que simplemente los tomo o más bien los robo.
Cuando se estaba poniendo de pie para ver donde se encontraba su compañero, noto como una pierna se dirigía a gran velocidad hacia su cuerpo, alcanzo a poner sus antebrazos para bloquearla y luego apartarse de allí. El segundo enmascarado tomo a quien parecía ser hermano entre sus brazos y se esfumaron del lugar gracias a un extraño remolino de hojas que cubrió sus cuerpos completamente -¿Tienes el objeto?- El pelirrojo se volteo para ver a Yu y pudo notar que prácticamente estaba bien, ya no se veía miedo en su rostros, solo algunos cortes en sus brazos y ropas rasgadas, fuera de eso nada más –Ya te ves un poco más confiado y esos ojos te hacen ver muy rudo- Ambos se largaron a reír, el sharingan fue clave para que Yu pudiera ganarle a su enemigo aun así no fue capaz de herirle tanto como el pelirrojo al suyo.

El viaje de vuelta a la aldea fue rápido, dejaron todas sus energías en ello para evitar otro tipo de complicación. El joven Uchiha conocía el lugar en donde dejarían al prisionero así que fue allí donde se reunieron con Li.
-Parece que se entretuvieron mucho buscando ese objeto- La chica miro las heridas de Yu y los rostros sucios de ambos ninjas –Un pequeño inconveniente con unos nuevos amigos que hicimos en el camino- Ambos soltaron un par de carcajadas y el pelirrojo saco el objeto de entre sus ropas -¿Cómo va el interrogatorio?- La Uchiha tomo el objeto entre sus manos y lo envolvió con un paño de color blanco –Anbu se encarga de eso, ahora debo llevarles el objeto, muchas gracias Hyuga Amaru… tu hermana tenía razón, no me defraudaste- Aquellas palabras tocaron los sentimientos del chico pero solamente respondió con una sonrisa y choco su mano con Yu, quien a pesar de ser más pequeño demostró también ser muy hábil en combate y un buen compañero.

66 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
Amaru tenía en su mente disculparse con Saeko por lo que había pasado y hablar todo con más claridad pero antes debía contactarse con Zoro, es muy probable que el contador hable algunas cosas y la aldea se entere, pero es muy importante ver que dicen los escritos que robo de aquel enmascarado. La verdad es que no tenía idea como contactar con los nendo, no podía simplemente ir a sus grandes casas pues todos se enterarían de sus alianzas así que decidió ir al viejo almacén en donde se conocieron.
El lugar parecía estar abandonado, incluso estaba cerrado con grandes candados, tendría que esperar a que ellos le contactaran para poder entregárselas pero quizás para ese entonces ya sería muy tarde. Amaru espero algunos minutos pensando en qué hacer con aquellos papeles, quería leerlos pues no quería enterarse de más cosas pero al final la curiosidad termino por ganarle, se subió a uno de los arboles junto al almacén y comenzó a leer los papeles uno por uno.

El primero parecía ser una especie de mapa de la aldea, algo antiguo la verdad, pero al fin y al cabo un mapa, tenía marcadas algunas entradas secretas y lo más preocupante es que tenía especificados los lugares en donde habitaban los enemigos de los nendo del Sur, inclusive el lugar de sus aliados, algo poco entendible para el limitado conocimiento del muchacho. El segundo papel era una lista, en ella estaban los nombres de todos los shinobis que los mercenarios deberían exterminar e incluso estaba agrupados por peligrosidad, preferencia e incluso precios, dentro de los más importantes destacaban las cabezas del clan nendo del norte pero la sorpresa llego cuando vio que las cabezas del clan hyuga se encontraban a la parte con los nendo, realmente confuso ¿Por qué Surusuke se querría deshacer de sus aliados? ¿Acaso los considera un peligro para sus planes? Las demás hojas solo eran listas, nada de información primordial, pero listas al fin y al cabo, llena de hombres y precios, inclusive algunos gennin se encontraban en esas listas, realmente esto podría provocar una masacre si los mercenarios logran entrar en la aldea, la duda es ¿Por qué aun no entran? ¿Qué estarán esperando? Amaru estaba mucho más confundido que antes, paso casi una hora de que llego al lugar y nadie aparecía, solo le queda una escapatoria, confiarle a Saeko toda la información… ella sabría qué hacer.

Una vez llego al templo abrió de golpe las puertas con la intensión de correr en busca de su hermana pero todas sus ideas se interrumpieron cuando vio a… ¿¡Surusuke!? En la sala de reuniones junto un par de cabeza del clan y Ao entre ellos ~Que mierda pasa… necesito encontrar a Saeko, urgente~
El pelirrojo recorrió todo el templo, incluso reviso en la habitación de su hermana pero esta aun no regresaba de su misión, esto era malo, su cabeza estaba a punto de explotar –Tranquilízate hombre, mira tu cara- Una voz familiar lo saco de su especie de trance y le dio una luz de esperanza -¿Qué hacían en la sala de reuniones?- Ao se sorprendió al escuchar esa pregunta, su hijo jamás se había interesado por los temas del clan –Estábamos debatiendo los estatutos de nuestra alianza con los nendo del sur, algo rutinario- Nada podría ser rutinario con Surusuke, el más joven de su familia y a cargo de las reuniones… sin duda nada de lo que estaba pasando es normal.

38 Líneas

Misión Especial:
Nombre: Sobre la Tierra. (Disponible solo una vez)
Rango de la misión: C.
Paga de la misión: 1000 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Iwagakure no Sato
Número de post: 80 líneas.(Calibrí,11).
Descripción: Los criminales no descansan, eso es una gran verdad, Lia Uchiha, una kunoichi de renombre te ha pedido que vayas a con ella trasladando a un criminal que se encontraba en las afueras de la villa, al llegar al punto de encuentro, os percatáis de que, dicho criminal ha tirado por el camino un amuleto de apariencia misteriosa, el talismán esconde información vital sobre su grupo de renegados, por ello las prisas de este con hacerlo desaparecer, deberás recorrer el viaje inverso y encontrar dicho colgante con la información, se trata de un objeto especial creado por estos renegados capaz de “camuflarse” levemente con el entorno, encuentra dicho objeto entrégalo en la oficina del Tsuchikage.

Conteo de Líneas: 226
Líneas Requeridas: 80
Líneas Restantes: 146

+ 10 Fuerza (100 Líneas)
+ 4 Percepción (40 Líneas)

Sobrantes: 6 Líneas



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.