Últimos temas
» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Actualizado] [Pacto con Ciempiés] — Invocación Chunnin; Dorei.
Jue Abr 12, 2018 12:02 am por Khalid V. Zhane

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión 4 por Amaru, Kaname y Tobi Sarutobi


El mundo ninja es un lugar peligroso y taimado. Daichi lo conforman varios países con creciente tensión entre ellos que no encuentran otro modo de resolver la diferencias que matando a los miembros de los disidentes de sus ideas. La sangre y la muerte se pasean todos los días cogidos de la mano saltando por un camino de flores marchitas, hierba seca, y alguna cabeza volando. Pero eso es el día a día para los guerreros ninja, y lo que de verdad da miedo es que se paren las matanzas para hacer una fiesta y dar caramelos.

Uf, yo quiero caramelos —dijo Tobi cuando se preparaba para salir. Había sido citado, como muchos, a las fiestas del País de la Nieve para celebrar otra festividad. Esta consistía en tratar de espantar a los yokais que venían a causar estragos en aquellas fechas. Al ninja esos actos le parecían estúpidos, o por lo menos inútiles. «¿Por qué he de espantar yo a los Yokais si ya lo hacen los dioses por mí?» se preguntaba. Aunque aquello no le impediría ir. La oportunidad de conocer a consagrados ninjas de otras aldeas en un tratado de paz casi inigualable a lo largo de todo un año de guerras y estragos entre países era algo tentador para el muchacho. Además, iban a dar caramelos.

Jamás había estado en el País de la Nieve, pero una fuerte capacidad deductora le decía que no iba a pasar calor. Decidió, además del atillo, coger una gran cantidad de abrigo. No fue la mejor idea salir así de Sunagakure, pero un verdadero héroe no se iba a mostrar dubitativo en sus decisiones.

Y como era de esperar, llegó jadeante y sudoroso al país de la nieve. Las ventiscas y tormentas había hecho casi imposible la llegada. Con dificultad, se abrió las miles de capas de abrigo bajo los que se ocultaba y sacó la nota con la información de la misión que se le había asignado. Había llegado a la ciudad.

Tobi se puso delante de la gran fortaleza de la capital del país de la nieve, y dejó escapar un suspiro de asombro. Al instante, un vapor blanquecino salió de su boca y rápidamente el joven ninja trató de detener su avance. El humillo se filtró entre sus dedos antes de que se tapara la boca y se desvaneció en el frío y húmedo aire que azotaba la entrada este de la ciudad. Estab muy claro lo que había pasado.
«¡Es mi alma!» pensó despavorido Tobi. Aguantó la respiración para que ese maligno yokai no le absorbiera toda su esencia y acabara con él ahí mismo. Sin embargo, era imposible, pues conforme más trataba de protegerse, más se asustaba. Y conforme más se asustaba, más entrecortadamente respiraba, con lo que más humillo blanco salía. Al final, vacío de toda su alma interior, Tobi no pudo hacer otra cosa que caer desmayado en la entrada del portón Este de Hakushi.

Evidentemente, Tobi nunca había visto la nieve ni sabía lo que era el vaho.


Parámetros:
Resistencia - 25
Fuerza - 18
Velocidad - 27
Percepción - 18
Ninjutsu - 32
Fuinjutsu - 16
Genjutsu - 7
Kenjutsu - 9
Taijutsu - 10
Iryonjutsu - 3
Inventario:
Vacío...
Misión:
Misión Cuatro

Rango de la misión: D.
NPC de Staff: Obligatorio (Pedirlo).
Objeto que se debe conseguir: Bolsa de caramelos.
Lugar: Hakushi  en país de la nieve.
Descripción: En esta fiesta cultural se hacen diversos caramelos caseros, pero no hay ninguno parecido a la señora Hikori que vive en plena capital. No se sabe por que, pero no está abriendo su hogar a nadie, ni está vendiendo caramelos, ve a pedirle un paquete de caramelos y descubre que sucede en su interior.
Instrucciones: Haréis dos roles de al menos 20 líneas (cada uno). Una vez llegueis a la capital,postearéis en este tema un OFF solicitando un narrador.
Tobi en el País de la Nieve:


¿Cuánto más tenía que recorrer? No lo sabía pero bueno, al fin y al cabo no importaba, luego de haber tenido  varios encuentros movidos la estadía en los terminales realmente la habían relajado bastante. Sentía limpios los pulmones y de alguna forma de buen humor, caminaba tranquila y confiada a pesar del frío que recorría el país de la nieve. Se retiró hacia la capital donde posiblemente estaría el evento principal. A lo lejos podía sentirse el festín y de alguna forma empezaba a llenarse de esa energía - ¡Ven, guapa, por favor, acéptame solo un trago!- dijo de nuevo el tipo aquel quien ahora parecía estar un poco más sobrio y con unos chicos de aspecto grato a la kunoichi.

Encogió los hombros y tras haber alzado una ceja y sentirse molesta, volvió sus pies a donde estaban aquellos hombres – ¡SI!- gritaban todos en coro. Era gracioso, Kaname jamás había bebido algo salvo los remedios caseros de su abuela que aunque eran fuertes, amargos y hasta picantes, no tenían el grado de alcohol de un trago de licor. -¿Qué quieres? ¿Sake? ¿Umeshu? ¿Calpis?...Ven, ven- dijo el tipo de forma jocosa y abrazando a Kaname sobre los hombros mientras los demás la miraban atónitos –Pide lo que quieras, hay de todo-. Estaban animados más no borrachos y mucho menos dispuestos a pasarse con quien en principio se veía sería y debido a su ropa, como toda una kunoichi.

-Sake está bien…- contestó tranquila sin saber que había optado por beber uno de los tragos más fuertes del daichi. - ¿S…Sake? ¿Estás segura?- indagó uno de los hombres quien recibió de inmediato un golpe de su compañero de al lado. Kaname lo notó, pero no quiso parecer tonta – Venga ¿me habéis oído o no?- alzó una ceja y se sentó cruzando su piernas en un hermoso carrizo que podría a los hombres de rodillas. Le sirvieron de inmediato y le pasaron el trago en una copa de madera que medio goteaba un poco del contenido de la bebida alcohólica.

Jamás había bebido y sin estar seguro de lo que estaba haciendo, pasó su dedo índice derecho para tomar un poco de la próxima gota en caer y llevarla a su boca. Todos la veían, esperaban su reacción y de repente -- sintió un leve calosfrío, tragó saliva y mordió su labio inferior solo por necesidad de contener sus demás reacciones, jamás pasaría una vergüenza, su ego no se lo permitía –Está suave…- dijo sin más y de un solo tiro se tomó todo el contenido de la copa. –ohhh…- se escuchó entre varios de los hombres que solían beber sake de forma habitual –Eres bastante osada chica…- dijo uno de los hombres –Si, yo normalmente me tomo una de esas copas en 2 horas o más- dijo otro. Mientras, el calor empezaba a subir por todo su cuerpo, sus mejillas de inmediato se tornaban rojas y su garganta experimentaba la sensación más horrible jamás conocida, incluso sus ojos daban muestra de lo que sucedía con el cuerpo de la chica pero debido al lugar no se notaba en absoluto.

Kaname, a pesar de no ser mayor de edad tenía un cuerpo ya de una mujer y por esto, los hombres habían accedido, pero lo cierto es que la chica de inmediato esbozó una sonrisa macabra mientras se nublaba su vista. Bajó la cabeza y sin más dijo –Ahora… todos morirán...- la miraron asustados. A Kaname los efectos del alcohol la habían ubicado en una batalla campal con mil hombres y ella, se veía súper poderosa. Afortunadamente, el sake no había terminado de tornar débil su cuerpo y sin más empezó a golpear a los hombres que sin conocimiento shinobi habían quedado tendidos en el suelo. Muchos intentaron huir pero no lo lograron y por el contrario acababan con fracturas debido a los golpes de Kaname. –Vaya, vaya, vaya…- dijo así misma, riendo y con hipo. Había acabado con todos y ahora simplemente caminaba, descarrilada con rumbo a la capital.

Pasaron unas cuantas horas desde su merluza, hasta que por fin pudiera llegar a las puertas de la capital. Algo llamó su atención, detuvo sus pies para tratar de enfocar su vista. Afortunadamente, los grados de alcohol habían disminuido y ahora estaba mucho más tranquila y sobria. -¿Qu…Qué es eso?- se dijo a sí misma mientras posaba su mano derecha en su frente. Logró identificarlo, a las puertas de la capital, un chico parecía luchar con algo. Kaname de inmediato corrió a él pero para cuando llegó el chico había caído al suelo y parecía estar inconsciente. – ¡OYE! ¡OYE!- dijo tomándolo entre sus brazos y sin darle cachetadas lo dejó en el piso. Apoyó sus palmas sobre el pecho y presionó varias veces, tres, para ser exactos y tras esto, tapó la nariz del chico y se acercó para darle un boca a boca y reanimarlo –[b] ¡OYE![/b]- volvió a gritarle mientras realizaba, nuevamente, el procedimiento anterior. Los conocimientos que tenía de algo le servían además de los entrenamientos con la abuela, el chico despertaría si o si.

Pudo ver que habría los ojos despacio -… ¿estás bien?- fue lo primero que le preguntó y sería lo primero que estucharía el chico luego de ver su figura frente a él. Kaname parecía aliviada, por alguna razón el frío había desaparecido y los grados de alcohol, debido al susto, habían desaparecido completamente. - ¿Qué te ha pasado?- continuó y espero las respuestas del chico.

MISIÓN #4:
Misión° 4
Rango de la misión: D.
NPC de Staff: Obligatorio (Pedirlo).
Objeto que se debe conseguir: Bolsa de caramelos.
Lugar: Hakushi  en país de la nieve.
Descripción: En esta fiesta cultural se hacen diversos caramelos caseros, pero no hay ninguno parecido a la señora Hikori que vive en plena capital. No se sabe por que, pero no está abriendo su hogar a nadie, ni está vendiendo caramelos, ve a pedirle un paquete de caramelos y descubre que sucede en su interior.
Instrucciones: Haréis dos roles de al menos 20 líneas (cada uno). Una vez llegueis a la capital,postearéis en este tema un OFF solicitando un narrador.
Vestimenta:
Parámetros:

Resistencia
=
30
+
0
+
0
+
0
=
30
Fuerza
=
18
+
5
+
7
+
0
=
30
Velocidad
=
21
+
0
+
9
+
0
=
30
Percepción
=
11
+
0
+
0
+
0
=
11
Ninjutsu
=
6
+
5
+
0
+
0
=
11
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
10
+
0
+
2
+
0
=
12
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
                                                   
Leyenda
=
BASE
+
CLAN O ARTE
+
ENTRENAMIENTO
+
EXTRAS
=
TOTAL
Inventario:
Mochila (10 kg / 20 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x8 (4 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Sello explosivo x2 (1 kg)
Senbon x4 (1 kg)


Las frías y blancas calles cubiertas de nieve se volvieron un paisaje común en los paseos del friolento pelirrojo, su primera misión había concluido y tuvo la oportunidad de aceptar otra junto a otros compañeros, la verdad es que cuando se lo ofrecieron no lo dudó ni un segundo pues le gustaba la idea de conocer a más ninjas y le intrigaba aún más saber de qué aldea serían.
En uno de sus paseos en los alrededores de la capital conoció una hermosa posada en donde paso una noche, la dueña era una anciana muy carismática quien le conto un sinfín de historias referentes al país de la nieve e incluso le regalo una peculiar botella recubierta con piel de lobo, le dijo que la podría llenar con té caliente para mantener la temperatura en su cuerpo durante el viaje de vuelta a la capital.

Realmente el frío le afectaba intensamente, el té caliente no era suficiente para mantener su temperatura corporal y el abrigo que había traído de casa seguía siendo poco útil, el viento se colaba por sus piernas y subía rápidamente por su espalda causándole muchos tiritones durante su caminar. La única forma de mantener el calor era quedándose quieto, con ambas manos en su botellita nueva y pensando que el frío es psicológico, el problema es que cuando comenzaba a caminar el viento le atacaba nuevamente y toda su concentración se esfumaba.
Su caminar de vuelta fue prácticamente eso, una batalla contra el viento que se colaba por sus piernas, lo bueno es que a lo lejos pudo ver las puertas de la capital y a medida que se acercaba pudo ver como una chica besaba a un muchacho que estaba tirado sobre el piso. Un par de pensamientos extraños pasaron por su mente, los cuales fueron despejados con el grito de la chica, en ese momento se dio cuenta que el muchacho del piso estaba inconsciente así que corrió para ver si podía ayudar en algo.

-Tengo un poco de té caliente en mi botella, quizás quiera beber algo- Dijo muy animado y algo agitado pues corrió en la nieve para ver si podía hacer algo por el muchacho.

Inventario:
Mochila (4 kg / 10 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x2 (1 kg)
Bomba de Humo x1 (1 kg)
Parámetros:
Resistencia: 22
Fuerza: 14
Velocidad: 9
Percepción: 23
Ninjutsu: 30
Fuinjutsu: 5
Genjutsu: 10
Kenjutsu: 5
Taijutsu: 15
Iryoninjutsu: 5

Chakra: 376



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
Hay historias donde los demonios toman forma de mujer atractiva, y se introducen en los sueños de la víctima para despedazar su alma y devorar sus deseos e instintos más básicos.

Yo solo digo eso.

¡AH! ¡Un demonio! —Tobi propinó un puntapié al estómago de ese súcubo sin escrúpulos.— ¡Atrás, Yokai!
Tras el golpe, el asustado ninja saltó hacia atrás mediante una pirueta, olvidando completamente del lugar y la situación donde se encontraba. Luego, vio junto al demonio que indudablemente le quería absorber su esencia, a un compañero masculino con un termo en sus manos, dispuesto a ofrecerlo. Parecía muy simpático. Seguro que era un demonio el hijo de puta.
Atrás, pareja de demonios. ¡No sois a los primeros a los que me enfrento!
Pero en el momento en el que se ponía en guardia el joven y valeroso ninja, en su cabeza repasaba todo lo que conocía sobre los demonios. Había leído historias sobre los súcubos, esos demonios que adoptan, en base a la lujuria, la forma de mujeres sensiblemente atractivas. En el caso contrario era similar, pero recibían el nombre de íncubos. Se trataba de la misma clase de demonio de la libido, pero en versión masculina para quien prefiriera este objetivo sexual. «Entonces, el hecho de que haya un chico y una chica...» pensó Tobi, sabiendo que a cada persona se le aparece uno u otro sexo de demonio en función de si desea a las mujeres, o a los hombres. «¿Qué significa? ¿Estoy descubriendome a mí mismo? ¿Será esto la pubertad?».

Al pararse a reflexionar sobre la pubertad, la ferocidad de la pose de Tobi Sarutobi se había esfumado como se esfumaba el vaho en las respiraciones de todos los presentes, algo en lo que el ninja ultrajado ya ni pensaba. Cuando bajó de las nubes, y se vio en la misma situación anterior, comprendió que no estaba soñando como creía. Entonces no podían ser demonios.
Decidió fijarse en ellos más a fondo, como debería haber hecho al principio, y descubrió en sus indumentarias la protocolaria banda ninja, que los acreditaba como soldados de Konohagakure e Iwagakure. Ambas eran ciudades rivales de Sunagakure, y rivales muy marcados y hostiles, cabía decir. Sin embargo, se había proclamado una tregua mundial y a grandes niveles, así que debía de dejar a un lado el resentimiento.

Además, había otra razón para no mostrar agresividad hacia aquellos ninjas. Si aquello era la realidad, si esos ninjas era de carne y hueso... «He tenido mi primer beso.»

¡Maldita sea! ¿¡Qué te crees que hacías!? —gritó Tobi acercándose de nuevo a Kanami, que ya se habría levantado del golpe repentino—. ¡Me has robado mi primer beso! ¡No se suponía que tenía que ser así!
Los héroes se besaban con la persona que en el fondo los idolatran, quien siempre les han seguido y apoyado, y en el fondo amado. Lo hacen en sitios cálidos, en la puesta del sol, mirándose a los ojos y diciéndoselo todo sin tener que soltar palabras de sus valientes bocas. Al menos, eso había leído Tobi.

¡Esta fiesta de Halloween esta siendo un horror! —volvió a gritar.


Volvió su mirada al chico que apenas llegaba y de inmediato quedó impactada, no era normal ver chicos con el pelo rosa y de alguna forma no se veía mal, aunque no lo más normal –Gra…gracias…- dijo ruborizándose un poco al sentir que se había quedado por varios segundos mirando al chico. Sin embargo, la reacción del chico no había sido la esperada, sin siquiera pensarlo y mucho menos sin Kaname esperarlo, el pie del más bajo había buscado la forma de ubicarse en el estómago de la chica y dejarla corrida hacia atrás, sin aire y con botellón de agua del otro en la mano. -- lo observó moverse y entonces, tratando de ponerse de pies, aun débil soltaría a la bestia -¡¿PERO A TI QUE COÑO TE PASA?!- su enojo era profundo, sacó de inmediato de su porta utensilios un kunai para empuñarlo en su derecha a la altura del pecho.

Miró de soslayo al otro chico cuando les llamó pareja-¡PEDAZO DE IDIOTA DEBÍ HABERTE DEJADO MORIR AHÍ!- siguió gritando para que el otro le oyera, aun no sabía cómo y mucho menos por qué, pero su abuela solía decirle que no todo el mundo era agradecido luego de recibir un tratamiento médico. Incluso en cuestión de segundos había podido recordar una de las narraciones de la vieja Yukina, en donde, luego de haber usado una habilidad de reanimación había tenido que acabar con la vida del sujeto que, desagradecido se fue contra ella. Lo recordó perfecto –Es mejor hacerte caso…- se dijo apenas audible así misma y refiriéndose aun a sus recuerdos.

Pudo leer sus labios -¿PUBERTAD? LA DE TU ABUELA! - aun no era capaz de calmarse, seguí gritando a a par que sus instintos asesinos despertaban -¿CÓMO PUEDE HABER GENTE TAAAAN TORPE COMO TU EN ESTE MUNDO? – Le gritó por último para quedarse atónita – ¿E…EEEEHHHHHHHH?- lo cierto era que tampoco Kaname conocía boca de hombre alguno así que había sido también su primer contacto con otros labios que no fueran los propios -¿Que...qué dices?- se sonrojó de inmediato tocándose los labios con la izquierda pero luego...-¡YO SOLO TE HICE REANIMACIÓN!- volvió a enojarse –¡PEDAZO DE BASURA!- gritó haciendo del carmesí en sus mejillas algo más pronunciado. – ¡MIRA QUE ERES TONTO!- le respondió – ¡NO TE BESÉ, JAMÁS LO HARÍA, NI MUERTA!- continuó y en ese momento vio al otro chico y recordó que aquel estaba ahí – ¿Y TÚ QUÉ VES?- le gritó también furiosa- ¡QUE CIERRES LA BOCA ENGENDRO DEL DEMONIO!- volvió a decir – ¡BAH! No tenía que parar aquí, estoy por una misión y en definitiva iré a buscarla- guardó el kunai.

Volvió su cara al pelirosa apenas para poder entenderlo –E…espera… ¿ustedes también están buscando a alguien para hacer una misión por estos lares, no?- preguntó un tanto más tranquila, alzando una ceja y entendiéndolo todo. Ellos eran sus compañeros de misión, y aunque no había sido el mejor de los comienzos debía vivir con eso y terminar la misión que aun ni empezaban por los distractores –Mi nombre es Kaname, como pueden ver, soy de Konoha, un gusto- dijo tranquila casi que al pelirosa mientras el otro aun ni se acercaba –TENEMOS UNA MISIÓN- No te quedes ahí – le dijo antes de empezar a caminar hacia su lugar de la misión.
Parámetros:

Resistencia
=
30
+
0
+
0
+
0
=
30
Fuerza
=
18
+
5
+
7
+
0
=
30
Velocidad
=
21
+
0
+
9
+
0
=
30
Percepción
=
11
+
0
+
0
+
0
=
11
Ninjutsu
=
6
+
5
+
0
+
0
=
11
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
10
+
0
+
2
+
0
=
12
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
                                                 
Leyenda
=
BASE
+
CLAN O ARTE
+
ENTRENAMIENTO
+
EXTRAS
=
TOTAL
Inventario:
Mochila (10 kg / 20 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x8 (4 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Sello explosivo x2 (1 kg)
Senbon x4 (1 kg)
Off.:
Bueno, Kaname no se aguantó y le contestó no como hubiera querido, pero si sacó el golpe que le dió Tobi, ahora, la cosa es que después de 2post cada uno debemos pedir narrador, así que... Amaru, creo que debes narrar que llegamos al punto de encuentro y pedir el narrador.


Cualquier sensación de frío había desaparecido, el pelirrojo quedo cautivado con el rostro sonrojado de la chica y se había olvidado del viento que se colaba por sus ropas, aunque el momento no duro mucho, porque tuvo que hacerse rápidamente a un lado cuando el muchacho del piso le propino una patada en el estómago a kaname.

El chico de aspecto gracioso había comenzado a llamarles demonios y a decir que antes se había enfrentado a ellos. Amaru estaba un poco confundido con todo eso, si bien había escuchado historias de demonios y había tenido supuestos encuentros con algunos, no estaba convencido de que en realidad existieran ya que dentro de sus creencias lo más importante es la naturaleza, quien se encarga de mantener en equilibrio el mundo donde todos viven, es por eso que no logra relacionar a los supuesto demonios con su preciada madre naturaleza.

-¿Demonios?- Se preguntó casi a si mismo pues nadie le escucharía con los gritos de la chica y siguió mirándoles algo sorprendido, en su interior pedía que aquellas personas no fueran sus compañeros de misión, pues no podría concentrarse con un chico gracioso hablando de demonios y una hermosa chica que podría distraerle con su mirada.
Entre un sinfín de gritos, primeros besos y amenazas, el pelirrojo volvió a sentir un intenso frio recorrer su cuerpo, el aumento de temperatura que provocado el encuentro con la chica ya había descendido y pareciera que el hielo se estaba acumulando en sus ropas o por lo menos así lo sentía, en cualquier momento su voz comenzaría a ser más aguda por culpa del maldito frió de aquel país. Si dispuso a irse del lugar tranquilamente al ver que esos dos en cualquier momento se pondrían a pelear pero la chica termino por darle la razón con su inoportuna pregunta.

-Creo que si… tendremos que ir por los caramelos juntos…- Aun la idea no le gustaba del todo pero que más se podía hacer, ya estaban juntos y seguramente todo se pondría mejor o por lo menos eso quiso pensar –Tienes un bonito nombre- Dijo tratando de ser amable con la chica pero sin cruzar su mirada con la de ella –Mi nombre es Hyuga Amaru, soy shinobi de Iwagakure y el gusto es tuyo- Aquella última frase para él fue de película, en su interior estaba muriendo por ver que rostro pondría la chica pero siguió caminando delante sin voltearse a esperar a ninguno de sus compañeros.
Extrañamente el camino hasta la casa de la señora Hikori fue muy calmado o por lo menos así lo percibió el pelirrojo, quien iba un poco más adelante e intentando concentrarse para no sentir frío alguno. Cuando estaba frente a la puerta toco fuertemente tres veces esperando poder entrar a un lugar un poco más cálido pero nadie abría el lugar –Seré estúpido… claramente la misión dice que no está abriendo el lugar, pero al menos tenía las esperanzas de entrar a una casa calentita-



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko



— Recolecta fantasmagórica —




LA CASA DE LA SEÑORA HIKORI.

Siempre se caracterizó por ser una señora amable que atendía a todos aquellos que desearan cobijo o caramelos en esas noches frías. Es una buena mujer, de carácter simpático y buen corazón. Sin embargo hacía ya mucho que eso había cambiado, y no abría a nadie las puertas de su casa. Los motivos eran desconocidos, pero ella no deseaba hacerlo.

En el interior de su casa se oyeron claramente los tres golpes a su puerta, llamándola. Durante poco más de un minuto no se escuchó nada desde el interior, hasta que una joven chica, apenas tendría diez años, abrió la puerta. Estaba muy oscuro, apenas había luz en la casa, pero podía verse que la chica era un poco más pequeña que Tobi, con ojos de un celeste muy claro, casi del color del hielo, con el cabello negro como el azabache. Vestía un kimono azul claro y llevaba una brillante diadema en su cabeza. Se les quedó mirando un rato, sonriendo.

Antes de que pudiera hablar la señora apareció detrás de ella, sin que nadie se percatara de que estaba ahí hasta que estaba a apenas unos pasos. Acarició la cabeza de su nieta y ésta se alejó un poco para seguir jugando con sus muñecas. La señora parecía muy cansada. Tenía pronunciadas ojeras y un rostro casi demacrado. Tomó una bolsa de caramelos con disimilo y se la entregó a los jóvenes, con una sonrisa muy ligera, casi como un deje.

Abuela… esos son mis caramelos —dijo la niña, parada tras ella—.

La abuela miró con desconfianza, cerrando la puerta para dejar a los jóvenes fuera. La puerta se abrió de golpe, desencajándose de la pared. Los ojos de la niña sangraban, sus facciones se habían vuelto más duras, más frías. Parecía una muñeca. Tomó las agujas de tejer de su abuela, grandes y afiliadas. La anciana fue arrastrada por una fuerza invisible hasta el sofá, sin hacerle daño, de donde no podría moverse.

¡Son mis caramelos!

La niña corrió hacia donde estaban ellos. Sus pasos resonaban por toda la casa, mientras corría con las agujas hacia los shinobis, chillando con fuerza. Su chillido hacía que los oídos de quienes la oían dolieran y sintieran un profundo miedo que les hiciera huir de ella.


INSTRUCCIONES
¿están listos?

—Una niña con apariencia de muñeca ha comenzado a perseguiros tras chillar. Su chillido hace que sintáis miedo. Es un yokai, así que no sirve de nada luchar contra ella. Os aconsejaría huir.
—Rolead como queráis, yo rolearé en consecuencia. Solo tened en cuenta que perder las chuches es perder la misión.
—¡Suerte!


Instrucciones Básicas:

—Enlace al Bestiario.
—Se darán dos semanas, desde el día 23/10 al 6/11 para completarla.
—El usuario completará las instrucciones y volverá a solicitar mediante un OFF que el narrador vuelva a rolearle.
—Deberás de terminar la misión en este mismo tema y entregar el objetivo requerido, en un solo rol por usuario, no es obligatorio que todo el grupo entregue el objeto. Deberá de ser un rol ON, y no un OFF.

Regla más importante: ¡Divertíos!











«Esta fiesta es una estupidez de los dela Nieve» pensaba Tobi mientras marchaba con sus dos compañeros hacia el objetivo de la misión. Tal y cómo se estaba desarrollando la noche, había malas perspectivas hacia el resultado. El joven ninja de Sunagakure había partido convencido de la inutilidad de la defensa contra Yokais. ¡Si él rezaba mucho! Los dioses no iban a permitir que un devoto tan valioso se quedara sin protección, así que no había motivos para temer.
Lo que más le había provocado una pizca de ilusión respecto a semejante festividad era la oportunidad de conocer a grandes ninjas extranjeros y la posibilidad de volver a casa con alguna recompensa simpática: ¡chuches! ¡dulces!
A Tobi también le gustaba mucho la comida, y el turismo gastronómico es uno de los mejores tipos de turismo que, en su opinión, se puede realizar.

Sin embargo, aquellas dos únicas cosas que habían despertado el interés del ninja Sarutobi se esfumaron en la primera media hora. Los ninjas legendarios que esperaba conocer habían resultado ser una malhablada kunoichi de Konoha que le había robado la oportunidad de un primer beso digno de historia. Cuando pudo recobrar la normalidad, después del shock del desmayo y la impresión de estar siendo atacado por dos demonios, pudo entender que estaba siendo socorrido por ella, pero aun así no le gustaba. Esa misma mujer había provocado que un valiente ninja como Tobi sintiera verdadero miedo cuando se puso a despotricar contra él. Desde entonces, en la marcha hacia la dirección marcada en la hoja de la misión, Tobi se mantenía a una distancia prudente.
El otro ninja que nos acompañaba en la misión parecía mucho más agradable. Era de otra ciudad con gran historia enemiga hacia la Villa Oculta entre la Arena, y Tobi se mostraba incrédulo hacia su actitud afable y despreocupada. Objetivamente era alguien apuesto, y desconocía su poder en combate o como ninja. «...Así que no sé qué tipo de personaje secundario puede ser...» pensaba Tobi mientras caminaban. Qué tipo de personaje sería la que se hacía llamar Kaname lo tenía muy claro: era su antagonista.

Pero esa idea no duró. Cambió cuando el grupo tocó a la puerta objetivo y sucedió aquel desastre. Cuando llamaron, Tobi se encontraba dos pasos más atrás de la puerta. Estaba empecinado que aquella iniciativa del Yukikage era una idiotez, y no quería formar parte de algo que le hiciera quedar tan en ridículo. «Ninjas poderosos llamando a las puertas para pedir chuches...» refunfuñaba para dentro, «deberían dárnoslas a cambio de hacer grandes hazañas».

Sin embargo, los pensamientos que te rondan la cabeza cambian un poquito cuando descubres que ante ti una niña que llora sangre grita como un demonio se lanza con agujas gigantes para devorar tu alma o quién sabe qué peores cosas hacer con ella.
Pese al convencimiento de que un ser así no podría hacerle daño, a Tobi se le encogió el corazón. Gracias a la distancia a la que se encontraba, pudo permitirse una pizca de frialdad y se le ocurrió pensar en la misión. Pese a todas las protestas, era un ninja disciplinado de la Villa Oculta entre la Arena, y esos ninjas completaban las misiones.

¡Dadme la bolsa de chuches! —gritó Tobi a sus compañeros, que la habían recibido. El tono, debido al miedo, le salió más agudo de lo normal, pero como no es algo propio de un héroe en una historia sobre sus hazañas, no le daremos importancia—. ¡Es lo prioritario!

Tendió la mano para recibir el objeto que debían salvar.


Se había quedado sin saber el por qué cuando se encontró a Tobi estaba tendido en el piso, lo pensó mientras escuchó a Amaru, quien desde su espalda no pudo ver el leve sonrojo en sus mejillas. –Gracias…- dijo –Ya me lo habían dicho- claro, su abuela y ella misma casi a diario, pero aquello había sido un lindo detalle. Luego, tomó el chiste como si nada, solo siguió caminando, el pelirosa parecía sentir frío pero Kaname poco o nada podría hacer, salvo esperar que la misión les calentara un poco.

Por otro lado, las cosas con Tobi, a pesar de todo parecían mejorar, el chico inicialmente le había caído como piedra al estómago pero conforme iban simplemente se relajó y logró hablarle –Oye, ¿puedo saber por qué parecías ahogándote hace un rato?- la pregunta era extraña, pero eso había creído ver y por lo mismo no iba a reservarse la pregunta.

Después del trayecto andado dieron con la puerta de la viejita, Amaru había tocado y pasados unos segundos la puerta se había abierto -- la chica no pudo evitar sentir un leve escalofrío recorriendo su cuerpo, la cara de la anciana estaba desencajada, agobiada, lucía cansada. –E…esto...- dijo despacio al ver como luego de sonreírles le entregaba la bolsa de caramelos a Amaru, pues estaba aun delante de ella y casi que pegado a la puerta.

Sus ojos se cerraron de golpe al tiempo que la puerta se había ido casi que en contra de ellos por el estrujón, pero para su sorpresa, cuando esta se abrió, la chica, nieta de la anciana estaba parada justo en frente de ellos y sangraba por los ojos –¿Pero qué?- dijo Kaname audible a todos en ese momento mientras daba un salto hacia atrás y sacaba de su porta utensilios un kunai y lo empuñaba esta vez en su izquierda -¿Qué…qué le ha sucedido?- estaba abismada pero la reacción de Tobi era tal cual la había esperado. Puso sus orbes en Amaru –Ten cuidado, esos dulces valen ahora más que nuestras propias vidas- dijo exagerando pero con algo de razón. El más bajo había pedido cuidarlos y Kaname no veía por qué no dárselos.

Estaban ahí precisamente por esos caramelos y no podían dejar que una niñata de algunos 10 años les quitara su misión por tenebroso que fuera. -¡Venga, huyamos de aquí!- fue lo único que dijo antes de poner sus pies en marcha tan rápido como podía.
Parámetros:

Resistencia
=
30
+
0
+
0
+
0
=
30
Fuerza
=
18
+
5
+
7
+
0
=
30
Velocidad
=
21
+
0
+
9
+
0
=
30
Percepción
=
11
+
0
+
0
+
0
=
11
Ninjutsu
=
6
+
5
+
0
+
0
=
11
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
10
+
0
+
2
+
0
=
12
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1

Leyenda
=
BASE
+
CLAN O ARTE
+
ENTRENAMIENTO
+
EXTRAS
=
TOTAL
Inventario:
Mochila (10 kg / 20 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x8 (4 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Sello explosivo x2 (1 kg)
Senbon x4 (1 kg)


La pequeña de kimono que abría la puerta parecía muy mona, inclusive sus ojos celeste inundaron de paz al joven pelirrojo que se olvidó un poco del frío al quedar encantado con aquella tranquilidad que sintió en lo profundo de su corazón, tranquilidad que fue interrumpida por una anciana muy acabada que aparecía de entre las sombras y le entregaba una bolsa de dulces junto a una sonrisa casi forzada por la situación. Algo extraño pasaba y se volvió aún más cuando la puerta se desencajo de golpe de la pared, Amaru dio algunos pasos atrás si quitar su vista de la niña al mismo tiempo que guardaba en una especie de bolsa que tenía amarrada a su cintura.

Aquella dulce pequeña que irradiaba paz y tranquilidad se había vuelto algo espeluznante, sus ojos sangraban y cualquier que la viera por primera vez creería que se trata de una muñeca con apariencia muy pero muy diabólica –Otra vez… otra vez no…- Definitivamente este país tenía cosas muy extrañas, ya había tenido que escapar de mujeres esqueléticas en el cementerio y en esta ocasión parecía que tendría que correr nuevamente.

El chillido de la pequeña y las palabras de Kaname fueron una especie de interruptor para las acciones del pelirrojo, ya tenía los dulces en su poder, prácticamente la misión estaba cumplida ahora solo debía mantenerlos alejados de esa cosa con forma de niña -¡No te daré nada!- Fueron sus últimas palabras antes de echarse a correr, ignorando por completo la petición de su compañero en el cual no confiaba mucho, para empezar tenía aspecto de niño, era apenas un poco más alto que la pequeña y era un shinobi de suna, aun cuando se encuentren en una misión “pacifica” para ambos, no puede confiarle si quiera unos dulces a alguien de una aldea enemiga.

-¡¡¿DÓNDE DEBEMOS LLEVAR ESTOS DULCES?!!- grito a su compañera mientras corrían, pues no sabía su Tobi les estaría siguiendo para preguntarle a él y no tenía intenciones de darse la vuelta para averiguarlo, siquiera para ver si la pequeña diabólica aun les seguía.



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko
¡Maldito seas! —gritó Tobi ante la acción de su compañero. El ataque casi por sorpresa de aquella niña había resultado un gran impacto para todos. Sin embargo, todos eran ninjas, y el pánico no surgió de una forma que pudiéramos considerar excesiva.
Y eso que Tobi intentó no manchar sus pantalones.

Estaba maldiciendo a Amaru por su opción de correr con los dulces. Según Tobi, los héroes nunca debían correr, sino proteger a los más vulnerables. Sin embargo, ahí se presentaba un dilema. ¿No suele ser la niña pequeña la que está desprotegida? « Maldita sea, es que las niñas pequeñas no sangran por los ojos ni gritan cuando sostienen una aguja que desean clavarte» reflexionó Tobi. A veces, era un maestro del pensamiento lógico-matemático.
Pero aun así consideraba que no había sido la elección más inteligente por su compañero. Si la persona posicionada en la vanguardia es la que sale corriendo, la formación se descompone. Y más aún si obtiene el objeto que hay que salvar. ¡Las vanguardias son las que luchan!
Ante la reacción del pelirrojo, sucedió lo esperado. Un yokai le perseguía. Ante el gran sprint y la escolta de la kunoichi Kaname, una niña engendrada por el mismo suegro de Yamata no Orochi (osease, alguien horrible) corría a una velocidad mayor de lo que unas piernas tan pequeñas deberían proporcionar. Pese a la velocidad que podían tener aquellos ninjas, no iba a ser suficiente para detener a un maldito demonio.

« Pero para eso están los héroes».

Tobi hizo dos rápidos sellos para, en seguida, colocar las manos a su espalda.
¡Impulso de viento! —gritó como todo personaje de un shonen debe hacer al efectuar una técnica.
De las manos salió un fuerte corriente de viento que ayudó a Tobi a realizar un veloz movimiento y colocarse delante del monstruo, a medio metro. En esa situación, gritó a los demás:
¡Corred! ¡Yo la entretendré! —gritó, mostrando una voz heróica.
« Y si no vuelvo, decidles a mis padres que han sido muy buenos» se forzó a no decir.

Volvió a hacer un gesto ágil con las manos para realizar otros sellos, y propinó un puñetazo fuerte hacia adelante. El viento salió disparado de la mano de Tobi, confiado en que acertaría a aquella distancia tan corta.
¡Técnica de golpe de vacío! —gritó, con voz heróica. Si no lo escuchaban los demás, no sabrían que es un héroe.


Parámetros:
Resistencia - 25
Fuerza - 18
Velocidad - 27
Percepción - 18
Ninjutsu - 32
Fuinjutsu - 16
Genjutsu - 7
Kenjutsu - 9
Taijutsu - 10
Iryonjutsu - 3

Chakra: 400 - 30 - 35 = 335
Inventario:
Vacío...
Técnicas Usadas:
Fuuton: Kaze no ikioi (Viento: Impulso de viento)
• Rango de alcance: Genin: 5 metros || Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Pájaro y tigre.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el siguiente turno del rival.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción: Tras una serie de sellos el shinobi acumula chakra en ambas palmas de sus manos para posteriormente realizar el movimiento de un fuerte empujón hacia adelante. Inmediatamente desde su posición será disparada una fuerte corriente de viento que en una distancia corta podrá levantar al oponente y empujarlo lejos, también acelerará el movimiento de todas las armas arrojadizas que se vean inmersas en el viento.
• Extras: El impulso de viento es unidireccional y bastante breve, es un pequeño impulso que directamente logrará reducir el movimiento de las armas enemigas más no detenerlas. Al utilizar la técnica en dirección al suelo le permitirá al shinobi elevarse algunos metros en el aire.

Fuuton: Shinkū burō no jutsu (Viento: Técnica de golpe de vacío)
• Rango de alcance: Genin: 5 metros || Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Perro, Tigre y Pájaro.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 35.
• Descripción: Tras una serie de sellos el ninja es capaz de acumular una moderada cantidad de chakra en una de sus manos para luego expulsarla en un fuerte puñetazo hacia adelante en forma de una fuerte ráfaga de viento; la particularidad es que el chakra empleado logra darle cierta consistencia y densidad al viento provocando que la fuerza del golpe sea mucho mayor al que se pudiera conseguir con el Fuuton: Tsuyoi shōgeki pero su gasto energético es mucho mayor.
• Extras: La técnica consta de un impacto de viento unidireccional de tal potencia que un impacto directo pudiese llegar a provocar una fractura de algún hueso, troncos delgados no serán suficientes para bloquear el ataque más si una roca sólida.


Era atea, ¡coño! ¡ERA ATEA! ¿Pero como iba a seguir su vida de no creyente luego de haber visto aquello? Simplemente no podía –¡Que los dioses del panteón nos ayuden en esta! - dijo entre gritos encomendándose a cuanta deidad había escuchado de niña, pero ninguna parecía oír sus plegarias. Mientras las personas que los veían se apartaban dándoles paso los pies de la niña se movían demasiado rápido, por mucho que corrieran y por mucho que el entrenamiento obtenido les hubiera dado velocidad, les alcanzaría. Ella, la niña, definitivamente era un espíritu demoníaco y aunque no creía en supersticiones, buscó con la mirada algo que les permitiera alejarla, no dio con nada, pero a lo lejos notó un puesto de muñecas, quizá eso ayudaría, era un infante al final del día.

Volvió de reojo su mirada al pelirosa –¡NO SE! - contestó a la pregunta de qué hacer con los dulces. Bien sabía que tenían que recogerlos y entregarlos, pero era tanto el miedo que olvidó por completo siquiera cuál era su misión aquel país. – ¡OYE! - no paraba de gritar, no podía controlarlo - ¿Qué crees que haces? - el chico pelinegro había tomado por hazaña el hecho de enfrentarse al Yokai solo al tiempo que Kaname también entrelazaba sus dedos. De inmediato, una Kaname con algunas ramas pequeñas en sus extremidades, imposibles de notar, había aparecido casi que al instante en que Tobi realizaba su primera técnica. Así, para cuando intentara el segundo golpe sin tener efecto sobre la niña, el clon de madera realizado tomaría al chico por la espalda y casi que sin control lo enviaría con fuerza a la cabeza del grupo, aunque caería dada la acción y a lo inesperado que pudo haber sido para el chico. El clon recibiría por completo el ataque y tras esto se espumaría. –Tks…- chasqueó su lengua sin parar de correr.

Se acercó a Tobi tan rápido como pudo - ¿Qué no eres tú el que crees en esas putas cosas? - dijo tratando de ayudarle a ponerse de pies –Rápido, tenemos que buscar algo que nos ayude a ahuyentar ese espíritu de aquí… puede ser una muñeca o algún juguete con valor especial, algo bendecido o una cosa de esas raras…- dijo refiriéndose a los artefactos religiosos hechos para alejar espíritus de toda índole a la vez que se ponía de nuevo a correr para tratar de alcanzar a Amaru.

Parámetros:

Resistencia
=
30
+
0
+
0
+
0
=
30
Fuerza
=
18
+
5
+
7
+
0
=
30
Velocidad
=
21
+
0
+
9
+
0
=
30
Percepción
=
11
+
0
+
0
+
0
=
11
Ninjutsu
=
6
+
5
+
0
+
0
=
11
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
10
+
0
+
2
+
0
=
12
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
                                                 
Leyenda
=
BASE
+
CLAN O ARTE
+
ENTRENAMIENTO
+
EXTRAS
=
TOTAL
Técnicas Usadas:
• Mokuton - Moku Bunshin no Jutsu (Elemento madera: técnica del clon de madera)
• Rango de alcance: -
• Entrenamiento: 15 líneas.
• Sellos: Serpiente
• Duración: Hasta que estos sean destruidos.
• Gasto de chakra: 40 + 10 por turno.
• Descripción: Habilidad elemental que permite hacer piezas de madera que, se despegan del cuerpo del usuario, y se unen formando un clon casi perfecto, a excepción de algunas ramitas de repuesto en las partes del cuerpo.
• Extras; - Este clon creado es mucho mas resistente, capaz de soportar varios ataques, este clon también puede utilizar las técnicas del original.

Chakra: 440 - 40= 400
Inventario:
Mochila (10 kg / 20 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x8 (4 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Sello explosivo x2 (1 kg)
Senbon x4 (1 kg)


Aquella cosa definitivamente no era humana, una simple niña no tendría esa velocidad y con solo verle los ojos ya se sabía que nada bueno podría pasar a continuación, intentar hacerle frente es una locura y una de las que el pelirrojo no está dispuesto a cometer, primero porque carajo… grito como un demonio y segundo que sigue teniendo la apariencia de una pequeña, con un agujas y sangre en los ojos, pero una pequeña al fin y al cabo. De todas formas su compañero parecía no pensar igual e intento hacerle frente, solo lo supo por sus gritos ridículos al realizar algunas técnicas, parecía que todos se enterasen de su hazaña.

-¡¡YA SE!! ¡¡VOLAMOS A LA PLAZA DONDE ESTAN TODOS!!- Eso parecía ser una buena idea, allí se encontraban ninjas de alto rango, ellos sabrían que hacer con la pequeña, pero siempre toda gran idea tiene sus complicaciones –¿EN QUE DIRECCIÓN QUEDA LA PLAZA?- su intensa conversación a gritos con Kaname parecía no llegar a ningún lado, incluso su última pregunta fue ignorada o así por lo menos lo pensó hasta que decidió voltear su cabeza para ver lo que pasaba, claramente nunca dejando de correr.
Realmente le habían salvado la vida al chico de aspecto gracioso y el clon destruido ayudo a enlentecer un poco más la carrera del yokai, por lo menos algunos segundos cruciales, pero ahora volvían al principio, un espíritu siguiéndoles a toda velocidad y prácticamente sin opciones, lo más fácil era darle los dulces y quitarse ese problema de encima, pero eso significaría dejar la misión de lado, más bien, fallar la misión… no… definitivamente no era una opción, no debía siquiera pensarse.

Cuando el pelirrojo reincorporo su mirada al frente, pudo ver que delante de él habían una intercepción, dos caminos, izquierda o derecha ¿Qué importaba? Por el que se fueran el yokai les seguiría igual, pero fue en ese momento de dudas en donde se prendió la ampolleta en su cabeza y junto sus manos frente de su pecho, acción que apenas pudieron ver sus compañeros que venían más atrás y seguramente el yokai no notaría o al menos esperaba que viniera más concentrado en quienes tenía más cerca.

Cuando llego al lugar donde debía elegir su destino se frenó en seco y realizo un giro con el mismo impulso que traía de su carrera, quedo frente a sus compañeros e intento avisarles con sus ojos que debían doblar a la derecha de ellos, no estaba muy seguro si lo notarían pero no había tiempo para esperar, de su boca salió una gran nube de humo que cubrió 5 metros por delante de él. El claro objetivo es que la pequeña no supiera porque lado se fueron y así poder escapar de ella, de todos modos el pelirrojo no tenía intenciones de quedarse a ver si su movimiento había servido, cuando termino de expulsar el humo continuo su carrera por su izquierda ~Espero que alguno de los dos mirara mis ojos~ Lo peor que podía pasar es que tomaran el otro camino, aunque los dulces se salvarían si termina por seguirlos a ellos, de todos modos no es la idea y aunque al pelirrojo no le haga gracia, son un equipo.

INVENTARIO:
Mochila (4 kg / 10 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x2 (1 kg)
Bomba de Humo x1 (1 kg)
PARÁMETROS:
Resistencia: 22
Fuerza: 14
Velocidad: 9
Percepción: 23
Ninjutsu: 30
Fuinjutsu: 5
Genjutsu: 10
Kenjutsu: 5
Taijutsu: 15
Iryoninjutsu: 5

Chakra: 376 - 30: 346
TÉCNICA USADA:
• Katon: Kokuen no jutsu(Fuego: Técnica de combustión)
• Rango de alcance: Genin: 5 metros || Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Pájaro.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el siguiente turno del rival.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción: El shinobi genera dentro de sí una pequeña combustión que no es expulsada a través de ninguna parte de su cuerpo sino que se concentra en acumular el humo producido. Será éste humo el que de una vez será expulsado a través de la boca del usuario impidiendo así la clara visibilidad del enemigo y del campo en general, teniendo en cuenta que no se trata de cenizas sino tan solo una humareda, ésta se dispersará rápidamente con el viento.
• Extras; Usuarios poseedores de Dojutsu normalmente son capaces de ver a través de esta capa de humo al no ser tan denso; también, fuertes ráfagas de viento o un espacio abierto debilitarán la duración de la técnica



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko



— Recolecta fantasmagórica —




LA CASA DE LA SEÑORA HIKORI.

La persecución había llevado a los shinobis cerca de su límite mental, forzándoles a hacer actos heroicos y tomar duras decisiones que normalmente no tomarían. La niña corría hacia ellos con las agujas de tener, grandes y afiladas, queriendo recuperar sus golosinas. Ningún golpe la hería, o la retenía. Sus gritos se extendían por el aire, cada vez más fuerte, haciendo que algo se introdujera en las mentes de los shinobis. Algo comenzó a afectarles. Una densa niebla blanca que no permitía ver más de dos pasos inundó el lugar. No podían dar un solo paso con la certeza de estar pisando suelo firme.

La niña desapareció, sin embargo llantos oscuros y horribles comenzaron a escucharse, risas malvadas, frases sin sentido, y el sonido de un sonajero. Entre la niebla podían verse figuras similares a muñecas con forma humana que iban hacia ellos, caminando. Algunas llevaban tijeras en sus manos, otras hachas.

INSTRUCCIONES
¿están listos?

—Tenéis que encontrar la forma de escapar de la niebla y llegar hasta la plaza, donde están todos.
—¡Suerte!


Instrucciones Básicas:

—Enlace al Bestiario.
—Se darán dos semanas, desde el día 23/10 al 6/11 para completarla.
—El usuario completará las instrucciones y volverá a solicitar mediante un OFF que el narrador vuelva a rolearle.
—Deberás de terminar la misión en este mismo tema y entregar el objetivo requerido, en un solo rol por usuario, no es obligatorio que todo el grupo entregue el objeto. Deberá de ser un rol ON, y no un OFF.

Regla más importante: ¡Divertíos!











¿¡Los demonios usan juguetes!?




Habían salvado la vida a Tobi. Heroicamente se había propuesto defender a sus compañeros del terrible ataque de lo que claramente era un ser maligno, pero había acabado siendo él al que salvaban. Por lo visto, algo se le había escapado en su deducción. A un ser maligno le iba a dar igual lo que Tobi pudiera hacerle. El jinchuriki tenía previsto atcarle, pero el resultado sería lo mismo que 0.
«Así no hay manera para ser un héroe» pensó Tobi.

Fue salvado con un clon de la kunoichi, que había actuado a su favor. Por supuesto, el asunto del beso robado y el debate sobre si aquello se podría o no considerar una violación estaba olvidado. Es lo que pasa cuando una niña berrea como una loca y te persigue con agujas gigantes en la mano. Y además llora sangre. Sobrevivir se había convertido en lo importante, y sobrevivir se traducía en huir.
La pesca consiguió poner a Tobi a la altura de los otros dos ninjas que huían. Miró con recelo a Amaru, aquel que le había ignorado totalmente solo para salir corriendo. Por supuesto, solo por haberle ignorado, el testarudo ninja de Sunagakure lo había fichado como un enemigo. «Ya sé qué clase de personaje secundario es en mi historia», pensó Tobi, «es mi antagonista» y escupió.

Pero mientras un ninja se obcecaba en la opción de odiar y mirar mal, el otro se encargó de probar soluciones al problema. Que de nuevo, no era cualquier problema. Era una niña demonio que perseguía a nuestros héroes con intención de convertirlos en coladores. La acción del pelirrosa consistió en una astuta artimaña de señuelo, engaño, y coordinación grupal. La agilidez mental con la que ideó el plan fue solo comparable con la agilidez y velocidad que mostró al efectuar el plan. Para que tuviera éxito, para que la idea del sacrificio personal y heroico fuera llevado a cabo, solo era necesario que se cumpliera la condición de mirar a los ojos a Amaru y entender su señal. Solo eso.

Qué pena que Tobi sea tonto.

«¿¡Pero este que hace!?» su odio hacia Amaru comenzaba en convertirse algo casi palpable cuando deliberadamente le cegó.
¡Que tu enemigo no soy yo! —le gritó, pero ya era tarde. Lo había perdido de vista. Por supuesto, ni siquiera supo que se encontraba en una bifurcación, así que si seguía recto solo se encontraría con una pared que destruiría sus dientes y sus cavilaciones.

Pero ni siquiera le dio tiempo a aquello. Cuando el choque era inminente y las risas estaban preparadas, la ceniza que tapaba la vista fue sustituido por una niebla que casi, como ninjas, nos aisló aun más. Tobi se sintió solo, pues no conseguía ver nada ni a nadie. Tampoco podía concentrarse, pues los sonidos de susurros incomprensibles y juguetes haciendo ruido le habían sorprendido y molestado.
«¿¡Qué clase de demonio tiene juguetes!?» pensaba con amargura.

Se puso a cuatro patas para sentir el suelo bajo él, ganando estabilidad y la seguridad de un suelo plano.
¡Me oís! ¡No sé dónde estáis! ¡Debéis tener cuidado! —gritaba, hacia ninguna dirección, intentando sobreponerse al sonido de los juguetes. «¿¡Pero qué clase de demonio tiene juguetes!?»

Cuando Tobi pensaba que no podía haber nada más infantil que los juguetes, se encontraba gateando tratando de buscar una solución. Justamente, odiando a los niños, casi se estaba convirtiendo en un bebé —o bebé o borracho—. Sin embargo, algo le hizo darse cuenta de un factor importante.

«¿¡Qué demonios tienen juguetes!?» pensó por última vez. Mientras intentaba avanzar en la misma dirección antes de ser desviado, Tobi había pensado en lo mucho que odiaba la situación. Empezaba, en consecuencia, a odiar a los niños. Y para odiar a los niños, se autocovnencía de que no lo era. Entonces pensó en cuál era el factor diferencial que, para él, un ninja de casi 15 años, le hacía ser más que un niño: alguien casi adulto.

Y Tobi pensó en la historias. Y se acordó de algo que había leído.

«¡Los tsukumogamis!» respondió, finalmente. Acto seguido se levantó, dio mediavuelta, y entre la cegadora niebla, fue corriendo en dirección contraria a la que iba. Sarutobi estaba volviendo a la casa de la abuela y la niña, donde todo había empezado. Su objetivo, sin estar seguro de si funcionaría o no, era hablar con la anciana para encontrar su cadáver, y así que esta no ocupara el cuerpo de una muñeca. Seguramente chocaría con la niña, pero confiaba en pasar desapercibido ya que él no poseía las chuches.

Tobi no estaba seguro de que se tratase de un yokai tipo tsukumogami, pero podía intentarlo mientras los otros retenían las chuches. «Los héroes no se suelen equivocar en situaciones así» pensó.











Parámetros:

Resistencia
=
25
Fuerza
=
18
Velocidad
=
27
Percepción
=
18
Ninjutsu
=
32
Fuinjutsu
=
16
Genjutsu
=
7
Kenjutsu
=
9
Taijutsu
=
10
Iryoninjutsu
=
3

Inventario:
Mochila (0 kg / 10 kg)
... ),:



   
¡AVISO IMPORTANTE!
Shinobi's Justice


Quedan solo tres días para finalizar el evento, pero como estamos viendo que aun faltan algunos usuarios y narraciones ampliamos la fecha hasta una semana más, hasta el 10/11/2017.
Recomendamos a todo aquel que su compañero no le responda terminar la misión por el solo.
No aceptamos más peticiones de misiones.
Había escuchado atenta a Amaru sin perder de vista a Tobi en ningún momento. El más bajo parecía malhumorado y le preocupaba el de hecho de que tomara una actitud de sacrificio sin necesitarse solo por el hecho de querer pasarse de héroe, eso ahora mismo no funciona. -¿La plaza?- preguntó tras posar sus ojos en Amaru, quien llevaba la delantera –Se supone que acabamos de pasarla- respondió sin saber de qué forma podrían continuar, se alejaban de su objetivo y estaba, además, tomándoles más tiempo del pensado. Intentó como pudo leer los movimientos de Amaru, sabía que debía ir a la derecha pero ¿lo había visto Tobi? La nube de humo se hizo presencia impidiéndole a quien les seguía que pudieran ver su huida.

Ella había creído que solo tenía que recoger unos dulces, llevarlos a otro lado y estaba listo, pero no, aquella chica no dejaba de perseguirlos hasta que… -¿Niebla?- se dijo así misma en el momento en el que dejó de ver a los demás y se vio sola, aislada y con varias sombras que se acercaban. Todo aquel universo de imposibles se hacía presente. De repente, estaba sola y la chica había desaparecido al tiempo que se hacían presente unas sombras en medio de risas, llantos, quejidos, era abrumador. Sin embargo, su mano logró dar con la de Amaru quien le asustó pero al tiempo le alivió –Eres tu…- terminó por exhalar -¿y Tobi?- indagó sintiendo una preocupación por quien apenas conocía. –Amaru… no podemos olvidarle… además, el parque queda hacia el otro lado- dijo aun sin soltar la mano del otro. No tenía planeado perderle y le parecía mejor aquella “incomodidad” a tener que verse de nuevo sola.

Lo siguiente fue solo tirar, tirar con toda sus fuerzas hacia adelante y dar un salto para no solo ver a través de la neblina, sino pasar a través de la misma y quedar casi que por fuera de esta obvio, con Amaru aun pegado a ella salvo el otro se hubiera soltado –Vamos al parque, ahí debemos entregar los dulces y buscar a Tobi – no había acabado de hablar cuando el pequeño había podido ser visto a lo lejos en donde la anciana vivía. –Tks…- miró a Amaru -¿Estás de acuerdo?- luego de esto lo soltaría y se dispondría, de nuevo, a seguirle si aceptaba su plan.
Parámetros:

Resistencia
=
30
+
0
+
0
+
0
=
30
Fuerza
=
18
+
5
+
7
+
0
=
30
Velocidad
=
21
+
0
+
9
+
0
=
30
Percepción
=
11
+
0
+
0
+
0
=
11
Ninjutsu
=
6
+
5
+
0
+
0
=
11
Fuinjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
10
+
0
+
2
+
0
=
12
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
                                                 
Leyenda
=
BASE
+
CLAN O ARTE
+
ENTRENAMIENTO
+
EXTRAS
=
TOTAL
Técnicas Usadas:


Chakra: 400
Inventario:
Mochila (10 kg / 20 kg)

Kunai x4 (2 kg)
Shuriken x8 (4 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Sello explosivo x2 (1 kg)
Senbon x4 (1 kg)


Todo en la mente de Amaru estaba saliendo a la perfección, una buena distracción y unos compañeros atentos que se darían cuenta de su aviso, o algunos una compañera atenta, el otro era un caso perdido, de todos modos, no todo podía ser tan fácil, una extraña niebla le rodeo antes de que pudiera alejarse mucho de la intercepción, gritos, llantos, ruidos de armas contundentes y múltiples enemigos, se podía escuchar rodeándole, todo se había vuelto peor y su técnica había sido en vano, estaban de vuelta al principio, no… estaban peor que antes.

-¿Es una broma de mal gusto cierto? Y si les ataco con fuego seguramente no le pase nada… igual que a las calaveras del cementerio…- Susurraba mientras ideaba algún plan, pero fue interrumpido por alguien que agarro su mano fuerza ¿Kaname? La pelimorada le había tomado de la mano ¿enserio? Amaru no pudo evitar sonrojarse y poner una cara de todo, por suerte la poca visibilidad que entregaba la niebla fue suficiente para que la chica no se diera cuenta de aquello –Ahora me dices que queda hacía el otro lado… te lo pregunte hace un rato- Quizás tampoco fue tan malo que la niebla detuviera su carrera, quien sabe dónde hubiera llegado si no lo hacía –Cierto el idiota pequeño…- La última vez que le vio fue justo antes de lanzar la nube de humo, seguramente el tonto no se dio cuenta de la señal que Amaru le hizo y doblo hacía el otro lado, o quizás… se estampo de lleno contra la pared, seguramente había pasado la primera opción.

Kaname le tiro del brazo para intentar ir en la otra dirección, aquello los saco de la niebla o por lo menos había una niebla menos densa, igualmente el ambiente estaba extraño, los ruidos parecía seguir acercándose y mientras más quietos se quedaban, más densa se hacía la niebla a su alrededor –Esta bien…- hubiera preferido ir a dejar los dulces y luego volver por tobi o mejor que volviera solo… pero como la pelimorada quiso ir en busca del pequeño, Amaru la alcanzo y volvió a tomarla de la mano –Esta cosa parece seguirnos, así que vamos más rápido- Apuro el paso y esta vez fue el quien comenzó a tirar de su brazo, el rojizo de sus mejillas ya había desaparecido y la sensación extraña la primera vez que la pelimorada tomo su mano ya no estaba, solo pensaba en ir por tobi y salir de allí lo más rápido posible.



-Habla | //Piensa | Narra | -Hyuga Saeko

   
¡AVISO IMPORTANTE!
Shinobi's Justice


Dado que casi todos los usuarios están en su última ronda (algunos tuvieron problemas con su conexión), damos únicamente 2 días más, cerramos el día 12/11/2017.
Recomendamos a todo aquel que su compañero no le responda terminar la misión por el solo.
No aceptamos más peticiones de misiones.

RECUERDA QUE ALGUIEN DEL EQUIPO DEBERÁ DE ENTREGAR EN UN ROL EL OBJETO EN {Pincha aquí para ir al tema}





— Recolecta fantasmagórica —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node, 19:08 hrs

La nieve hace difícil vuestro camino, y aquella niebla también, no sabéis por donde camináis ni a donde vais con certeza ¿Estáis volviendo a la casa? Ni que fuera eso tan fácil, de algún modo u otro cuando salís de la espesura podéis encontrar la fría temperatura azotándoos y incluso a Tobi fuera, parece que te has equivocado y has salido por el lado menos indicado muchacho.

No podeis ver aun con demasiada claridad, la tormenta azota cada vez más fuerte, y más y más fuerte, os duelen los huesos del frío que os cala y teneis ganas de dormir y no volver nunca más a despertar, antes de caeros sobre la densa y blanca nieve podeis observar unos ojos de animal observaros ya cerca del lugar de encuentro, y de lejos aun podeis escuchar a los bulliciosos Yokais ir a por vuestros dulces, pero sin poder evitarlo, os dormis sobre la nieve.

Un rato después


Estais vivos, y abrís los ojos, veis dos rostros observándoos entre la preocupación y la pena, entre la altanería y la empatía, asi es, los feudales Miyamoto os están mirando y susurrando palabras parecidas a plegarias por vuestra mente. -Cariño, están vivos - Dijo la mujer de pelo verde, algo asqueada, que no estuvierais muertos no parecía congratulare. - Así es mi amada, ¿Ya les habías quitado los deliciosos dulces no? - Sonrió el joven a su reciente esposa y esta negó. - No los encontré. Seguro que los perdieron - Dijo con tono molesto, pero por suerte podéis escuchar la risa del joven Tsukasa, miradnos con armonía, ahora dadle los dulces.


INSTRUCCIONES
¿están listos?

—No sabéis como pero al parecer una criatura animal os ha salvado, estáis frente a todas las celebridades y os increpan los caramelos, entregarlos en el post de entrega.
—¡Felicitaciones!

Recordaros de las instrucciones básicas:

—Enlace al Bestiario.
—Se extiendo el plazo para completar la misión por 2 días más, hasta el 12/11.
—El usuario completará las instrucciones y volverá a solicitar mediante un OFF que el narrador vuelva a rolearle.
—Deberás de terminar la misión en este mismo tema y entregar el objetivo requerido, en un solo rol por usuario, no es obligatorio que todo el grupo entregue el objeto. Deberá de ser un rol ON, y no un OFF.

Regla más importante: ¡Divertíos!













¡RECOMPENSAS!
¡El evento ha finalizado! Pero no os preocupéis, la diversión esta a la vuelta de la esquina, ¡El examen chunnin está por comenzar! Pero por el momento volvemos a este maravilloso evento que ha recibido mucho apoyo, más del esperado. Nada más y nada menos que 105 mensajes solo de vosotros sin contar las narraciones del staff. 9 misiones con o sin completar, 19 narraciones del staff, lo que nos deja un total 124 mensajes nuevos para el foro, ¡Gracias a todos por la gran participación!


ITEMS


Bola de cristal:
Objeto esférico de peso casi inexistente, transparente dado que es de cristal. Dicen que si miras através de este podrás en ocasiones ver las almas o yokais a tu alrededor. Ganadores: Amaru y  Tobi Sarutobi.

Linterna de calabaza: Objeto extraño con forma de candelabro echo de calabaza, aunque en este caso por alguna extraña razón estas no caducan y parecen ser para toda la vida. Dicen que la luz que proyectan siempre señalará el sendero correcto si estas en apuros. Ganadores: Kaname Arashi y Lavi Bookman.

Cuchillo oxidado: Un pequeño filo de unos 8 centímetros que no sirve para cortar a nadie, pero parece que a las almas oscuras del Yomi les afecta un poco ser atacado con estos pequeños objetos. Ganadores: Ryuji y Jun Matsuoka

Cascabeles deteriorados: Dos pequeños cascabeles unidos por una cuerda azul, están bastante deteriorados pero han sido bendecidos por la miko del templo. Cuando estés cerca de un Yokai menores y los choques entre si, este mostrará su forma original.Ganadores: Kumi Uchiha y Amaru

Talismán desgravado: Un pequeño saco de tela de color azul, algo desgastado, hecho por la abuela conocida por venderos algunos ricos dulces. Este talisman os librará del ataque de un Yokai Menor una vez por tema si así lo deseáis. Ganadores: Taeko Uchiha y Deku Yuki.




PersonajeRolesMisionesRyousPuntosItems
Amaru1321.2504252
Kaname Arashi1311.0504251
Tobi Sarutobi817002501
Kumi Uchiha817002501
Ryuji616002001
Jun Matsuoka616002001
Taeko Uchiha515501751
Lavi Bookman515501751
Deku Yuki515501751
Li Ming804002000
Akira Senju402001000
Kazuo D402001000
Khalid V.Zhane402001000
Diarmuid Kavalier402001000
Makoto Sakuragi402001000
Alice Margatroid30150750
Kaminari30150750
Idama Namikaze20100500


Premios por actividad:


Más misiones participadas: Kaname Arashi (120 pts)
Más misiones completadas: Amaru (120 pts)
Más roles: Kumi Uchiha y Tobi Sarutobi (100 pts)

Si ganas un premio, no puedes ganar ningún otro, por ello Kami y Tobi comparten el premio (ganando la misma cantidad).
Recuerda que todas las recompensas ganadas con un personaje de rol, van directamente a tu cuenta principal.


Para solicitar vuestra recompensa, por favor, hacedlo en Solicitud de Recompensas. ¡Gracias por participar en la trama, esperamos que os hayáis divertido!



SHINOBI'S JUSTICE
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.