Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Masao saludó nada más verle. Con un amable gesto que denotaba el respeto de un hombre cansado y la experiencia de alguien que ha trabajado más de 30 años de guardabosques, comenzó a caminar por aquellas carreteras de polvo y piedras que llevaban allí más tiempo que cualquier habitante del país de la Hierba. < Era aterrador. > Comenzó a decir, con un ligero temblor en la voz. < Cuando lo vi no estaba seguro de si era real, aquello… aquello era enorme, demasiado grande para ser un animal común. > Las ramas de los árboles a ambos lados del camino se agitaban lentamente ante la brisa. Aquella calma hacía el relato mil veces más terrorífico. < No sé exactamente de qué se trataba pero… esos colmillos… lo recuerdo como si fuera ayer. > Inshun escuchaba en silencio. Ya habría tiempo para hacer preguntas, el respeto es lo más importante cuando se habla con alguien mayor y veterano. E interrumpir a alguien cuando habla es una gran falta de respeto. < Me estaba acechando, ¿sabes? Yo lo notaba. No sabía lo que era pero lo notaba. Como si algo me estuviese observando desde las sombras… a veces sueño con ello. Es horrible. > Caminaban a paso lento, mirando de un lado para otro de vez en cuando y saludando a la poca gente que se les cruzaba. < Cuando al fin lo encontré era tarde. Le vi, sus ojos brillaban entre la maleza y estaba enseñando sus dientes. Listo para saltar. Listo para despedazarte. > Se paró un momento, levantó torpemente sus harapos y mostró al joven tres largas cicatrices que recorrían desde su cuello a la cadera. < Me considero afortunado, si no le hubiese visto no tendría estas pesadillas pero… seguramente tampoco me encontraría aquí en este momento, vivo. > Se bajó la camiseta y continuó caminando, guiando a Inshun hacia una de las pequeñas granjas que sufrieron el ataque. < Logré apartarme a tiempo. Esa cosa me hubiera despedazado si llego a tardar un segundo más. Ni siquiera sé cómo conseguí salir corriendo con esas heridas. Ni por qué esa cosa no me dio caza. > La puerta a la granja estaba destrozada, unos tablones eran lo único que impedía que el ganado se saliera mientras reconstruían la entrada. < Se llevó a tres ovejas en una sola noche. Esta no es la primera familia a la que arruina, ni ha sido la última. El viernes pasado atacó una granja a pocos kilómetros de aquí. Sabemos más o menos su zona de caza pero… parece que se está moviendo al norte. Si no hacemos nada puede causar un desastre en algún pueblo. >

27 Líneas


~ (ff9900) Hablo ~ Narro ~ Pienso (ff6633)~
La maleza infinita se extendía por el suelo mientras Inshun saltaba de una rama a otra. Aquellos árboles eran perfectos, sus largas ramas se extendían hasta casi tocar el cielo, todo lo alto que les era posible en su lucha por la luz solar en aquella sobrepoblada jungla. El chirrido de los insectos y el borboteo del agua de los ríos era lo único que lo acompañaba en aquel claro día. Recordaba las palabras de Masao. La bestia debía estar en alguna parte pero buscarla en solitario era igual de difícil que encontrar una aguja en un pajar. Pero debía hacerlo de día mientras aún había luz ya que hacerlo de noche sí que sería imposible. Llevaba más de una hora dando vueltas, avanzando cada vez más al norte. Si se le había pasado no había forma de que lo supiera. Solo le quedaba rezar por lo mejor. Vio algo abajo, entre las hierbas. Era un pequeño zorro que avanzaba a velocidad de vértigo. Inshun ignoró la rama en la que iba a aterrizar y cayó en picado sobre el animal, atravesándolo con su espada al caer. Había sido una muerte instantánea. Lo agarró e improvisó un altar con unas ramas. Dio dos palmadas y les pidió ayuda a los dioses en su cacería. Continuó su búsqueda, esta vez más decidido. Trató de recordar las palabras de Masao en busca de una pista, una ayuda que le impulsara en la búsqueda pero no logró nada concluyente. Sabía que era un animal grande con prominentes colmillos y afiladas garras, algo así podría matar a un humano en un segundo y sin esfuerzo. Pero aparte de eso no le había dado ninguna descripción. Suponía que dado que se podía camuflar en la sombra su pelaje sería oscuro pero no se le ocurría ningún depredador de esas características que habitara las junglas del País de la Hierba. Se paró de golpe. Algo le seguía, o eso creía. Miró a su alrededor con atención pero no vio nada fuera de lugar. Qué extraño. Continuó su búsqueda, saltando de rama en rama. Faltaba poco para el anochecer, a lo sumo tenía dos horas de luz. Si seguía hacia el norte tendría que volver parte del trayecto en completa oscuridad, algo que no le hacía mucha gracia. Prefirió darse la vuelta. De nuevo, esa sensación, como si algo le estuviese observando. ¿Serían imaginaciones suyas? Eso quería creer. Tal vez estaba demasiado paranoico. Tal vez su imaginación le estaba jugando una mala pasada. Fuera como fuese, Inshun prefería confiar en sus instintos y mantener la guardia en alto. Solo por si acaso. Ver algo con el rabillo del ojo podía ser síntoma de que estaba demasiado intranquilo pero también podía ser algo, cualquier cosa. El chico prefería no arriesgarse. De pronto la sensación se volvió mucho más intensa, aterrizó en una explanada y se agazapó, con su centro de gravedad lo más pegado posible al suelo. Era algo, lo había visto, pero esa cosa le estaba viendo también. Miró a su alrededor, impaciente, ¿Dónde estaría? Fue entonces cuando se dio cuenta de que la selva estaba más silenciosa que de costumbre. ¿O era que su corazón estaba latiendo demasiado rápido? Se dio la vuelta, lenta y cuidadosamente y los vio. Dos enormes ojos amarillos observándole desde la maleza, listos para emboscarle.

34 Líneas


~ (ff9900) Hablo ~ Narro ~ Pienso (ff6633)~
Su cuerpo reaccionó mucho antes de que lo hiciera su cerebro, segregando grandes cantidades de adrenalina y acelerando su corazón, aumentando su riego sanguíneo y tensando todos los músculos. Antes de que Inshun se diera cuenta ya había agarrado su Ninjato con una mano mientras saltaba hacia atrás. La bestia se abalanzó contra él, saliendo de la espesura y dejándose ver. Era... ¿un jaguar? Pero algo no estaba bien, era más grande de lo normal y, lo más notorio, era completamente negro. Había oído leyendas de enormes felinos idénticos a jaguares pero con una coloración totalmente oscura en el pasado. Nunca le había dado más importancia de la que necesitaba ya que, aun peligrosos, dichos animales no depredan personas a menos que estén muy hambrientas o entren en su territorio, un territorio que se lleva haciendo más pequeño desde la aparición de los insectos gigantes. ¿Era esto un jaguar? Seguía siendo demasiado grande, ¿cuánto pesaría? Si lograba golpearlo con esa masa… lo mejor que le ocurriría serían unas cuantas costillas rotas. El animal se lanzó hacia él, era demasiado rápido, si no hacía algo el jaguar lo atraparía. Se paró en seco un segundo y realizó su técnica del destello de escape, asestando lo que parecía ser un golpe a los ojos del animal. Este instintivamente se achantó, saltando hacia un lado e Inshun aprovechó este momento para retroceder y poner toda la distancia posible entre él y la bestia. “¡Tengo que correr, tengo que correr, correr correr correr!” Pensaba mientras comenzaba a saltar de una rama a otra, pero sabía que no era lo suficientemente rápido. Tarde o temprano lo alcanzaría. Tenía todos los sentidos alerta sin siquiera quererlo, su corazón se sentía como si fuera a saltarle del pecho y le costaba pensar en otra cosa que no fuera correr. “Tengo que matarlo maldición.” Recordó su misión y miró hacia atrás. Nada. Y tras un segundo de confusión lo vio encima suya, cayendo desde arriba. Se echó hacia un lado, perdiendo el equilibrio y cayendo de la rama. Se agarró a una mientras caía y la usó para impulsarse hacia otro árbol, utilizando chakra para sujetarse a la superficie y luego saltando a otro hasta bajar al suelo. Debía tener cuidado, el animal tenía la ventaja de estar por encima y poder saltarle de cualquier lado. Se concentró en regular su respiración, de la que había perdido completamente el control. “Tranquilo, tranquilo” Miraba a su alrededor con cuidado, siempre había tenido una percepción extraordinaria. Lo vio, durante una fracción de segundo vio el cuerpo negro del jaguar deslizarse entre las ramas. Inmediatamente le lanzó un kunai, haciéndole saltar de su escondrijo y lanzarse a por él. Reprimiendo lo mejor que podía su instinto de salir corriendo se lanzó a la cara de la bestia y se apartó en el último momento, tratando de ponerse a su espalda y tener alguna oportunidad. El animal, sin embargo, tenía una vista sumamente afilada y lo vio hacer la maniobra, girándose nada mas Inshun se colocaba detrás suya. “¡Mierda mierda mierda no puedo hacerlo!” Pensó mientras veía como el jaguar se giraba hacia él. En ese momento se dio cuenta de que estaba fuera de la espesura, en una de las muchas carreteras del País y en un intento desesperado arrastró la pierna por el suelo con fuerza tratando de levantar una nube de polvo. Su plan funcionó pero aunque el polvo le había cubierto, escondiéndolo de su enemigo, también había bloqueado completamente su visión. Entrando en pánico lanzó un tajo hacia la nube, fallando completamente el golpe pero partiéndola por la mitad unas décimas de segundo. Allí lo vio, el animal había retrocedido un poco y no se esperaba que Inshun fuera a salir de la nube de frente. En vez de retroceder ante el errado corte aprovechó esa inercia para dar una vuelta sobre sí mismo y se lanzó a por el animal con la Ninjato en mano. A la bestia no le dio tiempo a retroceder pero no iba a caer tan fácil. Mordiendo la hoja de la espada con la mandíbula mitigó el golpe y atrapó el arma de Inshun. El chico estaba cada vez más desesperado pero sabía que si soltaba su espada sería el final. Apoyándose firmemente en el suelo comenzó a mandar un flujo de chakra hacia la hoja haciéndola más afilada y penetrante hasta finalmente soltarse de los dientes del jaguar y cortarle la mandíbula. La bestia parecía dolida pero no iba a retroceder ni un paso y aprovechó que el chico bajó la guardia para propinarle un potente zarpazo que lo mando volando contra un árbol cercano. El chico se había quedado sin respiración del golpe. Este podría ser el fin de Inshun.

50 líneas


~ (ff9900) Hablo ~ Narro ~ Pienso (ff6633)~
L-..ta…” El joven, tumbado contra el árbol apenas podía mantener los ojos abiertos. “L-v…nta…” S cuerpo se veía pesado, apretó la mano para ver si aún podía notar el mango de su espada. “L-…anta-t” Sus oídos pitaban, un sonido monótono e irritante que se fue apagando lentamente. Entonces. Un rugido. “LEVANTATE” Sus ojos se abrieron de golpe e incluso sus huesos resonaron dolorosamente mientras veía al enorme animal rugir delante suya, furioso y dolorido. El jaguar tenía un corte en la mandíbula que le impedía cerrar la boca. Inshun se levantó lentamente apoyándose contra el árbol. Varias de sus costillas estaban rotas, o eso es lo que creía. Si se movía demasiado existía la posibilidad de que un trozo de hueso perforara uno de sus pulmones. Eso es, claro está, si aún podía moverse. El animal continuaba rugiendo, un grito de dolor, de rabia, que resonaba por toda la jungla reverberando en forma de eco. Todo el bosque podía escuchar el dolor de la bestia, su ira. Parecía ignorar a Inshun, quizá pensaba que lo había matado, ni siquiera miraba en su dirección. El chico logró ponerse en pie, sujetando la espada con ambas manos, y pensó en una forma de salir de esta. No la había. Esa era la conclusión a la que había llegado. Su cuerpo estaba demasiado dañado como para correr la distancia necesaria sin que el animal le atrapara y dudaba mucho poder derrotarle en un combate en estas condiciones. El jaguar había perdido su mordida, pero aún le sobraban maneras de acabar con el joven. Si quería salir con vida debía herirlo y escapar, todo en el menor tiempo posible. Si el combate se alargaba no tendría posibilidad alguna. Escupió sangre, y bajó su centro de gravedad agachándose un poco. El animal se había dado cuenta. Se giró hacia Inshun, lanzando un último rugido que le hizo rechinar los dientes. “Es vida o muerte” Se dijo. “Es uno u otro” Pensó. “Uno de los dos debe morir” La bestia saltó hacia el chico. Su corazón dejó de latir, su sudor pareció evaporarse, su mirada estaba fría, calmada, inexpresiva, como si no fuera humano. Y entonces… nada. Con la mente en blanco del pánico su cuerpo se movió solo. Dirigió el reflejo de su hoja hacia los ojos del animal y justo antes de ser golpeado con un hábil movimiento se colocó a su espalda. Una luz azulada emanó del filo mientras este se deslizaba en un arco hacia el estómago de su enemigo, la hoja penetró la piel, la carne y los órganos sin oponer casi resistencia hasta llegar al costillar. Con una súbita sacudida la bestia lanzó a Inshun por los aires, quedando la espada atascada en medio de una costilla. Cuando el chico por fin recuperó la razón y sus sentidos vio al animal tratando de mantenerse en pie mientras sus tripas se esparcían por el suelo y su Ninjato clavada en un lado del pecho. ¿Qué había pasado? No era la primera vez que ocurría pero, ¿cómo? Recordaba qué había hecho, sabía la maniobra que había ejecutado pero no recordaba exactamente cómo lo había hecho. El jaguar dio un paso, perdiendo cada vez más sangre. Estaba herido de muerte, no podía cerrar la boca y arrastraba sus tripas tras de sí, pero no se rendía, quería seguir luchando. “Que bello animal…” Se dijo Inshun mientras lo miraba con asombro. Finalmente la bestia cayó, con un último rugido que parecía más de pena que de furia. Al fin se había calmado. Inshun recuperó su Ninjato y encontró el kunai que había lanzado antes tirado no muy lejos. Cortó la cabeza del jaguar ya que no podía llevar el cuerpo entero y se lo llevó consigo a donde vivía Masao, quien había estado rezando para el éxito de su misión. Mientras recibía las gracias del buen hombre notaba temblores y sudor frío, debía ir al hospital cuanto antes. “Debo empezar a entrenar mi cuerpo” Pensó.

40 líneas


~ (ff9900) Hablo ~ Narro ~ Pienso (ff6633)~
Misión realizada:
Nombre: El guardabosque
Rango de la misión: C.
Paga de la misión: 450 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Kusagakure no sato.
Número de post: 60 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Masao Kaburagi es un hombre que ha trabajado desde hace muchos años como guardabosques en el País de la Hierba, sin embargo, ahora ya no es como antes, la edad le está pasando factura y ya no puede cuidar de los terrenos como antaño. El bueno de Masao pide la ayuda de un shinobi capacitado para hacer frente a un pequeño contratiempo. Al parecer hay una bestia que campa a sus anchas y que va acabando con el ganado de los lugareños. Poco se sabe de la bestia, salvo que tiene unas garras enormes y afilados colmillos. Tu objetivo es fácil de entender: acaba con la bestia.

Líneas requeridas: 60
Total de lineas realizadas: 27 + 34 + 50 + 40 = 151
Líneas sobrantes: 91

Petición de stats:
-Técnica del paso fantasma: 15 líneas
-Cortahumos: 15 líneas
-Resistencia de 1 a 5 (4 puntos): 15 líneas por punto: 60 líneas

Líneas sobrantes: 1


~ (ff9900) Hablo ~ Narro ~ Pienso (ff6633)~
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.