Últimos temas
» Misiones rango C
Miér Sep 05, 2018 2:38 pm por Staff SJ

» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recordaba perfectamente la última vez que había visitado el país de la hierba, y la anterior también. Ambas se habían grabado en mis recuerdos, y no podría olvidarlo nunca. Era un lugar mágico a su propio y retorcido modo. Los extensos y húmedos bosques que se extendían por millas, tan densos que era imposible ver muy lejos, albergaban en su interior una extensa diversidad de especies, algunas más peligrosas que otras, en cuya cúspide alimenticia se encontraban los horribles yokai. Demonios enormes, horribles, que habían tomado la forma de insectos gigantes en esos bosques. Su motivo era desconocido, sin embargo estaba segura de algo, era mejor no averiguarlo.

Mi rostro se ocultaba tras una máscara completamente blanca que solo mostraba mis ojos marrones, con el cabello recogido por una coleta, casi imperceptible oculto bajo una capucha oscura. Ocultaba mi cuerpo detrás de una negra toga que hacía imposible distinguir si era hombre o mujer. Cubriendo la toga una armadura ligera de cuero. En una ocasión normal no la llevaría a ese tipo de misiones, sin embargo una criatura con garras podría ser un desafío si no tenía cuidado. Sentía frío. No era el mismo frío que se podía encontrar en el país de los volcanes. Este era más cargante, húmedo, lo que hacía que el frío se retuviera en mi cuerpo y me hiciera tener escalofríos. Sentía más frío en mi hombro, donde se encontraba la banda de mi aldea, mostrando que era de la aldea oculta entre el sonido.

Estaba en el lugar indicado por la misión, a las afueras de la aldea oculta entre la hierba. La tierra se hallaba cubierta de sangre, vísceras, y los cuerpos de animales. Era un desperdicio. Hubieran sido un modesto sacrificio para un dios.

Era una misión simple. Se debía encontrar a un animal que estaba diezmando animales por la zona, pues el guardabosques no se valía por sí mismo. No iba a hacer esta misión en solitario como estaba acostumbrada. En su lugar se me iba a enviar apoyo, por si era más peligrosa de lo que debía ser, o quizás solo por formalismo. Si no fuese una misión de esta categoría no me agradaría, pero al tratarse de algo completamente desconocido… prefería no quejarme. Dos personas hacen más ruido, llaman más la atención, pero quizás viniera bien en ese caso. Permanecí en pie, en frente del bosque que debíamos investigar.

Misión:
Nombre: El guardabosque
Rango de la misión: C.
Paga de la misión: 450 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Kusagakure no sato.
Número de post: 60 líneas. (Calibrí,11).
Descripción: Masao Kaburagi es un hombre que ha trabajado desde hace muchos años como guardabosques en el País de la Hierba, sin embargo, ahora ya no es como antes, la edad le está pasando factura y ya no puede cuidar de los terrenos como antaño. El bueno de Masao pide la ayuda de un shinobi capacitado para hacer frente a un pequeño contratiempo. Al parecer hay una bestia que campa a sus anchas y que va acabando con el ganado de los lugareños. Poco se sabe de la bestia, salvo que tiene unas garras enormes y afilados colmillos. Tu objetivo es fácil de entender: acaba con la bestia.



OFF: 25 LÍNEAS.


PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN
Los pasos de Wakaba se escuchaban andar a un ritmo tranquilo por las calles de Kusagakure, llevaba puesto uno de sus tantos kimonos costosos, y unas sandalias altas que parecían hacerle el trabajo más difícil. Iba con los brazos cruzados, y una expresión de aburrimiento en el rostro. Pese a su semblante tranquilo, iba tarde a encontrarse con su compañero de equipo.

Le resultaba molesta dicha misión. Ciertamente no estaba del mejor humor. Esperaba que, tras acabar su misión que le llevo al país de hierba, iría de vuelta tranquilamente hacia Suna. No contó jamás con la asignación de una nueva misión, reteniéndola más tiempo, y sin su querido hermano. Se sentía extraña, expuesta, sin su presencia pacifica al lado suyo. Siempre era bueno contar con el modus madre que podía adquirir Yutaka de un momento a otro. Además, él era bueno para socializar y la mayor parte del tiempo él establecía la comunicación entre todos los miembros de las misiones, pero sin él… le iba a resultar problemática dicha tarea.

Bufó molesta. En su mente pasaban tantas cosas, y todas le ponían de peor humor cada vez un poco más. ¿Qué pasa si la bestia fuese más peligrosa de lo que aparentaba? ¿o si resultaba herida? ¿o si su compañero resultaba herido? ¡Demasiadas cosas en que pensar! Lo mejor era relajarse de la mejor forma que conocía. Tabaco.Sacó su pipa de entre los pliegues de su kimono, agregó un poco de tabaco y lo prendió con la cálida llama de un cerillo. Caló fuertemente hasta asegurarse que la sustancia había entrado lo suficiente a su sistema respiratorio, y tras unos segundos lo expulsó suavemente. Su semblante se relajó. Sí… mucho mejor.

Unos minutos más tarde visualizó la entrada a la aldea. Al acercarse notó que, quién creyó que era su compañero, ya estaba allí, sereno, con una máscara bastante extraña. ―No me digan que me tocó con otro ratito…― se quejó con ella misma, sin interrumpir su camino.

Al llegar frente a él lo miró expectante de arriba a abajo. Claramente esperaba que le dijera algo.―Es por allí, ¿no?― preguntó y señaló con el dedo al interior del denso bosque que se levantaba imponente frente a ellos. Wakaba sonrió con nostalgia. Recordaba partes de su pasado ubicadas en ese mismo bosque. Lo cierto es que lo conocía bastante bien junto con toda la flora y la fauna. ¡Cómo le hubiera gustado que Yutaka estuviera allí con ella! Le gustará escuchar lo acontecido a su regreso.

OFF: 24 lineas.



No sé todavía muy bien por qué, pero cuando vi a esa persona caminar hacia mi me sentí decepcionada. Bastante decepcionada había que añadir. Me esperaba al típico niño que no había hecho una misión jamás, de metro y medio, traje de un color llamativo, actitud terca, y poco respeto. En su lugar era un adulto. Simple y llanamente un adulto, o al menos lo parecía desde fuera. Extraños adornos semejantes a cuernos de animales se alzaban sobre su cabeza, si deseaba pasar inadvertido, seguramente nunca lo lograría, no con esos cuernos. Lo curioso era que parecían reales, como si no fueran un simple ornamento. En su frente se podían ver dos puntos rojos. Me sonaban. Me resultaban vagamente familiar pero no sabía exactamente por qué. ¿Sería la insignia de alguna casa noble tal vez? Por sus vestimentas perfectamente podía ser de alta alcurnia, o al menos un ladrón bastante bueno, o un oportunista, que a grandes rasgos eran lo mismo.

Ante su pregunta me limité a asentir, todavía apoyada en el árbol. Permanecí unos segundos quieta, todavía sin moverme, reflexionando sobre cual sería el mejor modo de atrapar a esa criatura. Noté una sonrisa en su rostro que no supe interpretar. Me limité a caminar hasta los restos más cercanos al ver como se quedaba inmóvil ante el bosque. Cuanto más tiempo perdiéramos más tiempo le daríamos a la criatura para causar estragos. Quizás lo siguiente no fueran animales, sino personas, fieles creyentes.

El gran bosque cubría una gran cantidad de terreno derredor de la aldea, quizás demasiado para que dos ninjas buscaran por su cuenta a una bestia sin ninguna pista. Por suerte los restos que se habían encontrado no estaban muy lejos, apenas a unas pocas decenas de metros, demasiado cerca de la aldea. Podías verlo si te fijabas detenidamente en el bosque. De un árbol asomaba la sangre como una hilera carmesí, manchando la tierra. También se podían observar restos de carne. De no ser por ese detalle se podría pasar por el lado casi sin percatarse, salvo por el olor.

Al llegar allí me agaché en frente de los restos, sin pisar la sangre para no mancharme ni alterar el escenario. Parecían los restos de un ciervo grande. Su cuerpo estaba dividido en cinco, destrozado completamente. Sus heridas parecían producidas por garras muy afiladas, que cortaron su cuerpo con mucha facilidad. De ellas unas blancas larvas comenzaban a salir, indicando que la criatura llevaba muerta al menos un día y medio. Al menos habían pasado veinticuatro horas desde su muerte. Toqué su cuerpo, apretándolo suavemente. Estaba rígido. Miré al rededor, agachada para ver más cerca el suelo, buscando huellas de la criatura.

OFF: 29 LÍNEAS.


PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.