Últimos temas
» Probando lanzada de dados
Dom Jul 22, 2018 5:34 pm por Staff SJ

» [Juego] Ojalá
Vie Jul 06, 2018 9:58 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Grita lo más fuerte que puedas
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Vie Jul 06, 2018 9:57 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Existencialismo
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Róbame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Staff SJ

» [Juego] 1000 mensajes
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] Emparejame
Vie Jul 06, 2018 9:56 am por Diarmuid Kavalier

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Vie Jul 06, 2018 9:55 am por Diarmuid Kavalier

Te_extranamos!
¡GUÍAS DEL FORO!
¡Hay más guías, no olvides usar la ruedita del ratón!
GUÍA BÁSICA
GUÍA AVANZADA
AMBIENTACIÓN
GUÍA ECONÓMICA
GUÍA OPCIONAL
RECURSOS
X
Discord

BIENVENIDO
AWARDS
Bienvenido al foro de Shinobi’s Justice, esperamos que tu estancia en el foro sea agradable y lo encuentres entretenido.

Shinobi’s Justice es un foro de rol interpretativo basado en el mundo y la ambientación de Naruto, donde el usuario tiene total libertad para crear el personaje que desee, sin que le falte rol.

El foro posee un equilibrado sistema de subida de parámetros y rangos que permite que se vea una progresión constante, e infinidad de opciones para que el personaje sea único. ¡Te invitamos a comprobarlo por ti mismo!
El ocaso cae en Daichi, y la noche comienza a reinar. En el palacio del feudal, tras meses de planficación, Hikari Aika, feudal de la nación del fuego, aliada con las naciones de la nieve y la tierra, acuerdan terminar definitivamente con los estados practicantes del Shuha Shinto. Los soldados marchan, liderados por sus mejores generales y con pertrechos suficientes para entrar en una cruel guerra. Samuráis, soldados, y ninjas han sido llamados por igual. La guerra se ha desatado, solo queda esperar que no lo consuma todo.

Sin embargo Hikari Aika no marcha con sus tropas. Por primera vez, decide quedarse en su palacio, rezando en el templo de Amaterasu. Es el día de su veinticinco cumpleaños, y espera pacientemente a una sombra del pasado.


♦️
ENLACE AL ÍNDICE DE TRAMAS
♦️
Es la estación del año más cruel y desgarradora, comprendida entre otoño y primavera. Comienza el día 13 de Node y termina el último día de Gami.

Los días ahora tienen tan solo ocho horas de luz al día, disminuyendo cada vez más cuanto más avance la estación, llegando hasta tan solo cinco horas de luz. La temperatura baja en todas las regiones de Daichi, volviéndose un clima frío, desolador. Los días en la Nación del Viento ahora son más agradables, sin embargo al caer la noche el frío se vuelve casi tan insoportable como en la Nación de la Nieve, la cual, ahora experimenta constantes tormentas que cubren todo el país, salvo en la península. Todas las naciones se resguardan ahora del frío, pues los días y las noches son insoportables. Se dice que en los inviernos los yokais proliferan y cubren más el mundo de los humanos.

Precipitaciones constantes en forma de nieve, lluvia, o granizo, descargando en forma de tormentas de nieve cuando el frío se vuelve insoportable, o incluso en granizo en la Nación de la Nieve. Cuanto más se acerca a la primavera, menos frío hará, sin embargo eso no quita lo horrible que de las precipitaciones, que dependiendo del año algunas islas de la Nación del Agua pueden inundarse, y los refugiados ir a la capital hasta que termine la estación.

Los árboles pierden sus hojas hasta quedar en solo un tronco cubierto de nieve, en el mejor de los casos la nieve cubre las hojas y estas aguantan hasta primavera. Sin embargo las bosques de las Naciones del Fuego y la Hierba logran aguantar estas horribles temperaturas sin perder apenas hojas, algo que otros países no logran entender.
¡Bienvenidos a Daichi Magazine, la revista oficial de Shinobi's Justice! En esta revista podréis encontrar entrevistas a diversos usuarios ganadores de awards o cuya participación en una trama haya decantado la misma. Resúmenes de tramas y eventos, y anuncios anticipados de tramas próximas. ¡Si quieres verlas todas, solo haz click en la imagen que hay debajo!

Daichi Magazine
¡Ha habido una enorme actualización en el foro! Ya ha pasado un año desde que abrimos nuestras puertas para mostrar Daichi y todo aquello que lo engloba este pequeño universo, y queremos agradeceros a todos por apoyarnos en este ambicioso proyecto.

♦️
Como habéis podido observar la estética del foro ha sufrido un cambio bastante importante con respecto a la que hemos tenido el pasado año. La gana de colores claros ha dado lugar a una combinación cromática nueva, usando colores que permitan un mayor contraste.

♦️
Modificada la guía de ambientación y cronología, dejando enlaces, descripciones y todo mejor redactado en un solo lugar. Añadido el F.A.Q ambientativo a esta misma guía.

♦️
Nuevo tablón de anuncios que condensa toda la información que había anteriormente en el anterior, más la propia del banner.

♦️
Modificadas las técnicas básicas de la academia para un mejor balance, añadida la técnica de invocación.

♦️
Han sido añadidas las historias y modificado por completo los resúmenes de los 31 clanes y artes que tiene el foro.

♦️
Creado el sistema de profesiones que tanto se pedía, sin embargo este es añadido como algo narrativo y con lo que ganar un poco de dinero. ¡Tenéis más de 100 puestos para escoger!

♦️
El inventario ha cambiado por completo, siendo un precioso y útil código creado por nuestro diseñador, que facilitará mucho las cosas de ahora en adelante.

♦️
Añadida la raza ''Poseído''. que efectivamente hace que en un porcentaje un ser del otro mundo os posea y tome control sobre ciertas acciones.

¿Por qué no te animas a verlo todo por ti mismo? ¡Solo tienes que hacer click a este enlace!

Trama
Estación actual
Kages
Staff
Daichi Magazine
Actualizaciones
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
DIRECTORIO {14 / 28}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 30/03/2018
HERMANOS {8 / 8}
ÉLITE {54 / 72}
Crear foro FINAL FANTASY: Zero Expectro Patronum Crear foro Crear foro
DIRECTORIO {14 / 16}
NUESTRAS REDES SOCIALES

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 10/04/2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo




— EL FESTIVAL ODAYABASU —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node

Era un día apacible y calmo. La suave brisa otñoñal mecía la verde y levemente húmeda hierba que se extendía por el horizonte, formando un campo verde cubierto de rojo, ocre, y amarillo debido a las hojas de los árboles cercanos. Las zonas donde menos árboles habían permanecían verdes debido a la humedad de ese lugar. Grandes y robustos árboles muy separados entre sí se alzaban más de una decena de metros hacia el cielo, parecía como si pudieran acariciarlo si estirasen una de sus múltiples ramas. La sombra que proyectaba permitía refugiarse a los cansados, y a aquellos que desearan relajarse y observar el suave cielo celeste, cuyas nubes blancas y esponjosas se movían con lentitud.

En medio de ese campo, un templo de piedra blanca se levantaba sobre tres grandes columnas. El templo medía más de sesenta metros hacia los lados, cuarenta hacia el frente, y quince de alto. En la entrada una gran estatua de una mujer que levantaba una espada hacia el cielo. A su lado izquierdo una adolescente que medía poco más de la mitad, y a su derecha un hombre corpulento cuyo rostro se hallaba oculto tras pinturas blancas y negras. Su cabello era tan largo que llegaba hasta sus rodillas. Es uno de los templos más importantes del país del rayo, pues es un homenaje tanto a la diosa del sol Amaterasu, como a la diosa de las competiciones, Hinode, y al dios de las bromas, Akutare, ambos hijos de Amaterasu.

A apenas veinte metros del templo, hacia el este, un lago casi tan grande como el mismo templo, en cuyo interior pueden verse peces de diferentes especias. Las orillas eran verdes, pero cuanto más te alejabas más rojo y anaranjado se volvía el campo. Se dice que es el hogar de un gran dragón que solo sale las noches de luna llena del mundo de los sueños, pero pueden ser solo cuentos. Antaño era tradición poner un pequeño barco de madera en el lago para pedirle al dragón que cuidara de los sueños de sus hijos, sin embargo en algunas ocasiones habían tantos barcos que resultaba molesto, por lo que ahora solo rezan en la orilla del lago.

El lugar estaba repleto de campesinos, comerciantes, y nobles que habían acudido a rendir homenaje a los seres celestiales que habitaban Daichi; a los dragones, aquellos que cuidaban del sueño de sus hijos, a las kitsunes, seres que habitan los bosques y ayudan a los viajeros de forma desinteresada, a los tanukis, quienes entregan riquezas a los hombres que las merecen. Al ser de diversas religiones, se habilitaron capillas alrededor del templo para las diferentes prácticas religiosas, permitiendo un lugar privado para que los miembros del Shuha Shinto sacrifiquen animales que sean de su propiedad en homenaje a los dioses en privado, sin miradas ajenas. El sacrificio humano está prohibido en esa celebración.

Rodeando el campo y las capillas podía verse algo semejante a un pequeño pueblo levantado de la nada, gracias al trabajo y el dinero de los dos nobles hermanos responsables de este evento. Unos puestos y pequeñas casas de madera construidas rápidamente para albergar a los visitantes, así como una extensa cantidad de tiendas comerciales, atracciones, y lugares de alto estatus privados para los nobles y comerciantes más ricos, si deseaban intimidad. Las tiendas eran variadas, iban desde comida, pasando por pequeñas baratijas y talismanes que servían de ornamento a auténticos productos de calidad: seda de primera, delicias culinarias, y objetos exóticos para los más adinerados. Para evitar la exclusión social no podían haber más de dos negocios de comerciantes adinerados a más de seis metros el uno del otro, de esa forma se evitaban las zonas para ricos, y las zonas para pobres.

Se podían escuchar las risas, jarras chocando las unas con las otras, y el ruido típico de una celebración de ese calibre. Los niños correteaban por el campo jugando mientras sus padres los vigilaban a una distancia prudencial. Como medida de precaución un pequeño destacamento del ejército de la nación del rayo guarnecía los alrededores, junto a unos pocos soldados de la nación del agua. Según se decía incluso algunos feudales habían asistido a esa celebración para reunirse con los hermanos responsables de esta gran celebración.


INSTRUCCIONES:

—No se permite el doble post, pero sí se permiten roles superiores a 60 líneas (puede ignorarse esta regla en el evento).

—Para participar se debe haber posteado en las inscripciones. ¡Es solo postear y listo!

—¡Puedes probar suerte en la lotería! Al entrar te han dado tickets por valor de 1.250 ryous que solo puedes gastar en el casino. Puedes lanzar el dado “[Festival] ¡Lotería!” y ver qué te toca una vez por rol. No hay límite. Cuando acabe el evento, el dinero que hayas obtenido con los tickets se te sumará al tuyo (sin contar lo que quede de los 1.250 originales). Si tienes mala suerte, puedes usar tu propio dinero si te quedas sin nada.

—¡Es hora de divertirse! ¿Por qué no pruebas que pasa si usas el dado "[Festival] Diviértete”? ¡Podrían ocurrir cosas interesantes!

—Podrías probar los juegos típicos de Daichi. Usando el dado “[Festival] ¡Juegos!” podrás jugar uno de los diferentes juegos aleatorios. Solo tendrás que tirar el dado correspondiente iniciar el juego. Puedes directamente elegir uno de los juegos si prefieres y tirar el dado directamente. Algunos juegos pueden jugarse solo, y otros en grupo. ¡Leed bien antes de decidir! Si decidís jugar con otra persona, se siguen las reglas estipuladas ahí.

Hanetsuki
Shibara
Take-Uma
Daruma-Otoshi


¿Cómo puedo tirar un dado? En previsualización hay una opción debajo del recuadro donde escribimos el texto llamado “lanzamiento de dados”. Solo seleccionamos el dado que queramos y posteamos.

—Como regla es OBLIGATORIO que todos los dados se tiren en este tema. No se debe rolear, solo poner ahí el dado para evitar llenar el tema de dados y que sea difícil seguir los roles. Si se olvida una vez no hay problema, sin embargo para poder seguir mejor el evento sería aconsejable.




 



ENTRENAMIENTOS ESPECIALES {RANGO D} — CON SAIGO UZUMAKI




Comenzó a escarbar en sus recuerdos, tratando de buscar hasta el último detalle de su entrenamiento ninja en la aldea oculta entre la nieve, y para su sorpresa no encontró nada especialmente relevante que no pensara que otras aldeas tuvieran. Les enseñaron a sobrevivir en la nieve, a acostumbrarse a aquel horrible clima al que Diarmuid todavía no había logrado hacerse completamente. La infiltración era, si se le permitía opinar, la asignatura más importante que un ninja debía saber. No solía utilizarse a los ninjas como guardaespaldas, protectores, o justicieros, sino como lo que realmente eran:Saboteadores, ladrones, espías, asesinos si cabía.

No sé como será en otras aldeas, pero no creo que hiciera falta más cualidad que el interés en ser un ninja. No todos los que entran a la academia son miembros de algún clan, ni tienen un don natural. A fin de cuentas es una academia de formación. Allí se enseña desde cero, y depende de ti en lo que te conviertas.

Cuando él había llegado a la aldea conocía un poco de fuinjutsu, por lo que le había sido bastante fácil adaptarse rápidamente y ponerse al día. Nunca se consideró un alumno aventajado, pero sí uno que sabía lo que quería, cuando lo quería, y cómo lo quería. Ese debía ser el secreto para él. Ponerse un objetivo y cumplirlo. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento.

No sé como será en otras aldeas, pero no creo que hiciera falta más cualidad que el interés en ser un ninja. No todos los que entran a la academia son miembros de algún clan, ni tienen un don natural. A fin de cuentas es una academia de formación. Allí se enseña desde cero, y depende de ti en lo que te conviertas.

Cuando él había llegado a la aldea conocía un poco de fuinjutsu, por lo que le había sido bastante fácil adaptarse rápidamente y ponerse al día. Nunca se consideró un alumno aventajado, pero sí uno que sabía lo que quería, cuando lo quería, y cómo lo quería. Ese debía ser el secreto para él. Ponerse un objetivo y cumplirlo. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento.

No sé como será en otras aldeas, pero no creo que hiciera falta más cualidad que el interés en ser un ninja. No todos los que entran a la academia son miembros de algún clan, ni tienen un don natural. A fin de cuentas es una academia de formación. Allí se enseña desde cero, y depende de ti en lo que te conviertas.

Cuando él había llegado a la aldea conocía un poco de fuinjutsu, por lo que le había sido bastante fácil adaptarse rápidamente y ponerse al día. Nunca se consideró un alumno aventajado, pero sí uno que sabía lo que quería, cuando lo quería, y cómo lo quería. Ese debía ser el secreto para él. Ponerse un objetivo y cumplirlo. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento.

No sé como será en otras aldeas, pero no creo que hiciera falta más cualidad que el interés en ser un ninja. No todos los que entran a la academia son miembros de algún clan, ni tienen un don natural. A fin de cuentas es una academia de formación. Allí se enseña desde cero, y depende de ti en lo que te conviertas.

Cuando él había llegado a la aldea conocía un poco de fuinjutsu, por lo que le había sido bastante fácil adaptarse rápidamente y ponerse al día. Nunca se consideró un alumno aventajado, pero sí uno que sabía lo que quería, cuando lo quería, y cómo lo quería. Ese debía ser el secreto para él. Ponerse un objetivo y cumplirlo. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento.

No sé como será en otras aldeas, pero no creo que hiciera falta más cualidad que el interés en ser un ninja. No todos los que entran a la academia son miembros de algún clan, ni tienen un don natural. A fin de cuentas es una academia de formación. Allí se enseña desde cero, y depende de ti en lo que te conviertas.

Cuando él había llegado a la aldea conocía un poco de fuinjutsu, por lo que le había sido bastante fácil adaptarse rápidamente y ponerse al día. Nunca se consideró un alumno aventajado, pero sí uno que sabía lo que quería, cuando lo quería, y cómo lo quería. Ese debía ser el secreto para él. Ponerse un objetivo y cumplirlo. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento. Eso le hizo pensar en su misión. Lo cierto era que su compañero tenía razón. Debían encargarse de eso con perspectiva, y lograr ayudar a ese alumno a convertirse en un shinobi. Según el papel ese aspirante a ninja se encontraría en los campos de entrenamiento.







PARÁMETROS:

Resistencia
=
20
+
0
+
5
+
0
=
25
Fuerza
=
20
+
0
+
5
+
0
=
25
Velocidad
=
20
+
5
+
0
+
0
=
25
Percepción
=
25
+
5
+
0
+
6
=
36
Ninjutsu
=
1
+
0
+
4
+
0
=
5
Fuinjutsu
=
10
+
0
+
0
+
0
=
10
Genjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Kenjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Taijutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1
Iryoninjutsu
=
1
+
0
+
0
+
0
=
1


INVENTARIO:


PESO (11'5 / 20) kg

Kunai x3 (1,5 kg)
Shuriken x5 (2,5 kg)
Bomba de humo x2 (2 kg)
Bomba de luz x1 (1,5 kg)
Bomba pimienta x1 (0,5 kg)
Cuerda de alambre x1 (0,5 kg)
Pergamino de sellado x1 (1 kg)
Pergamino de invocación x1 (2 kg)



Título del post

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit, sed quia consequuntur magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt. Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem. Ut enim ad minima veniam, quis nostrum exercitationem ullam corporis suscipit laboriosam, nisi ut aliquid ex ea commodi consequatur? Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem eum fugiat quo voluptas nulla pariatur?

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit, sed quia consequuntur magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt. Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem. Ut enim ad minima veniam, quis nostrum exercitationem ullam corporis suscipit laboriosam, nisi ut aliquid ex ea commodi consequatur? Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem eum fugiat quo voluptas nulla pariatur?
© HARDROCK




— EL FESTIVAL ODAYABASU —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node

Era un día apacible y calmo. La suave brisa otñoñal mecía la verde y levemente húmeda hierba que se extendía por el horizonte, formando un campo verde cubierto de rojo, ocre, y amarillo debido a las hojas de los árboles cercanos. Las zonas donde menos árboles habían permanecían verdes debido a la humedad de ese lugar. Grandes y robustos árboles muy separados entre sí se alzaban más de una decena de metros hacia el cielo, parecía como si pudieran acariciarlo si estirasen una de sus múltiples ramas. La sombra que proyectaba permitía refugiarse a los cansados, y a aquellos que desearan relajarse y observar el suave cielo celeste, cuyas nubes blancas y esponjosas se movían con lentitud.

En medio de ese campo, un templo de piedra blanca se levantaba sobre tres grandes columnas. El templo medía más de sesenta metros hacia los lados, cuarenta hacia el frente, y quince de alto. En la entrada una gran estatua de una mujer que levantaba una espada hacia el cielo. A su lado izquierdo una adolescente que medía poco más de la mitad, y a su derecha un hombre corpulento cuyo rostro se hallaba oculto tras pinturas blancas y negras. Su cabello era tan largo que llegaba hasta sus rodillas. Es uno de los templos más importantes del país del rayo, pues es un homenaje tanto a la diosa del sol Amaterasu, como a la diosa de las competiciones, Hinode, y al dios de las bromas, Akutare, ambos hijos de Amaterasu.

A apenas veinte metros del templo, hacia el este, un lago casi tan grande como el mismo templo, en cuyo interior pueden verse peces de diferentes especias. Las orillas eran verdes, pero cuanto más te alejabas más rojo y anaranjado se volvía el campo. Se dice que es el hogar de un gran dragón que solo sale las noches de luna llena del mundo de los sueños, pero pueden ser solo cuentos. Antaño era tradición poner un pequeño barco de madera en el lago para pedirle al dragón que cuidara de los sueños de sus hijos, sin embargo en algunas ocasiones habían tantos barcos que resultaba molesto, por lo que ahora solo rezan en la orilla del lago.

El lugar estaba repleto de campesinos, comerciantes, y nobles que habían acudido a rendir homenaje a los seres celestiales que habitaban Daichi; a los dragones, aquellos que cuidaban del sueño de sus hijos, a las kitsunes, seres que habitan los bosques y ayudan a los viajeros de forma desinteresada, a los tanukis, quienes entregan riquezas a los hombres que las merecen. Al ser de diversas religiones, se habilitaron capillas alrededor del templo para las diferentes prácticas religiosas, permitiendo un lugar privado para que los miembros del Shuha Shinto sacrifiquen animales que sean de su propiedad en homenaje a los dioses en privado, sin miradas ajenas. El sacrificio humano está prohibido en esa celebración.

Rodeando el campo y las capillas podía verse algo semejante a un pequeño pueblo levantado de la nada, gracias al trabajo y el dinero de los dos nobles hermanos responsables de este evento. Unos puestos y pequeñas casas de madera construidas rápidamente para albergar a los visitantes, así como una extensa cantidad de tiendas comerciales, atracciones, y lugares de alto estatus privados para los nobles y comerciantes más ricos, si deseaban intimidad. Las tiendas eran variadas, iban desde comida, pasando por pequeñas baratijas y talismanes que servían de ornamento a auténticos productos de calidad: seda de primera, delicias culinarias, y objetos exóticos para los más adinerados. Para evitar la exclusión social no podían haber más de dos negocios de comerciantes adinerados a más de seis metros el uno del otro, de esa forma se evitaban las zonas para ricos, y las zonas para pobres.

Se podían escuchar las risas, jarras chocando las unas con las otras, y el ruido típico de una celebración de ese calibre. Los niños correteaban por el campo jugando mientras sus padres los vigilaban a una distancia prudencial. Como medida de precaución un pequeño destacamento del ejército de la nación del rayo guarnecía los alrededores, junto a unos pocos soldados de la nación del agua. Según se decía incluso algunos feudales habían asistido a esa celebración para reunirse con los hermanos responsables de esta gran celebración.


INSTRUCCIONES:

—No se permite el doble post, pero sí se permiten roles superiores a 60 líneas (puede ignorarse esta regla en el evento).

—Para participar se debe haber posteado en las inscripciones. ¡Es solo postear y listo!

—¡Puedes probar suerte en la lotería! Al entrar te han dado tickets por valor de 1.250 ryous que solo puedes gastar en el casino. Puedes lanzar el dado “[Festival] ¡Lotería!” y ver qué te toca una vez por rol. No hay límite. Cuando acabe el evento, el dinero que hayas obtenido con los tickets se te sumará al tuyo (sin contar lo que quede de los 1.250 originales). Si tienes mala suerte, puedes usar tu propio dinero si te quedas sin nada.

—¡Es hora de divertirse! ¿Por qué no pruebas que pasa si usas el dado "[Festival] Diviértete”? ¡Podrían ocurrir cosas interesantes!

—Podrías probar los juegos típicos de Daichi. Usando el dado “[Festival] ¡Juegos!” podrás jugar uno de los diferentes juegos aleatorios. Solo tendrás que tirar el dado correspondiente iniciar el juego. Puedes directamente elegir uno de los juegos si prefieres y tirar el dado directamente. Algunos juegos pueden jugarse solo, y otros en grupo. ¡Leed bien antes de decidir! Si decidís jugar con otra persona, se siguen las reglas estipuladas ahí.

Hanetsuki
Shibara
Take-Uma
Daruma-Otoshi


¿Cómo puedo tirar un dado? En previsualización hay una opción debajo del recuadro donde escribimos el texto llamado “lanzamiento de dados”. Solo seleccionamos el dado que queramos y posteamos.

—Como regla es OBLIGATORIO que todos los dados se tiren en este tema. No se debe rolear, solo poner ahí el dado para evitar llenar el tema de dados y que sea difícil seguir los roles. Si se olvida una vez no hay problema, sin embargo para poder seguir mejor el evento sería aconsejable.




 





PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN
ENTRENAMIENTOS ESPECIALES {RANGO D} — CON SAIGO UZUMAKI




Cuanto más lo pensaba más extraño se me hacía la existencia de este festival. En la historia eran pocos los casos en los que se celebrara algo distinto a lo que la tradición mandaba de un año a otro, y más a un nivel global en todo Daichi. Pero lo agradecía. Prefería la calma y la tranquilidad a la constante incógnita de poder ser atacado por fanáticos religiosos o patriotas de los diferentes países solo por viajar utilizando sus caminos. Más cuando viajaba directamente desde el País de la Tierra, un lugar relativamente lejano al País del Rayo. Aunque por precaución guardé mi insignia de yukigakure hasta llegar a las zonas circundantes al festival.

Pude verlo desde una pequeña elevación, en el horizonte. Un perfecto campo rojo, naranja y amarillo que rodeaba una gran edificación, en cuyas cercanías podía encontrarse un hermoso lago de orillas verdes, aún frescas a pesar de estar en otoño. Me acerqué con tranquilidad mientras observaba ese lugar. Muy pocas veces había podido ver el país del rayo. A lo lejos, perdido en el horizonte, casi más allá del umbral de mi visión, podía ver grandes elevaciones montañosas que se extendían casi hasta los cielos.

Era muy pronto, sin embargo el festival estaba bastante vivo. Cientos de personas jugando, festejando, y celebrando, olvidando sus diferencias por unas pocas horas. Siempre ocurría, y era algo que nunca lograría comprender. Se rehuyen, luchan entre ellos por su modo de adorar a los dioses, pero cuando celebran para rendirles culto todos olvidan la religión del otro y lo celebran juntos. Si tan solo pudieran ser así siempre…

Al acercarme un hombre me entregó unos boletos, decía que tenían el valor de más de mil ryous, y que podía utilizarlos para jugar a la ruleta. No sabía qué era la ruleta, nunca había oído hablar de ella. Caminé por las tiendas de madera, los puestos de comida, y los diferentes juegos hasta llegar allí. Al ver la sencillez del juego quise probar suerte.

Uno, por favor. —Le entregué uno de los boletos al hombre que trabajaba allí, algo dubitativo a decir verdad—.

Vi como giraba la ruleta lentamente. Los premios eran muy variados, iban desde nada a mil ryous. Pensar que podría llevarme tanto dinero sin hacer nada me parecía a la par una genialidad y una tontería. Cuando la ruleta marcó el cero fruncí el ceño. No se puede ganar siempre, supongo.








PASA EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN



— EL FESTIVAL ODAYABASU —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node

Era un día apacible y calmo. La suave brisa otñoñal mecía la verde y levemente húmeda hierba que se extendía por el horizonte, formando un campo verde cubierto de rojo, ocre, y amarillo debido a las hojas de los árboles cercanos. Las zonas donde menos árboles habían permanecían verdes debido a la humedad de ese lugar. Grandes y robustos árboles muy separados entre sí se alzaban más de una decena de metros hacia el cielo, parecía como si pudieran acariciarlo si estirasen una de sus múltiples ramas. La sombra que proyectaba permitía refugiarse a los cansados, y a aquellos que desearan relajarse y observar el suave cielo celeste, cuyas nubes blancas y esponjosas se movían con lentitud.



INSTRUCCIONES
¿Qué te deparará el evento?

—No se permite el doble post, pero sí se permiten roles superiores a 60 líneas (puede ignorarse esta regla en el evento).











— EL FESTIVAL ODAYABASU —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node



Hubo murmullos que fueron subiendo poco a poco tras escuchar su declaración. Ese nombre no se pronunciaba nunca, en ocasiones por miedo de que el propio Hajime Sawa los escuchara y regresara por el miedo que le tenían. Fue un hombre extraordinario, capaz de imponer el miedo a las ocho grandes naciones, capaz de doblegar la voluntad de los más fieros feudales, salvo el inquisidor de la hierba, y la feudal del fuego, quienes permanecieron en perfecto silencio. La mirada de Aika rotaba de uno a otro de los miembros de ese tan extraño concilio. No habían amigos, en cierto sentido se hallaba rodeada de enemigos, y enemigos potenciales, representantes de tierras que ella deseaba conquistar y regir.

Todos sabían por qué habían acudido y qué se encontrarían. También sabían perfectamente que era imposible solventar todas las diferencias que se habían generado con el paso del tiempo, no solo las políticas, sino también las religiosas. Era imposible que se fiaran de herejes o heréticos, de enemigos mortales. El noble representante de la nación del viento, el sobrino del feudal, un hombre ataviado con un kimono ocre y el cabello azabache tomó la palabra con un tono exhasperante.

¿La paz? ¿Cómo firmar la paz con mentirosos, asesinos, e invasores? ¡Nuestra nación ha sido la más perjudicada! —Dijo golpeando con su dedo índice la mesa varias veces—. Ha sido tomada, arrasada y destruida decenas de veces, y hemos tenido que resurgir de las cenizas una y otra vez. Mientras vuestras naciones prosperaban nosotros reconstruíamos lo poco que nos quedaba, recluidos en el desierto, sin apenas tierras que cultivar o donde alimentar nuestro ganado. Mientras vuestros pueblos se preguntaban qué comerían, el nuestro se preguntaba si podrían comer. ¿Cómo firmar la paz, cuando el hokage asesina a nuestro kazekage en un examen donde hay un alto el fuego, y sigue impune? Debería ser juzgado por asesinato.

Hikari Aika, la feudal del fuego respondió con tono imperial, autoritario, como si de su boca fluyera la verdad y la ley. Las palabras del diplomático la habían cansado y molestado, al tratar de vender ese cuento que ella ya se sabía a la perfección.

Creo recordar que era un dictador que aterrorizaba a vuestro pueblo, un simple kage doblegando a toda una nación, después os extrañáis de que vuestro puelo sea saqueado y aniquilado.

El representante del viento estaba escandalizado, podía verse en sus ojos. No estaba acostumbrado a que le llevaran la contraria, y menos aún delante de tan influyentes personalidades.Golpeó la mesa con fuerza y miró con desprecio a la feudal. Intentó increpar pero sus palabras se ahogaron en su garganta, sin poder salir. La fija mirada de Hikari Aika le seguía, como si pudiera leer lo que había en su interior, unos segundos después todo volvió a la normalidad, y la feudal pudo continuar con su turno.

Me hastía escuchar vuestros llantos lastimeros. Vuestro pueblo no es el único que ha sufrido a manos de otros, siquiera es el que más ha sufrido. Durante la mayor parte de la historia de mi nación hemos sido acosados por fanáticos Shuha Shinto. A pesar de que os toleramos en nuestra nación, a pesar de que os damos cobijo y trabajo cuando lo necesitáis, no importa si es en guerra o en paz, asaltáis nuestros pueblos, nuestros templos, lugares sagrados, y los mancilláis con vuestras falsas creencias. Solo conocéis el odio y la sangre. Y cuando los perros rabiosos acuden a mi puerta y debo imponerme y proteger a mi pueblo de vuestras mentiras y crueldad, acudís llorando a vuestros aliados porque os aterra la idea de ser aplastados. Y quizás debería hacerlo, quizás debería invadir vuestras naciones e imponeros la auténtica religión, a fin de cuenta estáis acostumbrado a ser conquistados, no os costará asimilarlo.

Los representantes de las naciones del viento y los volcanes se levantaron, comenzando a insultar a la feudal. Ésta se levantó dando un fuerte golpe en la mesa, agarrando la empuñadura de su espada. Ambos representantes hicieron lo mismo, mientras el inquisidor permanecía en su posición original, sentado, mirando al frente. Los kages de la niebla y la nube se miraron, el primero era inexpresivo, mientras que el segundo parecía divertirse con el circo que se estaba montando. Cuando el representante de los volcanes mostró su acero, el hermano menor gritó, elevando su voz para que todos pudieran escucharle.

¡Deteneos! ¡Estamos en un templo!

Gritó a todo pulmón, obligándoles a todos a escucharle. Se apretaba los dientes, molesto por la falta de respeto que estaban procesando hacia sus dioses. Todos se sentaron de nuevo, siendo la última la feudal del fuego. Estaban en un templo, era cierto, y ella era una devota creyente del Jinja Shinto. No era el lugar, pero el deseo permanecía. El hermano mayor entonces tomó la palabra, levantándose, con un tono más calmado y agradable.

Todos hemos sufrido, todos hemos vivido los acosos de otra nación y de otra religión en nuestra historia. Pero todo eso ya ha pasado, no puede ni podrá jamás ser alterado, es parte de nosotros y lo será por siempre. Depende de nosotros hacer lo que queramos. Olvidemos nuestra historia, olvidemos los saqueos, los asesinatos. Si seguimos al final quizás solo quede una de nuestras naciones, quizás uno logre ganar, pero las consecuencias serían terribles. Quien quedara en pie sería el rey de las cenizas.


INSTRUCCIONES:

—Nada de lo que ha ocurrido lo sabéis, ha pasado todo en secreto, en el interior del templo donde el paso está prohibido.




 






— EL FESTIVAL ODAYABASU —




UNO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DE OTOÑO...
Día 10 de Node



Mi señor Shinichi Kamibara tenía razón cuando dijo que iba a presenciar un auténtico circo. Desconocía si él mismo había acudido a alguna reunión como aquella. Estaba nervioso, quizás demasidao, pero lo ocultaba perfectamente. A mi alrededor se encontraban kages, familia directa de los feudales, o los propios feudales. Solo el inquisidor y yo éramos extraños, aunque él era uno de los altos cargos más importantes de esa oscura religión. Yo era el que menor rango tenía, y aún así era su igual en aquella reunión y podía hablar y dialogar con ellos. El representante de la nieve se levantó, y con máximo respeto y un tono de voz educado comenzó a hablar.

Nuestra nación nunca ha deseado la guerra, altezas. Regimos nuestra vida con el yin y el yang, buscamos la paz. Pero cuando nuestras costas se ven amenazadas por las naciones del agua y del rayo, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Nuestra tierra es pobre, casi tanto como ocurre en el país del viento. Las pocas tierras que tenemos para cultivar son pobres y hay que luchar contra la naturaleza para que crezcan. Por eso cuando nuestros barcos de transporte son abordados y nos roban el alimento de nuestro pueblo no podemos sino movilizarnos y luchar. Nuestro pueblo también se pregunta si podrán comer hoy, o si les habrán robado el alimento de sus hijos.

Dijo con calma y sosiego, con un deje triste en su voz. Transmitía cierta... nostalgia, cierto sentimiento de... ¿tristeza? No era de los que fácilmente se dejaba influenciar por los demás, pero no podía evitar notar que era sincero, y sus intenciones también. Miraba a los presentes, uno a uno, mientras hablaba. El representante del viento asintió, pues sabía bien lo que era pasar hambre en una tierra que te trataba mal. Continuó hablando, con la misma calma y sociego.

Mi abuelo me mostró una vez un hermoso cuadro, en él se veía una ciudad preciosa, construida en una playa. Era blanca, con bigas y tejados marrones, y preciosos mosaicos azules claros como el mar. Los cerezos en flor florecían alrededor y en el interior de la ciudad. Incluso había grabados en las piedras sobre las que se construía la ciudad, formas religiosas de gran hermosura. Se podía ver el mar más bello que nunca he visto, tan tranquilo y apacible… Ese lugar se llamaba Naminoue-shi, la ciudad más hermosa que las manos mortales habían construido, y fue destruida por la ambición de un feudal del agua. Parece que nadie lo recuerda, pues creo que todos habéis decidido olvidarlo. El dios Susano’o debió hundir sus islas antes de que fueran conquistadas y destruidas como lo fue la isla capital del país de las olas. Si desean la paz, exigimos que los ataques terminen, y que nos permitan ir libremente de una nación a otra. No más embargos comerciales. No más abordajes. Entonces y solo entonces, nuestra nación firmará la paz con las naciones del agua y el rayo. Sin embargo no habrá paz con los estados dominados por el Shuha Shinto, quienes atacan a nuestros hermanos del país de la tierra impunemente día a día, sacrificándolos a sus dioses.


Hubo algunos segundos de silencio, de miradas entre los presentes. Nadie podía debatir nada de lo que había dicho, y los que podían hacerlo permanecieron callados, sentados, observando. Los kages no eran de muchas palabras por lo que parecía. El silencio se rompió cuando el inquisidor del país de la hierba se levantó, con perfecta calma y una postura militar similar a la de un samurái. No se podía ver su rostro debido a su máscara, la cual era blanca, con una apertura para sus ojos y una nariz picuda de más de veinte centímetros. Comenzó a reírse de un modo que infundía miedo. Por mera costumbre llevé mi mano hasta mi empuñadura, solo unos pocos dedos, pero entonces rectifiqué. No debía mostrar miedo alguno. Habló con un tono serio, pero al mismo tiempo burlesco.

Vuestra hipocresía solo refuerza más la fe la religión de la que tanto os quejáis. ¿No es acaso vuestra religión, señores del agua y el rayo, un mera forma de avasallamiento? Les prometéis la inmortalidad, pero a cambio de que den todo lo que poseen a los templos, y muestren gratitud por permitir haceros ricos y disfrutar de ese mundo.

El hermano menor estuvo a punto de levantarse, sin embargo la mano de su hermano le obligó a sentarse mientras el representante terminaba de hablar.

O su pueblo, Hikari Aika, los cuales se ven obligados a venerar a su familia y mostrar lealtad, con grandes fiestas para que los dioses les oigan. Son personas egoístas, lastimeras. Hacen tanto ruido que los dioses se deben tapar los oídos para no escucharles. —Mantuvo la mirada fija en la feudal. La tensión entre ellos podía cortarse con un cuchillo—. En cuanto a vosotros, tierra y nieve, no malgastaré palabras, pues no creo que entendáis lo que es el amor verdadero, el amor a los dioses, sois menos que los perros. El pueblo del viento, los volcanes y la hierba se esfuerza por apaciguar a los dioses y que olviden vuestros obscenos actos. Recordad que nuestra nación ha pagado mucho por vuestros pecados. Los yokais nos acosan, en forma de bestias con forma de insecto. Sacrificamos a seres que no merecen vivir, inferiores a los animales, para que los dioses puedan perdonaros y expulsen a los yokais de nuestras tierras. Con la esperanza de que algún día os convirtáis, bien por vuestra propia iniciativa, bien por el miedo.


Notaba el desprecio en sus miradas, como la conversación había llegado a un punto muerto del que no podía salir nada bueno. Nunca había visto a una mujer tan furiosa como lo estaba la feudal del fuego. Para ella debía ser difícil, al igual que para los demás, también lo era para mi. Esas tres naciones habían tomado las vidas de muchos de nuestros pueblos. Los que mejor lo llevaban eran las naciones del agua y el rayo, cuyos representantes seguían mudos. Entendía su odio y su frustración, pero hablar con ellos no daría resultado. Su fe les cegaba, no les permitía ver que lo que ellos tenían delante de sí mismos. Me levanté antes de que pudiera pasar algo malo, y armándome de valor, hablé, tratando de detener cualquier acto de represión.


La nación de la tierra igualará la propuesta del representante de la nieve por firmar la paz, sin embargo no tengo potestad para firmar un cese del fuego. Aún así haré mi mayor esfuerzo para que nuestras naciones prosperen en paz y armonía. Ya hay suficiente sangre derramada.


La bella feudal del fuego golpeó la mesa con su puño cerrado, enfadada por los comentarios del inquisidor. Parecía que se había ignorado completamente mi comentario. El ambiente estaba tenso, tanto que dudaba que pudiera salir de ahí con la camisa limpia. Respiré hondo, algo decepcionado. Al menos pude encontrar confort en la mirada del representante de la nieve, quien sí parecía feliz por mi propuesta, aunque no sabía si mi señor buscaba o no la paz. Él siempre busca lo mejor para su pueblo, pero yo desconozco qué es lo mejor. Hikari Aika habló, con un tono muy frío y hastiado.

Cuando el último de sus templos sea derrumbado, cuando el último de sus creyentes permanezca en las profundidades del Yomi, cuando el nombre del Shuha Shinto sea solo un mito, entonces habrá paz. No permitiré que mi pueblo sufra de nuevo por las aberraciones de unos locos. Yo no he comenzado esto, pero seré yo quien lo termine. No habrá paz.

El silencio se hizo en el templo. Nadie habló, pues todos sabían que Hikari Aika no era conocida por retractarse de sus palabras. Iba a haber guerra, cuándo comenzaría o dónde era un misterio, pero iba a haber guerra. El mayor de los hermanos volvió a dirigirse ante los representantes de las naciones.

Señores, ¿están de acuerdo las naciones del agua y el rayo a firmar un pacto de no agresión con las naciones de la nieve y la tierra?

El Mizukage se limitó a asentir con la mano, su compañero, el Raikage, imitó su movimiento. No habían dicho nada durante la reunión, pero realmente no había nada que pudieran decir. El Raikage estaba sonriente, pues se había entretenido bastante con la reunión. El hermano mayor volvió a dirigirse a ellos.

Dado que no llegaremos a ningún otro acuerdo, la reunión se da por concluida. Recuerden que solo buscamos la paz entre las naciones, y que la prosperidad y la felicidad se extiendan por Daichi. Espero que disfruten del festival, y se queden al torneo. Va a ser dentro de poco, solo unas horas.


INSTRUCCIONES:

—Nada de lo que ha ocurrido lo sabéis, ha pasado todo en secreto, en el interior del templo donde el paso está prohibido.

—¡El torneo comenzará en breve!




 






— EL FESTIVAL ODAYABASU —




COMIENZA LA COMPETICIÓN.
Día 10 de Node

El torneo se celebraría algo alejado del templo, lejos de esa laguna y sus aguas cristalinas, en un lugar más elevado a apenas diez minutos de viaje caminando. Apenas se podía ver en la distancia al estar oculto por una elevación montañosa. En el interior un círculo perfecto de cincuenta metros de diámetro, rodeado por gradas y palcos que permitían el aforo de más de doce mil personas. No habían ido tantas a aquella festividad, pero sí se podía observar que dos tercios del aforo estuvieron cerca de ser ocupados. Las vigas, gradas, y toda la estructura había sido construida usando robles naturales de aquella tierra, siendo éstos de un tono marrón muy claro, reforzados para evitar que un incendio o terremoto pudiera derribarlo con facilidad.

El interior de la arena estaba completamente cubierto por hojas rojas, amarillas y naranjas, al igual que el exterior. El sol se filtraba entre las nubes sobre la arena, iluminándola completamente. Una suave brisa otoñal que traía una leve sensación de frío recorría la estructura de madera, colándose hasta el terreno. Bajo las hojas había tierra, normal y corriente, como la del resto de ese lugar. Para asegurarse de que los combates fueran justos se habían creado tres categorías distintas donde los hombres podían luchar entre ellos de igual a igual, sin que hubiera enfrentamientos injustos debido a la diferencia de rango y entrenamiento.

La primera y más importante era la de los samuráis, expertos guerreros que combatirían hasta que uno de los dos fuera derrotado, sin riesgo a muerte, por el honor de convertirse en el campeón de ese festival. Solo uno podía vencer. El segundo era el de los shinobis, que debían mostrar un gran espectáculo, pero solo lucharían una vez, y de entre todos se elegirían los ganadores por cómo han luchado, no por el resultado de la batalla. De nuevo, sin riesgo a muerte. Finalmente los campesinos, comerciantes, y hombres de bajo rango. Lucharían a muerte por la recompensa de veinte mil ryous y la mano de una joven noble, única heredera de una casa de no mucha importancia de la nación. El campesino que ganara, se convertiría en un noble adinerado.

Los juegos habían comenzado un poco antes de lo previsto, pues varios cientos de hombres y mujeres habían decidido participar por el premio que los hermanos ofrecían. Combate tras combate las hojas comenzaron a teñirse del rojo de la sangre de los pobres y marginados, mientras en sus palcos celebraban los combates. No todos morían, pero  sí la mayoría. Cuando los campesinos terminaron, de los cientos solo quedaba uno, y los heridos. El afortunado logró la mano de la hermosa dama, sus tierras, y una fortuna que tardaría mucho en gastar. Los shinobis eran los siguientes, hombres adiestrados en el combate, los cuales verían sorpresas durante sus combates. Sorpresas que dependían del público, y de su exhibición.


INSTRUCCIONES:

—¡El torneo ha comenzado! Los emparejamientos son los siguientes (el orden es cronológico on rol, pero se harán al mismo tiempo):
1. Subaru Senju Vs. Wakaba Kaguya.
2. Akira Senju Vs. Ino Yamanaka
3. Kaminari Vs. Tobi Sarutobi
4. Li Ming Vs. Taeko Uchiha
5. Inshun Vs. Kyoka
6. Khalid.Vs. Kumi

Los temas serán creados. Los turnos se elegirán de forma aleatoria utilizando un dado, el cual lanzaremos ahora para evitar que se retrase el inicio. Si sale un 1, empezará el nombre de la izquierda, si sale un 2, el de la derecha:

1.
Número aleatorio (1,2) : 2
2.
Número aleatorio (1,2) : 1
3.
Número aleatorio (1,2) : 1
4.
Número aleatorio (1,2) : 1
5.
Número aleatorio (1,2) : 1
6.
Número aleatorio (1,2) : 2

—Las normas son las de los combates. 48h entre post y post, pero preferiblemente que sean 24h (no es obligatorio). Cualquier duda podéis preguntar al staff vía privado, chatbox, o discord, este es un torneo didáctico, aquí no hay riesgo de muerte y fallar no es importante. Lo importante es aprender para que en próximas tramas o eventos con riesgo de muerte no ocurra.




 




¡AWARDS DE OTOÑO!
¡Bienvenidos a los awards de otoño! En este tema los usuarios podréis votar a quienes consideréis merecedores de los awards de esta estación para recompensar su esfuerzo y trabajo. Se deben explicar los motivos por los que se vota al usuario en cuestión, no solo decir "voto a Lavi Bookman" o "voto a Diarmuid Kavalier". Además una persona no puede votarse a sí misma, sea cuenta normal o multicuenta, y solo se puede votar una vez, no pueden usarse multicuentas (revisaremos las IPs).



PUESTOS A VOTAR


Mejor personaje: Premio otorgado al personaje del momento, electo por los usuarios debido a su calidad de rol y originalidad del personaje.

Nueva promesa: Recién llegado al foro que ha logrado deslumbrar con su capacidad para adaptarse al mismo y sus fantásticos roles, es electo por los usuarios debido a su capacidad para destacar.

Equipo del momento: Con este premio se busca premiar al mejor equipo shinobi u organización ninja del foro, electo por los usuarios por su calidad de rol, inventiva, y originalidad. Elegido por los usuarios.


Código a usar:

Yo, Nombre de tu personaje de {Aldea de tu personaje} voto:

Mejor personaje: Nombre del usuario.
Nueva promesa: Nombre del usuario.
Equipo del momento: Nombre del usuario.

SHINOBI'S JUSTICE
Contenido patrocinado




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares





Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Página 1 de 1.  • Comparte • 
 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.