Últimos temas
» Hyuga Amaru [Cronología]
Hoy a las 9:40 pm por Hawk Eye

» Hyuga Amaru
Hoy a las 9:36 pm por Hawk Eye

» Ficha de Hyuga Amaru
Hoy a las 9:08 pm por Amaru

» {Guía} Reglamento
Hoy a las 9:03 pm por Amaru

» Misión rango D nº13: Entusiasmo
Hoy a las 8:46 pm por Hawk Eye

» Registro de Temas Cerrados
Hoy a las 8:10 pm por Hawk Eye

» [Inscripciones de HALLOWEN] Recolecta fantasmagórica
Hoy a las 2:29 pm por Diarmuid Kavalier

» Registro de Recompensas
Hoy a las 5:08 am por Hawk Eye

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Hoy a las 4:41 am por Akira Senju

» [Juego]¡Comenta el opening y postea otro!
Hoy a las 2:27 am por Kazuo D.

» [Juego] Ojalá
Hoy a las 2:24 am por Kazuo D.

» [IMPORTANTE] Búsqueda de staff
Hoy a las 1:29 am por Staff SJ

» [Evento] ¡Festival Odayabasu!
Hoy a las 12:42 am por Dream Maker

» Svel - Diagonalización
Hoy a las 12:18 am por Svel

» Misiones rango D
Hoy a las 12:14 am por Hawk Eye

» Busco rol!
Ayer a las 11:40 pm por Taeko Uchiha

» Svel - Sumisión de universos
Ayer a las 11:34 pm por Iron Fist

» [Evento] Festival Odayabasu: Lanzamiento de dados
Ayer a las 2:48 pm por Staff SJ

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Ayer a las 2:46 pm por Akira Senju

» [Juego] 1000 mensajes
Ayer a las 2:46 pm por Akira Senju




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura lentura y pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que puedes hacer el expediente, el perfil ninja y las cronología y relaciones al mismo tiempo, sin embargo hasta que el expediente no te sea aceptado NO PODRÁS hacer los registros ni de aldea ni de PB.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MISIÓN CUATRO || :
Nombre: Enfermería.
Rango de la misión: D
Paga de Mision: 250 Ryous.
NPC de Staff: No permitido
Lugar: Otogakure no Sato
Numero de Post: 30 Lineas (Calibri, 11)
Descripción: ¿Alguna vez has curado alguna herida? Si no lo has hecho, este es el momento para hacerlo por primera vez. Esta misión consiste en asistir a las enfermeras, y personal del Hospital en todo lo que necesiten.

¿Cómo poder saber que pasaría? Simplemente había salido de su refugio para caminar sin rumbo dentro de las calles de aquella zona volcánica. Algunos le miraban raro y otros simplemente le ignoraban. Ese chico tenía algo extraño, su forma de ser parecía no encajar con todo lo que era la aldea. Nunca ha estado mal que algunas personas no se sientan parte de un círculo específico pero... ¿qué precio debía pagar cada uno por poder ser aceptado y poder tener esas oportunidades?

-¡Tu!- le gritaron haciendo que de inmediato girara su rostro y parte del torso para ver de quien se trataba, pero antes de poder girarse el sujeto estaba frente a él. No estaba del todo en sus cabales así que ese grito y repentina aparición harían que se agitara un poco y hasta se pusiera nervioso -pequeño tonto... te andan buscando para que ayudes en una misión- aquel hombre no tenía modales y casi que ni sabía hablar ¿quién era?- ...¿De dónde me han llamado?- dijo el chico con tono dudoso y frunciendo el entrecejo por simple instinto -¿ha sido el Otokage?- agregó a su pregunta inicial a lo que el hombre robusto en tamaño solo sonrió mostrando una macabra sonrisa antes de que moviera su puño derecho con abismal velocidad desde su descanso para encajarse en el estómago del más bajo -¡AAHG!- fue lo único que logró jadear antes de que un hilo de sangre saliera de su boca y sus rodillas se quebraran dejándolo de rodillas en el piso debido a la falta de aire.

-Ya lo sabes ¿no?...- empezó a caminar hacia el lado opuesto al despacho del Otokage- él mismo me ha encomendado que te mandara... ¿no eres acaso un interesado en el iryoninjutsu?- terminó de decir aquel hombre antes de desaparecer con un salto. Así era, al de cabello azul le encantaba todo lo concerniente al arte sanador. Muchos creían que aquello era tonto e inoficioso, en batallas se gana o se pierde, no es permitido ser débil. Por eso, tener que buscar curarse para continuar era simplemente penoso. Muchos lo veían así, pero ¿por qué nadie se preguntaba en qué punto aquel arte se transformaba en una defensa perfecta o en un ataque magnífico? El Otokage, especialista en aquel tema seguro si conocía bien de que iba todo eso.

Se puso de pies como pudo, limpió de la tierra su pantalón corto de color café oscuro y estiró un poco su camiseta blanca ahora con manchas de sangre debido al golpe. Caminó hacia la instancia del Otokage pero al llegar, una chica vestida de médico se le acercó – Eres Akira, ¿verdad?- dijo sin mostrar expresión alguna en su rostro. –Si- contestó sin más y esperó que le dijera lo concerniente a la misión, puesto que sabía que nada más podía significar que una enfermera le emboscara.

-Sí, bueno… ten han encargado para que seas asistente nuestro en el hospital, ¿vienes conmigo?- dijo la chica de castaño cabello antes de empezar a caminar rumbo al sitio donde tendría lugar la misión, él la siguió callado. –Eres bastante tímido, ¿no?- le dijo tratando de sacarle las palabras de la boca –Ehhmm… no, claro que no!- dijo colocándose rojo de inmediato y rascando su cabeza para distencionarse. –Es solo que… las personas aquí no suelen involucrarse con los demás demasiado salvo sea estrictamente necesario…- dijo calmándose y asumiendo una postura deprimente.

-No Aplica a todos… la gente en el hospital por lo general es gente necesitada de todo tipo de afecto…-hizo una pausa mientras continuaban caminando- a veces colocar una simple venda es dar cariño…- sonrió al contrario- vamos, anímate, verás que será genial… debes colocar en esto toda tu energía y empeño- terminó para ver como Akira ahora no caminaba detrás de ella, sino a su lado.

Pasados varios minutos llegaron por fin al hospital. Paredes blancas, pasillos largos, personas iban a venían todo el tiempo, algunas rápido, otras no tanto y otras simplemente sentadas conversando, viendo reportes, viendo el día, el clima, viendo cualquier cosa. Se ahogó en un suspiro –¿Pasa algo?- le preguntó ella al ver que el chico parecía ahora con un humor diferente –No, nada…-dijo saliendo de sus pensamientos para concentrarse en quien le acompañaba –Solo… pensé que era diferente- agregó – pero si miro bien… no es diferente a lo que siempre pensé encontrar- dijo despacio –Bueno, pasa de todo… aquí no solo llegan personas en estado grave- puso sus orbes en él mientras caminaba- Lo cierto es que vienen por consultas, por medicamentos, por revisiones de exámenes o por casos de extremo mal- volvió la vista al frente. –Aquí se hacen en cada una de las oficinas cosas de diferentes índoles, una de ellas es la que harás hoy- dijo de frente a una puerta antes de abrirla. Dentro de ella había aproximadamente diez o doce camillas, ubicadas de forma simétrica a lado y lado de la habitación, separadas por cortinas semitransparentes de no ser por los dibujos puestos en ellas.
Conteo de Líneas:
Líneas Totales: 49
Líneas Misión: 30
Líneas Libres: 19
Allí, varios chicos y chicas con batas y tapabocas, guantes y demás implementos para todo tipo de emergencias. – ¿Así que eres tú?- dijo con tono alegre un joven mientras se acercaba a ellos –Si- contestó la chica –Su nombre es Akira, viene a ayudarnos un poco así que por lo pronto pueden mostrarle donde están los utensilios para que empiece como nuestro asistente de inmediato- acotó la chica –Por cierto…- miró a Akira- Mi nombre es Sumiko Sawada, con permiso…- sin más dio media vuelta y se retiró de la sala –Bien joven, parece que le caíste bien a la directora del hospital… Ella no suele hablar mucho y menos ser tan agraciada con las personas- miró a la puerta pensativo –Pero bueno- dijo volviendo en sí –No es el tema que nos compete…-señaló hacia su costado – te explicaré inicialmente de que va todo esto, no sé si la señorita lo haya hecho- empezó a caminar- como puedes ver, el área del que nos ocupamos es la de emergencias… aquí llegan las personas heridas por diversos factores, riñas, entrenamientos, caídas, o por cualquiera que sea el caso y requiera atención médica diferente a la de diagnosticar…- se detuvo- tenemos actualmente 6 camillas a lado y lado, cada una tiene lo necesario para aliviar heridas externas poco profundas y los implemente para realizar saturas y coser heridas…- dijo serio- ¿has hecho algo de eso antes?- el chico negó sin más antes de que el otro se asombrara y prácticamente dijera con sus gestos que desaprobaba el hecho de que un niño sin conocimiento alguno fuera enviado a una misión como asistente de enfermería.

Vaya… bueno, no importa… empecemos entonces por saber que tanto sabes de este lugar- dijo sin más antes de caminar con el otro siguiéndole a lo que era una especie de sala, una pequeña donde parecía que almorzaban. –Cuéntame, ¿qué haces aquí y como es que acabas aceptando una misión para la que posiblemente no salgas bien parado?- Akira, ya sentado al frente del otro y con un gesto serio contestó -¿Crees que por ser chico o no tener el tiempo que ustedes llevan aquí no podré desempeñar esta labor?- el otro asustado trató de reparar el daño -¡Oh, no no…no quise…!- Akira lo interrumpió de inmediato –Igual te contestaré…- hizo una breve pausa – Lo cierto es que espero ser uno de los mejores médico shinobi que vea crecer este mundo… debo empezar por esto… Me gradué hace poco y ahora la misión que me dieron para acercarme a eso ha sido esta- se detuvo –ahora, sobre mis conocimientos, como shinobi no muchos, pero no hay nada que no pueda resistir, solo póngame a prueba y de paso, podré aprender lo que necesite- terminó antes de ver como el otro se ponía de pies –Eso ha sido más que suficiente Akira, vamos al siguiente paso-.

Aquello no sería más que un recorrido por las instalaciones que demoró, aunque poco, casi una hora y al terminar fueron de nuevo a la sala de emergencias donde habían iniciado la conversación. –Bueno, parece que eso ha sido todo por ahora… Necesitamos que te dispongas ahora a servir a nosotros en cuanto te necesitemos- sonrió mientras veía como el chico realizaba unos sellos –Bushin no Jutsu!- de inmediato, tres iguales al chico de cabellos azules aparecerían en la sala- ¡BIEN! – dijo uno –¡Estamos listos para lo que sea!- dijo el otro –Bueno, nuestra tarea aquí es servir de asistentes, cada uno es responsable de tres camillas, cuento con ustedes- sabía bien que toda la energía que gastaría en algún momento se acabaría, tendría que resistir el mayor tiempo para poder recolectar todo el conocimiento posible en el menor tiempo. -¡VAMOS!- dijeron los 4 Akira’s al tiempo antes de que cada uno se fuera a sus respectivas camillas y asistir de diferentes formas.

Hacían saturaciones, ponían vendas, aplicaban inyecciones, buscaban medicamentos y los proporcionaban para cierto tipo de heridas, ayudaban a limpiar a los enfermos y hasta los sacaban a pasear si era posible. Luego, pasado vario tiempo, los clones desaparecían y Akira se iba debilitando al tiempo que su aprendizaje se conseguía. Casi por acabar el día y ayudándose con pequeños descansos, el chico de cabello azul estaba exhausto, pero sabía que debía llevar su resistencia al límite y era justo lo que estaba haciendo mientras completaba la misión que se le había encomendado. A pocos minutos de cambio de turno, un hombre empapado en sangre había llegado –¡A…ayud…- su sangre lo ahogaba y quienes lo socorrían solo le pedían que dejara de hablar. Todos los enfermeros de la sala, desocupados se pusieron de pie. Aquel hombre no paraba de sangrar –Detengan el sangrado, Akira, trae anticoagulantes y pónselos, prepárenlo para anestesia- dijo quien lo había inducido – ¡LLAMEN A LA SEÑORITA! Esto es grave- dijo uno de los médicos mientras le examinaba- ¿per…pero quien le hizo esto?- Akira estaba abismado. Jamás había visto tanta sangre y menos una herida de tal magnitud. Parecían ser varias cuchilladas de forma aleatoria y desordenada, una pelea perdida… Nada raro en Otogakure.

Conteo de Líneas:
Líneas: 47
Líneas Libres: 47


En nada, un grupo de médicos estaba rodeando al sujeto - ¡Akira, tráenos los implementos de operación, nos asistirás ahora mismo- le dijo la médico principal mientras corrían a la sala de operaciones con el herido en la camilla –Ahora… entren, pásenme alcohol, necesitamos desinfectar primero para poder saber donde están las heridas. Apliquen anestesia general, necesitamos hacer varias saturaciones y con el despierto es posible que todo se complique un poco más…- dijo fuerte- Lista la anestesia- dijo uno, mientras otro pasaba  limpiar las heridas –Lista la limpieza, hagamos la saturación- empezó de inmediato a coserlo donde era necesario. Akira todo el tiempo estuvo atento aunque después del día que habían tenido su cuerpo estaba a punto de un colapso.

La operación al cabo de un tiempo terminó. El rostro del sujeto pudo verse y Akira descubrió que había sido quien antes, le había mandado a esta misión –conozco a este hombre…- dijo bajo- ¿Ah sí?- preguntó la médica mientras terminaba de organizarse para salir de la sala de cirugías. -¿De dónde le conoces?¿ o es tu pariente?- agregó –No, nada de eso… -Dijo Akira –Hace poco fue quien me dijo que debí venir- su tono d voz era depresivo, evidentemente recordaba el golpe que le había propiciado antes. -¿Pasa algo Akira?- preguntó ella mientras le señalaba la salida –No… Nada… Estoy cansado- terminó- Pues, yo creo que eso ha sido todo por hoy... Puedes irte a casa, yo notificaré tu misión como cumplida- sonrió y tras esto se fue a casa a descansar.
Conteo:
Conteo de líneas:

Líneas Totales: 144
Líneas Misión: 30
Líneas Libres: 114

A repartir:
110= 11pts. de Resistencia
4= Líneas sobrantes.




✓MISIÓN ACEPTADA
Shinobi's Justice


Todo está perfecto, sin embargo me salen 124 líneas en lugar de 144, hasta que comparemos datos te la añadiré, y dejaré los parámetros pendientes.



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.