Últimos temas
» Una olvidada a las filas [Priv. Moka & Kaname]
Hoy a las 9:30 am por Amaru

» {Recurso} Code de rol básico
Hoy a las 6:44 am por Renji Sakurai

» Registro de Temas Cerrados
Hoy a las 6:03 am por Shin Kagutsuchi

» [Misión Rango D] Leche, pañales y llantos (Con Shin Kagutsuchi)
Hoy a las 6:01 am por Shin Kagutsuchi

» (Técnica Gennin) Katon: Hinoken
Hoy a las 4:42 am por Shin Kagutsuchi

» Marioneta 1. Konchû
Hoy a las 3:41 am por Chôen

» Solicitud de Cambio de Especialidad
Hoy a las 3:30 am por Shin Kagutsuchi

» Narētā. Progresión del arma a Chunnin.
Hoy a las 2:17 am por Jisamu

» Veneno 1. Yôgan Shita
Hoy a las 1:03 am por Iron Fist

» Marioneta Hourai. (construcción)
Hoy a las 12:30 am por Alice Margatroid

» Misión de rango C "Ayuda" || Priv. Chôen
Ayer a las 7:09 pm por Kurashima Shidou

» [Entrenamiento] Vértigo (Privado con Idama y Jisamu)
Ayer a las 3:06 pm por Jisamu

» Una serpiente… ¿GIGANTE? (Misión B con Renji)
Ayer a las 1:12 pm por Renji Sakurai

» Decide rápido muere despacio | Resurgimiento (Trama Personal)
Ayer a las 12:27 pm por Uchiha Dyon

» [Entrenamiento privado con Kami] Escaramuza en el puente
Ayer a las 8:02 am por Hawk Eye

» [Juego] ¿Que estas escuchando?
Ayer a las 12:19 am por Astolfo

» {Guía & Petición} Logros
Dom Ene 14, 2018 11:43 pm por Bunny Tail

» La Ocarina del Sueño (Entrenamiento de Objeto)
Dom Ene 14, 2018 11:14 pm por Bunny Tail

» [Trama] Los Olvidados; Preludio — Privado con Li Ming
Dom Ene 14, 2018 8:21 pm por Hawk Eye

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Dom Ene 14, 2018 4:10 am por Kaname Arashi




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que debéis hacer el registro de pb, aldea, y expediente primero antes de poder rolear. Podéis rolear sin ficha ninja y sin cronología, sin embargo, para participar en un evento o vayáis a terminar un tema debéis tener creada ambas, tanto la cronología como la ficha.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un día normal como cualquiera era en Kirigakure, y al parecer la mayoría de los Shinobis estaban de rutina a los alrededores de las aldeas. Los superiores habían decidido que era un buen día para salir de excursión formando equipos de dos personas a las afueras de Kirigakure, la ruta era sencilla y simple, teníamos que cruzar las montañas llenas de neblina, las cascadas y las aguas termales que en sí no tenía nada de malo. Era imprescindible que para ninjas de nuestra estirpe saliéramos y conociéramos el entorno de nuestra aldea así que para apoyar en el área de resistencia, ninjutsu, fuerza y velocidad tendríamos que trabajar en equipo con un compañero a la par. Era sencillo cada equipo tenía que llegar sano y salvo a la meta, el trayecto tardaría aproximadamente tres días, era más que nada sobrevivir con nuestras habilidades y enfrentar los diferentes retos y peligros, si nos llegásemos a encontrar con otro equipo podíamos entrar en batalla. Cada equipo llevaba consigo un banderín con el nombre de la aldea, si llegabas con un banderín extra se te premiaba por la habilidad de espionaje y robo.

Así que sin más, comenzamos a prepararnos días antes física y mentalmente, y se nos daría a conocer hoy quien era nuestro acompañante, pues era algo extra al reto. Nosotros nos escogeríamos nuestros compañeros, serían seleccionados al azar y los publicarían en una tabla con los nombres, me dirigí hacia el punto de reunión y aun con la espinita de saber quien estaría conmigo miré la tabla. –“Ayame”- Pensé mientras leía con detenimiento la tabla que estaba posicinada frente a mi, solo me quede viendo, pero no había conocido a ninguna Ayame, y no esque fuera alguien nuevo o algo por el estilo yo no estaba acostumbrado a convivir con la gente y shinobis de la aldea. Siempre e sido una persona de pocas palabras y solamente asiento con la cabeza y mirada, pocas veces se me escuchará expresar lo que siento o pienso en determinadas ocasiones.

Caminé hacia el centro donde los equipos ninja se comenzaron a reunir, y moraba como poco a poco las duplas comenzaron a formarse en aquel lugar, pero aun no había llegado la mía y esque tampoco me hiba a molestar en buscar o gritar algo así como de “ ¡¡AYAME; AYAME POR AQUÍ!”, no era mi estilo. Ajusté mi banda que estaba posicionada alrededor de mi cintura aquel día y solamente espere, estaban a punto de dar el pitazo de iniciación y nada, mi compañera no había aparecido por ningún lugar.


Hablo#0099ff  -  Narro  - Pienso#9999ff

Ame Shiba:


-Ayame Se escuchaba la voz de una mujer. -¡Ayame! Se volvió a escuchar aquella voz. -¡¡Ayame despierta!! Gritó aquella mujer mientras zarandeaba a Ayame la cual estaba dormida en su cama. -¡¡¡KYAAAAH!!! Ayame se sobre saltó despertándose de golpe. La joven pelinegra con el corazón palpitando a pulsaciones alarmantes se sentó en su cama, volteando la cabeza para ver a su madre. -¿Ayame hoy no tenías el evento ese tan especial dentro de una hora? Preguntó la mujer, a lo que Ayame mirando al techo a la vez que se llevaba su diestra a la barbilla. -¡Oh! ¡¡El evento!! ¿¡Una hora dices!? Exclamo la joven abriendo los ojos como platos a la vez que se levantaba de un salto. Ayame a toda prisa comenzó a vestirse a la vez que se acomodaba el cabello. -Rayos... ¡llegaré tarde! Pronunció agitadamente mientras se acababa de arreglar.

Cogió su cinta ninja, una vez acababa de arreglarse para sin decir nada más salir corriendo de la habitación y posteriormente de su casa, mientras su madre se ponía la mano en su rostro pensando en el desastre que es su hija. Ayame corría a toda prisa con la cinta en la mano mientras se dirigía en el punto donde se tenían que reunir todos los demás. La joven no tardó demasiado en llegar, al ver el enorme bullicio de personas ahí presente se detuvo por unos instantes para respirar hondo arreglarse el cabello y posteriormente colocarse bien puesta la cinta en la cabeza como si fuera una diadema. Posteriormente la joven kunoichi se acercó al tablón donde ponían los grupos de aquel evento de supervivencia. Al llegar a aquel tablón la Ayame comenzó a buscar su nombre, segundos después lo encontró junto con otro nombre el cual era el nombre de su compañero, Ikeru. -Ikeru... Leyó la joven el nombre de su compañero, Ayame no lo conocía, pero estaba emocionada por saber cómo era su compañero.  

Ayame con una gran sonrisa comenzó a caminar mientras veía a los ninjas de su aldea agruparse en parejas, la joven miraba en todas direcciones algo desorientada buscando a algún chico que estuviera libre, pues de seguro que ese sería su compañero. Pocos segundos la joven divisó a un chico que andaba cerca y estaba solo. "Debe ser ese Ikeru" Pensó mientras corría hacia él. -Pedona... ¿Tu eres Ikeru? Dijo con una sonrisa bastante alegra a la vez que inocente. La joven se quedó esperando la respuesta de aquel chico pues no lo conocía en absoluto.





Narro/Hablo/pienso
Era molesto esperar a la persona que simplemente no le importaba llegar temprano a una actividad tan importante como la que estábamos a punto de comenzar. Para la aldea este tipo de entrenamientos tan peculiares eran demasiado importantes, dentro de esta área habría agentes especiales observando a los participantes, obviamente para nuestro nivel iba a ser imposible detectarlos pues su rango era superior a un Jounin normal, categorizados en la escala de un Shinobi Tokubetsu, así que era importante dar todo de sí. Para nosotros era un reto demasiado importante, al menos para mi porque de esta manera podría desarrollarme como un Shinobi completo, algunas ocasiones no congenio con la manera en cómo trabaja la aldea pero era tiempo de dejar ese tipo de pensamientos atrás, pues la mente de nosotros tiene que estar esclarecida, sin ningún tipo de distracción.

Justo en el lugar para comenzar los examinadores estaban a punto de dar el pitazo de iniciación y yo solo pensaba que era el tiempo para retirarme, pues si no llegaba mi compañera estaba completamente descalificado, justo cuando estaba a punto de darme por vencido escuché las pisadas de una persona apresurándose, sin duda alguna podría ser la compañera tan irresponsable que estaba llegando justo en el momento que podría ser descalificado. Las pisadas tan rápidas y su respiración agitada no pudo hacerse inevitable de escuchar, era como cuando un animal salvaje jadeaba por ser atrapado como presa, y sin duda alguna ella era presa de sus malos hábitos. Preguntó mi nombre solo para saber si yo era el compañero indicado, por un momento mi paciencia menguaría y lo siguiente iba a ser unas palabras despectivas, pero solo respire profundamente y solté aquel aire lleno de indiferencia para dedicarle una mirada un poco molesta y girándome.

Segundos después el silbato para comenzar la prueba sonó e inmediatamente todos comenzamos a correr con nuestra mirada puesta en el punto de salida, una vez ahí los equipos se dispersarían según su nivel de percepción indicaba que tenían que hacerlo. Al salir por el punto de partida lo siguiente era poder discernir en que dirección ir, no era yo un ninja del tipo sensorial así que solo pregunté a mi compañera. -¿Qué especialidad de ninja eres?- Para después de eso saltar por las ramas de los árboles.


Hablo#0099ff  -  Narro  - Pienso#9999ff

Ame Shiba:


Da comienzo la gran prueba


Al parecer aquel chico el cual Ayame suponía ser Ikeru, simplemente la miró con una cara de pocos amigos, para luego suspirar e ignorarla. "¡Qué tipo más mal educado!” Pensó Ayame inflando sus mofletes en forma de expresión de estar molesta. Pero sin tiempo de expresar su queja, el pitido inicial de la prueba resonó en todo el lugar. Al escuchar el sonido que daba inicio a la prueba el rostro de Ayame se llenó de entusiasmo a la vez que se le iluminaba la cara con una gran sonrisa. Pues la joven kunoichi a pesar de haber llegado con retaso, le entusiasmaba aquel entrenamiento colectivo.

Todos los participantes comenzaron a correr, incluyendo a su compañero de equipo, para comenzar dicha prueba. –Estera un momento… Pronunció Ayame estirando su diestra apuntando al joven shinobi que la ignoró. –Jooo… Protestó esta al ver que fue ignorada. Molesta con aquel desprecio, Ayame comenzó a correr persiguiendo al joven, cuya gracias a su velocidad apenas le costó segundos alcanzar a Ikeru. –¡Ikeru! ¡Te dije que te esperaras! Recriminó a Ikeru frunciendo el ceño a la vez que inflaba los mofletes nuevamente.

A pesar de las palabras de Ayame, el receptor hizo caso omiso a la muchacha de ropajes azules. Parecía que este chico fuera mudo, o que no iba a hablar en toda la prueba. Hasta que al final, al fin Ikeru se digno a dirigirle la palabra para hacerle una pregunta, para saber qué clase de Kunoichi era la joven. Acto seguido el muchacho dio un gran salto subiendo a una rama de un árbol. Ayame se detuvo posando ambas manos en la cintura. –Así que sabes hablar ehh… pensé que eras sordo Ikeru-san. Dijo sarcásticamente manteniendo una sonrisa, para luego impulsarse con fuerza dando un salto en dirección a la misma rama. Como una delicada pluma, la joven aterrizó suavemente sobre sus dos pies, acto seguido se acomodó su larga melena, a la vez que miraba a Ikeru. –Se me da bien el Iryoninjutsu… Respondió la pregunta guiñándole un ojo a Ikeru.  





Narro/Hablo/pienso
La joven Kunoichi que estaba detrás de mi quiso detenerme en varias ocasiones, con la finalidad de esperarla, pero en este tipo de entrenamientos nadie te espera, ni siquiera tu enemigo. Comenzamos a recorrer aquellos árboles grandes después de que acto seguido me insinuara acerca de mi poca habla, -“no soy mudo, simplemente no me apetece hablar”- Pensé solamente para mí, pues no me interesaba en lo más mínimo hacérselo saber. La chica me miró fijamente solo para hacerme saber que era una Kunoichi especializada en ninjutsu médico. –Que lío- Dije solamente para mirarla, esperaba más de ella, a decir verdad era bueno, pero a la vez malo.

Al ser una ninja médico necesitaba en este tipo de casos defenderla a toda costa, si la hieren ¿Quién me curará a mí?, era molesto, al menos esperaba que supiera algo de ataque y soporte en caso de que nos atacaran, pues sin ese tipo de apoyo me veré todo el tiempo soportando los movimientos yo. –Ok, entonces serás mi apoyo- Dije mirándola con un tono serio, me detuve en seco en una rama de árbol grande para ponerme en cunclillas. –Esta área debe estar abandonada por los Gennin, pues a la mayoría les interesa llegar primero a la meta- Le dije haciéndole un gesto para que se inclinara junto a mi, no quería que llamáramos la atención. –Así que esperaremos un poco, dejemos que se cansen y mientras esperemos unos cuantos minutos para resguardarnos de cualquier ataque.- dije mientras levantaba mi mano para hacer unos sellos, por mi clan no ocupaba las dos. –Suitón, Gijutsu no kiri- Una neblina no tan espesa se comenzó a formar alrededor nuestro. –Basta con que nos cubra a 5m a la redonda.- Dije sentándome en aquella rama.

La miré fijamente para esperar que aportara algo, pues somos un equipo, al menos esperaba que tuviera un poco de cerebro para aportar algo que nos sacara sin tantos problemas de aquí, a decir verdad el subir por los árboles era hacer un poco de esfuerzo, eso estaba bien, pues este entrenamiento tiene como finalidad ayudarnos a desarrollar nuestra resistencia como Shinobis.

Técnicas:


 Suiton: Gijutsu no kiri (Agua: Creación de niebla)
• Rango de alcance: Gennin: 5 metros.Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas. 
• Sellos: Carnero.
• Duración: Dos turnos, el de ejecución y el próximo,también las respuestas del rival a dichos post.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción:  Técnica básica del elemento Suiton. Tras una serie de sellos el ninja usuario puede crear una niebla no demasiado espesa a su alrededor, permitiendole escapar o atacar al rival, ya que los usuarios de suiton les cuesta menos ver en esta situación.
• Extras:  Las personas con dojutsu activado es como si no existiera dicha niebla.


chakra:


CHAKRA= 280 - 30 = 250.



Hablo#0099ff  -  Narro  - Pienso#9999ff

Ame Shiba:


Una batalla complicada



Tras decirle Ayame su especialidad, Ikeru comenzó a saltar de rama en rama, árbol a árbol, seguido por Ayame. Esta joven le seguía pues no le importaba que el joven tomara el mando. El joven le dijo que sería su apoyo, no le molestaba mucho ser apoyo, pues ella sabía que los ninjas médicos suelen hacer esa tarea. Pero una cosa no quitaba la otra, ya que Ayame se molestó porque parecía que le estaba subestimando. –Está bien, pero debo aclararte algo… estás equivocado si piensas que soy inútil, se valerme por mi misma, soy más fuerte de lo que piensas. Añadió Ayame pues estaba algo molesta por ese menosprecio. Tras decir eso, Ikeru se detuvo en una gran rama para luego ponerse de cuclillas, acto seguido Ayame se detuvo cerca de él y realizó la misma acción. Ikeru comenzó a hablar acerca de sus planes, a lo que Ayame sonrió levemente pues le parecía buena idea. –Esta prueba no se basa solo en el poder… si no en la estrategia  y en reservar nuestra energía… hay que actuar con cautela e inteligencia si queremos ser los ganadores. Añadió a las palabras de Ikeru.

Acabada aquella pequeña conversación el shinobi, realizó una frecuencia de sellos para luego realizar una capa de neblina que los ocultaba  a la simple vista, aquella neblina no era superior a los cinco metros a la redonda, pero era suficiente para ocultar a ambos. Ayame se quedó inmóvil, cerca de Ikeru, pues prefería reservar sus energías para la posible emboscada de cualquier equipo rival. Aquella neblina no era problema para la visión de la joven, pero suficiente como para que ninjas inexpertos pasaran desapercibidos a simple vista. Ayame se concentró como si le fuera la vida en ello quedándose completamente callada, escuchando los sonidos de su alrededor para tratar de detectar a cualquier ninja.

“Le demostraré lo que puedo hacer sin su ayuda” Pensó la joven mientras sonreía levemente. De pronto escuchó varios sonidos que provenían del sur, como un elefante en una cacharrería, aquel grupo de escandalosos gennin aparecieron en el lugar sin importarles lo más mínimo el sigilo. Estos dos chicos los cuales parecían ser más jóvenes se detuvieron en unas ramas más atrás a la que ellos estaban al igual que la altura de dicha rama era inferior a la de nuestros protagonistas.

Ayame sin dar tiempo a que Ikeru pudiera reaccionar, se dio la vuelta mirando a la dirección de sus dos nuevas presas, las cuales se lanzó a atacar sin ningún miedo, dando con gran fuerza un salto en dirección a es dos inexpertos niños. Tras aquel salto la joven estiró si pierna derecha hacia delante apuntando con el talón el rostro del ninja que estaba a su izquierda. En cuestión de segundos, el impacto de dicha patada impactó en la mejilla de aquel niño que estaba distraído. El impacto de dicha patada fue bastante grande haciendo que el joven ninja cayera de dicha rama de aquel árbol cayendo hasta en suelo, la caía era de tres metros pero era algo que no mataría al chico. Tras esa patada la joven Ayame aterriza en dicha rama mientras que el otro ninja asustado, ya que estaba desprevenido retrocedió un paso. Sin perder tiempo la joven golpeó con su puño izquierdo el rostro del chico para luego saltar sobre él agarrándole la cabeza para posteriormente propinarle un rodillazo con la rodilla derecha en el rostro de aquel chico el cual cayó debido a aquel golpe este cayó a la rama inconsciente. Tras esa demostración de Taijutsu sobre aquellos jóvenes e inexpertos ninjas los cuales eran bastante inferiores a las habilidades de Ayame, esta sonrió mirando a la dirección de Ikeru, ya que actuó de esa manera para demostrarle que es fuerte. “¿¡Que te parece I-ke-ru-san!?” Pensó mientras posaba sus manos en la cintura imitando una pose de victoriosa.

música :

Orgullosa como ella sola, celebraba su aplastante victoria olvidándose completamente de lo importante que era el sigilo y aquellos goles más la caída de aquel ninja el cual no se movía debido al fuerte impacto, no habían sido nada sigilosos. De pronto un estruendo sonido semejante a un rayo se escuchó justo a la espalda de la kunoichi. Al escuchar ese sonido, la muchacha abrió los ojos de par en par, a la vez que una gota de sudor frío recorría la mejilla de la joven. -Raiton: Kaminari mainā Se escuchó la voz de un joven a cinco metros de la muchacha a la vez que disparaba un rayo que se dirigía a la espalda de la joven. -¿¡!? Ayame sin tiempo de reacción salta hacia el suelo tratando de escapar de aquella técnica de rayo, estando en el aire descendiendo hacia el suelo la joven se daba la vuelta para ver el ataque a la vez que mirar de donde provenía y quién era el agresor. -¡Toma esto! Se escuchó la voz de una chica la cual mientras Ayame se encontraba en el aire una chica apareció de la nada delante de la pelinegra. -¡¡!! Aquella muchacha rubia le asestó a Ayame un puñetazo con gran fuerza en el rostro, ya que al estar en el aire esta no se podía mover. El golpe fue tan fuerte que Ayame salió rechazada varios metros de su punto de caída.

Ayame con gran esfuerzo pudo mantenerse estable en el aire y poder aterrizar sobre sus pies manteniéndose inclinada para resistir la fuerza de empuje generada, la cual debido a la fuerza del golpe al tocar el suelo con los pies, esta se deslizó hasta finalmente detenerse. Ayame se levantó incorporándose para luchar con aquella muchacha la cual ella también amortiguo bien el salto. Un pequeño hilo de sangre brotaba de la boca de Ayame mientras miraba furiosa a aquella rubia. “Maldita sea… no pensé que otros seguirían a esos dos… caí en la trampa…” Pensó la joven molesta por haber actuado tan precipitadamente. –Vaya vaya… pareces fuerte a pesar que pareces ser una chica delicada como para ser kunoichi. Dijo aquella rubia con prepotencia. –Tú crees… pensé que las rubias no tenían capacidad de razonamiento… Respondió con el mismo tono a la vez que se posicionaba en una pose de pelea. –Espero que sepas pelear mejor de lo que hablas. Respondió la chica. –Eso ya lo veremos. Contestó Ayame mientras comenzaba a correr en dirección de la rubia con rostro totalmente serio, del mismo modo la rubia hizo lo mismos, pero esta mantenía una sonrisa arrogante.

Ambas kunoichis coincidieron en el punto intermedio entre ambas. Al unísono estas lanzaron un golpe con sus antebrazos izquierdos los cuales el golpe de cada una se anuló al impactar entre sí. El sonido producido por la colisión resonó en el lugar, ambas no cedían terreno, estas trataban de empujar a su contraria con el antebrazo pero parecía que ambas tenían fuerzas similares. –Hooh… nada mal… Trató la joven de provocar a Ayame. –¡Tsk! Protestó Ayame rechinando los dientes, a la vez que con su brazo libre trató de lanzar un puñetazo al rostro de su rival, pero esta lo bloqueó con su mano, agarrando así el puño de Ayame. “Mier… no será fácil derrotarla…” Pensó Ayame mientras mantenían la posición.

Tras unos segundos de estar ambas forcejeando, ambas dejaron de hacerlo, pues era inútil seguir empujando pues no se llegaría a ninguna parte. Al separarse, la rubia trata de golpear a Ayame con su diestra como forma de imitar a esta. Ayame con poco esfuerzo empujó el puño de la kunoichi para luego lanzarle con la derecha a la rubia un puñetazo en el rostro el cual impactó con fuerza en la mejilla izquierda haciendo que aquella joven retrocediera un paso hacia atrás, en ese instante Ayame aprovechó para lanzarle una patada con la pierna derecha la cual ascendía a la altura de la cabeza de forma la cual esta dibujaba un semicírculo la cual iba de derecha hacia la izquierda. Parecía que dicha patada impactaría contra la chica, pero esta demostrando grandes reflejos, se agachó a la vez que daba un giro de trescientos sesenta grados, lanzando su pierna derecha haciendo una patada apuntando a la pierna de apoyo de Ayame.

La patada de la rubia impactó en el único punto de apoyo de Ayame, haciendo que comenzara a caer, a la vez que la pelinegra giraba sobre sí debido a la fuerza de empuje de la patada. Mientras Ayame caía la rubia comenzaba a incorporarse para tratar de aventajarse en el combate, pero Ayame puso sus dos manos en el suelo para luego con sus dos piernas dar una patada con los dos talones en el pecho de la joven, haciendo que esta cayera de culo, a la vez que Ayame caía al suelo boca abajo. Acto seguido las dos muchachas comenzaron a levantarse del  suelo mirándose mutuamente con una sonrisa, al parecer ninguna de las dos sobrepasaba a la otra. –Dime rubita… ¿Cuál es tu nombre? Dijo Ayame sonriendo mientras se levantaba del suelo. –Naomi… ¿Y cómo te llamas tú niña rica? –Ayame. Tras esa pequeña pausa en su combate ambas se ponían nuevamente en pose de pelea.



Rivales:
Rival chico:

clan: Desconocido
Elemento: Raiton
Especialidad: Ninjutsu
stats
Resistencia=20
Fuerza=18
Velocidad=30
Percepción=30
Ninjutsu= 21
Fuinjutsu=?
Genjutsu=?
Kenjutsu=20
Taijutsu=10
Iryoninjutsu=?

Chakra: 330/360


Técnica:
• Raiton: Kaminari mainā (Rayo: Relámpago menor)
• Rango de alcance: Genin: 5 metros || Chūnin: 8 metros || Jōnin: 15 metros || Tokubetsu: 25 metros.
• Entrenamiento:1º Especialidad: 0 líneas || 2º Especialidad: 15 líneas.
• Sellos: Perro, Jabalí y Ternero.
• Duración: Un turno, el de ejecución y el próximo turno del rival.
• Gasto de chakra: 30.
• Descripción:  Tras una serie de sellos el ninja concentra chakra elemental en una de sus manos para así generar una descarga visible al ojo humano, dicha descarga eléctrica será enviada como un pequeño rayo de energía en dirección del enemigo buscando con ello dañarle, la particularidad de la técnica consiste en la posibilidad del shinobi de cambiar la trayectoria del proyectil una única vez antes de impactar propiciando así una mayor probabilidad de acertar.
• Extras: El mantener acumulada energía eléctrica demasiado tiempo puede resultar perjudicial para el propio usuario, se recomienda el lanzamiento rápido de la técnica. El impacto de este rayo eléctrico contra el enemigo resultará en una descarga que más que paralizar, provocará una quemadura en la zona afectada así como también un fuerte flash de luz.


Rival chica:

Nombre: Naomi
clan: Desconocido
Elemento desconocido
Especialidad: Taijutsu
Stats:

Resistencia = 15
Fuerza = 11
Velocidad = 20
Percepción = 11
Ninjutsu = 11
Fuinjutsu = ?
Genjutsu = ?
Kenjutsu = ?
Taijutsu = 10
Iryoninjutsu = ?
Chakra: 320

stats Ayame:
Resistencia
20
Fuerza
11
Velocidad
25
Percepción
11
Ninjutsu
15
Fuinjutsu
1
Genjutsu
1
Kenjutsu
1
Taijutsu
10
Iryoninjutsu
15




Narro/Hablo/pienso
Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.