Últimos temas
» [Petición] Puntos
Hoy a las 12:08 am por Bunny Tail

» Coquelicots {Taller de Cosas Chuscas}
Hoy a las 12:08 am por Bunny Tail

» Misiones rango D
Ayer a las 11:37 pm por Sheru

» [Actividad] ¡A postear!
Ayer a las 11:30 pm por Saizen

» [Juego] Ojalá
Ayer a las 11:29 pm por Saizen

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicas
Ayer a las 11:26 pm por Saizen

» [Juego] ¿Te casarías con el de arriba?
Ayer a las 11:24 pm por Saizen

» Tira un dado
Ayer a las 11:21 pm por Saizen

» [Juego] ¿Que estas escuchando?
Ayer a las 11:18 pm por Saizen

» [El Ocaso de la Luz] La férrea defensa del Shuha Shinto
Ayer a las 11:16 pm por Atsushi

» [Juego] Róbame
Ayer a las 11:15 pm por Staff SJ

» 1, 2, 3... 10 ¡Beso!
Ayer a las 11:14 pm por Saizen

» [Juego] Emparejame
Ayer a las 11:12 pm por Saizen

» [Juego] Cuenta hasta 10 - Chicos
Ayer a las 11:11 pm por Saizen

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Ayer a las 11:10 pm por Saizen

» [Juego] Kiss, Pass, Hug or Date?
Ayer a las 11:09 pm por Saizen

» [Juego] 1000 mensajes
Ayer a las 11:05 pm por Saizen

» [Juego] ¡El ultimo que postea gana!
Ayer a las 11:03 pm por Saizen

» ¡Muy buenas!
Ayer a las 10:52 pm por Misa Itō

» Busco gente con la que rolear ;3;
Ayer a las 10:45 pm por Misa Itō




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que debéis hacer el registro de pb, aldea, y expediente primero antes de poder rolear. Podéis rolear sin ficha ninja y sin cronología, sin embargo, para participar en un evento o vayáis a terminar un tema debéis tener creada ambas, tanto la cronología como la ficha.




Página 1 de 1. • Comparte • 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nombre: La caida estúpida
Rango de la misión: D
Paga de la misión: 250 Ryous.
NPC de Staff: No permitido.
Lugar: Kirigakure no sato.
Número de post:30 líneas.(Calibrí,11).
Descripción: Caffeko es una muchacha que estudió contigo pero no llego a pasar el examen a Gennin. A llegado a tus oídos que se internó hace unos días en el hospital del lugar por una estúpida y descuidada caída en el duro suelo de piedra y se quebró una pierna. Tu deber es ir al hospital para desearle que se mejore, ya que su familia en el día de hoy no puede acudir y te recompensaran por pasar la tarde con ella, para que no se sienta sola.

Acabo de salir del despacho del Mizukage, lugar en el cual he aceptado mi segunda misión de rango D como ninja. Juraría que las misiones pordioseras disponibles para alguien de mi nivel eran idénticas –o como mucho, parecidas– a las del otro día. De todos modos, esta por lo menos significa algo para mí, pues en ella está involucrada una compañera de la academia.

Hacia el hospital me dirijo. Según la información aportada por sus padres, se cayó repentinamente al suelo de piedra, quebrándose la pierna derecha en el acto. No me sorprende que haya tenido un percance semejante porque nunca llegó a ser demasiado talentosa en la escuela. Más bien todo lo contrario: era torpe, sin ninguna habilidad especial y tampoco destacaba por ser una niña inteligente. Es lógico que acabase suspendiendo el examen final y dedicándose al negocio familiar.

Entro a la sala principal del recinto, me acerco al mostrador y pregunto por la habitación. “¿Caffeko? Habitación 311”, me dice una de las enfermeras. Guardo mis manos en los bolsillos del pantalón y subo pacientemente las escaleras. Según entiendo, tengo que subir hasta la tercera planta para llegar a la onceava habitación. Me topo con un padre y un hijo cuya atmosfera me permitía deducir a mil metros que no era su mejor día. Van abrazas, cabizbajos, y el pequeño no puede evitar solar un leve sonido al sollozar.

Nada más llegar a la puerta correcta me percato de que el nombre escrito en el letrero está mal copiado. Constantemente están cambiando de pacientes, así que entiendo que no le den mucha importancia a señalar qué paciente está en la sala. Hincho el pecho, suspiro, me relajo… Hay que animar a una lisiada.

-Hola, disculpe –digo nada más abrir la puerta, mirándola fijamente–. ¿No será, por algún casual, Caffeko? Es que el letrero de la puerta pone Cafetera.

-Sí, sí, tranquilo… ¡Kioshi, cuánto tiempo, desde la academia!

Entro en la habitación y me quedo, de pie, al lado de la camilla donde descansa la chica. La miro con una expresión de abatimiento en los ojos, como si fuese un recuerdo de mi vida que me provocase dolor.

-¿Qué te pasa? –me pregunta.

-Nada, nada. Se me había ido el santo al cielo. Anda, dime, ¿cómo te has hecho esto?

La chica aparta la mirada, fijándola en la ventana que nos muestra un cielo despejado. Parece una pregunta difícil de contestar para ella.

-Sencillamente me caí mientras llevaba la cesta de la compra.

Me fijo en su cuerpo, para haberse roto la pierna, da la impresión que los daños causados son de mayor gravedad y atañen otras partes del cuerpo. Si todas esas heridas son de una caída, no puedo hacer más que preguntarme desde qué sitio debe haber caído mientras ayudaba en las tareas del hogar.

-Mientes –le acuso mientras escondo mi mano en los bolsillos de la gabardina.

Una lágrima se vertió por su rosada mejilla y se precipitó, casi a cámara lenta, contra el edredón. Su reacción delata la mentira, destapa una realidad que le avergüenza y que preferiría no enseñar a nadie. Pongo mi mano sobre su hombro para tranquilizarla y decirle que no se moleste, que comprendo de qué se trata.

Aunque no soy adivino, apostaría todo el dinero del mundo a que esas heridas son las consecuencias de un exigente entrenamiento. Para ella debe ser una cuestión de orgullo, el suspenso en la academia fue una espina que los otros oficios no fueron capaces de curar.

-Mientras te recuperas, ¿qué tal si jugamos a cartas? –le enseño una baraja-. Hasta que no estés sana no podrás hacer muchos esfuerzos… Idiota –levanto la voz al ver su reacción cabizbaja- el trabajo duro y la constancia no te sirven de nada si eres incapaz de saber aprovechar el tiempo para descansar.

Y así toda la tarde, la misión la voy a pasar jugando a cartas toda la tarde con mi antigua compañera. Un poco monótono, pero parece que el juego cumple a la perfección el propósito de amenizar el tiempo del hospital.
Misión finalizada.
Tipo de letra: Calibrí, 11
Líneas: 45 (esta vez sí que he contado con el texto todo junto)
Líneas sobrantes: 15

✓MISIÓN ACEPTADA
Shinobi's Justice


Contenido patrocinado




Historia contada por Contenido patrocinado,




Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares




 




PERMISOS QUE POSEES EN ESTE FORO:
No puedes responder a temas en este foro.