Últimos temas
» [Inscripciones de HALLOWEN] Recolecta fantasmagórica
Hoy a las 12:51 am por Amaru

» Misiones rango D
Hoy a las 12:44 am por Amaru

» {Actividad} Comparte sabiduría
Hoy a las 12:30 am por Amaru

» [Ficha] Amaru Hyuga
Hoy a las 12:10 am por Hawk Eye

» Registro de Aldea
Ayer a las 11:35 pm por Hawk Eye

» Que tal todos! ^^
Ayer a las 11:06 pm por Diarmuid Kavalier

» Registro de PB
Ayer a las 10:14 pm por Hawk Eye

» Hyuga Amaru [Cronología]
Ayer a las 9:40 pm por Hawk Eye

» Hyuga Amaru
Ayer a las 9:36 pm por Hawk Eye

» {Guía} Reglamento
Ayer a las 9:03 pm por Amaru

» Misión rango D nº13: Entusiasmo
Ayer a las 8:46 pm por Hawk Eye

» Registro de Temas Cerrados
Ayer a las 8:10 pm por Hawk Eye

» Registro de Recompensas
Ayer a las 5:08 am por Hawk Eye

» [Juego] ¡Usuarios V.S Staff!
Ayer a las 4:41 am por Akira Senju

» [Juego]¡Comenta el opening y postea otro!
Ayer a las 2:27 am por Kazuo D.

» [Juego] Ojalá
Ayer a las 2:24 am por Kazuo D.

» [IMPORTANTE] Búsqueda de staff
Ayer a las 1:29 am por Staff SJ

» [Evento] ¡Festival Odayabasu!
Ayer a las 12:42 am por Dream Maker

» Svel - Diagonalización
Ayer a las 12:18 am por Svel

» Misiones rango D
Ayer a las 12:14 am por Hawk Eye




ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura lentura y pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que puedes hacer el expediente, el perfil ninja y las cronología y relaciones al mismo tiempo, sin embargo hasta que el expediente no te sea aceptado NO PODRÁS hacer los registros ni de aldea ni de PB.




BESTIARIO


Descripción:


Los Yokai son oscuras criaturas que hasta hace muy poco solían vivir en la sombra, en lugares oscuros y apartados para no ser vistos fácilmente por los humanos. La mayoría de ellos provienen de pensamientos oscuros, actos malvados, o son los espíritus de hombres y mujeres torturados que vagan por el mundo de los humanos dispuestos a vengarse de quienes les han lastimado o vienen dispuestos a causar un gran caos.

Originalmente fueron concebidos en el mundo de los humanos cuando los dioses comenzaron a descuidar el mundo de los humanos, permitiendo a Yamata no Orochi abrir la puerta que conectaba el mundo de los humanos con Yomi, el inframundo donde los espíritus vivían. No todos son oscuros o malvados, sin embargo una gran parte de ellos sí lo son.

Vagaron durante siglos por el mundo de los humanos sin que nadie pudiera detenerlos, volviéndose un terror viviente que era capaz de atormentar incluso a los dioses menores que habitaban la tierra. Cuando Yamata ocultó el Sol miles de demonios abandonaron Yomi dispuestos a sembrar el caos, sin embargo cuando Susano’o ajustició a la serpiente y despejó las oscuras nubes una gran mayoría regreso al Inframundo. Otros se ocultaron en lugares muy profundos o alejados, donde no pudieran ser encontrados por los humanos, temerosos de los dioses.

Un dato poco conocido es que los yokai son capaces de introducirse en los sueños de los humanos y convertirlos en una larga y amarga pesadilla. Es casi imposible expulsarles una vez han pasado más de una hora en un sueño, aunque hay algunos demonios menores que sí pueden ser expulsados, mientras que los yokai mayores solo pueden ser expulsados por los seres celestiales.


Instrucciones:


Nadie puede utilizar a los yokai en sus roles bajo ningún concepto. Solamente un Staff permitirá utilizarlos en eventos otramas específicas. Si Dream Maker o Dream Destroyer no lo permiten, no se roleará que los ven, hablan con ellos, u otros. Son tratados como NPCs.

Debemos destacar que las historias aquí contenidas no son necesariamente semejantes a las reales. Hemos cambiado algunas para amoldarlas más para la ambientación y las tramas del foro.

Descripción:


Yamata no Orochi es el ser más cruel y destructivo que el mundo ha existido en el mundo. Es tan grande como un país, siendo su cuerpo tan alto como una montaña y alargado como el País de las Olas. Cada una de sus ocho cabezas y colas podría cubrir un valle. Algunos tienen la falsa creencia de que es una criatura inferior al Kyubi al tener solo ocho colas, sin embargo es un ser perfecto que se ha creado a sí mismo y puede rivalizar con los propios dioses.

Cuando los dioses apartaron la mirada del mundo humano comenzó su reino, logrando sumir el mundo en la oscuridad y derrotando y asesinando a todos los dioses menores que habían osado enfrentarle, devorándolos y haciéndose aún más fuerte. Nació de la nada al igual que Inazami e Izanagi, creándose a sí mismo de la nada. Su poder es tal que Susano’o estuvo a punto de ser derrotado de no ser porque logró engañar a Yamata no Orochi y conducirlo hasta el mar, donde cortó siete de sus cabezas y tres de sus colas con su espada sagrada. Se dice que siquiera las nueve bestias de cola juntas podrían hacerle un rasguño a Yamata no Orochi.

Actualmente reside en el interior del océano, con solo una cabeza y cinco de sus seis colas, pero ésto no hace que sea menos poderoso. Se dice que espera el momento para regresar y hacerle pagar a los dioses por lo que le hicieron.

Descripción:


Antaño habían tantos que podían formar un ejército inmortal e imparable. Son los vástagos de Yamata no Orochi. Al igual que su padre poseen ocho cabezas pero solo una cola. Su tamaño es el de un gran valle, siendo capaces de destruir una ciudad entera en pocos segundos. Hace tanto tiempo que el tiempo casi lo ha olvidado, gobernaban junto a su padre el mundo de los humanos. Tras su desaparición fueron cazados por dioses menores y encerrados en el interior de Yomi para que no pudieran salir nunca más. Según las leyendas, su nivel de poder es semejante al de un bijuu.

Descripción:


La cultura general ha optado por hablar de la puerta al gran Yomi como si fuera un simple acceso. Como si fuera un objeto que respondiese ante un complicado mecanismo que lo hace funcionar. Nada más lejano de la realidad. La puerta de Yomi es un yokai, uno de los primeros que existieron. Los dioses le crearon para que guardara el acceso hacia el mundo de la oscuridad. Él no decide quien entra ni quien sale, solo obedece las órdenes de la diosa de Yomi, Shigami. Él permite el acceso a las almas mortales que por divino designio el inframundo. No hay otro camino para atravesarlo.

Consiste en un largo puente que se tambalea suavemente mientras caminas sobre él unido por cadenas negras que cada metro y medio encuentran una gema roja tan brillante como el fuego. Bajo él un mar de llamas azules que ascienden. Puedes sentir como un fuego helado recorre tus piernas, helándole. Cada mil pasos se encuentra una puerta con el rostro de un yokai diferente. Después de entrar, cierra sus dientes impidiéndote regresar. Cientos de columnas en cuyo interior se pueden ver de un verde brillante los rostros de quienes osaron intentar escapar del Yomi. En el cielo, un torbellino de nubes rojas que impiden ver más allá. Justo al final, una última puerta que es más grande que el resto. Detrás de ella no hay nada, pero al atravesarla entras en un mundo completamente distinto. Si vuelves la mirada la puerta ha desaparecido, y solo queda el mundo de los yokai.

Descripción:


Las leyendas suelen decir que se trata de un carro que causa la destrucción a su paso, que invoca a los yokais más oscuros para causar un gran pesar. Sin embargo ésto no es cierto. El carro no es el causante del terror, sino un ser que busca avisar a los humanos para que abandonen el lugar y no sufran daños. Durante la época de Yamata no Orochi se podía ver el carro muy cerca de aldeas y ciudades, buscando avisar de que algo terrible iba a pasar. Pocos días después las ciudades eran destruidas y los pueblos masacrados, por lo que se llegó a pensar que era un emisario del mal.

El carro es bastante sencillo. Construido completamente de madera, apenas dos metros de altura. Grandes y alargadas ruedas que al comenzar a moverse muestran llamas carmesí. Tirando de él puede encontrarse un yokai rojo de cuernos alargados y piernas y brazos fuertes, bastante gordo. Lleva solo un taparrabos y tiene el rostro alargado como un hocico. Se cree que en el interior del carro se encuentra la diosa Shigami, pero nada es seguro.

Descripción:


En un principio se sospechó que los dragones eran yokais oscuros y malvados que torturaban a los humanos por placer. Con el paso del tiempo se descubrió que no era cierto. Los dragones son seres agradables y simpáticos que ayudan a los humanos si está en su mano y les otorgan conocimientos de forma desinteresada. Son sabios y casi tan antiguos como los dioses, aunque no tan poderosos. Se suele usar a los dragones como emblemas tratando de demostrar sabiduría y fuerza.

Son seres alargados como una serpiente gigante, con el cuerpo rodeado de duras escamas, a pesar de no poseer alas son capaces de volar libremente por el cielo, pero prefieren no hacerlo para no asustar a los humanos. Tienen cuerpo de serpiente, cabeza de cocodrilo, ojos de gato, nariz de salamandra, garras de águila, zarpas de lagarto, melena de dragón y bigote de bagre. Si se ve un dragón volando en el cielo se debe pedir un deseo. Se cree que éste te escuchará e intentará concedértelo si tu corazón es puro. Se dice que aparecen en los sueños de los niños de corazón puroo para guiarles hacia el buen camino, mostrándoles lo que podrían conseguir si lo intentan de verdad.

Descripción:


Hay leyendas muy diversas sobre las kitsunes, en algunas se ponen como alegres y simpáticos animales capaces de adoptar la forma humana que ayudan a los humanos cuando están perdidos, especialmente a los niños cuando se pierden por bosques peligrosos o lugares donde no deberían estar. En otros se les pone como seres abominables que adoran engañar a los hombres para devorarles cuando se han cansado de torturarles psicológicamente. Lo cierto es que la segunda no es cierta. Si bien disfrutan engañando y jugando con los humanos, no lo hacen con mala intención. Es obra de otros yokais que tomando forma humana engañan a los propios humanos haciéndoles creer que son kitsunes.

Son las protectoras de los bosques y guardianas de los niños. Son zorros de varias colas, pudiendo llegar hasta tres, capaces de transformarse en seres humanos, tanto hombres como mujer. Gustosas darían su vida para proteger a los niños. Tienen una buena relación con los dragones, llegando incluso a llegar a enamorarse de ellos. Su sabiduría está a la par de las bestias aladas, aunque es un dato poco conocido. Sus habilidades mágicas son temibles, pudiendo llegar a derrotar a otros yokais de gran poder si intentan dañar a los humanos cerca de sus bosques. Su carácter es cálido y agradable.

Un dato poco conocido es que fueron, junto a los dragones, las que más empeño pusieron en proteger a los humanos durante la oscura era en la que Yamata no Orochi gobernaba el mundo a su voluntad.

Descripción:


Los tanuka rivalizan con las kitsunes para ser el yokai más conocido, después de los dragones. Son seres nocturnos que pueden encontrarse mayormente en las costas, pues gustan mirar el horizonte marino al anochecer. Son seres bondadosos que entregan riquezas a quienes creen que son merecedores de su favor, haciéndoles increíblemente ricos sin que éstos sepan que ha sido obra suya.

Poseen grandes poderes mágicos, bastante similares a las kitsunes, sin embargo a pesar de que pueden prefieren no cambiar de forma salvo que sea fundamentalmente necesario. Les gusta su aspecto animal. Son seres muy joviales, alegres y gustan de jugar con los niños humanos y ayudarles a cumplir sus sueños. Su característica más destacable son sus grandes bolas, pudiendo ser tan grandes como ellos deseen. Son similares a un ser mitad perro mitad tejón capaz de caminar sobre dos patas.

Descripción:


Pájaros de gran poder mágico nacido de un espíritu que antaño abandonó el mundo de Yomi. Durante el día aparentan ser pájaros normales y corrientes, sin embargo durante la noche revelan su auténtica forma. Brillan con leve intensidad y en ocasiones se los puede ver rodeados de fuegos fatuos azules semejantes a los que emana la puerta del Yomi. Se dice que son los únicos seres que pueden entrar y salir a placer del mundo de los yokai, y que pueden mostrar a los humanos ese mundo si así lo desean, pero corren el riesgo de quedar atrapados ahí para no poder regresar.

Los pájaros pueden ser de cualquier especie, cuanto más grande es el pájaro mayor poder posee. Son seres que han vivido más de mil años y que si bien son bastante sabios, también tienden a ser orgullosos y aceptan los retos, siempre que no sientan que están intentando manipularles para obtener sus fines. Les gusta desafiar a los humanos a juegos de lógica, y si son superados, con sus poderes muestran a los humanos lo que quieren ver. Cuando se sienten en peligro inminente son consumidos por las llamas y regresan a Yomi, abandonando su cuerpo y buscando otro en el mundo humano.

Descripción:


Son espíritus oscuros que pueden encontrarse mayormente en cementerios, casas señoriales o donde los espíritus vivieron anteriormente, o cerca del lugar donde murieron. Hay muchos tipos de yurei, dependiendo de las circunstancias de su muerte. Generalmente toman la apariencia que tenían en vida, con las joyas, ornamentos, y ropas que llevaban en el momento de morir, o en su defecto kimonos o uniforme de soldados caídos. A veces tienen heridas visibles que indican que llevan muertos mucho tiempo, avisando a los humanos, pero en otras ocasiones están escondidas y solo las ves cuando es tarde. Son capaces de modificar su rostro para causar gran terror, y muchas veces parecen no tener pies, pero sí piernas.

Escapar de una de estas criaturas sin ayuda es muy difícil, y enfrentarla es casi un suicidio. Sin embargo en ocasiones se puede llegar a calmar y hacer que se vaya, permitiéndote irte. En la mayoría de casos son seres vengativos que se han negado a morir y se han convertido en espíritus oscuros para ajusticiar a a sus asesinos, en otras ocasiones se convierten en espíritus guardianes para proteger a su familia de cualquiera que ose molestarles, o por el contrario llevando el infortunio a su familia hasta que mueran. Cada yurei es único, tiene distintas habilidades y personalidad. Hay algunos yurei que son capaces de rivalizar con el poder de un demonio mayor, dependiendo del poder del sentimiento que los hizo regresar.

Se dice que estos espíritus pueden ser apaciguados, y pueden abandonar el mundo de los humanos para regresar al Yomi. Es algo casi imposible de ocurrir, pero existe el precedente.

Descripción:


Espíritu con forma humana que suele aparecer a los viajeros perdidos durante fuertes nevadas o tormentas de nieve. Es pálida, con un leve tono azulado, y porta un kimono blanco. Sus ojos son de un profundo violeta y tienen un largo cabello oscuro. Su cuerpo es tan frío, que con solo tocar a un humano una sensación de frío recorrería todo su cuerpo, adormeciéndole los sentidos. Su único alimento es la fuerza de los humanos. Si eres besado por esa criatura no podrás moverte, y comenzará a absorber tu energía vital hasta que solo quede una carcasa vacía que terminará muriendo por el frío. Si el cuerpo no es quemado, horas después se levantará y tratará de matar a todo el que encuentre. Poco a poco su cuerpo comenzará a cambiar y se transformará en un animal, dejando atrás cualquier rastro de su apariencia anterior.

En ocasiones estos espíritus se enamoran de humanos, llegando incluso a casarse con ellos y vivir una larga vida junto a su pareja. Si han ocultado su identidad con el paso del tiempo se descubriría, y da igual lo que ocurra con el paso del tiempo sus parejas perecerán por el paso natural del tiempo mientras los espíritus conservan su eterna juventud. En algunos casos las yurei acompañan los espíritus de sus amantes hasta el Yomi. Algunos espíritus permanecen años mirando hacia la puerta, hasta que superan la pérdida y deciden regresar a las montañas.

A pesar de que es algo comprobado, no suele ocurrir de esa forma. La mayoría de las yurei prefieren cazar a los humanos y tomar toda su energía vital, toda su humanidad para alimentarse. Cuanto más se alimente una yurei más poderosa se vuelve, siendo capaz de crear ella misma las nevadas que las preceden.

Descripción:


Los tengu son un tipo de criatura cuyas leyendas son tan diversas que pasan de ser protectores a seres de gran poder que solo buscan torturar a los humanos en vida y muerte. Lo cierto es que están más cerca de ser yokais que de dioses, pero eso no quita su enorme poder. Son enormes criaturas con rostro y narices rojas de gran tamaño, generalmente se les suele ver con cuerpo de gigante y unas enormes alas y piernas cubiertas de plumas. Son seres de gran poder que nada tienen que temer de las kitsunes o los dragones.

Sus motivaciones son muy diversas, pues al igual que los humanos cada uno tiene sus propios objetivos a cumplir y sus propios métodos para lograrlo. Hay tantos tipos de tengu que es imposible distinguirlos todos. Algunos se apiadan de los humanos y los dejan vivir en paz, mientras otros prefieren alimentarse de ellos o simplemente torturarlos. Se dice que uno de estos tengu tiene el poder suficiente para equipararse a un semidios. Pero esto no ha sido nunca demostrado.

Descripción:


Se trata de los seres más extraños y curiosos que existen en el mundo conocido. Al menos referente a los yokais marinos. Es un extraño gigante cuya forma original es desconocida. Aparecen en ocasiones en medio del océano, con la forma de un ser completamente negro sin rostro, solo con dos ojos marcados. Su cabeza se parece a la de un monje venerable. No se sabe nada de ellos a ciencia cierta. Quienes los encuentran en el mar encuentran su final, o ven como su navío y sus amigos caen en la oscuridad del mar. Se cree que algunos han podido librarse de él ofreciéndole un gran barril de licor. Por eso es tradición llevar uno en los barcos, aunque no se vaya a utilizar.

Descripción:


A diferencia del resto de los seres nombrados anteriormente, este yokai es producto de la experimentación con humanos y espíritus. En los oscuros laboratorios del País de los Volcanes numerosas mujeres son torturadas, mutiladas, y tratadas de formas inimaginable para crear estos oscuros seres. Solo un pequeño número de las mujeres que van a morir, con un odio incontable en su interior. Cuando se encuentran en las puertas de Yomi, acceden a hacer un pacto con los espíritus oscuros, fusionando su cuerpo y mente con las de un yokai. El resultado es un horrible ser cuya apariencia es imposible de adivinar hasta de que llegan al mundo humano. Esto solo es posible debido a la gran cantidad de energía oscura que cubre el mundo.

Son seres que tienen la mitad de la consciencia de un humano y mitad de yokai, por lo que son seres confundidos que han perdido su motivación y son fácilmente manipulables. Los investigadores del Pais de los Volcanes los convierten en armas de matar, haciéndoles seres capaces de penetrar las líneas enemigas y causarles un gran terror.

Descripción:


Seres mitad humanas mitad serpientes que viven cerca de las costas y ríos, buscando humanos para devorarlos durante varios días en su estómago. Hay dos variantes de estas criaturas; una sin brazos, que se arrastra por el suelo como una serpiente y otra que posee las extremidades superiores, puede arrastrarse y mantenerse erguida. A pesar de sus diferencias físicas ambas tienen la misma mentalidad y buscan devorar a los humanos para sobrevivir.

Son capaces de entrar en la mente de los humanos y hacerles creer que ven algo que no es cierto, para inmovilizarlos y atraparlos antes de devorarlos lentamente. Sus poderes consisten en engañar a sus rivales si oyen su canto o miran fijamente sus ojos. Son habilidosas en el combate cercano debido a su flexibilidad, y atravesar su cuerpo es difícil debido a las escamas de serpiente que las protegen.

En algunas ocasiones tienen hijos con los humanos antes de devorarlos, y de esa forma continúan su especie. Las hijas pueden ser como su madre, una Nure On’na, o por el contrario convertirse en humanos con lengua de serpiente y poderes mágicos. Los hijos nunca podrán ser como su madre, solo pueden ser humanos con poderes.

Descripción:


A diferencia de lo que se cree de ellos los kappa no son criaturas necesariamente malignas. Viven en lagos, ríos, y lugares donde haya abundante agua para refrescarse. Son reptiles acuáticos con forma humanoide que habitan los lugares húmedos del país. Tienen aspectos de niños rana con caparazón de tortuga y un agujero en su cabeza, en el cual hay agua. Si el agua desaparece de su cabeza, mueren sin remedio.

Son seres muy protectores y agradables. Al igual que las kitsunes protegen a los niños que se pierden en los ríos hasta que sus padres los encuentren, preferiblemente permaneciendo ocultos sin ser visto. Sin embargo son considerados criaturas oscuras debido a que pierden los estribos en muchas ocasiones si son molestados, o si alguien abusa de un niño cerca de ellos. Llegan a ser extremadamente letales, lo suficientemente fuertes como para despedazar a un hombre corpulento solo tirando de sus extremidades. No son sabios, pero sí infantiles y confiados con los extraños. Si alguien se acerca al agua de su cabeza se alejan o hacen al invasor alejarse.

Descripción:


Se trata de un espíritu oscuro que en algunas ocasiones es confundido con Yukki On’na, sin embargo no son siquiera semejantes. Yamamba es un ser oscuro, un espíritu demonio que habita las montañas con la apariencia de una anciana, o un anciano en su defecto. Guían a la perdición a los jóvenes para que sufran trágicos accidentes, y una vez muertos devoran sus cadáveres. Son débiles físicamente, pero poseen poderes mágicos de leve poder. Prefieren no usarlos para no levantar sospechas.

Descripción:


En ocasiones los espíritus oscuros invaden objetos mundanos, fusionándose con la esencia de uno o más seres para crear un monstruo horrible. Este ser es fruto de la unión entre el espíritu, un caldero, y un perro. Es más común de lo que pudiera parecer, y sus poderes no deben tomarse a la ligera. Su poder es tal que es capaz de quemar personas y pueblos enteros si no se le detiene.

Descripción:


Mujeres despechadas que fueron engañadas por sus pareja, y conducidas a la muerte por su mejor amiga, quien la había engañado para estar con su pareja mientras ella moría. Sus cuerpos son enterrados, quemados, o tirados al río, eso no importa, pues negándose a morir, haciendo un pacto con un espíritu oscuro, regresan dispuestas a vengarse de aquellos que les traicionaron.

Visten los mismos ropajes que vestían antes de morir, en perfecto estado. Son generalmente hermosas, sin embargo cuando alguien se acerca mucho puede llegar a ver dentro de ella y comprobar que su cuerpo está podrido o se trata de un esqueleto. Tienen poderes sobre las ilusiones, siendo capaces de atormentar a aquellos que ella desee atormentar.

Buscan desesperadamente a quienes las traicionaron, sin embargo en ocasiones esas personas llevan muertas siglos. Engañan a los hombres, haciéndoles creer que van a tener relaciones, y en la cama revelan su forma real y les devoran su energía, para poder vivir otra semana y poder seguir buscando a sus asesinos.

Descripción:


Mujeres antaño hermosas que fueron asesinadas por sus maridos para poder casarse con otras mujeres que les agradaban más. Negadas a morirse se convirtieron en un espíritu oscuro, regresando para vengarse de su marido, y de todos los hombres que engañaran a sus esposas. Suelen caminar por las noches en lugares oscuros de la ciudad. Cuando encuentran a un hombre le preguntan si es hermosa. No importa su respuesta, si han engañado alguna vez a una mujer para estar con otra, son asesinados.

Descripción:


Cuando una niña fallece es tradición enterrarla con sus juguetes favoritos, generalmente una muñeca. Los niños tienen una mayor facilidad para pasar por el Yomi, incluso llegando a escapar o no aparecer en ningún momento. Se cree que es obra de Shigami, la diosa de la muerte, quien decide darles un poco más de tiempo. Los espíritus buscan su cuerpo, pero en su lugar llegan al de la muñeca, creando un ser oscuro de poder mágico descontrolado. Depende del carácter de la niña puede ser un espíritu bondadoso, vengativo, o uno oscuro.

Descripción:


Son parientes lejanos de los Aosagibi. Son seres oscuros de no muy alto poder mágico. Su origen es desconocido, solo se sabe que gusta de jugar con los humanos. No los mata, pero sí les lleva a padecer grandes sufrimientos y torturas mentales para comprobar de qué están hechos. Aparecen durante las noches donde la luna se muestra en el cielo en lugares apartados donde haya muy poca gente.

Descripción:


La mayoría de los Yokais nacen de almas atormentadas. Cuando su cuerpo muere continúan vagando por el mundo de los vivos por motivos personales. Gracias a algún suceso consiguen volver y disponer de un cuerpo físico con aspecto aterrador. Este en específico murió por inanición. Son almas torturadas de aquellos que murieron sin poder saciar su hambre, que regresan al mundo humano por confusión, sin saber en dónde están. Esto solo ocurre cuando hay un gran número de muertos por inanición.

Estos seres pierden completamente su personalidad, convirtiéndose en criaturas oscuras de gran poder. Los espíritus de los muertos se combinan, creando un amasijo de energía incapaz de reconocerse a sí mismo. Forma con los huesos de los fallecidos un esqueleto gigante que puede llegar a los veinticinco metros de altura. Vagan por el mundo, alimentándose de carne humana para saciar su hambre, sin embargo nada le sacia.

Descripción:


En ocasiones los espíritus oscuros invaden objetos mundanos, fusionándose con la esencia de uno o más seres para crear un monstruo horrible. Este ser es fruto de la unión entre el oscuro espíritu y un paraguas. A pesar de su absurdo concepto es un ser de gran poder que puede llevar a la muerte a cualquier humano si se lo propone.

Descripción:


Son seres semejantes a las Nure On’na, sin embargo hay una gran diferencia de poder entre éstas. Mientras que las Nure On’na viven en ríos, costas, o lugares húmedos desde las que pueden acceder al mar, éstos espíritus viven en el interior del océano. Son seres mitad serpientes marinas mitad mujeres. Sus cuerpos miden más de treinta metros, pudiendo rodear barcos y naves y quebrarlos con solo la presión de su cuerpo. Tienen brazos y rostro de mujer. Se alimentan mayormente de seres humanos.

Descripción:


Espíritus oscuros, fantasmas sin rostros. Criaturas legendarias que no debe confundirse con ninguna otra criatura. Toman forma humana, generalmente de mujer. Son como seres humanos normales, con la excepción de que no tienen rostro. Gustan de aparecer en lugares oscuros, asustando a los humanos y provocándoles pánico. Sin embargo son inofensivos. Solo asustan para divertirse. Son espíritus infantiles y divertidos, que gustan de provocar pesadillas a niños y adultos por igual.

Descripción:


A diferencia de otros yokais, estas mujeres son malditas por los dioses tras actos horribles cometidos contra sus hijos. Posee dos bocas, una en su rostro, y otra en su espalda. La boca posterior pronuncia insultos y demanda alimentos, si no está alimentada comienza a llorar y a causar alaridos que le producen grandes dolores a la mujer. Tiene la capacidad de mover sus cabellos como tentáculos para aimentar su segunda boca.

Esta maldición se atribuye a mujeres que dejaron morir a sus hijastros mientras alimentaban a sus hijos naturales. El espíritu del niño, al morir de inanición, se instala en el cuerpo de la madrastra y forma esa boca a sus espaldas. Están condenadas a una eterna vida de sufrimiento. Algunas son pacíficas, sin embargo otras han llegado a la locura, y matan a todo aquel que las moleste.

Descripción:


Horribles criaturas que durante el día fingen ser humanos normales y corrientes, pero por la noche adquieren la habilidad de estirar su cuello en enormes longitudes como si fueran serpientes. Son también capaces de cambiar su rostro al de un espantoso ogro para asustar más a los mortales. Gustan de vivir desapercibidos. Suelen tener cónyuges mortales. Prefieren parecer humanos a monstruos. Beben la sangre de los vivos para volverse más fuertes, pero no todas lo hacen.

Este extraño suceso es producido por una maldición de oscuros espíritus a mujeres bellas. Viven la misma vida que vivían antes por el día, pero por la noche deben ocultarse.

Descripción:


Los onis son seres frecuentemente mostrados como gigantes criaturas de afiladas garras, calvos o cabello revuelto, y largos cuernos que surgen. Son seres abominables, de gran fuerza y poder. Miden más de dos metros y suelen llevar armas como garrotes o grandes espadas con las que golpean a sus enemigos. Su piel puede ser de varios colores; rojo como el fuego, azul llameante como el infierno, rosa, o verde. Suelen vestir pieles de tigres. Tienen la tendencia de vestirse como cavernarios. Gustan de pelear a muerte contra otros seres. Si son derrotados conceden un don, un presente a sus rivales. Si ganan, matan a golpes a sus enemigos.

Las hannyas son onis femeninos, un tipo diferente de oni. Según las leyendas antaño fueron mujeres increíblemente hermosas que por diversas razones cayeron en la locura y fueron poseídas por demonios. Una vez poseídas se transformaron en horribles monstruos. Demonios oscuros que se dedican a beber la sangre de sus víctimas. Especialmente si son jóvenes. Tienen el mismo abanico de colores y adoran la lucha.

Descripción:


En ocasiones los espíritus oscuros invaden objetos mundanos, fusionándose con la esencia de uno o más seres para crear un monstruo horrible. Estos seres se funden con cualquier objeto que haya a su alrededor y se convierten en espíritus guardianes de los diferentes hogares. Se cree que son espíritus de familiares que se niegan a irse y buscan cuidar a sus familiares. Con el paso del tiempo en ocasiones se vuelven locos, convirtiéndose en feroces espíritus malignos.

Descripción:


Cuando Yamata no Orochi se creó a sí mismo provocó una cantidad tal de energía oscura que otros yokais de gran poder fueron creados de la nada. Según las creencias del sintoísmo existen varias de esas criaturas, pero nunca ha podido ser comprobado salvo para el caso de la gran serpiente marina Nigotta. Una serpiente marina que habita en los océano, de extremo poder y sabiduría. Tiende a no molestar a los humanos, pues los considera como simples insectos, sin embargo cuando éstos acuden a enfrentarlo para que su nombre se convierta en leyenda termina con sus vidas, devorándoles y llevándoles al Yomi en persona.

Según las leyendas es una gran serpiente que constantemente está rodeando el mundo de los humanos. Su cuerpo es lo bastante alargado como para dar vueltas derredor del mundo y aplastarlo si así lo deseara. Tiene dos grandes cuernos semejantes a los de un carnero. En anchura es tan largo como una montaña y su poder se dice que supera bastante al de otros yokais mayores y seres oscuros en general. Un dato poco conocido es que la serpiente se lleva bien con los dragones y las kitsunes.
Introducción a los yokai
Yamata no Orochi
Dokuroddo
Nigotta
Doa ni Yomi
Kasha
Ryu
Kitsune
Tanuki
Aosagibi
Yurei
Yuki On'na
Tengu
Umibozu
Gomon On'na
Nure On'na
Kappa
Yamamba
Ookaminabe
Hone On'na
Kuchisake On'na
Tsukumogami
Bakedori
Gashadokuro
Kasa Okabe
Iso On'na
Nopperabo
Futakuchi On'na
Rokuro
Oni y Hannya
Gakki Okabe





MITOS Y LEYENDAS
PANTEÓN DIVINO