Últimos temas



ENLACES IMPORTANTES DE UTILIDAD



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Combate que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. En Shinobi's Justice utilizamos un sistema de combate de rol interpretativo donde empleamos técnicas y un sistema de parámetros, así como un medidor de chakra. Recordamos que las técnicas y los parámetros son interpretativos, no deben tomarse siempre al pie de la letra. Se puede ganar un combate cumpliendo las normas y describiendo bien tanto el escenario como la situación aunque se esté en desventaja, del mismo modo que se puede perder un combate ganado al no cumplir las reglas.






ENLACES IMPORTANTES DE AMBIENTACIÓN



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía de Ambientación que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de crear tu personaje es muy importante que pienses la religión, el país, y la aldea, pues cada una es, a su modo, única. Aconsejamos una lectura pausada para poder elegir lo mejor para el personaje que desees crear.






ENLACES IMPORTANTES PARA NOVATOS



RECUERDA:


No te olvides de visitar la Guía para Novatos que proporciona el foro, ahí está todo muy bien detallado y es una guía bastante completa. A la hora de hacer los registros, no olvides que debéis hacer el registro de pb, aldea, y expediente primero antes de poder rolear. Podéis rolear sin ficha ninja y sin cronología, sin embargo, para participar en un evento o vayáis a terminar un tema debéis tener creada ambas, tanto la cronología como la ficha.








Al igual que el Shuha Shinto y el Koshitsu Shinto, el Jinja Shinto son ramas del Sintoismo, la creencia de los dioses que forman el Panteón Divino que se conoce por todo el mundo de Daichi. El objetivo final del Sintoismo, sea cual fuere su rama, es la inmortalidad del alma. Se basa en la creencia de que venerando a los dioses y a su familia, éstos les otorgarán la inmortalidad y no tendrán que ir al Yomi, sino que podrán vivir como espíritus en los bosques, lagos, ríos, o como espíritus protectores de sus familias. Es una religión especialmente tolerable, a la que no le importa la religión de la otra persona, les ayudarán igualmente y respetarán mientras ellos sean respetados.

Esta rama de la religión carece de dogmas o escrituras de gran antigüedad, pues prefiere que las historias pasen de familia en familia de forma oral, con todo lo que esto implicada. Algunas historias se han perdido con el paso del tiempo, otras se han tergiversado por el paso de los años, distinguiéndose de las fuentes originales por bastante. La forma de venerar a los dioses y de conseguir la inmortalidad es a través de las festividades, de las celebraciones en su honor, y de la veneración y el respeto hacia todos los seres vivos y especialmente a su propia familia. Es una religión familiar cuyas celebraciones son en familia, y las familias acuden a celebraciones más densas.

Esta religión tuvo su mayor auge en el País del Fuego, en las zonas rurales y pobres donde las familias están especialmente unidas, llegando al País de la Cascada tras su conquista. Es una religión austera que no busca malgastar dinero en ídolos o celebraciones caras como tal, sino que con los recursos de los que disponen (madera, piedra, paja…) se crean ídolos de los dioses que esa familia adora especialmente, como homenaje, y las celebraciones se hacen con lo que se tenga.

La figura más representativa de esta religión es la miko. Niñas sacerdotisas que guardan los templos conocidos como templos de mikos donde se rinden culto a los dioses. Las mikos viven de las ofrendas que se les lleva a su templo, y deben unir sus vidas a las de los dioses, custodiando ese templo hasta el día de su muerte. Hay una miko por cada templo, por cada lugar sagrado. Esta religión está dirigida directamente por el feudal del País del Fuego como máximo exponente del mismo. Detrás del feudal están las diversas casas nobles que se encargan de la gestión económica, social y religiosa y son los encargados de controlar todos los asuntos relacionados con la religión, teniendo al feudal como máximo representante de éstos.














Rama del Sintoismo basada en la veneración a través de la riqueza del individuo. Comparten junto al Shuha Shinto y al Jinja Shinto ser una rama del Sintoismo, sin embargo, a pesar de sus creencias similares, su modo de venerar a los dioses del Panteón Divino de Daichi es muy diferente al de éstos. El dinero lo es todo. La riqueza es la piedra angular de esta religión. Las piedras preciosas, el metal valioso, el mármol, la madera más exquisita, solo son herramientas para llegar a los dioses. Buscan la inmortalidad del alma al igual que el Jinja Shinto y el Shuha Shinto, sin embargo lo hacen a través de la riqueza.

Al contrario que el Jinja Shinto, y semejante al Shuha Shinto, esta rama sí tiene dogmas y una historia bien documentada, aunque en algunos casos distorsionada para beneficiar a estos mismos. Las historias se transmiten también de forma oral, pero sin tergiversaciones, utilizando las fuentes escritas y documentadas salvo en las zonas más rurales, donde no muchos saben leer y escribir. Cuanto más dinero se gasta en estatuas, celebraciones, o cualquier método para venerar a los dioses, según la creencia éstos bendecirán tanto al individuo como a su familia. Es semejante al Jinja Shinto en cuanto a la unión de la familia, más ésta unión es más económica. Cuanto más dinero tiene la familia, más respetable socialmente.

Surgió en el País del Rayo, una región especialmente rica que disponía de tanta riqueza que era difícil saber en qué gastársela. Poco después, debido a sus lazos diplomáticos con el País del Agua, terminó convirtiéndose del mismo modo, formando una rica alianza religiosa y política que se mantuvo firme, sin ceder ante los demás, con políticas defensivas más que ofensivas. Se decretó que cualquier persona podía creer en su religión, pero si no creían en el Koshitsu Shinto debían pagar un impuesto bimensual para poder permanecer en sus territorios.

Los sacerdotes del Koshitsu Shinto son conocidos por llevar caros ropajes y adornar su cuerpo con joyas tan caras como una ciudad. A diferencia de las otras religiones el Estado y la Religión están bastante separados, sin embargo, a la par están juntos. Los encargados de gestionar la religión son unos pocos nobles, un familiar directo del feudal como máximo representante, y una gran cantidad de hijos de campesinos que son los encargados de las tareas más laboriosas. El familiar directo del feudal es conocido como el Kami no daihyō-sha, el representante de los dioses en Daichi. Todo el dinero de la religión es gestionado por él.














Es conocida por los demás países como la rama del Sintoismo más cruel y desagradable. Generalmente las demás ramas suelen buscar formas de adoración pasiva, entregando los objetos físicos que poseen o solo celebrando para llegar a ellos. El Shuha Shinto, debido a la cultura que les precedió, considera que esas formas no son útiles y que solo enfadan a los dioses malgastando su tiempo con vanas oraciones y malgastando los recursos naturales de sus países para intentar comprar aprobación. Al igual que el Koshitsu Shinto su fe y dogmas se transmiten por la escritura, sin embargo comparten con el Jinja Shinto el ser una religión familiar.

El modo que tiene el Shuha Shinto de llegar a los dioses es a través de la carne y la sangre, a través de la tortura a los no creyentes. Miembros de los diferentes Sintoismos, de cualquier otra religión o corriente filosófica, y los ateos son capturados tanto dentro como fuera del país, y torturados para complacer a los dioses. Cuanto más tiempo aguante vivo el cautivo vivo, y más sufra, mayor es la atención que depositan los dioses en el torturador. Los miembros del Shuha Shinto son expertos en la tortura, y en prolongar la vida de sus torturados, sin embargo no todos tienen la suerte de poder torturar. Algunos deben expiar sus pecados de otra forma, torturándose a sí mismos con cortes, latigazos, entre otros para limpiarse.

Religión que nació en el País de la Hierba, un lugar constantemente azotado por los yokais que ha vivido demasiado tiempo sufriendo a la sombra de demoníacos insectos gigantes. Debido a ese suceso el pueblo se volvió muy territorial, expertos en ocultarse en sus densos bosques incluso para el ojo de los yokai. El Shuha Shinto nació en el interior de esa región y se fue extendiendo hasta cubrirlo al completo. Después de diversas guerras, y grandes victorias, esta fe se propagó por el País del Viento y el País de los Volcanes, convirtiéndose en una de las religiones más grandes.

En esta religión los máximos representantes de la fe son los sacerdotes inquisidores. Individuos que vagan por los diferentes países buscando herejes o ateos, entrenados desde los seis años para buscar, rastrear, especialistas en toda clase de armas, especialmente en la más mortífera, su capacidad para detectar la mentira en los ojos de cualquier persona que intente mentirles. Hay un férreo organismo que regula esta religión en el interior del País de la Hierba. Lo que este organismo diga, los diferentes países del Shuha Shinto deben acatarlo. Se trata de los Jinmon-sha, un grupo de ancianos que empezaron como inquisidores y siguen siéndolo a día de hoy. Tienen total autoridad en todos los países creyentes del Shuha Shinto. Ellos dirigen todos los aspectos de la sociedad. Hay un grupo semejante en el País de los Volcanes que dirigen el País de los Volcanes por su propia cuenta al no estar unido por tierra y necesitarse de una entidad representante en tan maltrecha región.














El taoismo es un sistema filosófico de vida basado en las sagradas escrituras del mesías Tao Te King, un hombre pacifista que intentó hace algunos cambiar el sistema religioso que gobernaba al mundo, calificándolo de útil, pero carente de perspectiva. Es una de las filosofías más antiguas de las que se tiene constancia en el mundo, cuya doctrina se aleja de los dogmas religiosos y se enfoca en la meditación y la paz. Se aleja especialmente de los preceptos del Sintoismo, sin embargo depende del individuo si decide creer o no en el Panteón Divino, más los creyentes del taoismo saben que hay algo por encima de ellos que rige el mundo, sean dioses, fenómenos, o energía. Son respetuosos con las demás religiones, siempre que lo sean con ellos.

La meditación es una parte fundamental de esta doctrina. Se trata de la búsqueda de la paz a través de la comunicación con la naturaleza. Cuando se ha encontrado esta paz, cuando logras conectar con la naturaleza, se crea un estado de inmortalidad espiritual que trasciende del mundo terrenal. No es una inmortalidad como en el Jashinismo o el Sintoismo. Esta inmortalidad basa de la premisa de que, si estás conectado con la naturaleza, no puedes morir mientras Daichi siga existiendo. Trasciende todo lo conocido y por conocer.

Se siguen las enseñanzas del yin-yang. Dentro de todo lo bueno hay algo malo, y dentro de todo lo malo hay algo bueno. Mediante esta premisa los creyentes del taoismo reconocen que nada es perfecto, pues la naturaleza no lo es. No se trata de cambiar el mundo para que les acepte, sino de cambiar ellos para aceptar el mundo. No se busca negar la maldad, u ocultarla, sino de asumirla y convertirla en algo bueno. Cuando no logras ser uno con la naturaleza y mueres, tu cuerpo se re-encarna en un máximo de doce días, para tener una oportunidad más de lograr la inmortalidad.

Esta cultura se convirtió sin una sola gota de sangre en la filosofía oficial del País de la Nieve, y debido a sus tratos con el País de la Tierra, también se convirtió en la oficial de ese país mediante su influencia, de forma totalmente pacífica. Se sabe que el clan Hyuga es uno de los clanes más fieles del Taoismo, siguiéndolo fielmente. No posee organización propia, pues es una fe personal que atañe solo al individuo que la practica.














Religión que venera al único dios según ellos. La Muerte, también conocido como Jashin. Fue el hombre que logró dar forma al País de los Pantanos desde cero, uniéndolo bajo su mismo estandarte. Logró crear a una de las más grandes potencias de todo el mundo conocido, convirtiéndose en la religión más poderosa de la época. Es semejante al Shuha Shinto al hacer sacrificios para lograr la inmortalidad, pero muy diferentes en todo lo demás. Su inmortalidad no procede de los dioses, sino de los mismos yokais. No buscan el perdón de los dioses, sino el de los yokais, ofreciéndoles su alma y su cuerpo a cambio de una inmortalidad corpórea que trascienda los milenios. El único capaz de esta proeza fue el mismo Jashin, cuyos secretos se perdieron con su muerte, pues esa inmortalidad no es infalible, solo ante el paso del tiempo. O eso es lo que se cree. Es una religión que rechaza a las demás, sin importar cual sea, pues solo ellos tienen razón.

Jashin es conocido como un Shinigami, no como un mortal. Se cree que logró convertirse en un ente de pura oscuridad y descender hasta las profundidades del Yomi, donde tomó su lugar como Shinigami, un dios de la muerte. Los usuarios deben hacer un ritual para iniciarse dentro de esta religión, el cual cambia completamente su cuerpo. Su cuerpo se tiñe de azabache, dibujándose marcas por todo el cuerpo similares a las de un esqueleto, pero bastante estilizadas. Tras pintar en su pecho un círculo con su sangre y un triángulo invertido, y hacer lo mismo bajo sus pues, se debe orar a Jashin y ofrecer su cuerpo y alma a los yokais.

Los rituales de inmortalidad murieron con Jashin cuando el País del Fuego arrasó el País de los Pantanos. Hasta el día de hoy nadie ha logrado emular su inmortalidad. Se desconoce si se sigue creyendo a día de hoy, pero es seguro que en el País de los Pantanos nadie ha olvidado.